Skip to main content

Mi intención en este artículo es que tomes el control de cómo mejorar la comunicación interna en el trabajo y que a través del lenguaje comiences a generar el impacto que quieras.  Y que a su vez, sea el medio para ir alcanzando tus objetivos

¡Te voy a dar ya una clave de cómo mejorar la comunicación interna en el trabajo !

En la comunicación, tenemos que ponerlo muy fácil. Estamos acostumbrados a nombrar lo que NO queremos o lo que No nos gusta. Y así difícil va a ser que la otra persona cambie su conducta y que se alcance tu objetivo si no especifico exactamente qué es lo que quiero, que me gustaría que hiciese exactamente la persona con la que me estoy comunicando.

Te adelanto que me he empeñado en que dejes de darle vueltas al cómo tienes que llevar un equipo para que este responda como tú quieres. Para que dejes de darle vueltas al cómo tienes que hacer para acabar cada noche satisfecho con el día que has llevado por delante.

Que vivas, y no sobrevivas, que te sientas dueño de tu alrededor, y no como un apaga fuegos.  Que aproveches al máximo tu tiempo, y que no sientas que lo estás perdiendo. Todo ello lo puedes conseguir a través de la comunicación interna en el trabajo.

Y es que todos nos comunicamos, pero el mensaje puede construirse de mil formas distintas, y dependiendo de esta construcción conseguiremos unas cosas u otras, o sencillamente ninguna.

El recurso ya lo tienes, nosotros solo queremos potenciarlo, ponértelo muy fácil, por eso te traemos 17 claves para mejorar la comunicación interna en el trabajo.

No solo te las voy a nombrar, mi objetivo es darte las pautas prácticas y específicas para que pruebes, y que como consecuencia, obtengas y disfrutes de los resultados.

¿Por qué cuidar la comunicación interna en mi trabajo?

El lenguaje es el medio que tenemos para comunicarnos con nuestro entorno. Cometemos el fallo de creer que por el simple hecho de proyectar la voz en el exterior sabemos comunicarnos. ¡Pero no!

Lo que vemos trabajando con empresas, e incluso con nuestros clientes particulares es que su lenguaje es el que hace que tengan más o menos éxito, el que hace que sientan más o menos satisfechos, el que no paren de recoger frutos, o el que hace que la frustración no cese.

De hecho la comunicación es un factor elemental dentro de una empresa, es el que permite que haya una buena sinergia, un buen ambiente, menos conflictos, más motivación, más implicación… de hecho, muchas empresas ya le están prestando atención a “esto de la comunicación”, es un requisito que tenemos que cuidar si o si.

A nosotros además nos apasiona, y esperamos que realmente te ayude. Tras trabajar con muchas empresas y con muchos líderes de estas, vemos que los problemas principales se deben a una mala comunicación.

Apreciamos que cuando esta se cuida, se mima, y se le presta la atención que merece, incluso la facturación cambia, y lo mejor, tienes más tiempo libre, el trabajo no te come, y disfrutas del lugar en el que te encuentras.

La comunicación te permite ir un paso por delante, comprender mejor qué está sucediendo, destacar a nivel profesional, dejar un huella determinada en tu entorno… dependiendo de cómo te comuniques, aumentará o disminuirá la probabilidad de que consigas tus objetivos.

Si además eres responsable de un equipo, la comunicación influirá en cómo percibes al equipo, como un obstáculo o como un aliado. Siendo el equipo un reflejo de tu manera de entender tu negocio, y de todo el esfuerzo que define tu recorrido.

Si te sientes identificado con alguna de estas frases esté será tu artículo.

Estos son algunos de los argumentos que escuchamos en nuestras sesiones y que a través de la comunicación hemos trabajado, y por tanto eliminado.

Así que si te sientes identificado con los puntos que aparecen a continuación, este es tu artículo. Si no te sientes identificado con ninguna, incluso te animo a dejar de leerlo

  • “Algunas vez no suelo decir lo que me molesta por no crear conflicto”
  • “Cuando planteo una propuesta, o cuando lanzo un mensaje, muchas veces no tiene el efecto que en un principio espero”
  • “Tengo la sensación de que a veces mi puesto se me queda grande”
  • “Siento que me desbordo, o que ciertas situaciones me sobrepasan.”
  • “Muchos de mis trabajadores no están motivados, hacer muchas cosas con desgana”
  • “Quiero crecer profesionalmente, pero noto obstáculos que me lo impiden”
  • “No obtengo los resultado que podría o que se supone que debería estar obteniendo”
  • “Quiero que se me reconozca por el trabajo que hago”
  • “No gano tanto dinero como querría”
  • “Las ventas que realiza mi equipo no me tienen del todo satisfecho ”
  • “Percibo conflictos evidentes que entorpecen el desempeño laboral”
  • “Mi equipo pierde tiempo, y no es lo suficientemente independiente y eficiente como me gustaría.”
  • “Pierdo mucho tiempo intentando gestionar a mi equipo, y no tengo tiempo para nada más.”

