Cómo relacionarse mejor con los demás| Caso clínico

Bienvenidos a todos a la penúltima entrega de esta serie de artículos sobre casos clínicos de Psicología y Comunicación. Dejando atrás ya a Eva e Iván, hoy tenemos el caso de Eneko, dónde trataremos un tema muy habitual en la sociedad actual: cómo relacionarse mejor. Además veremos cómo este tema se compaginará con el hecho de reducir la ansiedad, un aspecto que ya hemos tratado indirectamente en alguno de los casos anteriores.

También te puede interesar:    

Descripción

Rondando la treintena de años, Eneko es un alto directivo de una empresa. Ya desde joven estudia y trabaja a la vez, es una persona muy autoexigente, esto provoca que solucione cosas complejas con relativa facilidad. Tanto en su entorno laboral como académico siempre se ha sentido mejor que los demás.

eneko1Sus relaciones no le llenan, cambia habitualmente y no sabe identificar si esta enamorado del todo. Le ascienden a CTO y se da cuenta de que ha llegado a un punto en el que por mucho que mejore no disfruta de su trabajo. Solo se centra en cómo ser más efectivo.  Asume las relaciones sociales como una obligación. Además, manifiesta que siente ansiedad en reuniones, en conversaciones con jefes etc. Pero lo refiere más bien a una falta de disfrute, no al hecho de pasarlo mal.

Él quiere hablar en público de forma más cómoda, reducir esa ansiedad de la que habla, y disfrutar de las relaciones en general.

Objetivos

Se pueden intuir algunas hipótesis dentro de este caso. Como siempre, el trabajo del terapeuta será discriminar unas opciones de otras, hasta dar con la que sea coherente a la realidad objetiva.

Vemos que desde luego Eneko parece presentar algunos puntos clave: la autoexigencia, la ansiedad y la carga de trabajo. Tanto es así que si observamos con detenimiento, no parece haber un malestar explicito sobre ansiedad, o sobre una falta de enamoramiento por ejemplo. Más bien, da la impresión de que esas emociones aparecen cuando no es capaz de alcanzar unas expectativas muy altas, bien en el trabajo, en las relaciones etc.

Sesión a sesión: cómo relacionarse mejor

Primera sesión

Primeramente, y dado que el aspecto de la ansiedad cojea un poco, vamos a indagar en ese tema. Empezaremos con un test, dónde trataremos de aclarar si dicha ansiedad es general, si se da solo en ocasiones como hablar en público, o si es algo distinto de esa emoción, que también podría ser.

Acto seguido, psicoeducaremos en lo que es el proceso de ansiedad, tomando como referente esa gráfica al estilo de campana de Gauss, para que Eneko integre como esta emoción es limitada, y qué actitudes suyas pueden estar influyendo en ese manejo.

eneko3En segundo lugar trataremos de explicarle a su persona como un conjunto de sistemas. Esto lo hacemos, porque como hemos visto en la descripción, Eneko parece ser una persona muy volcada en su trabajo, tanto que una de sus peticiones es cómo aprender a relacionarse mejor, algo que da a entender que está tan implicado en esa área, que está descuidando otras.

Por último, y dado que hemos visto que tiene un nivel de autoexigencia muy alto, pasaremos un cuestionario de ideas irracionales. A priori, parece ser que en dicho cuestionario deberíamos percatarnos de que tiene una forma de concebir su vida, y unas expectativas poco adecuadas para una vida de disfrute.

Por lo tanto, terminaremos esta sesión con un entrenamiento en manejo de ideas irracionales, ya que por lo que parece, Eneko es una persona que tiene que librarse un poco de esas expectativas de perfección y de esa necesidad de ser efectivo en cualquier área de su vida, para empezar a disfrutar de sus relaciones, sentir menos ansiedad, o hablar en público más cómodamente.

Segunda sesión

No obstante, un psicólogo debe saber jugar también desde la posición de la otra persona. Cada paciente viene con unas demandas, y si nos centramos solo en satisfacer aquello que vemos “oculto”, la persona puede sentirse ignorada.

Eneko nos hablaba de controlar la ansiedad, así que la técnica de relajación de Jacobson, será una forma muy útil de satisfacer dicha demanda. Como siempre, trabajaremos reduciendo el número de grupos de músculos: 16, 8 y 4, para generalizar esta técnica.

eneko2Si os dais cuenta, y dado que Eneko es una persona autoexigente y también inteligente, estamos trabajando con técnicas muy formales, muy mecánicas y que pueden exigir al paciente ciertas capacidades. Esto se ajusta al perfil de Eneko, y puede provocar que se sienta valorado e implicado en la terapia.

