Skip to main content

Las interacciones sociales son una verdadera pesadilla para muchas personas. Relacionarse con gente nueva resulta todo un reto, y por temor al mal trago que ello conlleva, muchos deciden aislarse aunque eso sea lo contrario de lo que les gustaría hacer. Aquí surge el reto de superar fobia social.

También te puede interesar:

Las relaciones sociales

A lo largo de nuestra vida van surgiendo constantemente situaciones que requieren que nos relacionemos con los demás, y es que el ser humano necesita socializarse para adaptarse y sobrevivir. Somos sociables por naturaleza, aunque probablemente a muchas personas les chirríe eso de “por naturaleza” debido a que a algunos no les viene de forma nada natural eso de socializarse.

Empezamos por el colegio, luego la universidad, el equipo de fútbol, el grupo de teatro, el trabajo, el grupo de amigos, la pareja, los amigos de la pareja, los familiares (y sus parejas)… nos pasamos la vida en constante contacto con los demás. Sin embargo, hay personas que temen cada uno de esos momentos en los que aparece gente nueva.

Y es que, desde luego, no es nada agradable relacionarse con los demás cuando nuestra cabeza está llena de miedos acerca de la evaluación negativa que los demás vayan a hacer de nosotros mismos. Además, como todo miedo, estos pensamientos tan desagradables van acompañados de síntomas fisiológicos como taquicardia, sudor, rubor o tartamudeo entre otros.

Fobia social vs Timidez

Una de las dudas más comunes que suelen surgir al tratar el problema de las relaciones sociales es la diferencia entre fobia social y timidez. Tanto las personas tímidas como los fóbicos sociales tienden a pensar que los demás harán una evaluación negativa de ellos, y en consecuencia experimentarán las sensaciones correspondientes de ansiedad. La gran diferencia entre unos y otros reside en su comportamiento.

Nosotros podemos ayudarte

Podemos ayudarte

Aunque el miedo es el mismo, los tímidos probablemente se enfrentarán a muchas de esas situaciones que tanto temen. Intentarán pasar desapercibidos el primer día de clase, no intervendrán demasiado en las conversaciones del trabajo (pero ahí estarán), o no serán los primeros en entablar una conversación con esa persona que les atrae, aunque sí seguirán la conversación si es el otro quien la inicia. Por el contrario, las personas que sufren fobia social suelen ser Evitadores Profesionales.

Es decir, evitarán enfrentarse a todas aquellas situaciones que les incomoden poniendo alguna excusa para no ir a esa cena, no harán amigos en el trabajo evitando ir a cualquier reunión social o evitarán ir a fiestas en las que haya gente que no conozcan.

En definitiva, la línea entre algo inocente como la timidez y algo más problemático como la fobia social es muy delgada, pero hablaríamos de fobia cuando el problema sea tal que interfiera en nuestra vida normal.

Fobia social y redes sociales

Las personas que padecen fobia social suelen volverse expertos en evitar relacionarse, lo que hace que su miedo nunca se vaya y les acompañe desde la adolescencia, que es cuando suele desarrollarse, hasta la adultez. Al final, el no relacionarse demasiado forma parte de su vida normal, pero esto no significa que prefieran estar solos.

En los últimos años, con el avance de las tecnologías y las redes sociales, se ha podido ver como una gran cantidad de personas que tienden a evitar relacionarse en su vida diaria con los demás sí se relacionan a través de las redes sociales. El fóbico social teme que le evalúen de manera negativa y eso es lo que le impide socializar, pero a través de internet y el anonimato que éste nos brinda superan esa barrera y logran entablar amistades.

A pesar de que las redes sociales faciliten la evitación del contacto social físico, la posibilidad de poner en práctica algunas habilidades comunicativas puede ayudar a aquellas personas que sufren fobia social a dar el primer paso hacia un afrontamiento del problema.

Podemos ayudarte

Consejos para relacionarse y no morir en el intento

  • ENTRENA. Cuanto más evitamos, menos práctica adquirimos. Si en lugar de evitar las situaciones que tanto tememos, poco a poco vamos enfrentándonos a ellas, con tiempo aprenderemos a desenvolvernos con soltura. Relacionarse es como aprender un idioma, hasta que no practicamos, fallamos, corregimos y repetimos hasta mecanizar lo aprendido, no conseguiremos dominar el idioma. Una opción puede ser practicar ante el espejo.
  • OLVÍDATE DE TRUCOS. Usar maquillaje para tapar el rubor, hablar bajito para evitar atención, o aprender a relajarse para llevar mejor la ansiedad son solo trucos que te ayudan a pasar el mal trago, pero no te ayudan a superarlo. Sé tú mismo, experimenta la subida de ansiedad y siente cómo baja poco a poco hasta desaparecer por sí misma. Cuando descubras que no era tan traumático como pensabas tus miedos disminuirán.
  • RELATIVIZA.. En las relaciones sociales nunca podemos estar seguros del resultado. Cada persona es diferente y nunca podemos prever cómo los demás van a reaccionar. Piensa que la probabilidad de que alguien te rechace, se ría de ti o te critique es mucho más baja de lo que tú crees. En caso de que tus miedos se cumplan recuerda que no es tan malo como tú crees. No podemos gustarle a todo el mundo pero, ¿y qué? NO-PASA-NADA.
  • LA ANSIEDAD NO SE NOTA TANTO COMO TU CREES. A menudo creemos que en cuanto nos pongamos un poco rojos todo el mundo va a señalarnos y a reírse de nosotros. Si lo piensas bien, tu ansiedad es sumamente importante para ti, pero realmente no lo es para los demás. Las personas no están pendientes de que digas una tontería o te pongas rojo. A qué vamos a una fiesta, ¿a pasarlo bien o a estar pendientes del ansioso?
  • LLÉVALO CON NATURALIDAD. La mejor forma de romper el hielo es haciendo frente tú mismo a tus temores públicamente. “Uy, me estoy poniendo rojo ¿verdad? ¡Siempre me pasa!”. Ya está, sobre la mesa, ya te lo has quitado de encima y puedes seguir con la conversación.
  • USA EL LENGUAJE NO VERBAL. Recuerda que en una conversación, alrededor del 70% de lo que decimos lo transmitimos mediante el lenguaje no verbal. Si no estás seguro de qué decir, exprésate con gestos faciales, asiente con la cabeza cuando te hablen, sonríe o ríete cuando te cuenten algo gracioso. No es necesario hablar mucho para relacionarse.
  • ¿QUÉ DIGO? Haz preguntas abiertas para comenzar conversaciones, o comenta algo que esté sucediendo en ese momento. Cuando te cuenten algo escucha, procesa la información y luego contestas. No es necesario precipitarte. Tómatelo con calma y recuerda que no estás tú solo, los demás harán la mitad del trabajo por ti.

Nuria Pérez de Ziriza publica de manera mensual en nuestra web. Nuria es psicóloga por la Universidad de Valencia y especialista en terapia cognitivo-conductual, actualmente trabaja en atención psicológica en el ámbito privado.

1 1 vote
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

8 Comments
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
RAFAEL BERGA RUIZ
7 years ago

Yo paso olímpicamente de ¨retos de conocer a gente nueva¨¿por qué?la respuesta es muy sencilla,porqué tuve de más joven dos MALAS experiéncias con ¨amistades¨,dejando a parte el grupo de ¨amistades¨ de mi hermana con los cuales ME ABURRIA peor que una ostra.Yo paso del reto de ¨conocer a gente nueva¨,porque no me gustan nada,además de que la experiéncia es UN GRADO y la experiéncia muestra que NO TE DEBES DE FIARTE DE NADIE,ni de ¨familia¨,ni ¨amigos¨,ni ¨compañeros¨ de trabajo,ni de nada. Por eso yo prefiero estar solo que tener ¨amigos¨,ya que lo único que saben hacer es buscarte problemas y… Read more »

Núria
7 years ago

Hola Rafael,

En primer lugar, gracias por compartir tu opinión.

El artículo está escrito con el objetivo de ayudar a personas que temen relacionarse pero sí quieren hacerlo, que son muchas. Por supuesto cada uno debe hacer lo que le nazca, y los expertos hacen recomendaciones con la mejor intención basándose en lo que la gran mayoría de las personas necesitan.

Si en tu caso no necesitas tener amigos y eres feliz así, adelante, es tu vida y debes vivirla como quieras.

¡Un abrazo!

RAFAEL BERGA RUIZ
7 years ago
Reply to  Núria

Y tanto que soy mil veces más feliz siendo un Llanero Solitário que buscándome PROBLEMAS Y DE LOS GORDOS.

Jessica
Jessica
6 years ago

Todo esto me hace pensar en que lo que podemos tener presente a la hora de hablar con alguien es que esta persona puede tener nuestros mismos miedos…

Andrea
Andrea
4 years ago

Hola! Tengo 16 años, estoy yendo al psiquiatra por la fobia social, pero, no sé, me siento muy mal, estoy tratando de hacer lo que puedo para poder superar esto, me sudan las manos, se me revuelve el estómago, me da dolor de cabeza, náuseas, se me quita el hambre desde que soy muy pequeña, y mis padres confundían mi actitud con simple timidez pero era algo más grave y fueron pasando los años hasta ahora que ya no soporto más seguir así, he tratado de hacer las cosas casi a la perfección siempre y cuando me equivocaba, todos los… Read more »

celia
celia
4 years ago

querida andrea primero que no estas sola te tienes a ti y a la gente que te quiere yo tambiwn experimento ese miedo a relacionarme pero trati de enfrentarlo los consejos q dan en este blog ponlo en practica otra cosa q te puede ayudar es hacer labor social en tu comunidad ya sea parroquia hospital existen grupos de adolecentes quw pueden compartir experiencias y ayudar a personas que la estan pasando peor que nosotros derrepente eso te puede ayudar y ademas no eres la unica q tiene esa caracteristica somos muchos espero te sirva mi comentario

Daniel
Daniel
4 years ago

hola, mi problema no es conocer gente, mi problema es que después que las conozco y pasa un tiempo, me desespero, me siento incomodo por que me quitan tiempo, cada vez me introducen mas en su vida y cuando les digo que me den espacio… salen con que por que hago eso. cuando conozco gente por internet igual y hasta peor por que siento que me exigen que les visite en su país, y no Por Dios no, y por mas que intento ser agradable peor me va. en el trabajo no tengo problemas, puedo interactuar con mucha gente, feliz… Read more »

Lore
Lore
3 years ago

Hola, tengo 35 años y no sabría decir si sufro de un transtorno social. Sucede que ahora mismo acabo de salir de una situación difícil al dejar a mi mejor amigo quien después fue mi pareja y me di cuenta era una persona a las que les llaman «gaslighter». Durante este proceso y al aintentar resolver muschas situaciones al niver laborar y amiliar también tuve que alejarme de peresonas tóxicas como lo era mi mejor amiga; me di cuenta que la única razón por la que la frecuentaba fue porque Ella era mi única amiga, pero no era sano. Me… Read more »

8
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x