Entradas

COMO CONTROLAR LOS ATRACONES DE COMIDA POR ANSIEDAD.

Muchas veces nos preguntamos cómo  podemos controlar los atracones de comida en ciertos momentos del día y sobre todo, a que se debe esta enorme ansiedad que nos empuja a comer compulsivamente como si no hubiera un mañana, ganar peso y empeorar nuestro estado de salud. Esta ansiedad parece difícil de controlar, pero siguiendo varias pautas y escogiendo mejores alimentos podemos conseguir que el resultado no sea tan catastrófico.

También te puede interesar:

¿Hambre o ansiedad?

El principal problema que tenemos es que muchas veces no sabemos diferenciar si lo que nos empuja a abrir la nevera es hambre o ansiedad; y esto es lo primero que debemos aprender a diferenciar.

Generalmente cuando tenemos hambre sentimos cansancio, falta de concentración, notamos el estómago vacío, nos hace ruido o incluso podemos llegar a sentir molestias intestinales. Además, nos apetece cualquier tipo de comida y no sentimos un fuerte antojo hacia un alimento en particular.

En el caso de la ansiedad ocurre lo contrario. Solemos vernos inclinados a comer platos más grasos, dulces o alimentos procesados poco saludables, y tenemos antojo de algo en particular (y no suele ser una ensalada). En estos casos suele haber alguna causa emocional, algún  pensamiento o emoción que nos lleva a sentir esa ansiedad y a comer compulsivamente para calmarla y que acto seguido nos  hace sentir culpables.

Pautas a seguir para controlar la ansiedad, y evitar los atracones.

1 –Trabaja tu fuerza de voluntad

Cuando nos dicen que debemos seguir un plan dietético o nos dicen que no nos demos atracones es muy fácil contestar: “no tengo fuerza de voluntad”. Lo peligroso de esta afirmación es que cuando pronunciamos estas palabras nos las creemos  y pensamos que no seremos capaces.ans2

Por suerte, la fuerza de voluntad es algo que se trabajay aunque creamos que no tenemos, la podemos adquirir. Podemos decidir no levantarnos del sofá e ir a la nevera y podemos escoger comer una manzana en lugar de un donut. Claro que esto puede no conseguirse de la noche a la mañana, y hace falta adoptar otras pautas para reforzar esa fuerza de voluntad.

Debemos tener siempre en cuenta que “No comer lo que nos apetece en cada momento no supone una pérdida de libertad, todo lo contrario, comer lo que nos apetece  en cada momento supone ser esclavos de nuestros instintos”

ans3

2 – Aprende a identificar la causa emocional de esa ansiedad

Generalmente, la ansiedad es originada por una o más emociones. Es importante identificar que emoción (tristeza, enfado, rabia, ira, aburrimiento) es la que te genera ansiedad. Además esa emoción irá ligada a ciertos pensamientos (injusticia, culpabilidad, impotencia) que a su vez tendrán su origen en cierta situación de nuestra vida con la que no estamos cómodos.

Conociendo estas emociones, pensamientos y situaciones causantes de nuestra ansiedad, podremos convencernos a nosotros mismos de que la solución no es la comida, y reforzar de este modo nuestra fuerza de voluntad.

3 –Solucionar la causa emocional

En lugar de darnos atracones para “callar” esa ansiedad, la respuesta la encontraremos solucionando la causa inicial, llegando al origen de estas emociones; a la situación que la desencadena. Puede que nos aburramos por las tardes en casa porque no tenemos hobbies, puede que nuestra pareja no nos dedique el tiempo que a nosotros nos gustaría, o que nos hable mal, o puede que nos hayamos enfadado con algún amigo/a. En el momento que llegamos a este punto, en la mayor parte de los casos, basta con una conversación para solucionar el problema o con un cambio de perspectiva.

ans4

4 -Incluir alimentos en nuestra dieta que disminuyan la ansiedad

 Alimentos ricos en triptófano, vitaminas de tipo B, magnesio o zinc pueden mejorar nuestra ansiedad. Puedes obtener información más detallada sobre este tema en este enlace.

5 –Elegir alimentos menos calóricos

  • Opciones dulces: la mejor opción por excelencia sería la fruta; una manzana o una pera podría saciarnos bastante y es mucho más saludable que tomarnos una ensaimada o atiborrarnos de chocolate. Optar por yogur desnatado edulcorado también sería una buena opción.ans5

  • Opciones saladas: hay muchas verduras y hortalizas poco calóricas, fácilmente accesibles y apetecibles como los pepinillos, los palmitos o los espárragos de bote que  podemos considerar como aperitivos salado y que son poco calóricos.

ans6

Seguir estas pautas puede ayudarnos a controlar los atracones y la ansiedad cuando éstos son moderados, pero en muchos casos, sería conveniente contactar con un Dietista-Nutricionista Graduado, y en el caso de que la ansiedad sea severa, recurrir a un Psicólogo para que nos puedan ayudar.