Por último, revisaremos los primeros ejercicios de ideas irracionales, tratando de empezar a sacar algunas distorsiones en su pensamiento, para ponerlas en duda de cara a aprender como relacionarse mejor, o cómo hablar en público reduciendo la ansiedad.

Mejora tus habilidades sociales

Tercera sesión

Seguimos tratando de ver qué aspectos clave son útiles trabajar con él. La empatía es uno de los pilares de la capacidad de relacionarse cómodamente.  Por lo tanto comenzaremos por pasar un cuestionario, con el fin de identificar en qué punto está él.

Hablaba de la dificultad para saber si está completamente enamorado, y también para disfrutar de las relaciones. Esto puede ser algo meramente cognitivo, pero también puede tener este componente emocional.

Este trabajo lo uniremos con una historia de vida, dirigida a todas las áreas de su vida excepto la laboral. Queremos conocer su lado emocional, salir de esa autoexigencia laboral, y ver bajo que patrones y valores se mueve en su vida relacional.

Por último, y como será habitual, volveremos a tratar las ideas irracionales; seguimos trabajando sobre su flexibilidad a la hora de entender el mundo, las personas y a si mismo.

Cuarta sesión

En sesiones anteriores hemos trabajado con la técnica de relajación de Jacobson. Pero si recordáis hablábamos de ir reduciendo grupos de músculos. Eso es lo que haremos en este caso, dado que es una técnica que lleva prácticamente una sesión entera realizarla, y que necesita trabajo añadido.

Unido a esto, y como seguimos trabajando con el aspecto emocional para trabajar sobre cómo relacionarse mejor y cómo disfrutar más de esas relaciones, utilizaremos la técnica de la carta: por qué me siento agradecido. Ésta se utiliza sobre todo en personas con un estado de ánimo bajo, pero puede sernos útil como complemento a ese trabajo en ideas irracionales (qué volveremos a revisar al final de la sesión), dado que nos permite seguir valorando las cosas que Eneko ya ha conseguido, o tiene en su vida: es decir, cumplir con un nivel de expectativas inferior, más adecuado.

Quinta sesión

Tanto para hablar en público, como para aprender a relacionarse mejor, una de las claves es la práctica. Esta sesión tendrá ese carácter en todas sus tareas. Comenzaremos con la técnica de los 50 segundos, dónde trabajamos la forma de presentarnos a nosotros mismos, y lo haremos desde un punto de vista emocional, y de forma que podamos llegar a los demás a través de este lado de la persona, y no de lo objetivo y de lo que debería ser.

20 minutos hablando, será el siguiente paso. Subiremos el nivel y ahora trataremos de que Eneko también sea capaz de interesarse por otra persona, de entender que información está transmitiendo y porqué, y de dirigir la conversación hacia el disfrute y no hacia su antiguo estilo de comunicación.

eneko4¿Por qué tener un pingüino en casa?, es el culmen llevado a lo absurdo de esta sesión. Introduciremos el humor, para completar un ciclo dónde trataremos de mostrar a Eneko cómo progresivamente podemos comunicarnos de forma más divertida, emocional, entretenida y por lo tanto como aprender a relacionarse mejor y a disfrutar más haciéndolo.

Sexta sesión

Si os dais cuenta llevamos varias semanas trabajando con ideas irracionales. Éstas habitualmente son pensamiento más o menos amplios, ideas generales. Por eso ahora vamos a avanzar y a concretar un poco más. El trabajo en distorsiones cognitivas se dedica un poco más al lenguaje concreto que utilizamos cognitivamente para dirigirnos a nosotros mismos.

De hecho hay una relación muy estrecha entre las ideas irracionales que tenemos y las distorsiones cognitivas de nuestros pensamientos, por eso, será útil trabajar esta área.

En segundo lugar, la técnica del desapego de las emociones parece idónea para Eneko. Alguien tan centrado en cumplir con las más altas metas existentes, parece que emocionalmente también tiene que aprender a restar importancia a ciertas emociones, esta técnica además nos permite trabajar de forma dinámica. Seguimos alimentando por lo tanto un Eneko más desapegado, valga la redundancia, y más centrado en el disfrute y la autenticidad, y menos en el deber y la exigencia.

Séptima sesión

Aprender a relacionarse mejor, sentirse más cómodo relacionándose, hablar en público con mayor facilidad etc. Tienen una influencia muy grande de nuestro autoconcepto autoestima.

Aunque parezca que no, ya hemos ido mejorando la autoestima a través de la reducción de expectativas respecto a los demás y  respecto a uno mismo. Pero ahora parece sensato ver cómo se valora Eneko, sobre todo en áreas distintas de la laboral.

