Skip to main content

¿Crees que alguien cercano está pasando por una depresión y no sabes cómo ayudarle? ¿No sabes qué debes decir y qué omitir?

En este artículo pretendemos darte algunas pautas para que puedas ayudar a ese familiar, esa pareja o ese amigo que te necesita porque quizás esté deprimido.

También te puede interesar:

Todos pasamos por momentos difíciles en nuestra vida, pero como ya sabemos, “el tiempo lo cura todo”. Ya sea con paciencia y tiempo, con ayuda de amigos o familiares, o por uno mismo, solemos dejar atrás esos momentos y seguimos adelante.

Pero, ¿qué ocurre cuando una persona no es capaz de seguir adelante de una depresión?

En algunas ocasiones, las personas no somos capaces de salir adelante por nosotros mismos, ni con la ayuda de los demás. Las experiencias y los consejos que nos dan no son suficientes para superar lo que estamos viviendo.

Si conoces a alguien que se encuentra en esa situación y ya no sabes cómo ayudarle, quizás este artículo te dé algunas pistas.

Señales de depresión

De ahora en adelante hablaremos de depresión para referirnos a cualquier momento de intenso malestar y falta de felicidad prolongado en el tiempo.

El primer paso para poder ayudar a una persona que se encuentra deprimida es poder detectar las señales. En muchas ocasiones la persona deprimida hace todo lo posible por seguir adelante por sí misma, y en su intento oculta las señales más evidentes de la depresión.

Generalmente, las personas se deprimen porque en su vida hay un desequilibrio entre sucesos positivos y negativos. Cuando hay una pérdida de reforzadores o de “positivo”, y un aumento de “negativo”, podemos entrar en un estado vulnerable emocional. Además, de situaciones o sucesos individuales, podemos detectar señales generales que se dan en algunas personas deprimidas:

Disminución y/o eliminación de conductas agradables: ha dejado de hacer cosas que antes le gustaban

Evitación de situaciones sociales: no le apetece estar rodeado/a de personas

Discurso negativo: visión pesimista de las cosas

No se ríe: hace tiempo que no se le ve feliz, se encuentra apático/a y sin vitalidad

Disminución del deseo sexual

Descuida la imagen personal: se arregla menos que antes

Rumiaciones: se obsesiona con determinados pensamientos negativos y no puede dejarlos ir

Victimización: se siente víctima de los demás y se ofende con facilidad

Bebe más que antes o en circunstancias diferentes: algunas personas tienden a beber cuando sienten malestar, les ayuda a olvidar o a distraerse de sus problemas

Conductas nuevas: ha comenzado a tener un comportamiento extraño, diferente

¿Cómo puedo ayudarle con la depresión?

Ayúdale a pedir ayuda.

Pedir ayuda es quizás el paso más difícil de todo este proceso. Ayúdale a encontrar ayuda, investiga y recomiéndale algunas opciones. Hazle el camino lo más fácil posible. Cuando estas deprimido lo más difícil es reconocerlo.

Escucha.

Deja que te explique lo que está viviendo. No es necesario que digas nada, no juzgues, no opines, no compares, simplemente escucha, haz preguntas y hazle ver que estás ahí, no para solucionar sus problemas, pero sí para acompañarle en estos momentos difíciles para él/ella.

Sin tapujos.

Habla de lo que está pasando por su cabeza sin miedo. Haz que se sienta en confianza para expresar sus pensamientos más drásticos. El hecho de decir ciertas cosas en voz alta no va a hacer que se sienta peor, ni que sus temores se hagan más reales.

De hecho, estudios han comprobado que hablar de los pensamientos de suicidio no sólo no aumenta las probabilidades de hacerlo, sino que puede ayudar a ver las cosas desde otra perspectiva.

Distráele

De vez en cuando está bien hablar de las preocupaciones de uno, pero si lo único que hacemos es hablar de cosas negativas no podremos salir adelante. Debemos ayudar a la otra persona a salir del bucle en el que se ha metido y la mejor forma de hacerlo es actuar con normalidad.

Planea alguna actividad, háblale de cosas agradables, haz que se arregle un poco y salga de casa, consigue que se distraiga y sin darse cuenta empezará a sentirse mucho mejor y a volver a ser la persona que era. Los problemas no van a desaparecer por mucho tiempo que les dediquemos

Ten paciencia.

Después de unos días de buenos, es posible que vuelva al estado inicial de ánimo por los suelos. Ten paciencia, no es una recaída, es un pequeño tropiezo. Nadie se deprime por placer. Un mal día lo tiene cualquiera, se trata de levantarse y hacer que el día siguiente sea mejor.

Recuerda:

La depresión es un problema muy serio. Las pautas comentadas en este artículo son meramente informativas y generalizadas, para dar algunas pistas a aquellas personas que quieren ayudar a alguien y no saben cómo. La mejor forma de tratar la depresión es con terapia y para eso es necesario contactar con un especialista.

5 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Manuel
Manuel
6 years ago

El problema de la depresión es que a veces puede volver…

Anabel
Anabel
4 years ago

Disculpe donde atiende usted

trackback

[…] Sigue leyendo aquí […]

4
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x