Podrás pensar que es casi imposible no sentirse identificado con alguna de estas frases, de hecho podrás caer en el error de pensar que todo ello es algo típico del entorno laboral…

Pero quizás te equivoques, que algo sea habitual, no significa que no pueda cambiar. De hecho, es posible a través de la comunicación interna en el trabajo, y te quiero ayudar con las claves que verás a continuación.

17 claves prácticas y sencillas para mejorar la comunicación interna en el trabajo

1 | HAZ QUE LA PERSONA SE COMPROMETA CON X VALORES, para que luego actúe acorde a ellos. Los valores construyen nuestra conducta. Los valores hablan de nuestra empresa

Que se comprometan con x valores para que luego sus conductas sean el reflejo de estos. Ya sea un trabajador nuevo o antiguo, un cliente, o un compañero de trabajo: “Nemesio, ¿cuáles son tus 5 valores como trabajador?

Si intentamos que el otro se comprometa con x valores, los cuales sean importantes dentro del entorno laboral, por el principio de coherencia (en psicología a este fenómeno se le llama disonancia cognitiva).

La persona tenderá a actuar acorde a dichos valores, e incluso a la hora de corregir ciertas actitudes, o de proponerle algo, será más fácil que acepte. Incluso tú podrás refugiarte en esos ideales, valores con los que la persona previamente se haya identificado.

Dentro de una empresa tiene que quedar clara la misión y visión de ésta, desde el primer momento. Así que tómate tiempo para trasmitir y reeducar en todo esto, ya que es la base de una sinergia positiva dentro la comunicación interna en el trabajo.

Reúne a tú equipo, pregúntales por individual, entiende cuáles son sus valores, haz que los nombren, que los escriban, guárdalos bajo llave. Con un cliente igual.

Basar la relación profesional en unos valores hace que esta sea más sólida, menos conflictiva, más longeva y beneficiosa.

2| PEDIR PERDÓN: Primera petición de crecimiento imprescindible para una buena comunicación interna en el trabajo

Cada uno de nosotros, independientemente de la función que desempeñemos, tenemos que servir de ejemplo.

Todos nos equivocamos, lo importante, y lo que nos hará ganar autoridad será que tomemos un papel activo, que nos responsabilicemos y que a través del perdón construyamos una determinada realidad.

La incomodidad y el error, son señales que nos hablan de que algo tiene que cambiar. Y es nuestra obligación introducir esos cambios, si queremos que suceda algo que nos convenga o beneficie.

Te lanzo un vídeo con una herramienta, y además un artículo para que puedas profundizar mucho más.

 

EJEMPLO CON HERRAMIENTA DEL PERDÓN APLICADA A LA COMUNICACIÓN INTERNA DEL TRABAJO:

La situación: Pedir perdón por no haber sabido aceptar el perdón del otro.

