Skip to main content
artículosComunicacionHabilidades Sociales

Aprende A Bloquear La Manipulación

By 17/12/2020enero 17th, 2021No Comments

Aprende a bloquear la manipulación para que cada vez que se den situaciones parecidas sepas como reaccionar y que hacer en cada momento.

Hay pocas sensaciones más amargas que darse cuenta de que te están utilizando para los fines de otro.

Puede favorecernos pero en la mayoría de ocasiones no sabes cómo has acabado haciéndole un favor a esa persona cuando tú ya tenías otros planes en mente.

Nadie se siente a gusto cuando le mienten o sienten que se han aprovechado de él.

Es normal que esto ocurra cuando no se tienen las herramientas necesarias para identificar estos discursos y poder responder asertivamente a ellos.

¡Y aquí es donde venimos al rescate!

A lo largo de este artículo vamos a desvelar cuáles son las 10 herramientas que más utilizan o hemos utilizado alguna vez para manipular a otros y cómo podemos desmontarlas.

¡Si hay algo seguro es que la próxima vez que lo intenten con vosotros, no lo van a tener tan fácil!

El primer paso es conocer cuál es esa herramienta multiusos que le viene como anillo al dedo a las personas que nos intentan manipular. Su nombre es falacia.

¡¿Y qué es una falacia?!

Son los argumentos que parecen ciertos pero no lo son, por muy persuasivos o insistentes que puedan llegar a ser.

Y es que quién va a decir que no a hacerle la cena a su pareja después de que te haya dicho  lo bien que te salen los espaguetis a la boloñesa…

Este es solo uno de los ejemplos que vamos a ver a continuación a través de situaciones que seguro que te resultan familiares.

1.PRIMERA FALACIA O HERRAMIENTA DE MANIPULACIÓN: CUANDO LE DAS LA IMPORTANCIA A QUIEN LO DICE, Y NO A LO QUE DICE

“No voy a aceptar consejos de pareja de un soltero”

¿Cómo llega uno a esta conclusión? Tu amigo quiere ayudarte a resolver un problema de pareja pero tu amigo está soltero. 

Como está soltero no es capaz de entenderte ni ayudarte tan bien como podría hacerlo alguien en pareja.

¡Estás atacando a la persona, no al argumento!

Que tu amigo Luís quiera echarte una mano para resolver la discusión que has tenido con tu pareja estando él soltero no hace su consejo menos válido. 

Esta falacia, conocida como Ad Hominem, se puede desmontar fácilmente.

 Lo que podrías responder ante ella sería algo parecido a esto: 

«No me digas lo que piensas de mi, dime lo que piensas sobre mi consejo» “Ese no es un argumento. He podido tener pareja en otros momentos de mi vida, por ejemplo”. 

Destapa que ese comentario no aporta nada a la discusión, pues no está criticando lo que se dice, sino una característica del individuo.

2.LA MANIPULACIÓN A TRAVÉS DE LA AUTORIDAD

¿Por qué ponen un señor con bata blanca en los anuncios de salud e higiene?

¿Cuántos anuncios de cepillos y pasta de dientes han usado esa técnica?¿Por qué aparece Rafa Nadal para vendernos un coche?

Estas no son locuras del departamento de publicidad de una empresa, sino que son ejemplos de la falacia Ad Verecundiam.

Esto ocurre cuando una figura que transmite autoridad (o a la que nosotros le otorgamos autoridad) da un mensaje, y los espectadores lo aceptamos como cierto.

¿Por qué no íbamos a creer a Rafa, si nos dice que el coche tiene 7 años de garantía mientras firma en la pantalla?

¡Porque a él le están pagando por decir esas palabras y por firmar, para darnos a nosotros esa confianza!

Cuando alguien tiene autoridad para nosotros tendemos a dar por ciertos sus mensajes, hasta cuando no son de tu ámbito.

Ahora bien, podemos desmontar la falacia de dos formas:

– Si nos intentan vender la moto contratacaremos con una pregunta muy sencilla “¿De verdad lo necesito?”, “¿He de hacerlo realmente?”.