Relacionarse mejor, implica saber identificar y transmitir con precisión y efectividad aquello que somos.

Por lo tanto en esta sesión combinaremos tres técnicas. La primera tendrá que traerla hecha de casa: preguntar cinco rasgos positivos de personalidad y del físico a cinco personas cercanas.

eneko5La segunda será un inventario de autoconcepto, que al final compararemos con esa primera tarea, para establecer diferencias y similitudes entre quién es Eneko y lo que está transmitiendo realmente.

Por último, después de esa comparación el símbolo nos permite decir: bien, ahora que sabemos quién y qué transmites, si conseguimos que ambas cosas se unan y aplicamos las mejoras que consideres oportunas, ¿quién es el nuevo Eneko?

Se trata de adquirir un compromiso firme con la imagen de la persona que queremos alcanzar, ya no solo nosotros como terapeutas, sino también él como paciente.

Octava sesión

Un taller de empatía podría ser idóneo para este caso. Previamente habíamos diagnosticado su nivel mediante un cuestionario, pero ya no solo nos referimos al hecho de que tenga capacidad o no, sino de que también vea su utilidad a la hora de aprender cómo relacionarse mejor.

Trabajaremos en él con distintos role playing, que se adaptaran a las situaciones de su vida que a lo largo de la terapia hayamos identificado relevantes: laboral, pareja, familia etc.

Por último, seguiremos revisando tanto ideas irracionales como distorsiones cognitivas. Cómo podéis apreciar, estamos complementando un trabajo dinámico-emocional con un trabajo cognitivo. Es decir, lo que vemos que flojea en su forma de ser, con su aparente fuerza primaria que es la capacidad intelectual.

Novena sesión

Volvemos a aportarle otra herramienta: taller de asertividad. Previamente pasaremos un cuestionario para medir su nivel. En este caso el objetivo es que aprenda no solo una forma de comunicación habitual más útil, sino una herramienta eficaz a la hora de expresar sentimientos y de tener en cuenta los de los demás.

La asertividad es también un estilo de comunicación con uno mismo, este será el momento de enlazarle el concepto con el trabajo cognitivo que venimos haciendo; para hacerle entender que no solo podemos hacer sentir mejor a los demás, y llegar a puntos de utilidad comunes con la asertividad. Sino que es algo que también funciona con nuestra propia mente, para aumentar el bienestar y el disfrute.

Cabe apuntar por último, que este estilo al ser eficaz para gestionar críticas, crear relaciones sanas etc. También nos permite reducir niveles de ansiedad, por el mero hecho de adquirir recursos para multitud de escenarios.

Por lo tanto como vemos, todo lo que trabajamos sigue satisfaciendo sus demandas: cómo relacionarse mejor, cómo hablar en público más cómodamente y cómo reducir su ansiedad.

Décima sesión

Última sesión, y lo cerramos con algo que le haga pensar: qué te hace sentir libre y qué te hace sentir esclavo. Una forma dinámica, y con un lenguaje distinto de seguir tratando expectativas, distorsiones etc.

Tratamos de que Eneko siga intentando tener en cuenta que su vida como conjunto de sistemas necesita, que tolere cierta reducción de nivel en cuanto a sus resultados laborales y su efectividad como trabajador y como persona. Y que aumente el sistema que compone el disfrute, la diversión, la contemplación, la tolerancia al fracaso, el humor etc.

Después corregiremos por última vez los ejercicios cognitivos que veníamos realizando y lo asociaremos con el ejercicio anterior, dejando claro, cómo bien a nivel más experiencial, o bien a nivel teórico, todo el rato estamos hablando de lo mismo.

Terminaremos la terapia con el mapa del señor X, una técnica muy habitual en estos artículos, dado que nos permite decir: este eras tú, este eres tú ahora, y todo ese camino lo han recorrido tus pasos, ¡enhorabuena!

fer“Fernando es un psicólogo abulense  graduado en la Universidad Pontifica de Salamanca. Actualmente cursa el máster en psicología general sanitaria en el mismo lugar. Ha sido ponente de TEDx con “5 Pasos más allá de la fobia social” y alumno de prácticas en Psicología y comunicación y Egoland seducción. Por último, también es redactor en Menteca.org y fundador de Psicorockgia.”

1 comentario
  1. Jorgito
    Jorgito Dice:

    Soy una copia de Eneko pero bajo el nombre de Jorge, creo que muchos podemos ser o tener el mismo problema de Eneko, me alivia ver que hay formas para solucionarlo. Las estoy notando gracias a este articulo, ¡FELICIDADES!

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *