Entradas

6 Claves para superar la timidez e iniciar una conversación

¿Cómo empezar una conversación con un completo desconocido?

Efectivamente, acercarse a esa persona anónima de manera imprevista puede resultar intimidante y generar mucha timidez. Y, efectivamente, puede que sintamos que no tenemos las habilidades necesarias en ese momento para lograr que la situación vaya a buen puerto.

Afortunadamente nuestras habilidades no son lo único que definen quienes somos, sino nuestras elecciones. Es decir, la manera en la que ejercemos nuestras habilidades.

O dicho de otra manera, no hace falta ser un actor, un humorista o la persona más ingeniosa de la tierra para hablar con un desconocido, hace falta tener coraje y unas nociones básicas a seguir.

A continuación os ayudo con las nociones, el coraje os lo dejo a vosotros.

3 claves para iniciar una conversación con un desconocido y superar la timidez

A| Capta su atención

De la misma manera que no expondrías en tu  clase de la universidad o en tu trabajo hasta que todo el mundo te esté mirando y prestando atención, no tendría sentido empezar a hablar con un desconocido si no está tomando en consideración lo que estamos diciendo.

Por tanto, no empezaremos a decir nada hasta que tengamos la atención de la otra persona.

¿Cómo? Con educación y empatía.  Un : “hola”, “disculpa”, “Perdona un momento” y demás variantes nos permiten que la otra persona entienda que nos estamos dirigiendo a ella, nos mire y esté abierta a escuchar lo que queremos decir.

conversacion 1

Y ahí y solo ahí, es cuando empezaremos a comunicar nuestro mensaje.

Recordad, primero la atención y luego la intención.

B|  Entiende que no hay un momento perfecto.

Puede que veamos que esa persona va con prisa, o que está escuchando música, o que está comiendo y no quieren que la molesten y eso nos supone una limitación.Todos tenemos limitaciones, todos sentimos nervios a la hora de afrontar situaciones que escapan de nuestro control y nos exponen al juicio de los demás.

Y aquí viene la gran noticia, esa sensación no desaparece.

Por lo tanto, lo que desarrollamos con la experiencia es la capacidad de gestionar esos nervios y convivir con ellos, de manera que no condicionen nuestra predisposición a comunicar nuestros deseos.

Siempre hay “un mejor momento”, una frase “más ingeniosa”, una situación “más propicia”. Pero afortunadamente, socializar no requiere perfección. Si no acción. Por lo tanto, vamos a usar esas dudas, esas inquietudes y que nos despierta la situación, a nuestro favor, actuando. Verbalizándolas.

marca personalSi vemos una situación donde creemos que la otra persona puede estar ocupada, empecemos diciendo “Se que…” y a continuación comunicamos lo que nos apetecía hacer en un principio:

  • Sé que estás trabajando, pero…
  • Sé que estás leyendo, pero…
  • Se que estoy interrumpiendo una conversación, pero me ha llamado la atención lo interesante que parecía y me ha apetecido venir a descubrir de qué iba, soy Yago”

De esta manera logramos varias cosas:

  1. Conseguimos que la otra persona vea que somos conscientes de la situación y no estamos locos. Pero que a pesar de ello hemos tenido que ser valientes porque nos apetecía comunicar nuestro deseo.
  1. Nos liberamos de la presión que nos supone el pensar “¿estaré molestando?” “¿estará ocupada?”. Si lo comunicamos desde un principio y nos dan pié a seguir, ya lo hacemos con su consentimiento e interés.

C| Sé genuino y positivo

No hay mejor manera de empezar una conversación que con honestidad y positividad.

Y la mezcla de ambas cosas es un cumplido auténtico. Por norma general, si comunicamos algo positivo, recibimos algo positivo.  Por lo tanto, ofrezcamos positividad. Sonriamos, estemos con una postura corporal abierta y comuniquemos lo positivo que nos transmita la otra persona y nos llame la atención. Imaginemos que estamos tomando algo en una cafetería y notamos que la camarera está con una sonrisa constante en el rostro, yo comunicaría:

Me gusta que estés sonriendo a pesar de estar trabajando.