– Si estamos debatiendo o nos intentan convencer de algo: “¿Cuánto sabe esta persona de este tema?

¿Poco, mucho, es una eminencia..?” (Recordemos que Rafa Nadal es tenista, no es mecánico ni se dedica a vender coches en un concesionario).

Este artículo no es nuestro pero puede ser interesante para ampliar información sobre la figura de autoridad y la influencia que puede ejercer sobre nosotros.

¿Quieres leer un poco más sobre el principio de autoridad? Pásate por el siguiente enlace:

«La Manipulación Del Principio De Autoridad»

3.LA COSTUMBRE COMO HERRAMIENTA DE MANIPULACIÓN. “ES QUE SIEMPRE SE HA HECHO ASÍ”

“¡En mis tiempos se vivía mejor y con menos!”

Son palabras que a alguna vez hemos escuchado en personas mayores, y es que no pretendas enseñarle trucos nuevos a un perro viejo.

La impronunciable falacia que acabo de utilizar es la Ad Antiquitatem y se resume en “Si siempre se ha hecho así es porque será la mejor forma”.

De ser así, los viajes se hubiesen seguido haciendo a lomos de caballos o en carreta en vez de en coche. Además, el caballo no consume gasolina…

Visto así suena ridículo ¿No crees? Por eso la mejor forma de desmontarlas es con datos:

“¿Eso está demostrado, hay datos que lo respalden?”, “Se puede ver cómo la sociedad ha cambiado y hoy en día X es mejor”.

Una tradición puede tener un mejor o peor fundamento, pero no se puede fundamentar que algo es mejor o peor por ser tradición.

No obstante, cuando nos veamos obligados a desmontarla, no estará de más valorar que si siempre se ha hecho de la misma manera, desde luego esa forma es buena, da resultado.

Solo que no quiere decir que no pueda haber una forma mejor.

4.“SI TODOS LO HACEN, ES QUE ESTÁ BIEN”

“Si todos los dicen, será cierto”.

Todos sabemos que crujirse los nudillos provoca artritis.

Igual que Prometeo le trajo el fuego a la humanidad, démosle las gracias al médico que nos reveló esta información (SPOILER: sigue sin haber pruebas de ello).

Aun así, todos parecen creérselo porque es lo que dice todo el mundo. Esta falacia, junto con la anterior son las herramientas más utilizadas en manipulación.

Os presento a la falacia Ad Populum, otra palabra en latín que viene a decirnos que “Si todos lo hacen, ha de estar bien / ser cierto”.

Es aquí donde uno tiene que recurrir a la persona más sabia que conoce, es decir,  una madre. Cuántos habremos escuchado la típica frase “¿Si tus amigos se tiran por un puente, tú vas detrás?”.

Claro que no (a menos que estés haciendo puenting, entonces uno se lo cuestiona).

Por eso lo primero que debemos hacer antes de empezar a seguir una moda o un reto que se ha viralizado es plantearse,

“¿Realmente lo quiero, o quiero ser como los que lo siguen?”

En caso de que alguien utilice esta falacia para convencernos de algo, seamos conscientes de que no hay ningún tipo de relación entre que sea cierto y que lo diga/haga todo el mundo.

¡Informémonos por nuestra cuenta!

5. EL “CHANTAJE EMOCIONAL” POR TODOS CONOCIDO

Seguro que no es novedad para ninguno de vosotros que el chantaje emocional es una herramienta de manipulación.

“¿Por qué no seguiste mi consejo? ¿Acaso ya no confías en mí?”

 Es una frase que duele escuchar, nos duele en el «corazoncito» porque apela a nuestras emociones y porque nos la suele decir una persona cercana a nosotros.

 A ninguno nos gusta que utilicen nuestras emociones contra nosotros, ni tampoco para convencernos de hacer algo que no queremos,

tal y como hizo William Wallace con los escoceses y su ¡Puede que nos quiten la vida, pero jamás nos quitarán la libertad!”, pero así es como funciona la falacia Ex Populo. 

¿Cómo evitas que te manipulen a través de tus emociones?

Al fin y al cabo, seguir tus emociones es dejar que te guíe el corazón.

