Skip to main content
artículosComunicacionHabilidades Sociales

Las 5 Claves Para Hablar Con Seguridad Y Confianza

By 22/03/2021abril 6th, 2021No Comments

 

Tener que hablar con alguien, aunque sea para pedirle la hora, supone un reto para muchas personas. Si también lo es para ti sigue leyendo porque te traigo… ¡¡Las 5 claves para hablar con seguridad y confianza!!🥳

Existe algo así como la sal, que arregla cualquier comida, en la comunicación. Se le suele llamar habilidades sociales…

Para conseguir hablar con confianza y seguridad tenemos que desarrollar estas habilidades todo lo que podamos.

1. ¿QUÉ SON LAS HABILIDADES SOCIALES?

Las habilidades sociales son un conjunto de capacidades que facilitan el proceso de interacción con los demás.

Son recursos que todos poseemos, pero que muchas veces, por lo que sea, no se han desarrollado tanto como nos gustaría.

Existen las llamadas habilidades sociales básicas, como es saber iniciar un diálogo, mantener una conversación, ofrecer una opinión, pedir disculpas, etc.

Y aunque puedan parecerte cosas muy evidentes ¿Cuántas veces te ha sido un drama iniciar una conversación con tu jefe o la chica que te gusta? ¿Cuántas veces has guardado tu opinión para ti?

Son cosas que parecen muy obvias, pero que a veces cuestan más de conseguir que los billetes de 500€.🤑

Pero para eso estás aquí, puedo ayudarte a mejorar todas estas habilidades sociales solo si lo que quieres es ser una persona más carismática y te apetece sentirte mejor y más segura de ti misma en las interacciones sociales.

Recuerda que esto lo haces para ti, para sentirte más dueño/a de tu vida y no para satisfacer las expectativas de otras personas. 

Ahora sí, vamos con las 5 claves para mejorar las habilidades sociales.

2. PRIMERA CLAVE: CONOCER TUS MIEDOS

Muchas veces te habrás quedado sin hacer cosas por el miedo a preguntar y ser rechazado/a. La verdad, no tengo garantías para que eso no pase.

Pero sí que existe un gran sentimiento de control de uno mismo cuando aceptas y comunicas los miedos que suponen algunas situaciones.

Si te da miedo hablar con desconocidos, es lo PRIMERO que debes tener presente, no intentes enmascararlo; paradójicamente, cuanto más intentas disimular algo más centras la atención ajena en ello. 

Existe una tendencia humana a atraparnos en la imagen que queremos dar de nosotros.

Si intentas demostrar que no eres tímido, acabarás siendo otra persona distinta, y las personas quieren conocerte a ti, con todo lo que eso conlleva.

No hay características buenas ni malas, hay rasgos, que nos modulan, pero no nos controlan. 

Y si la timidez es algo que te posee, que te hace sentir menos tú, aquí te enseñamos a trabajarla:

Recuerda: primer paso aceptar lo que eres, para trabajar con ello.

No tengas miedo a descubrir aquellas partes más oscuras o que no te gustan tanto de tu persona, son también parte de ti y tienes que conocerlas para tu propio crecimiento personal, así que motívate por el deseo de conocerte, de cambiar, y de mejorar.

Aquí tienes un ejercicio que nos gusta hacer en nuestras sesiones para que te sea más fácil el proceso, empiezo yo… ¡sigue tú!

MIEDO DESEO ACCIONES
Miedo a la soledad Deseo tener amistades sólidas, deseo estar con personas que me quieran tal cual soy. Deseo poder recurrir a alguien cuando lo necesite. Apuntarme a actividades donde pueda conocer a gente, y comenzar a abrirse hablando de mis miedos y deseos, proponer planes…
Miedo al rechazo …. ….
Miedo al cambio …. ….

La idea es que hagas el ejercicio y luego hagas un trabajo a partir de el, ya que este cuadro nos está dando muchas de las claves que estamos buscando para resolver este problema.

Ya conocemos los deseos que se esconden tras los miedos y las acciones que podríamos hacer para afrontarlo.

3. SEGUNDA CLAVE: PROTAGONISMO

En los tiempos que corren, las sociedades cada vez se vuelven más egocéntricas, no nos paramos a pensar en el otro, tampoco a escucharlo y eso hace que la comunicación entre personas se rompa.

