Skip to main content
artículosAutoconocimiento y confianzaDesarrollo personal

¿Sabes Darle A Tu Cerebro Lo Que Necesita Para Estar Feliz?

By 08/02/2021No Comments

¿Tú también quieres conocer la verdad sobre la felicidad? ¿Sabes darle a tu cerebro lo  que necesita para estar feliz? Quédate leyendo el artículo y entenderás que muchas veces confundimos la felicidad con otros conceptos. ¿De qué sirve invertir toda tu vida en ser feliz, si realmente no sabes lo que significa ser feliz para ti?

¿Cansado/a del tóxico positivismo y la mística felicidad? Yo también.

Vengo a ayudarte a encontrar el bienestar en pequeñas actividades del día a día.

Estas pequeñas actividades, con el ritmo de vida que tenemos impuesto están pasando desapercibidas.

¡Y en ellas está la clave!

Te daré algunas claves que pueden ayudarte a ser feliz, aprenderás a ponerlas en práctica y te enseñaré porqué pueden ser salvadoras.

Pero primero… vamos a ponernos de acuerdo en algo…

¿QUÉ ES LA FELICIDAD? ¿QUÉ ESTÁS BUSCANDO EXACTAMENTE?

Desde muy pequeños, nos enseñan que tenemos que ser felices. ¡Lo que sea, pero felices!

Angelitos… Como si la felicidad fuera una aspiración…

La felicidad se convierte en algo artificial a lo que debemos aspirar. Una meta ciega y contraproducente provocada por ese ansia de ser felices sin saber realmente lo que significa. 

Entonces es cuando caemos en la paradoja del efecto invertido…

Buscamos algo tan imperiosamente que nos acabamos alejando por la expectativa que hemos depositado en ello.

Lo cierto es que al ser una expectativa tan idealista, cuando alcanzas esa meta donde te planteabas sentir tal sensación, ¡te frustras!

Mihaly Csikszentmihalyi, define la felicidad como “Un estado en el que entramos cuando nuestras más grandes fuerzas alcanzan nuestros más altos retos”.

Entonces… la felicidad no sería la meta, sino la recompensa.

Vamos al grano, la felicidad es un estado de ánimo. No es ningún tipo de neurona de más, chip 5G o algo por el estilo. 

La felicidad, como la tristeza o el miedo, es un tipo de emoción que manifestamos en un momento dado debido a estímulos externos o internos.

La felicidad es un estado, una forma de estar, pero no de permanecer.

¿Tienes dos minutos? Mírate este vídeo donde explicamos por qué ser feliz 24/7 es utópico. Sabrás también por qué puede ser contraproducente para nuestra psique.

¡¡CUIDADO!! NO SOLO EXISTE LA FELICIDAD

Aunque vaya a hablar de felicidad y te vaya a enseñar algunas claves molonas para que aprendas a sentirte mejor, debes aprender que las emociones negativas existen.

¡Forman parte de ti! Tenemos que aceptarlas, es el primer paso en la dirección correcta. 

¿Te imaginas vivir continuamente feliz? Imagínate una vida en la que solo puedas tener sentimientos positivos ¿No perdería la magia?

Es decir, no tendría nada de especial sentir felicidad, es como comer pizza todos los días, mola pero cansaría en algún momento.

¿Con qué sentimientos aprendes y creces más, con los negativos o con los positivos?

Con esto no te estoy diciendo que provoques sentimientos negativos ¡Ni mucho menos!

Lo más saludable es aceptar los sentimientos negativos y si es posible aprender algo de ellos, para después disfrutar los sentimientos positivos al 200%.

Y recuerda, aunque nos solemos definir en función de cómo nos sentimos, el acto no define tu personalidad, «Estás sintiéndote de esa forma, no eres de esa forma».