  1. Evaluar y entender la situación:
    -Considerar los precipitantes ajenos a la situación que han podido repercutir en mi acto.
    Estrés del ambiente, que había gente delante que iba además en un coche conduciendo.
    -Precipitantes internos donde identificamos las causas de porqué hemos actuado así:
    El orgullo, mi estrés, que tenía que solucionar un problema, que además tenía sesión en 10minutos. A lo sumo, la historia conjunta de que hay mucha confianza y que supongo que sabrá mis intenciones, creyendo que no se sentirás mal.
  2. Asunción de la responsabilidad
    En base a la información anterior, reconozco que he actuado mal, apoyándome en los precipitantes externos e internos.
    Asumimos la responsabilidad reflexionando sobre cómo hubiese sido ideal que actuase en dicha situación.
    Ya que Laura se había quedado en casa porque se había levantado con el estómago revuelto, preguntarle primero cómo se encontraba, y preguntarle asertivamente si no te importaría dar la sesión, pidiéndoselo por favor y agradeciéndoselo.
  3. Encontrar las barreras del otro por las que podría no perdonarme
    Se ha sentido infravalorado y poco respetado respecto a sus necesidades.
  4. Verbalizar el perdón y nombrarle como te hubiese gustado actuar y citarle incluso las barreras.
    Laura me gustaría pedirte perdón por cómo te he hablado antes, creo que no he respetado cómo te sentías. Además me he podido pasar con el humor, pudiendo llegar a infravalorarte. Me hubiese gustado preguntarte que tal te encontrabas y pedirte como un favor, que dieras tú la sesión y agradecértelo después.
  5. Generar expectativas positivas sobre situaciones futuras parecidas
    Intentaré que no pase la próxima vez, ya que en realidad valoro y aprecio tu compromiso y como me ayudas a resolver los diferentes obstáculos del día a día. Y espero que siga siendo así, pues somos un equipo y me encanta lo que somos.
  6. Pedir ayuda para sobrellevar la situación preguntándole cómo puedes enmendar el error.
    Si necesitas algo para perdonarme pídemelo.

3| SEGUNDA PETICIÓN DE CRECIMIENTO IMPRESCINDIBLE para la comunicación interna en el trabajo: Pedir ayuda

En el caso de pedir ayuda, sucede algo parecido. Si yo soy capaz de ser consciente y ver qué necesito ayuda tras la evaluación de una situación. No solo yo me encontraré más tranquilo, más desahogado, sino que la relación con el otro se fortalecerá, e incluso las soluciones se multiplicarán y por consecuente, también los efectos positivos.

El saber pedir y ofrecer ayuda se relaciona estrechamente con la inteligencia emocional. Esta capacidad regula las relaciones que establecemos con otras personas, y consigue que sean más nutritivas y satisfactorias.

Podemos pedir ayuda a la hora de gestionar una tarea o situación, pero también se puede pedir ayuda a la hora de comprender a un trabajador, de motivarle, o de hacer que se encuentre más implicado cuando le pidamos que realice x tarea.

Por ejemplo: Percibes que uno de tus empleados/colaboradores está teniendo una semana floja y que está siendo menos eficiente a la hora de desempeñar una tarea.

Nemesio, te quiero pedir ayuda ya que percibo que esta semana se te está echando encima, noto que esta tarea te está costando más de lo normal y que no te encuentras del todo motivado.

¿Qué tendría que pasar para que esta tarea te motivase más? Te pido ayuda para que intentemos ponerle solución a esta situación.

En esta situación estamos empatizando con esa persona, haciéndole consciente de lo que está ocurriendo, y además estamos pidiéndole ayuda para que sea el quien nos de la solución.

Como en la petición de perdón, os dejamos un vídeo con una herramienta, y el artículo para que podáis profundizar más y convertiros expertos en la materia.

También os dejamos un artículo y un vídeo para que podáis exprimir más esta clave.

 

4| Construcción de nuestro equipo basado en el refuerzo positivo como elemento fundamental de nuestra comunicación interna en el trabajo

Dentro del trabajo estamos muy acostumbrados a comentar lo que nos falta, a corregir, y no tanto a premiar. A quejarnos y no tanto regocijarnos.

Para que prime un ambiente saludable y de cooperación, es necesario que seamos portadores de mensajes positivos.

No solo porque vamos a estar más motivados y vamos a disfrutar más de nuestro trabajo, sino también porque los clientes se impregnan de esas sensaciones. Y esas sensaciones se pueden ir generando a través de la construcción de determinados mensajes positivos.

Y porque además a nosotros mismos, por comunicarnos de esa forma, también se nos percibe como alguien más atractivo, ¡todo son ventajas!

Cuando hablamos de mensajes positivos no estamos hablando de otra cosa sino de verbalizar cumplidos, nombrar lo que nos gusta de alguien ya sea físicamente como actitudinalmente.

Ejemplos:

  • Pablo creo que la camisa que has elegido hoy te queda muy bien, ese color te favorece, te da viveza y energía
  • María, creo que esa clienta se lleva muy bien contigo, creo que te has esforzado en cubrir sus necesidades y ser muy paciente con ello, eso me hace ver que eres muy buena profesional.
  • LLucia, el correo que le has enviado a este cliente es muy bueno, has conseguido plasmar nuestra marca y a la vez resultar convincente.

