Skip to main content
artículosAutoconocimiento y confianzaDesarrollo personal

Recupera El Control De Tu Vida

By 11/12/2020diciembre 17th, 2020No Comments

¡Has llegado al sitio correcto! Recupera el control de tu vida con las claves que te vamos a contar a continuación.

¿Alguna vez has perdido algo? Las llaves de casa, los auriculares, el móvil…

Pues perder el control de tu vida es parecido, pasa casi sin darte cuenta.

Ya no sabes dónde estás, ¿Cómo me he dejado llevar tanto?

La marea te ha metido hasta el fondo del mar y tú solo querías un chapuzón.

¡Lo vamos a recuperar, recuperaremos el control de tu vida con estas 5 claves! Si me estás leyendo es que estás buscando información sobre ello, ¿Eso qué significa?

¡¡QUE YA TE HAS DADO CUENTA!! Has dado el primer paso en una buena dirección, ahora sigamos hacia tu objetivo.

No te puedo asegurar que en cuanto cierres mi artículo vayas a recuperar el control de tu vida, tendrás que trabajar en ello.

Pero estoy seguro que te ayudaré, soy un experto en perder cosas…

¿COMO SE SI HE PERDIDO EL CONTROL DE MI VIDA?

Vaya preguntitas te hago eh… Pero piénsalo, ¿Cómo intentarías saber si has perdido el control de tu vida?

¿Ya lo has pensado? No hagas trampas por qué a continuación va a ser cuando lo explique yo.

Para saber si has perdido el control primero tienes que saber cuál quieres que sea tu dirección.

¿Qué quieres? ¿Cuáles son tus objetivos? ¿Hacia dónde quieres dirigir tu vida?

Eres el capitán de tu barco, en medio del mar de la vida, con millones de posibilidades a tu alrededor.

Lo primero debe ser saber hacia dónde vamos ¿no? Sino el barco estará perdido en el mar.

Una vez hemos cogido el timón y sabemos hacia dónde vamos, nos falta algo…

¡Los tripulantes! Tu familia, tus amigos, la gente que te rodea y que te quiere…

Tenemos que analizar y conocer las personas de las que estamos rodeados y la relación que tenemos con ellos.

¿Cómo son conmigo? ¿Cómo soy yo con ellos? ¿Qué relación tenemos? Es más difícil llevar nuestro barco a tierra solos, ellos nos ayudarán a conseguirlo, así que antes de coger el timón

¿Quién quieres que esté contigo en tu barco?

Timón en las manos, buenas compañías y apoyos y un objetivo claro, parece que lo tenemos… Pero para llegar a escuchar “tierra a la vista” faltan días de trabajo y ese es el trabajo que vas a tener que hacer después de leerme.

¿5 MOTIVOS POR LOS QUE HAS PERDIDO EL CONTROL DE TU VIDA?

Antes de recuperarla debemos saber cómo hemos llegado a este punto, así que te pregunto otra vez, y esta vez no me hagas trampas y pases a leerlo directamente,

piénsalo ¿Qué pasos has tenido que dar hasta llegar a perder el control de tu vida?

Aquí las tienes, tú me las pides y yo te las doy, las 5 claves para perder el control de tu vida.

¡No sigas estas 5 claves! A menos que quieras perder totalmente el control de tu vida. Utilízalas para darte cuenta de cómo has llegado hasta aquí.

Más adelante te daré las 5 claves para recuperar tu vida, ¡A esas tienes que estar muy atento!

1. NO DEDICAR TIEMPO A CONCERTE

Muchas veces no encontramos nuestros objetivos porque no nos conocemos realmente.

Se nos hace muy difícil salir de la rutina que hemos creado (la mayoría de veces inconscientemente) para centrar un poco más nuestra atención en conocernos.

Desde dónde me estás leyendo, ¿Ordenador móvil…? Sea donde sea la tecnología desde hace un tiempo se ha instaurado en nuestras vidas.

Las redes sociales, el trabajo, los estudios… Normalmente llevamos una vida demasiado ajetreada y no nos damos tiempo a nosotros mismos.

¿Quién eres? ¿Qué te gusta hacer? ¿Qué se te da bien? ¡¿Por qué molas?!

2. NO TENER PROPÓSITOS

Si lo que quieres es perder el control de tu vida este es un paso indispensable.

No tengas ningún objetivo o ningún propósito que ponga la dirección en tu vida.