Mira estos ejemplos: 

1. Nuestro amigo Juan nos invita a una fiesta con sus amigos (una fiesta de 5 personas).

Nada más llegar te encuentras nervioso/a, te sientes raro/a, te cuesta interactuar. Entonces crees que eres tímido. “Soy una persona tímida”. 

2. Estás en tu cuarta relación de pareja, se rompe. ¡Otra vez! Entonces te dices: “No sé estar en pareja”. 

3. Llegas a casa después de 2 semanas sin ver a tus padres.

Te sientes un poco irascible, contestas mal, percibes que no tienes paciencia con ellos y eso te hace pensar “Soy un impaciente”.

¡Y ASÍ CON MUCHAS SITUACIONES MÁS! 

Pero piensa que si te sientes tímido porque no conoces a nadie, es normal. Lo desconocido nos estresa, hace que nos sintamos inseguros, pero eso no significa que seamos ni inseguros, ni tímidos. 

Y lógico que estés cansado tras 4 rupturas de pareja, pero eso no significa que no “sepas estar en pareja” ¡Ni mucho menos!

Y algo parecido ocurre con el tercer ejemplo.

No es que seas de esa forma, lo que ocurre es que las circunstancias han provocado sentimientos en ti, no has conseguido controlarlos y has acabado contestando mal o pierdes la paciencia con tus padres.

Al igual que el acto no define la personalidad, tampoco explica la emoción muchas veces…

¿Quién no se ha sentido triste sin motivo aparente? ¡¿Por qué?!

No te preocupes, es algo natural, no eres la única persona a la que le sucede esto.

Al experimentar el estado de felicidad nuestro cuerpo genera un exceso de sustancias que te permiten sentirte feliz pero como casi todo…. ACABA. 

Tras ello, tu organismo va a echar en falta esa sensación a la que en minutos se acostumbra y eso generará el síndrome de «abstinencia post-felicidad».

Que vendría a ser la caída de la nube donde te estabas tomando un tinto. 

Además, constantemente estamos recibiendo información de nuestro entorno, ya sea por redes sociales, televisión o por cualquier forma de interacción con otras personas.

La información está asociada a un contenido emocional, lo que hace que estemos expuestos a sentir emociones muy diversas y a un ritmo bastante rápido de vida.

¿No crees que la magia de las emociones está en que sean finitas?

Está bien recordarlas así, inacabadas, fugaces…

Eso es lo que las hace perfectas y deseadas.

Ahora que sabemos que la felicidad es algo temporal y no un estado del ser humano, voy a explicarte qué es la felicidad para el cerebro.

PSICOFELICI…NEUROFELICI… ¡FELICIDAD CEREBRAL!

La felicidad para el cerebro no es nada más lejos que un conjunto de estructuras cerebrales interactuando entre sí por medio de impulsos nerviosos vía química a través de una serie de neurotransmisores.

Vaya decepción, ¿Te esperabas que hubiese algún tipo de explicación divina de energías y fuerzas ocultas? Pues no.

¿Dopamina, serotonina, oxitocina, endorfinas… te suenan?

Vamos a aprender como se da la felicidad en nuestro cerebro, los mecanismos que se producen a nivel interno para… ¿Provocarlo a nuestra voluntad?

¡¡¡OJO!!!

No eres un ordenador, tu cuerpo sigue unos ritmos biológicos y hay que saber cuándo sí y cuando no podemos aportar ese estado…

PRIMERA PREGUNTA A RESOLVER PARA SENTIRTE BIEN:

¿QUE ES PARA TI ESTAR FELIZ?