Es nuestra responsabilidad además, realizar cumplidos de calidad, cualificando y personalizando, basados todos ellos en la naturalizad y honestidad, pues sino, resultarían contraproducente.

5| Los buenos resultados son de todos

Es necesario transmitir las buenas noticias, los cambios y las mejoras de lo que vaya siendo protagonista nuestra empresa.

A las personas nos gusta sentirnos partícipes de ello, nos involucramos e implicamos más, pues nos gusta la empresa en la que trabajamos, nos sentimos orgullosos, pues formamos parte de ello.

Y como consecuencia, hace que trabajemos mejor, pero que además de manera automática, realicemos neetworking de manera indirecta.

Se nos propaga un sentimiento de crecimiento, si nuestra empresa crece, nosotros también, cubriendo así una de las necesidades del ser humano, la autorrealización.

Para ello podemos utilizar las redes sociales, los grupos de whatsapp, tablones, en las reuniones comentar los cambios y las cosas buenas que han ido pasando, agradeciendo la colaboración de cada persona del equipo, y establecer el siguiente paso.

6| los conflictos como oportunidad de crecimiento

Los conflictos están, no podemos negarlos, no podemos evitarlos, los conflictos nos dan información de lo que ocurre a nuestro alrededor. Si los escuchamos, y por tanto, si los aceptamos seremos nosotros los responsables de lo que ocurra a continuación.

Os animamos a adentraros en esta incomodidad inicial, la realidad puede cambiar, se puede moldear a nuestra forma. Si adoptamos una posición activa, seremos dueños de lo que termina sucediendo, no estaremos dejando el conflicto en manos de otros o del destino.

Si no hacemos esto lo que terminará ocurriendo no dependerá de nosotros, y nos dominará la incertidumbre pues predominará una situación de incontrolabilidad.

Enfrentando el conflicto conseguirás además ganar terreno, ir un paso por delante, salir ileso, incluso fortalecido. Y como consecuencia, ser más influyente y persuasor.

  1.  Escuchar la señal emocional – Evaluar la situación
  2.  Aceptar y entrar en la incomodidad inicial
  3. Utilizar una herramienta, ¡TE LA DAMOS NOSOTROS! Nuestra favorita: la asertividad. Te dejamos vídeo:

7| Primero tú – Sé tú quien le sirva de guía al resto

  • Te gustaría pedirle a tu compañero que te sustituya en la reunión de neetworking.
  • Tienes la intención de pedirle a tu trabajador que se quede 30 minutos más.
  • Quieres que tu equipo se implique más, que sientan su trabajo como suyo.
  • Quisieras que tu compañero no sea tan brusco y cuide su comunicación contigo y con los clientes.

Sea cual sea tu función tenemos que servir de ejemplo. Tenemos que ir un paso por delante, no esperar que la persona actúe como yo espero que lo haga, sin antes haber sido yo quien actúo así.

Tenemos que ser nosotros quienes en función de cómo queramos ser, vayamos actuando acorde, para así poder pedir a la gente que actúe como nosotros queremos pues hemos visto que eso tiene unas consecuencias positivas y que por lo tanto podemos nombrarlas.

Debemos servir de inspiración.
Muy importante hablarle de los beneficios, ¿qué ganan ellos haciendo eso?

*Si voy a pedirle que me sustituya en una reunión, antes he tenido que yo hacerle esos favores, o decirle que más adelante podremos devolverle el favor. Cuando pidamos el favor, nombremos las ventajas que esa persona tendrá:

“Si vas a la reunión darás la cara por la empresa, servirás de referencia, y luego te encontrarás más seguro y confiado cuando tengas que tratar con los clientes, no serás tan frío ese primer contacto.”

*Si voy a pedirle a mi trabajador que se quede más tiempo, antes me ha tenido que ver a mí sacrificando mi tiempo, y además, si llega a quedarse, premiar ese esfuerzo. Y ¿qué puede ganar él? “Si hacemos este esfuerzo, luego iremos mucho más desahogados, y por supuesto me portare bien contigo.”

*Si quieres que tu equipo se implique más, que sienta el trabajo como suyo, podremos nosotros mismos ser quien organice desayunos todos juntos, hacer actividades más allá de las propias al entorno laboral.

Todo ello fomenta la implicación y el compromiso. Estas acciones deben ir acompañadas del lenguaje, cada vez que se hagan nombrar la importancia que tienen y el porqué de hacerlo.