Perdido en el mar de las dudas, dejándote llevar por la marea de la sociedad. Todos hemos hecho alguna vez algo porque los demás lo estaban haciendo, para encajar.

Esto ocurre muchas más veces de las que piensas. ¿Nunca has escuchado a algún joven decir que ha estudiado una carrera porque sus padres le dijeron que es la que más dinero le daría o la que más salidas tiene?

La marea te lleva hacia donde va la mayoría, pero eso no tiene porque ser la buena dirección.

Es más, ninguna dirección es la correcta. La dirección correcta va en función de cada persona, cada uno de nosotros debe tener unos propósitos personalizados a nosotros mismos. Esa será tu dirección correcta.

3. NO VERTE COMO ALGUIEN CAPAZ DE CONSEGUIR LO QUE TE PROPONES

No soy capaz de proponer y conseguir algo, eso no va conmigo, yo soy más flojo…

Esos son ejemplos de pensamientos negativos que contribuirán a hundirnos hacia nuestra perdición en la vida. Todos nos hemos propuesto algo y por unas cosas o por otras lo hemos dejado a un lado, ¡Todos!

Pero el arte está en retomarlo más adelante, enfocarlo de otra forma o simplemente dejarlo de lado sin remordimientos pero sabiendo que somos capaces de hacerlo y simplemente no hemos querido por cualquier motivo.

4. NO ARRIESGAR NI VIVIR EXPERIENCIAS

Una vida monótona sin ninguna salida de escape que nos permita vivir experiencias diferentes o “arriesgadas”.

Esto no significa que tengas que bucear con tiburones y darle un abrazo a ver lo que ocurre, sino buscar adaptar tu día a día a situaciones que te aporten energía y experiencias diferentes. Todos los puntos van relacionados.

Necesitamos conocernos, conocer nuestros objetivos y respetarnos para poder enfocar en una buena dirección estas experiencias.

Para llegar hasta aquí no has arriesgado nada, no te has salido nunca del tiesto, rígido cual piedra en la montaña…

Es simplemente dar un paseo en un momento en el que no estaba pensado hacerlo, acercarte a la playa (si tienes suerte y tienes playa cerca), comer algo diferente o probar a hacer algún plato nuevo. Lo que a ti te apetezca.

5. NECESITAR LA APROBACIÓN DE LOS DEMÁS PARA TOMAR DECISIONES

Está bien pedir opiniones y conocer la visión de los demás sobre lo que vamos a hacer, pero debemos ser siempre nosotros los que tomemos las decisiones en nuestra vida.

No te hace falta la aprobación de nadie para seguir adelante con lo que te propongas.

Bueno… o sí. ¡ Necesitas tu aprobación! Si has necesitado la aprobación de los demás antes de tomar decisiones en vez de tomarlas por ti solo es posible que estés aportando a perder el control de tu vida.

5 CLAVES PARA RECUPERAR EL CONTROL DE TU VIDA

¡Ahora sí! Señoras y señores, damas y caballeros, todos y todas… con nosotros han venido hoy hasta vuestras casas… Las 5 claves para recuperar el control de tu vida.

1. CONÓCETE

Eres la persona con la que más tiempo vas a pasar en toda tu vida. Son datos…

Entonces, ¿No es mejor que te conozcas y que te guste conocerte? Tus gustos, tus motivaciones, tus pensamientos, tus valores, tus creencias…

Es importante que nos esforcemos en conocernos e invirtamos nuestro tiempo en ello. Reserva una parte del día a ello, a reflexionar sobre ti, sobre tu día, lo que has hecho bien y lo que has hecho mal, lo que te gusta y lo que no, lo que puedes mejorar, lo que te gustaría hacer…

No hace falta que sean 2 horas al día, con un rato al día de 20 minutos es suficiente.

Actúa, no pienses en lo que vas a hacer, hazlo.

Si no sabes cómo hacerlo o te cuesta mucho y crees que te va a servir puedes buscar ayuda con algún profesional especializado. ¡Esa opción siempre va a estar ahí!

Por aquí os dejo un artículo sobre el autoconcepto para que tengáis más información, ¡Os va a venir muy bien! El artículo es «Lo que un buen autoconcepto puede hacer por nosotros».

https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/5288543.pdf

2. CUÍDATE

Quiérete y respétate. Si algún día te sale algo mal o no lo haces como te esperabas no tienes por qué castigarte, son cosas que pasan, no pueden ser todos los días buenos.