Si no lo sabes, no te agobies, el siguiente ejercicio te ayudará a descubrirlo:

  1. Define tu concepto de felicidad. No busques algo abstracto e inalcanzable ni tampoco compres algo que no es tuyo. “Comerme una berenjena rellena” (ese es mi ejemplo, tu tendrías que buscar el tuyo, no te serviría de nada copiarte…).
  2. Piensa en qué significa para ti la felicidad. Defínela de la forma más concreta posible…
  3. Busca situaciones donde creas que la has llegado a experimentar. Una vez tengas la situación observa el contexto, ¿Qué tenías alrededor?, ¿Qué estaba sucediendo?, ¿Quién había a tu alrededor?, etc… 
  4. Plantéate metas – objetivos. ¿Qué puedes hacer para estar más cerca de ese estado? De esta forma replicarás las situaciones en las que ya has experimentado esos sentimientos.

Ahora que ya sabes qué es y dónde está aquello que te hace sentir bien, vamos a ver que puede llevarte más rápido hasta ello…

EJEMPLOS DE ACTIVIDADES QUE TE VAN A AYUDAR A ENCONTRARTE MEJOR:

«ESTRUJAR A LAS PERSONAS QUE QUIERES»

¡Dar y recibir abrazos!

Si son de más de 30 segundos puede ayudar a liberar sustancias encargadas de disminuir el estrés y proporcionar sensaciones de paz y tranquilidad.

Si me estás leyendo en tiempos de COVID…

A no ser que sean familiares muy cercanos o convivientes… Podemos esperarnos a un mundo free COVID.

«SONRISAS PARA TODOS»

Las sonrisas son muy eficaces para provocar estados de ánimo positivos.

Cuándo los músculos de nuestro rostro están en posición de sonrisa nuestro cerebro lo relaciona con sentimientos positivos automáticamente.

La idea no es estar con una sonrisa en la cara 24/7…

Sería un poco raro e incómodo, especialmente para ti, pero sonreír cuándo nos sirven un café o a el/la trabajador/a del supermercado cuándo te da el ticket de la compra es un gesto simple que cambia muchas cosas.

Intenta sonreír en situaciones en las que podrías hacerlo y antes no lo hacías, lo más probable es que de devuelvan la sonrisa.

Sonreír y ver sonreír a los demás nos hace sentirnos más liberados.

«NO ENVENENARSE»

¿Qué nos pasa? ¿Por qué a pesar de ocurrirnos muchas cosas positivas durante el día nos centramos en las que nos parecen más negativas?

Solemos tener esa tendencia a centrar nuestra atención en lo negativo, pero eso genera un veneno que nos causa sentimientos que realmente no queremos.

El rencor, la envidia, la rabia… Lógicamente el objetivo no es eliminar por completo estos sentimientos de tu vida. Como hemos dicho antes también es importante aprender a convivir con ello.

Pero muchas veces lo provocamos nosotros a raíz de situaciones en las que no tendrían que aparecer o no es beneficioso para nosotros que aparezcan.

Despréndete de esos sentimientos que llevamos anclados impuestos por nosotros mismos.

Y también te digo que si no quieres quedarte sin pelo, tener canas o arrugas no generes estrés innecesario.

Y peor aún, además de afectarnos físicamente el veneno de la rabia también deteriora nuestro cerebro.

«¡MOVERSE!»

No he venido a engañarte. Así que tengo que decir que no soy el mejor ejemplo de ello, pero sí es cierto que si quieres sentirte más a gusto es importante moverse.

Con esto me estoy refiriendo a que no te recrees en la inactividad.

Es difícil salir de Instagram, Tik Tok o Netflix, una vez entras en ese mundo no puedes salir.

¡Pero lo tienes que hacer! O por lo menos de vez en cuándo.

Hacer deporte, ejercicio, correr o por lo menos andar al aire libre te ayudará en múltiples factores. Tu cuerpo te lo agradecerá, pero tu mente más aún.

Hay millones de artículos que explican por qué ocurre esto.

Es más, te voy a dejar por aquí uno que te explica los beneficios del deporte en tu cerebro…

Pero te voy a dejar como deberes que busques más información sobre ello.