Para empezar, estamos valorando algo que no es habitual y que vemos reflejado en esa persona. Tener una actitud optimista en el trabajo.

Por tanto, empezaremos favorecidos y despertando algo positivo en la otra persona.

Y, por otro lado una norma muy humana  es que de lo bueno queremos más.

Regular people hanging out in a coffee shop, having drinks, doing work, meeting friends, etc.

La timidez la superamos con nuestras elecciones. Desarrollando nuestras habilidades y aumentando la autoestima.

Así que perfectamente podemos decir a continuación

¿Siempre sonríes tanto en general o es que te gusta especialmente tu trabajo?

Así podremos continuar la conversación de manera natural, encontraremos más cosas que nos gusten de la otra persona a medida de que la conozcamos y ya estaremos en plena charla, disfrutando. Y como nuestra cabeza no puede estar a dos cosas a la vez, nos olvidaremos de la timidez.

Por supuesto, esto es solo un ejemplo, el ser genuino invalida el uso de fórmulas pre-practadas o frases guionizadas.

Por lo tanto, mientras sea en positivo y sea auténtico…

¡Sentíos libres de comunicar lo que os apetezca!

¿Qué es la timidez?

cabeza pensanteEs fácil confundir el concepto timidez con otros cómo puede ser la introversión. Es necesario distinguirlos y separar lo que es un rasgo intrínseco de nuestra personalidad y lo que es un obstáculo a la hora de comunicarme con los demás.  La introversión es tan positiva como la extroversión. Es una inclinación hacia buscar los estímulos dentro de nosotros mismos.

La timidez, por otra parte, bebe de nuestros miedos y de la falta de recursos y habilidades a la hora de comunicarnos con los demás. Dejar que la timidez forme parte de nuestra vida es renunciar a una parte de nuestra libertad, ya que nos impide evolucionar como personas y nos encierra en un mundo de falsa comodidad donde lo que deseamos que suceda siempre resulta bloqueado por nuestra falta de seguridad y autoestima a nivel social.

Contáctanos

¿Cómo surge la timidez?

exito-laboral-consejosNuestras actitudes surgen de nuestra experiencia y educación. Tengamos un carácter introvertido o extrovertido, nuestra seguridad personal y nuestros recursos comunicativos van a ser causa y consecuencia de nuestra timidez.

Nace de una inseguridad personal provocada generalmente por dos posibles motivos:

1-Un entorno que no ha valorado la forma de expresarte ni ha facilitado una comunicación con libertad.

2-Un carácter introvertido sumado a una baja autoestima que ha acabado por dominar la conducta social.

Cualquiera de los dos motivos  provoca una falta de hábito que oxida nuestras habilidades comunicativas tales como iniciativa, ingenio, empatía, asertividad y un largo etceterá. El verse sin estas habilidades optimizadas provoca una renuncia a crear hábitos sociales.

El circulo vicioso de la timidez

La consecuencia de mantenerte siempre encerrado en esa zona de confort es que tú mismo limitas tu vida. Bloquea dos actitudes, con consecuencias poco saludables para el bienestar humano:

-Expresar lo que sientes

-Seguir tus impulsos

consejos-entrevista-trabajoCon respecto a los desconocidos, la timidez impide que nos comuniquemos con fluidez delante de las personas que no son de nuestra confianza. Y genera un alto miedo al fracaso social, debido a que la falta de práctica inhibe el desarrollo de nuestras habilidades sociales.

Además existe otro inconveniente al ser tímido, el resultado de que dejemos que la timidez domine nuestras relaciones es que cada vez nos cuesta más sentir esa confianza hacia nuestro círculo cercano.

Sintomas

-No sentirse comprendido.