Si quieres realmente recuperar el control de tu vida tienes que cuidarte.

¿Cómo te gusta que te traten? ¿Te tratas como te gustaría que lo hiciesen los demás?

Dale importancia a los comentarios que te dices, a los pensamientos que tienes e intenta modificarlos cada vez que te des cuenta. Estate alerta a ellos. Esfuérzate en cuidarte y no te arrepentirás.

3. PLANTÉATE OBJETIVOS Y PROPÓSITOS

¡Un mapa del tesoro!

Un buen plan de acción en función de tus objetivos te guiará hacia tus propósitos de vida y hacia quien quieres ser realmente. Va a ser difícil.

Tanto encontrar los que realmente quieres tener como implementarlos en tu vida. Tenemos un conjunto de hábitos instaurados en nuestras vidas que muchas veces no hemos elegido y si queremos nuevos objetivos, debemos tener nuevos hábitos.

¡Sal ya de ese bucle!

Veo las redes, la tele y estoy tirado en el sofá jugando con el móvil cada día, lo que no me deja tiempo para pensar en mis objetivos.

Al no darme cuenta de mis objetivos sigo haciendo esa rutina lo que provoca que piense aún menos en que es lo que quiero realmente.

¡Dale la vuelta! No tienes porqué eliminar esos hábitos, si te gusta hacerlo hazlo, pero conscientemente.

Organízate, ten un tiempo para esas cosas que te gustan y otro para plantearte objetivos, conocerte, aprender…

Cuando tengas tus objetivos claros ve a por ellos y le darás la vuelta a esto. Tener unos objetivos cambiará tus rutinas y eso hará que elimines las anteriores.

Cuanto más lo hagas más te vas a acostumbrar a este nueva vida enfocada en ti mismo/a y en tus objetivos.

4. NO TENGAS PRISA

Es un proceso. No vamos a hablar de tiempo.

Esos objetivos cambiarán a lo largo de tu vida y la idea es que este proceso dure toda tu vida. Y eso es lo bonito. Disfrutar de esos cambios de objetivos, del proceso de conseguir esos objetivos y sobre todo de la celebración de conseguir esos objetivos. Sin darte cuenta llegará un momento en el que digas “¿Y ahora tengo el control de mi vida?” Y la respuesta sea un sí rotundo. Pero para ello olvídate del tiempo, de las prisas y de la necesidad de tenerlo todo ya. Somos la sociedad del “Fast food”, necesitamos que nos den todo ahora, ya.

5. DISFRUTA

Como he dicho antes, disfruta del proceso “enjoy the process”.

En inglés siempre queda mejor todo. Es la clave, la guinda del pastel. Vivir algo porque es lo que toca hacer es cansado y aburrido.

Aprende, disfruta, emociónate sin miedo con todo lo que te vaya pasando.

Solo tenemos dos vidas. Y la segunda empieza cuando te das cuenta que solo tienes una.

Es como si fuese un juego. Te han dado la oportunidad de manejar a tu antojo la vida de un personaje. Aprovecha y haz lo que realmente te apetezca hacer.

¿Y AHORA CÓMO ORIENTO MI VIDA?

Buena pregunta… Espero que lo hayas leído todo al detalle, incluso te hayas hecho apuntes. Pero lo importante es que te hayas dado cuenta y empieces a moverte.

ACTÚA. Actúa sin miedo. Vas a fallar seguro. Pero unas veces se gana y otras se aprende.

Si quieres que te ayudemos personalmente para dar el empujón que te hace falta, te recomiendo que nos escribas a contacta@psicologiaycomunicacion.com A veces el trabajar con un profesional te puede hacer el camino más fácil y más corto

 

Nadie nace con la capacidad de hacerlo todo perfecto. Empieza a hacer cosas en esa dirección hacia la que quieres ir y no tengas miedo de cambiar la forma de ir hacia esa dirección o de cambiar la dirección.

Cada uno tenemos nuestra vida. ¿Vas a dejar que la tuya no dependa completamente de ti?

 

¡IMPORTANTE!

Como te he ido diciendo durante todo el artículo es importante que trabajes por tu cuenta, no vale solo con leerse un artículo, puede servir de ayuda pero no lo es todo.

¡Así que ya que estas aquí pásate por nuestra página web y nuestras redes sociales ya que en Psicología y Comunicación estamos especializados en ayudarte con ello!

 

Por: Asier García

4.7 6 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x