“Si hacemos este tipo de cosas nos encontraremos más motivados, vendremos más cómodos y con ganas de trabajar pues sabremos que es en parte un hogar, generaremos una conexión que nos permitirá crecer más como empresa, y a medio plazo, tener mayores recompensas económicas.”

Primero tenemos que crecer nosotros, para que el equipo también crezca, para que imite mi conducta, y si ellos crecen yo automáticamente también creceré.

Utilizar siempre el lenguaje tanto para nombrar lo que estamos haciendo, como para comunicar las ventajas que conlleva hacer eso.

8| Nos gusta la gente que coopera con nosotros.

Incorporar reuniones mensuales donde comunicar las mejoras, el crecimiento individual, llevando a cabo un reconocimiento y pactando unos próximos objetivos.

Una de las necesidades humanas es el sentirse perteneciente a un grupo, y el de sentir que estás creciendo en un lugar.

El reunirse habla de un equipo, donde todos cooperamos, y donde todos remamos hacia un mismo sentido. El aspecto logístico ayuda a que nos veamos como un equipo, pero, ¡Cómo no! También podemos utilizar el lenguaje para trasmitir esta idea.

Os animamos a utilizar la perspectiva del nosotros. Que mis mensajes estén elaborados en la primera persona del plural.

En lugar de: “tienes/tenéis que animaros con las ventas, nombrar todos los productos que tenemos para que el cliente los conozca y pueda elegir”, decir:

“Tenemos que animarnos con las ventas, tenemos que nombrar todos los productos que tenemos para que el cliente nos pueda conocer y se sienta capaz de elegir, ya que la libertad es algo que nos gusta a todos nosotros”!

Además, pídeles feedback: Tú qué opinas, ¿cómo crees que se puede mejorar? ¿Qué crees que tendría que pasar para…? Buscar la solución y la respuesta en ellos.

9| Quién tengo al lado

Pasamos muchas horas trabajando, y muchas veces el trabajo se hace algo mecánico, haciendo incluso que queramos escapar ¡cuánto antes mejor!

Podemos convertir el entorno laboral en un espacio familiar. Así trabajarán mucho más implicados.

Realiza comunicados por correo, o tablones donde se visualicen noticias de las personas del equipo, o donde estén reflejados todos los trabajadores, y que estos comuniquen un dato curioso o algo personal, que puedan saber quién tiene alrededor.

10| PROMOVER UNA CULTURA CORPORATIVA – NECESIDAD DE LOGRO

Necesitamos ser partícipes de lo positivo, que lo que aportamos es de valor.

Es algo muy sencillo y con lo que se obtienen resultados positivos muy rápido.

Tenemos que permitir que los trabajadores participen en la mejora del método de trabajo, de la cultura corporativo, que aporten ideas, se sentirán participes y motivados pues entenderán que lo que suceda es responsabilidad suya.

Tanto los éxitos como los fracasos. Esto puede formar parte de las reuniones que antes hemos comentado, o incluso de manera individual.

Nosotros somos muy partidarios de la motivación 1 + 1, pues entendemos que dentro de un equipo hay perfiles muy distintos, con necesidades, inseguridades y motivaciones distintas, y por tanto nuestro mensaje habrá que adaptarlo.

¡Prueba hacerlo! Agradece de manera de manera individual el esfuerzo que cada uno haga. Que cada resultado positivo que tengamos se comunique y que con ello cada persona se sienta responsable y orgullosa de ese logro.

Se puede comunicar de manera individual, o incluso poner un tablón o algún tipo de escrito en nuestro lugar de la oficina, donde cada persona pueda ir empapándose de ese tipo de noticias positivas.

O como hemos dicho antes, en las reuniones, para que por imitación el resto pueda aprender también de lo que alguien hace bien.

Tenemos que romper la tendencia a comunicar principalmente aquellas cosas a mejorar, nuestra comunicación mejora, nos ayuda a alcanzar los objetivos, si nos responsabilicemos de que cada mensaje tenga una carga positiva.

11| No hablar de realidades únicas e infranqueables

Utiliza la subjetividad, con la finalidad de promover la comunicación en los otros, que vean que tu realidad es permeable y que ellos pueden aportar información.

Transforma tus mensajes, no digerimos de la misma forma si escuchamos un: “Esta semana no estás nada “fino””, a “Percibo que esta semana no están rindiendo igual, aunque te hablo de una impresión mía, ¿cómo te encuentras?”