El hecho de no expresar tus impresiones y tus sentimientos hacen que la gente sepa de menos de ti. Las relaciones se tienen que nutrir de intimidad, cuando renuncias a comunicarte por miedo, estas alejando a las personas que te importan y estas dando pocas facilidades para que te conozcan más y mejor.

-No conocer gente nueva.

La falta de recursos y de habilidades sociales provoca que nuestras interacciones con personas nuevas no sean como nos gustaría. La falta de experiencia y seguridad nos impide comunicar nuestra identidad de manera natural y tendemos a bloquearnos y ceder la iniciativa.

– Miedo a fracasar o no cumplir las expectativas.

La asertividad en el trabajo ayuda a poder comunicar lo que piensas de una manera atractiva

El miedo al fracaso social es el principal nutriente de la timidez

La timidez viene provocada como decíamos antes, por experiencias que han impedido que se desarrolle una autoestima y seguridad fuertes, por lo que en la mayoría de casos se traslada a todas las dimensiones de nuestra vida y nos hace tener miedo a fallar o a equivocarnos delante de los demás.

El primer paso para superar la timidez es conocerla. En este artículo se ha presentado la timidez, su singularidad, sus orígenes y algunos de sus síntomas. En artículo “Cómo superar la timidez (II) Los primeros pasos” se dan las primeras claves para enfrentarse a ella de una manera activa. No te lo pierdas.

LOS PRIMEROS PASOS PARA SUPERAR LA TIMIDEZ

A | AUTOESTIMA Y TIMIDEZ

En el artículo anterior observamos la relación entre una baja autoestima social y la timidez. La falta de confianza y el miedo a ser rechazado socialmente impiden que nos comuniquemos con naturalidad. Al tener una visión poco positiva de nosotros mismos se genera una freno automático que nos dificulta ser conocidos y comprendidos por los demás.

¿Cuál es el primer paso?

Si queremos comunicarnos con mayor libertad debemos conseguir aumentar nuestra confianza y nuestra seguridad. Voy a presentarte 4 ejercicios prácticos para empezar a subir tu autoestima desde ahora mismo.

  1. Genera cambios posibles: Empecemos por el horario

A la hora de generar cambios debemos ser conscientes de cuales son nuestros recursos. Uno de los recursos que más van a condicionar la posibilidad de plantearme un cambio es el TIEMPO.

crisis entorno laboral habilidades¿De cuánto tiempo dispones para generar un cambio en tu vida? Durante el día tendremos que cumplir con ciertas obligaciones, el trabajo, los estudios, la pareja, hacer deporte. Es esencial que para afrontar un cambio hagas una evaluación de cuanto tiempo tienes para generar ese cambio.

Una vez hayas evaluado el tiempo del que dispones , debes analizar cuales de las cosas de las que ahora haces son prioritarias y cuales de las que ya haces no te llenan o satisfacen y, si se diera el caso y fuese posible, eliminarlas de tu semana.

¿Cuántas horas te quedan a la semana?

  1. Utiliza el tiempo nuevo de manera constructiva

Para aumentar la autoestima no son suficientes técnicas cognitivas de reinterpretación, debes también actuar de manera diferente e incorporar nuevas conductas a tu vida. Elegir aquellas cosas que creas que te van a ayudar a sentirte mejor. Busca actividades caben dentro de tu disponibilidad de tiempo y de tu capacidad económica. Algunas veces no elegimos hacer lo que realmente nos haría felices por miedo, comodidad o pereza. No puedes dejar que esos sentimientos sean las motivaciones que dirijan tu vida.

asertividad en el trabajo 2Cuando adquieras esos nuevos hábitos, estas generando una nueva visión de ti mismo. En definitiva, generar conductas nuevas ya es una meta por si misma y todo cumplimiento de metas acaba reflejándose en nuestra autoestima.

¿Por qué aumenta tu autoestima además de por conseguir esas pequeñas metas? Aumentará en ti la idea de cambio y de compromiso contigo.