Una vez has reconocido tu miedo y eres capaz de comunicarlo, has creado un ambiente donde otras personas se sentirán libres de hacerte saber sus miedos, preocupaciones, etc. 

Aquí tienes dos técnicas que te ayudarán con ello:

1. Realiza preguntas

María: «El tema 6 es horrible, no hay manera de que se me quede, creo que voy a pasar el tema 7».

Respuesta habitual de la gente: «Aaah, pues yo….»

La tendencia a redirigir y ejemplificar la conversación con la primera persona da una imagen bastante egocéntrica de uno mismo, aunque realmente todos lo hacemos o lo hemos hecho… 

Respuesta alternativa: «¿Por qué es tan horrible? Si quieres podemos hablar de lo que trata a ver si es tan horrible como dices…»

2. Lenguaje no verbal

Esto es muuuuuy importante, si te pones a escuchar a alguien con cara de sepia, tirada/o en el sofá y de brazos cruzados probablemente se le vayan las ganas hasta de preguntarte dónde está el baño.

Te dejo un link por si quieres aprender sobre los mensajes subliminales de la mímica:

👉🏽Lenguaje No Verbal Y Lenguaje Corporal 👈🏽

El lenguaje no verbal muchas veces es más importante incluso que el propio lenguaje verbal, no es un simple complemento como muchas veces pensamos.

Dale la importancia que se merece y sobre todo recuerda, se puede trabajar y mejorar.

Nadie nace con el «don» de ser un crack con su lenguaje no verbal, todos lo hemos aprendido de alguna forma u otra.

4. TERCERA CLAVE: LA EMPATÍA

Esta clave, es la más difícil, porque tiene unos rasgos biológicos que nos predisponen a ser empáticos con los demás.

¡Pero estás de suerte!🍀

la empatía, como el glúteo, se puede trabajar. 

Evidentemente, hacerlo es cosa de nuestra parte más primitiva y tiene mucho que ver con la supervivencia.

Establecer juicios es normal y habitual.

Pero también lo es la agresividad y no vamos dando guantazos a diestro y siniestro (espero).😬

El problema de no dejar los juicios en nuestro pensamiento es que a veces se les concede una interpretación que puede llevar a problemas importantes (presuposiciones, discriminación, etc.)

Esta habilidad sin duda es la más difícil porque todos juzgamos pero nadie quiere ser juzgada/o… «Consejos vendo para mi no tengo».

También es un problema para la empatía la normalización de la sociedad de pasarse el día estableciendo juicios sobre todas las personas y cosas de nuestro alrededor (programas de televisión, redes sociales…).

Pero aún así, hay dos maneras de romper con estas actitudes arcaicas:

EVITAR JUICIOS

Evaluar el contexto para saber si estar alerta o no, es natural. Pero muchas veces se nos va de las manos.

Tenemos tendencia a establecer juicios de todo lo que hacen personas de nuestro alrededor, incluso cuando no nos conviene y es algo que nos aleja de la empatía. 

Intentar sentenciar a Sofia como mala compañera por no haberte ayudado en una tarea, es alejarte de intentar entender el «porqué» no ha podido hacerlo. 

¿Qué ocurre? Que cuando te dirijas a ella te acercaras con la rabia de que no te haya ayudado y no tanto con la comprensión o interés por saber sus motivos de no hacerlo.

Presuponer nos aleja de ser personas empáticas y comprensivas con los demás.

No estás en una cabeza ajena para entender sus actitudes.

Ir con una idea sesgada de sus actos te alejará de una conversación constructiva. 

Juzgar es encasillar a personas, objetos o actitudes en cajones, y siento decirte, que todo lo que definas, todo lo que encasilles, lo limitas. 

Dejar de suponer es el inicio para ser un experto en entornos sociales, nadie se acerca a personas que les van a enjaular a la primera de cambio

Enfadarte por que alguien “pase” de tu mensaje o molestarte si una persona esta seria, son ejemplos de juicios donde estás culpando de una situación ajena a tu persona.

Tal vez no responde porque está en una reunión… 

Prueba a preguntar y no tanto a pensar y deducir sin información.

APRENDER A PERDONAR

Cuando evitas hacer juicios hacia las personas, el perdón viene solo. Esta actividad es imposible, si no practicas la primera.