Recordad que cuando nos comunicamos con alguien, no nos comunicamos directamente con esa persona. Tenemos que ir enfrentando barreras, miedos, motivaciones, con su idea del mundo…

Una manera muy fácil es elaborar los mensajes desde la subjetividad. Introduciendo verbos y frases como: Siento, creo, percibo, me parece, en mi opinión, desde mi punto de vista….

Si utilizo estos términos evito que la persona se sienta ataca, por tanto digiere mi mensaje, y con mayor probabilidad podré lanzarle propuestas y que las acepte.

12| Que la comunicación interna escrita no nos juegue malas pasadas en el trabajo, ¡TAMBIÉN TENDREMOS QUE CUIDARLA!

Que sea un facilitador, y no tanto un entorpecedor. Lo que vemos en las empresas es que todas las formaciones van dirigidas al “cara a cara” obviando que también la comunicación escrita genera un impacto, y que sigue siendo información, y que por tanto tiene que ser igualmente cuidada.

En una empresa se pueden tener vías distintas por las que comunicarse, por eso, antes de nada tenemos que identificar cuáles son esas vías, y entender la función de cada una de ellas. Y luego, lanzar el mensaje.

Aquí os dejamos unas pautas para provocar también un impacto positivo a través de las palabras escritas en nuestra comunicación interna en el trabajo

Vamos a intentar que nuestro mensaje no se malinterprete ni que se pierda información útil.

  • A) Anticipar la reacción que puede tener la persona una vez lea el mensaje.
    “Todo lo que aquí os señalo es para que el salón crezca más todavía!
    Son principalmente puntos de mejora, pero tranquilas! Hay muchísimas cosas que estáis haciendo bien y que me encantan. No os quedéis con sensación negativa ;)”
  • B) Los correos son algo “secundario” en cierto sentido, que hacemos o leemos muy rápidamente, porque tenemos que cumplir otras prioridades. Entonces, en el comienzo del correo, verbaliza que entiendes su ajetreo pero que te gustaría que te leyeran tranquilamente, y ¡ESTO ES MUY IMPORTANTE!
    Concretarles cómo y cuando quieres que te respondan. Esto es muy muy importante. Explicar qué quieres que hagan con ese correo: responderte con un sencillo «lo he leído»; que al realizar el cambio que tú les has propuesto te llamen por teléfono…
    Esto dependerá de lo que tú esperes.
  • C) Que la persona pueda ver a quién está detrás de esa “pantalla” puedes añadir un tinte de humor o un tinte más cálido. Esto suele personalizarse al inicio y al final del mensaje.
    En el saludo y en la despedida. A nosotros nos encanta añadir un chiste fácil, cada uno que lo adapte a su estilo.

13| Hacer propuestas atractivas, profetiza:

Generar expectativas positivas, qué esperas de cada uno de ellos, profetiza en positivo. Cuando añadas propuestas justificas por qué y qué esperas que suceda.

Cuando comunicamos algo, cuando estamos encomendando una tarea, o lanzando unas directrices, tenemos que hacer que sientan que merece la pena, el ser humano teme los cambios, teme la incertidumbre, y nosotros somos responsables de que vea un entorno controlable, seguro y positivo.

14| Escuchar necesidades – qué está ocurriendo

Realiza encuesta como medios de control. Lo que esté ocurriendo puede taponar el surgimiento de éxitos o lo peor, desembocar en conflictos o fracasos.

Debemos promover una escucha activa, la persona tiene que sentirse valorada y entendida para poder así trabajar de manera más libre y eficaz.

Es una pauta muy muy sencilla, y los cambios son muy visibles.

Os dejamos una herramienta que os puede ayudar, las respuestas activas – constructivas, cuyas respuestas van precedidas por una escucha atenta, y gracias a las cuales la persona se da cuenta de que tu atención está dirigida a ella, y el sentimiento que se genera es muy muy positivo.

 

15| Nos dejamos influir más por lo conocido y parecido a nosotros.

Hazte presente, para dejarnos influir tenemos que confiar, y para confiar es necesario conocer. Por los principios del psicólogo Cialdini, cuanto más familiar alguien nos resulta, e incluso cuanto mayor similitud encontramos, más influencia esa persona ejerce sobre nosotros.

Podemos ser mucho más persuasores de lo que somos y ello TAMBIÉÉN se consigue a través de nuestra comunicación.

Añade datos personales tuyos, pregunta sobre cosas personas, encontrar puntos en común, qué actividades te ayudan a desconectar, que actividades te permiten liberarte y estar tranquilo.