  1. Construye la nueva visión de ti en positivo.

Otro ejercicio sencillo y de resultados rápidos. Se centra en alimentar nuestra visión de nosotros mismos con la visión de los demás. Nuestra autoestima tiene un elemento fundamental de proyección de la imagen que creemos que tienen los demás de nosotros mismos.

Pregunta a 10 personas de tu círculo cercano qué 3 adjetivos positivos te podrían definir. Cuando tenemos una imagen de nosotros mismos poco positiva tendemos a ser injustos al valorarnos o sencillamente no sabemos ver las cosas buenas que nos definen.

Esos treinta adjetivos positivos sobre ti son algo que la gente de tu alrededor percibe y es real; comienza a valorarlas como tus recursos y como lo que te convierte en una persona con cosas que aportar al mundo.

Si quieres seguir investigando sobre como puedes aumentar tu autoestima puedes leer un artículo que escribí con estas y otras claves en nuestra web amiga.

 B | RELACIONES Y TIMIDEZ

Una vez comprendida la relación entre autoestima y timidez y dados los primeros pasos para generar una visión más positiva de nosotros mismos, debemos dirigirnos a la dimensión que más afecta la timidez; la dimensión social de nuestra vida.

coaching-profesionalLa timidez es un obstáculo que sobre todo afecta a la hora de profundizar en nuestras relaciones y de generar nuevas. Además tiene repercusión en situaciones concretas que se dan en el mundo laboral o académico como cuando tienes que exponer un trabajo o en una entrevista de trabajo. También te ofrecemos soluciones para esas situaciones, pero en este artículo nos centramos en el apartado social.

RELACIÓN ENTRE TIMIDEZ Y PERFECCIONISMO

Un porcentaje muy alto de lo que se diagnóstica como timidez es realmente perfeccionismo. Muchas personas sufren por no alcanzar las expectativas de los demás (o suyas propias) y renuncian a algunas relaciones.

¿Cual es el papel del psicólogo en estos casos?

Tu misión con los ejercicios que te voy a proponer va a ser ganar calidad en tus relaciones a base de dar pequeños pasos que pueden cambiar tu forma de sentirte delante de los demás, y que te van a ayudar a afrontar la superación de la timidez de una manera más constructiva.

Ten en cuenta que la calidad de las relaciones se mide por las emociones que se sienten. La diversión, la intimidad, la confianza o la alegría son difíciles que encontrar si no asumimos como una necesidad el comunicarnos con libertad (sin timidez)  y ser capaces de seguir en algunas ocasiones nuestros impulsos.

1-NUESTRO CIRCULO MÁS CERCANO

Es probable que la timidez haya provocado que no dispongas de un circulo excesivamente grande, pero seguro que cuentas con un grupo de gente, ya sea familiares, amigos de mucha confianza o incluso tu pareja con los que te sientes más a gusto.

hacer-mas-amigos-cursoEste ejercicio es muy sencillo. Habla sobre tu timidez con tu círculo más cercano y cuentales lo que sientes al respecto. A veces nos cuesta abrirnos delante de la gente que nos quiere, pero debemos ser conscientes de la importancia de hacerlo. Como resultado te sentirás escuchado, comprendido y probablemente apoyado.

2-NUESTRAS AMISTADES Y CONOCIDOS

Afrontar un cambio a nivel de conductas sociales exige al principio un esfuerzo que tiene su recompensa a medio plazo. Ahora viene la parte más complicada, cuando se empiezan a generar cambios que chocan directamente con tu timidez. Y para hacerlo, es mejor elegir el camino más fácil.

Entrevista Luis Tejedor

Entrevista con el psicólogo, sexólogo, escrito y director de Egoland Seducción Luis Tejedor, que nos habla de las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de ser seducidos, de la posibilidad de cambio y de psicoanalisis.

En este ejercicio vas a adquirir una conducta que te va a hacer salir de tu zona de confort. Premia algo que te guste de tus amigos o conocidos una vez al día. La exposición de tener que decir a alguien que valoras en positivo algo suyo te va a venir bien para afrontar una nueva forma de relacionarte con los demás.