Sobre todo porque muchas veces lo vemos como una obligación, pero si consigues encontrar la actividad que te gusta disfrutarás como un/a enano/a y además obtendrás todos esos beneficios de los que se hablan en el artículo:

BENEFICIOS DEL DEPORTE SOBRE EL CEREBRO

Es un error pretender experimentar la emoción antes de iniciar cualquier acción.

El psicoterapeuta Russ Harris afirma que “la acción comprometida es lo primero; sentirse motivado viene después”

Aunque esto último no tiene porqué ocurrir siempre, en cuestiones emocionales, no hay garantías.

«REMEMORAR CANCIONES MÍTICAS»

Tanto si eres Mónica Naranjo como si suenas peor que un tenedor rascando un plato de porcelana, el solo hecho de cantar te beneficia.

Solo cantando, estimulamos la producción de oxitocina y serotonina, producidas por nuestro cerebro cuando hacemos una acción ligeramente eufórica. Y es que si no cantas de esa manera… no vale.

Sus funciones se resumen en provocar la sensación de bienestar que se te queda después de rascarte cuando te pica un mosquito.

Y eso no es todo… Cuando una persona alza su voz, se siente más segura de sí misma, es decir, cantar estimula la autoconsciencia.

La música tiene el poder de reafirmarnos, modificar nuestro ánimo y despertar emociones, ya sea en una sala de conciertos, en la ducha, en el salón de casa o en el coche. 

Además, al escuchar una canción mítica para ti generará recuerdos de las anteriores veces que la has escuchado…

Ese día en la verbena de tu pueblo, en las fallas de Valencia, en tu casa bailando con tus amigos…

Y esos recuerdos traerán consigo los sentimientos de esos momentos, que a su vez te harán sentir mejor que nunca.

¿Qué ocurre cuándo escuchas una canción que te gusta y te sientes mejor que nunca?

«SIEMPRE PUEDES DAR UN PASO MÁS, LLITERALMENTE»  

Efectivamente, «un bailecito».

(No hace falta ni que sea un tango ni que sepas bailar).

Si quieres ir más allá siempre puedes hacer tu propia performance. 

El baile, estimula el sistema nervioso central y la actividad cerebral mucho más que otros deportes, además, también desencadena la liberación de endorfinas. 

Los efectos de las endorfinas son muy similares a los opiáceos (ej.: morfina) en su acción como analgésico: promueven la calma, reducen el dolor y potencian las funciones del sistema inmunitario (retrasan el proceso de envejecimiento). 

¿Montas tu propia performance antes de entrar a la ducha? ¿Eres más de la última canción de la discoteca? ¿O eres más de un buen baile en la cocina mientras preparas la comida? 

PUES AHÍ, además de lo anterior, estamos potenciando la espontaneidad y la creatividad que llevamos dentro. 

Si te animas y encuentras a alguien con quien bailar sería increíble.

Estrás produciendo todo lo que hemos dicho anteriormente y además lo estás haciendo en compañía, eso siempre suma.

Os reiréis mucho, lo pasaréis bien y sobre todo, recuerda que a no ser que seas bailarín/a profesional el objetivo es pasarlo bien.

«ALGO TAN SIMPLE COMO UN LIBRO…»

Para cuando termines la reencarnación de Madonna o si sencillamente no te gusta lo anterior, te propongo una actividad infravalorada en todos sus sentidos.

Un libro de toda la vida, con un e-book, en el ordenador… ¡Como quieras!

Esta clave consiste simplemente en leer.

La realidad desconocida es que una vez que se aprende y se va cogiendo el hábito de leer, las personas empiezan a desarrollar esta serie de beneficios:

REDUCIR EL ESTRÉS

«- ¿A dónde irán tan deprisa, pienso yo?

– ¿Quién va deprisa, señorito?

– Todos, hija; parece como que tuvieran miedo de no llegar»

«La hoja roja» de Miguel Delibes.

¿Con nuestro ritmo de vida no se te hace difícil eliminar el estrés?