Ahí es donde tiene que entrar el cerebro y su razón y coger las riendas. 

Hay que saber cuándo es necesario tener la mente fría y no dejar que las emociones nublen nuestro juicio. Busca datos o argumentos racionales para argumentar tu mensaje.

Muchas veces el chantaje emocional puede tener algún tipo de relación con la dependencia emocional de otras personas.

Es muy interesante conocer los dos términos, así que te dejo por aquí otro de nuestros artículos para que le eches un vistazo:

» 7 Claves Para No Ser Dependiente Emocional».

6.CUANDO PARECE QUE LAS COSAS SOLO PUEDEN SER BLANCAS O NEGRAS

“O estás conmigo, o contra mí”.

Frase lapidaria donde las haya. La que mejor resume la falacia del Falso Dilema.

 Si la vida fuese tan fácil, los problemas tendrían siempre solo dos soluciones, pero por desgracia no es así. 

En el trabajo también hemos podido escuchar puedo hacerlo rápido, o puedo hacerlo bien. ¿Tan difícil es hacerlo de ambas formas?

¡Lo cierto es que no! 

Porque para desmontar esta falacia tenemos que ser conscientes de que un problema no tiene dos posibles soluciones, sino muchas más. 

El problema es que tendemos a generalizar y en el proceso uno se deja muchas opciones válidas con sus ventajas y sus inconvenientes. 

¿Qué sólo puede hacerse rápido o bien?, ¿Qué tal si entre 3 compañeros hacéis el trabajo y no estás tú solo? 

Seguro que acabáis enseguida.

¡Busca siempre los grises para combatir esta herramienta de manipulación! Si además le planteas a la otra persona que sea ella quién los encuentre, su compromiso con la solución será mayor.

7.LAS SUPERSTICIONES TAMBIÉN SE UTILIZAN COMO HERRAMIENTA DE MANIPULACIÓN

«Que el gallo cante hace que salga el Sol».

Esto, que suena a refrán de la abuela, sabemos que no tiene ni pies ni cabeza, ¿Por qué? 

Porque sabemos que son dos hechos que ocurren muy cerca el uno del otro pero que no tienen nada que ver. 

Es lo que conocemos como la falacia Post hoc ergo propter hoc, y no es otra cosa que una errónea relación de causa-efecto y se necesitan 2 elementos: Un hecho y una consecuencia.

Ayer salí en manga corta y me he constipado

En la calle hacía mucho frío

o Salir a la calle en manga corta hace que te resfríes

Es fácil ver cómo muchas supersticiones han podido surgir gracias a esta falacia.

Caemos en esta falacia cuando nos creemos que porque dos hechos ocurran juntos, el primero es causa del segundo. ¡Y no es así!

La buena noticia es que, al igual que con las demás, podemos pararle los pies. 

Volviendo al ejemplo anterior, hay que buscar otros factores que pudiesen ser la causa del constipado “¿Te encontraste con alguien que estuviese enfermo?” 

O recurrir a otras situaciones en las que se hayan dado los mismos factores sin que ocurra lo mismo. ¿Cada vez que sales en manga corta a la calle te resfrías?

Sería un buen ejemplo. No podemos asociar la causa-efecto de dos elementos sin conocer todas las variables.

8.CUANDO SE RECURRE A LO ABSURDO PORQUE NO TENEMOS ARGUMENTOS. SÍ , ESTO TAMBIÉN ES MANIPULACIÓN

Otra falacia que tampoco está en latín es la del Hombre de paja.

Consiste en refutar, aparentemente, un argumento con otro que no tiene nada que ver.

Y digo aparentemente porque el objetivo es no tener que enfrentar el argumento de la otra persona, si no esquivarlo porque no lo podemos rebatir.

– Pedro: Andrea, limpia la mesa que está hecha un desastre, por favor.

– Andrea: ¡Sí claro, voy a ser yo la chacha de la fiesta y limpiar lo que todos ensuciamos! Anda que…

Aquí, vemos cómo Andrea extrema la petición de Pedro buscando refutar.

¿Cuál sería la solución para este tipo de situación?