Otro punto positivo es que es un ejercicio donde no existe ningún riesgo, ya que a nadie le va a molestar que le digas algo positivo. Da igual que sea que te gusta mucho su pañuelo nuevo, su sonrisa, su tipo de humor o cualquier cosa que valores de quien tienes delante.

Este cortometraje que os dejo a continuación es para mi muy inspirador y clarificante. Un pequeño cocodrilo simboliza la timidez, que como comente en el artículo Como superar la timidez (I) ejerce de falso amigo y frena la vida de la protagonista.

Fobia Social: El reto de conocer gente nueva

Las interacciones sociales son una verdadera pesadilla para muchas personas. Relacionarse con gente nueva resulta todo un reto, y por temor al mal trago que ello conlleva, muchos deciden aislarse aunque eso sea lo contrario de lo que les gustaría hacer. Aquí surge el reto de superar fobia social.

También te puede interesar:

 

friendsLas relaciones sociales

A lo largo de nuestra vida van surgiendo constantemente situaciones que requieren que nos relacionemos con los demás, y es que el ser humano necesita socializarse para adaptarse y sobrevivir. Somos sociables por naturaleza, aunque probablemente a muchas personas les chirríe eso de “por naturaleza” debido a que a algunos no les viene de forma nada natural eso de socializarse.

Empezamos por el colegio, luego la universidad, el equipo de fútbol, el grupo de teatro, el trabajo, el grupo de amigos, la pareja, los amigos de la pareja, los familiares (y sus parejas)… nos pasamos la vida en constante contacto con los demás. Sin embargo, hay personas que temen cada uno de esos momentos en los que aparece gente nueva. Y es que, desde luego, no es nada agradable relacionarse con los demás cuando nuestra cabeza está llena de miedos acerca de la evaluación negativa que los demás vayan a hacer de nosotros mismos. Además, como todo miedo, estos pensamientos tan desagradables van acompañados de síntomas fisiológicos como taquicardia, sudor, rubor o tartamudeo entre otros.

Fobia social vs Timidez

fobia social vs timidezUna de las dudas más comunes que suelen surgir al tratar el problema de las relaciones sociales es la diferencia entre fobia social y timidez. Tanto las personas tímidas como los fóbicos sociales tienden a pensar que los demás harán una evaluación negativa de ellos, y en consecuencia experimentarán las sensaciones correspondientes de ansiedad. La gran diferencia entre unos y otros reside en su comportamiento.

Nosotros podemos ayudarte

Aunque el miedo es el mismo, los tímidos probablemente se enfrentarán a muchas de esas situaciones que tanto temen. Intentarán pasar desapercibidos el primer día de clase, no intervendrán demasiado en las conversaciones del trabajo (pero ahí estarán), o no serán los primeros en entablar una conversación con esa persona que les atrae, aunque sí seguirán la conversación si es el otro quien la inicia. Por el contrario, las personas que sufren fobia social suelen ser Evitadores Profesionales. Es decir, evitarán enfrentarse a todas aquellas situaciones que les incomoden poniendo alguna excusa para no ir a esa cena, no harán amigos en el trabajo evitando ir a cualquier reunión social o evitarán ir a fiestas en las que haya gente que no conozcan.

En definitiva, la línea entre algo inocente como la timidez y algo más problemático como la fobia social es muy delgada, pero hablaríamos de fobia cuando el problema sea tal que interfiera en nuestra vida normal.

Fobia social y redes sociales

fobia social y redes socialesLas personas que padecen fobia social suelen volverse expertos en evitar relacionarse, lo que hace que su miedo nunca se vaya y les acompañe desde la adolescencia, que es cuando suele desarrollarse, hasta la adultez. Al final, el no relacionarse demasiado forma parte de su vida normal, pero esto no significa que prefieran estar solos. En los últimos años, con el avance de las tecnologías y las redes sociales, se ha podido ver como una gran cantidad de personas que tienden a evitar relacionarse en su vida diaria con los demás sí se relacionan a través de las redes sociales. El fóbico social teme que le evalúen de manera negativa y eso es lo que le impide socializar, pero a través de internet y el anonimato que éste nos brinda superan esa barrera y logran entablar amistades.

A pesar de que las redes sociales faciliten la evitación del contacto social físico, la posibilidad de poner en práctica algunas habilidades comunicativas puede ayudar a aquellas personas que sufren fobia social a dar el primer paso hacia un afrontamiento del problema.

 

Consejos para relacionarse y no morir en el intento

  • consejos fobia social 1ENTRENA. Cuanto más evitamos, menos práctica adquirimos. Si en lugar de evitar las situaciones que tanto tememos, poco a poco vamos enfrentándonos a ellas, con tiempo aprenderemos a desenvolvernos con soltura. Relacionarse es como aprender un idioma, hasta que no practicamos, fallamos, corregimos y repetimos hasta mecanizar lo aprendido, no conseguiremos dominar el idioma. Una opción puede ser practicar ante el espejo.
  • OLVÍDATE DE TRUCOS. Usar maquillaje para tapar el rubor, hablar bajito para evitar atención, o aprender a relajarse para llevar mejor la ansiedad son solo trucos que te ayudan a pasar el mal trago, pero no te ayudan a superarlo. Sé tú mismo, experimenta la subida de ansiedad y siente cómo baja poco a poco hasta desaparecer por sí misma. Cuando descubras que no era tan traumático como pensabas tus miedos disminuirán.
  • RELATIVIZA.. En las relaciones sociales nunca podemos estar seguros del resultado. Cada persona es diferente y nunca podemos prever cómo los demás van a reaccionar. Piensa que la probabilidad de que alguien te rechace, se ría de ti o te critique es mucho más baja de lo que tú crees. En caso de que tus miedos se cumplan recuerda que no es tan malo como tú crees. No podemos gustarle a todo el mundo pero, ¿y qué? NO-PASA-NADA.
  • LA ANSIEDAD NO SE NOTA TANTO COMO TU CREES. A menudo creemos que en cuanto nos pongamos un poco rojos todo el mundo va a consejos fobia social 2señalarnos y a reírse de nosotros. Si lo piensas bien, tu ansiedad es sumamente importante para ti, pero realmente no lo es para los demás. Las personas no están pendientes de que digas una tontería o te pongas rojo. A qué vamos a una fiesta, ¿a pasarlo bien o a estar pendientes del ansioso?
  • LLÉVALO CON NATURALIDAD. La mejor forma de romper el hielo es haciendo frente tú mismo a tus temores públicamente. “Uy, me estoy poniendo rojo ¿verdad? ¡Siempre me pasa!”. Ya está, sobre la mesa, ya te lo has quitado de encima y puedes seguir con la conversación.
  • consejos fobia social 3USA EL LENGUAJE NO VERBAL. Recuerda que en una conversación, alrededor del 70% de lo que decimos lo transmitimos mediante el lenguaje no verbal. Si no estás seguro de qué decir, exprésate con gestos faciales, asiente con la cabeza cuando te hablen, sonríe o ríete cuando te cuenten algo gracioso. No es necesario hablar mucho para relacionarse.
  • ¿QUÉ DIGO? Haz preguntas abiertas para comenzar conversaciones, o comenta algo que esté sucediendo en ese momento. Cuando te cuenten algo escucha, procesa la información y luego contestas. No es necesario precipitarte. Tómatelo con calma y recuerda que no estás tú solo, los demás harán la mitad del trabajo por ti.

 

nuria perez de ziriza2Nuria Perez de Ziriza publica de manera mensual en nuestra web. Nuria es psicóloga por la Universidad de Valencia y especialista en terapia cognitivo-conductual, actualmente trabaja en atención psicológica en el ámbito privado.

 

Items de portfolio