Pues la lectura, según un estudio realizado por la Universidad de Sussex (Reino Unido 2009), puede reducir esos niveles de estrés en un 68%, incluso más que escuchar música.

RECUERDA: una reducción en los niveles de estrés nos puede ayudar a sentirnos mejor y a tener muchos más momentos de alegría y felicidad.

Tan solo con el tiempo que vayas a estar leyendo el artículo ya habrás reducido el ritmo cardíaco y la tensión muscular.

Así que… sigue leyendo y hazle un favor a tu cuerpo. 

¿Y LA SOLEDAD?

No hay actividad más solitaria, íntima y privada en la que al mismo tiempo te sientas menos sola/o que la lectura.

Cuando el libro es interesante, no solo te sumerges en un mundo nuevo, sino que tu mundo deja de importar, pierde su influencia, sus presiones…

Atrae tu atención y la soledad desaparece; el libro se convierte en tu acompañante.

Es importante tener actividades en nuestro día a día en las que estemos solos.

Saber disfrutar de momentos de soledad es otra clave oculta dentro de todas las que estamos comentando, y algo tan simple como un libro te puede ayudar en esto.

UN ARMA PARA DESAFIAR EL DOLOR

No siempre podemos (ni debemos) huir del dolor, pero a veces tenemos los ojos tapados y jugamos a las tinieblas con el dolor, no sabemos lo que estamos sintiendo y solo buscamos, a trompicones, la luz al final del túnel.

Sin embargo, cuando lees un libro tu cerebro activa la capacidad que tiene de sentir como si fuera otra persona.

La lectura nos sumerge en una cantidad de matices psicológicos excepcionales que facilita nuestro cerebro adoptar perspectiva.

ESENCIAL para la resolución de los problemas individuales porque, a veces, hay que alejarse y jugar con el ángulo de visión para ver la tara en nuestro marco. 

Por cierto…tomar decisiones considerando diversas perspectivas te convierte en una persona más empática, DATO CURIOSO.

¡Y RECUERDA!

Desmitifica tu realidad sobre la felicidad, sino lo único que conseguirás será frustración por no poder llegar a un objetivo confuso e inalcanzable.

La felicidad está en el camino, no en la meta , que muchas veces es la equivocada.

«Ganar la partida no te haría tan feliz si no la hubieras jugado».

Todas estas claves son ejemplos que te pueden servir por qué está demostrado que suelen ayudar a las personas.

Pero lo que quiero con este artículo es que seas tu mismo/a el/la que te muevas para buscar cuales son esas claves que te provocan sentirte de esa manera a TI.

Conseguir un coche de lujo, ganar mucho dinero, comprar la mejor casa del vecindario NO TE HARÁ FELIZ.

Eso no es la felicidad, la felicidad se encuentra en tu interior. Muchas veces en tu interior con respecto al exterior, pero en tu interior al fin y al cabo.

Comprender tus valores y tus preferencias en la vida para basar tu vida y tu felicidad en ello es fundamental.

Victor Küppers «Lo más importante es que lo más importante sea lo más importante».

Si te ha gustado pero aun así crees que te hace falta un empujón y te podemos brindar nuestra ayuda estaríamos encantados.

Encantados no, ¡¡ENCANTADÍSIMOS!!

Contáctanos por cualquiera de nuestras redes, ya sea Instagram, Facebook, email o incluso por teléfono.

Y si quieres aprender más y curiosear nuestro canal de YouTube o nuestra página web encontrarás muchísimas cosas molonas e interesantes.

Ya que has llegado hasta aquí te voy a dejar otro artículo sobre la felicidad que ya hicimos y que seguro que te encanta.

«La Obligación Postmoderna De La Felicidad»

¡Nos leemos pronto!

Psicología y Comunicación

 

 

Psicología y Comunicación

 

 

psicologia_y_comunicacion

 

 

 

 

 

 

Por: Marta Melado

4.4 5 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x