Haz preguntas basadas en las emocione y en sensaciones, las cuales están presentes en todos nosotros.

Apréndete su nombre, y nómbralo con frecuencia. Que vean que no solo eres un jefe o un compañero, sino que eres Laura, y que te encanta hacer escalada porque le temes a las alturas y el hecho de escalar es como ir asumiendo retos y superándolos, y eso te hace sentir libre y segura.

16| Más que compañeros

Fortalece las conexiones entre las personas de tu equipo. Con actividades de team-bulding, comidas, cenas. Es muy saludable pues todas las emociones que surgen dentro de esos espacios, fuera del trabajo, ayuda a que se extrapolen esas emociones y que el ambiente laboral sea mucho más saludable.

Comprometeros en hacer planes de este tipo, y hablad de ellas mientras estéis trabajando.

17|Mensajes claros – facilitar al cambio

Muchas veces, nos sorprendemos porque un mensaje no provoca el impacto que nos esperábamos. Tenemos que ponérselo fácil a la persona que tenemos delante.

La comunicación nos ayuda a que se alcancen nuestros objetivos, por ello antes tenemos que hacer un trabajo de reflexionar y de clarificar nuestros objetivos, qué queremos conseguir, de manera concreta y específica. Y luego comunicarlo. Qué quiero que haga exactamente la persona que tengo delante.

Estamos acostumbrados a comunicar lo que no nos gusta, y no tanto lo que sí, y eso no ayuda a que la persona sepa qué tiene que hacer. Concrétalo de manera clara y concisa.

Esta herramienta te puede ayudar: Manual de instrucciones:

  • Le quitamos la responsabilidad a la otra persona de que tenga que decidir
  • Anticipas y gestionas su rigidez
  • Le ayudas a que sea coherente con quien quiere ser
  • Le hablas en términos positivos, anticipándole las ventajas de la situación

Quiero que Laura me acompañe a comprar la decoración de la oficina, pero sé que a ella le da mucha pereza:

  • ¿Lau me acompañas esta tarde de compras?
  • ¿Qué te parece si quedamos a las seis,
  • vemos un par de tiendas,
  • tú me das tu opinión lo elegimos juntas,
  • Me interesa saber tu opinión, después nos vamos a tomar un crepe en esa crepería que te encanta.»

 

Te dejamos una lista con las claves para que mejores la comunicación interna en el trabajo:

  1. |Los valores construyen nuestra conducta. Los valores hablan de nuestra empresa
  2. |Primera petición de crecimiento. Saber cómo Pedir perdón
  3. |Segunda petición de crecimiento. Saber cómo pedir ayuda
  4. |Construcción un equipo basado en el R +
  5. |Los buenos resultados son de todos
  6. |Conflictos como oportunidad de crecimiento
  7. |Primero tú, se tú quien le sirva de guía al resto
  8. |Sensación de equipo
  9. |Quién tengo al lado
  10. |Cultura corporativa
  11. |Desmontar las barreras
  12. |Que la comunicación escrita no nos juegue una mala pasada
  13. |Haz propuestas atractivas
  14. |¡Escuchar!
  15. |Nos dejamos influir por quien nos es familiar o parecido a nosotros
  16. |Más que compañeros
  17. |Mensajes claros – facilitar el camino

Y antes de comenzar a comunicarnos, os aconsejamos:

  • Conocer el clima laboral que predomina en la empresa, así como el estilo comunicativo habitual
  • Aprender a escuchar y adaptar mi mensajes
  • Conocer cuáles son los valores que definen la empresa
  • Ganar terreno en la incomodidad, aceptar y gestionando los conflictos. Que no nos den miedo, percibirlos como una oportunidad.
  • Entender que no gestionamos tareas, ni personas, sin sus emociones.
  • ¿Cómo es un día normal? Entiéndelo, a qué eres sensible, quien eres y quien quieres ser, para así poder plantear objetivos y que se puedan alcanzar.

El lenguaje es el medio que tenemos para relacionarnos con el otro, para alcanzar nuestras metas. Si te has preguntado alguna vez: “¿Por qué unas personas tienen más éxito que otras? ¿Por qué hay personas tan influyentes? ¿Convincentes? ¿Líderes? Seguramente, y lo que hemos visto nosotros tras nuestra experiencia, es que dependa del tipo de comunicación que establezcan.

0 0 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x