El perdón es un acto de amor propio, cuando la rabia ha terminado y no tiene ninguna función constructiva, no sirve de nada convertirla en rencor, te alejará de poder mantener relaciones sanas y también conversaciones constructivas.

Si a tu jefe le tiras por cara que lleva 15 años sin subirte el sueldo, las probabilidades de que te lo suba, si se lo dices así, son mínimas.

Para solucionar problemas como este nos gusta desarrollar el superpoder de la asertividad. ¿No sabes que es la asertividad? ¿Quieres este superpoder? Te dejamos uno de nuestros artículos con herramientas sobre asertividad que en Psicología y Comunicación solemos utilizar:

👉🏽La Fórmula Secreta De La Asertividad👈🏽

Pues bien, si a tu amigo le dices que siempre hace las cosas mal, las ganas de cambiar o de intentar trabajar en vuestra amistad van a ser nulas.

El perdón no implica retomar relaciones, si no liberar la rabia hacia alguien que esté presente en tu cabeza.

Y es que, cuando aprendes a perdonar, aprendes por inercia a no hacer juicios.

Entender al ser humano como lo que es y no como una máquina compuesta para satisfacer tus necesidades te ayudará a desarrollar una empatía abrumadora y necesaria para cualquier conversación o situación social. 

¿Y si los demás no son empáticos, para que voy a serlo yo? Porque no todo el mundo tiene la capacidad de hacer un mundo mejor y más humano.

Las personas eligen entornos donde se sientan libres.

Donde puedan ser ellas mismas sin sentirse juzgadas y donde tengan la libertad de ser humanos con los pequeños o grandes errores que ello conlleva a veces. 

5. CUARTA CLAVE: COMUNICACIÓN EMOCIONAL

Muchas personas han normalizado el hecho de no expresar sus emociones, ni comunicar cómo se han sentido tras una situación.

Aunque es totalmente respetable, esto dificulta el proceso de interacción entre personas.

La comunicación emocional es un signo de inteligencia emocional

Cuando expresamos la emoción atraes a la persona a seguir interactuando contigo o no, en función de lo que hayas sentido.

Cuando los demás reciben un feedback de tus acciones les ayudas a saber qué camino seguir, qué cosas te gustan o que cosas te molestan.

Pero si no dices nada, estás obligando a las personas a presuponer como te has sentido y, lamento decirte, que es una habilidad que no todos poseen y es un error esperar que la gente la tenga.

Al principio, parece un poco cursi decirle a alguien “Me ha encantado estar contigo”, pero verás que las personas sienten una gran alegría cuando expresas tus emociones de manera asertiva.

Además, no hace falta que seas cursi, siempre puedes llevar esta clave a tu lenguaje, las más usadas son: 

“Me lo he pasado guay, podríamos repetir”.

“Ir hoy al cine no me apetece, la última vez casi me duermo”.

“Hoy estoy un poco nerviosa, te hablo mañana mejor”.

“Me ha hecho sentir un poco mal el comentario de ayer, igual no te diste cuenta”. 

Si la asertividad te sigue sonando a chino y te gusta más ver videos que leer tanto, te dejo un video para que aprendas a desarrollar esta crucial habilidad:

6. QUINTA CLAVE: DOMINA LAS CONVERSACIONES

¡¡Ojooooo!!👁️

No te voy a enseñar a que seas el foco de atención de todas las conversaciones.

Dominar las conversaciones no quiere decir que seas como el cuñado en Nochebuena hablando de política. Si no, que cuando tengas que hablar o te apetezca tengas los recursos para ello.

Si lo que te apetece es iniciar una conversación puedes empezar por preguntar, el típico “¿Qué tal estás?”.

Pero si lo que quieres es que una persona se sienta realmente a gusto, pregúntale sobre ella misma, a los humanos nos encanta hablar de nosotros, de nuestros gustos, de nuestro recuerdo favorito, etc.

Vamos a profundizar un poco más con estos 3 CONSEJOS PARA DOMINAR UNA CONVERSACIÓN:

NO MORE DRAMAS

Nos encanta ser «Drama Queens» en la vida, pero a la gente le agotan las montañas de un grano de arena.