Mediante la confrontación clarificadora. Para el ejemplo anterior, Pedro podría decir:

“No, Andrea, solo te pido que limpies la mesa. Cada uno se está encargando de una zona concreta”.

Esto le da a entender a Andrea que ni Pedro le está exigiendo limpiar detrás de los demás, así como que forma parte de todo un equipo con la misma tarea (limpiar el estropicio de la fiesta).

9.EL CATASTROFISMO ABSOLUTO

Seguro que conocéis a alguien que invierte casi toda su energía en «comerse la cabeza». Os recomiendo que les dediquéis la falacia de la Bola de nieve.

Se le llama así porque si uno deja rodar una bola de nieve colina abajo, poco a poco irá recogiendo más nieve y haciéndose más y más grande hasta ser capaz de llevarse por delante a todos los presentes en la pista de esquí.

Consiste, como bien acabáis de ver, en enlazar asociaciones hasta llegar a conclusiones totalmente disparatadas.

“Si llego tarde al trabajo, acabarán por despedirme, por lo que no podré aportar a la familia, mi mujer me dejará, no volveré a ver a mis hijos, seré repudiado por todos y acabaré viviendo debajo de un puente”

Podemos ver cómo esta persona no hace más que conectar elementos negativos uno detrás de otro, achacando los unos a los otros, acabando en la peor opción posible.

¿Y esto con qué intención? Con la de no hacer lo que se le ha pedido o demostrar que el argumento que se le ha dado es una malísima idea, porque acaba mal.

Por suerte, tenemos formas de afrontar estos dilemas que parecen sacados del guión de una película de serie B:

– Volvemos al punto de partida y demostramos que no hay justificación entre principio y final, así como aportar otras soluciones.

“¿Cómo vas a acabar viviendo debajo de un puente por llegar tarde? Puedes evitar que te vuelva a pasar poniéndote el despertador 15 minutos antes.”

10.NO TODO ES LO QUE PARECE

No hay diferencia entre perros y gatos. Ambos son suaves, peludos y achuchables.

Quien se atreva a afirmar algo así se verá juzgado por las demás personas, le mirarán con cara rara.

Pero qué mejor que un ejemplo exagerado para demostrar la última falacia, la Falsa Equivalencia.

Utiliza una característica común entre dos elementos para encasillarlos como iguales.

¡Aun así no creo que un amante de los perros pueda ver el símil con un gato, y viceversa!

“No importa si es un político progresista o conservador, todos son unos corruptos”

¡Fue una frase que escuché el otro día y para este caso nos viene como anillo al dedo!

Lo mejor que podemos hacer para desmontar una falacia de falsa equivalencia es dejar claro cuáles son las diferencias entre ambos sujetos.

En el caso de los gatos y los perros, está claro que comparten características, pero desde el comportamiento a la comida, pasando por las garras y el sonido que producen, se parecen en el blanco de los ojos,

¡Porque ni siquiera en la pupila!

CONCLUSIÓN: YA TIENES 10 MOTIVOS MÁS QUE ANTES PARA NO CAER EN LA MANIPULACIÓN

Una vez repasadas estas diez falacias de lo más comunes en la manipulación, estoy convencida de que va a ser mucho más complicado que te cuelen gato por liebre.

Y no solo eso, vas a ir viendo poco a poco cómo las falacias forman parte de tu vida diaria.

¡Las hay hasta debajo de las piedras!

Desde las noticias a las reuniones de empresa las falacias son capaces de colarse en cualquier conversación, pero con las herramientas necesarias para desmontar cualquier falso argumento que acabas de agenciarte,

¡Vas a tener mucho más control sobre la información que recibes!

 

Aun así es normal que con el artículo no te sea suficiente para superar la situación que estas viviendo y quieras buscar ayuda. ¡Pues ahí estamos nosotros!

En Psicología y Comunicación estamos especializados en comunicación, así que en este caso te vendría de fábula. Contáctanos o infórmate sobre nosotros a través de nuestra página web o nuestras redes sociales. 

 

Por: Carlos Galiano

Por: Ingrid Vilaça

5 3 votes
Article Rating
Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x