(Cuándo se te cae la tostada al suelo)

La gente busca personas con capacidad de definir un problema y evaluar soluciones. OBJETIVIDAD Y COHERENCIA, los malos rollos solo nos gustan en la tele.

Las cosas no siempre son un drama, aunque los humanos nos esforzamos en hacerlo.

Está bien que las emociones generan dramas internos, pero si atiendes siempre a tus impulsos, acabarás por espantar a la gente.

¿Cómo dejar de ser tan dramático?

No existen fórmulas mágicas para acabar con cosas como estas. Necesitas tiempo.

Tiempo de trabajo en ello.

Plantéatelo y trata de mejorar día a día. Anótatelo si hace falta.

Piensa en los progresos que vas haciendo y anótalos en un diario, en las notas del móvil o donde sea pero si no tamos acción no llegarás a ningún lado.

Es muy común pensar, «Vale, voy a dejar de ser tan dramas».

Piensas dos días en ello y se acabó el proceso. Como el gimnasio.

Tienes que planificártelo a tu manera, de forma realista y con mini objetivos.

De nada sirve proponerte que vas a ir 7 días a la semana 2 horas si no lo puedes cumplir. Y de nada sirve tampoco decirse a uno mismo «Voy a ir al gimnasio». ¿Cuándo? ¿Para qué? ¿Y tus mini objetivos?

Con esto es igual. Plantéatelo. ¿Por qué lo haces? ¿Cómo lo vas a hacer? Ponte mini objetivos que te vayan llevando día a día a tu objetivo final.

Ejemplo: Quiero dejar de ser tan dramática/o con situaciones tan simples.

Lo primero que haré será plantear por qué quiero eso, ya que será el motor que me lleve a mi objetivo, y lo segundo será plantear cómo lo haré.

«Cada día que surja una situación que me pueda llevar a ser dramático me voy a anotar cómo lo he llevado y cada día intentaré hacer un pequeño cambio con respecto a la anterior situación».

Sin darte cuenta pasará el tiempo y habrás mejorado en la gestión de esas situaciones tanto que ni te reconozcas.

RESPONSABILIDAD

Por regla general es una capacidad bastante perdida, la gente habla y le importa bien poco las consecuencias de lo dicho.

No me sirve la frase de “Es solo un comentario”, ni tampoco “Yo soy así”.

La capacidad de asumir los errores en una conversación y relación interpersonal es un acto de inteligencia excesiva que no todos pueden permitirse, pero tu sí.

Aprende a asumir que tus palabras o actos, pueden hacer daño, aunque no sea tu intención, las causa y efecto no guardan muchas veces relación con la intención.

Dejemos a un lado el orgullo y si hemos dañado a alguien responsabilicémonos de nuestras palabras y nuestros actos.

El proceso para conseguir responsabilizarnos de nuestros actos es parecido al anterior punto, poco a poco, sin pausa pero sin prisa.

Lo más importante siempre es darse cuenta y ser consciente de la situación.

NO ERES DIOS

La gente odia la superioridad moral e intelectual. Insisto, si no quieres parecer tu tío en Nochebuena, aprende a tratar los temas desde la humildad.

Las personas sienten placer en conversaciones donde una persona, aunque sepa mucho de algo, intenta explicar el tema sin intención de presumir de su conocimiento, ni dar una clase de doctorado.

Rechaza ser “tolosa” (to´lo saben para los amigos).

 

7. CONLCUSIÓN

Las habilidades sociales no son más que herramientas que nos alejan de nuestra parte más animal y nos acerca a nuestra peculiar capacidad de entender al otro y tratarlo como igual, algo que, casualmente, nos encanta.

Recuerda que solo tú tienes la capacidad de desarrollar tus habilidades sociales, y que esto es por y para ti.

Puede costar empezar porque va en contra de lo que la gente suele hacer normalmente, pero que hay más bonito que invertir en ti, trabajar en tu desarrollo.

No te esfuerces en ser quien no eres, no tienes que seguir estas claves al pie de la letra, si no hacerlas tuyas, como todo.🔛

Y si se te hace demasiado difícil no dudes en contactar con algún especialista ¡Es tu vida! ¿Qué hay más importante que eso?

Por: Marta Melado

Psicología y Comunicación

 

 

 

psicologia_y_comunicacion

 

 

 

Psicología y Comunicación

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x