Gloria García Gómez

Gloria García Gómez

Nutricionista y farmaceútica

Graduada en Nutrición Humana y Dietética y Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia. Gloria trabaja por y para las personas que acuden a su proyecto, fomentando cambios alimenticios para el bienestar personal. Nosotros ya estamos en sus manos!

¿Eres adicto o adicta al sexo? Claves para saberlo

Claves para descubrir la diferencia entre adicción y no adicción

Beatriz DuranPara este artículo hemos vuelto a contar con la colaboración de la psicóloga clínica Beatriz Duran. Podéis encontrarla clicando en los siguientes enlaces tanto de facebook como en su web.

 

 

 ¿Adicción o comportamientos repetitivos?

bocaAlgunos profesionales de la salud mental se centran en la hipótesis, de que la adicción al sexo se trata, simplemente, de comportamientos repetitivos con una alta frecuencia que dan placer. Si nos basáramos en esta teoría, la mayoría de la población sería catalogada como adicta sexual; por tanto esta idea puede llevar a confusión y es totalmente errónea.

 También te puede interesar

-¿Que es la timidez?

-3 pasos para empezar a enfrentarse a la timidez

-3 claves para iniciar una convervación

Fobia social, el reto de conocer gente nueva

-3 consejos para hablar en público

-Trabaja con PyC tus habilidades para hablar en público

-Trabaja con PyC para superar tu timidez

Compulsividad y persistencia en el comportamiento sexual

Carnes y Schenider (2000) descubrieron que las características más comunes en un trastorno adictivo, como en el caso de la adicción sexual son las siguientes: compulsividad, que puede ser entendida como la pérdida en la habilidad para elegir libremente continuar o parar con un comportamiento sexual, persistencia en el comportamiento problemático a pesar de las consecuencias adversas, tales como pérdida de salud, el empleo, el matrimonio, o libertad intencional en una actividad.

La doble cara del placer

Los adictos al sexo, paradójicamente a lo que se suele pensar, no viven el sexo de forma placentera. Su comportamiento responde a un impulso que no pueden controlar ante la necesidad sexual; en ocasiones la persona llega a experimentar vergüenza, arrepentimiento y culpa después de un acto sexual.

Esta conducta sexual acaba siendo utilizada como un mecanismo de evitación ante los problemas, es decir, es una vía de escape ante las sensaciones desagradables como: ansiedad, tensión o malestar físico.

Trailer de la polémica película “Nymphomaniac” de Lars Von Trier, dónde nos narra la historia de una adicta al sexo

Características de una adicción sexual

chicas barraSe podría hablar con propiedad sobre “adicciones sexuales” cuando, además de ser un acto reiterativo, reúne una serie de características que describiremos a continuación:

  • Placer y negación: La conducta empieza siendo placentera y repetitiva, como en cualquier hábito sexual; pero acaba siendo motivada por una sustitución de las emociones negativas. Esto quiere decir, que el sexo comienza como un acto positivo y placentero, y acaba siendo un sustituto o método para reprimir las emociones negativas.
  • Compulsión sexual: Cuando el comportamiento adictivo se establece, los individuos sienten una necesidad urgente de repetir el acto sexual. Si la pulsión sexual no se lleva a cabo, experimentan un notable desagrado (sequedad bucal, aceleración, sudores). Este malestar no desaparece hasta que se ha ejecutado el acto sexual; esto implica una pérdida de control para la persona.
  • Escala de intensidad: Se produce un escalamiento en el comportamiento. Lo que fue suficiente en un principio, deja de serlo con el tiempo; se buscan estímulos con una intensidad mayor.
  • Pérdidas importantes: Estos comportamientos, les llevan a la degradación en varias aéreas de su vida. En la mayoría de los casos se rompen matrimonios, pierden puestos de trabajo, corren riesgos de contraer enfermedades, etc.
  • Refugio emocional: se establece una dependencia, dónde una emoción negativa interna es exteriorizada y aliviada por medio del sexo; ya de forma automatizada. Esto quiere decir, que ante una emoción que pueda producir malestar o ser angustiosa; la persona disminuirá esa sensación por medio de alguna actividad sexual.

Claves para descubrir si eres un adicto/a al sexo

baile sexuale¿Dedicas más tiempo del que quisieras a tus actividades sexuales?

Se debe tener en cuenta si la utilización de este tiempo, es de manera voluntaria o involuntaria. En el caso de que sea involuntaria y se dedica más tiempo de forma automatizada; puede ser una señal a tener en cuenta.

¿Has intentado renunciar a ciertos comportamientos sexuales sin éxito?

No poder renunciar a ciertos comportamientos sexuales, desde el punto de vista de los instintos y los deseos, es un comportamiento natural y no se debe pensar que se está ante un problema. El dilema está en el momento que sumamos esta falta de control a otros muchos comportamientos.

¿Tu actividad sexual interfiere negativamente en tu vida laboral o familiar?

Teniendo en cuenta que la excitación sexual, podría desarrollarse en cualquier momento o lugar; las situaciones relacionadas con la convivencia familiar o las responsabilidades laborales, se pueden ver afectadas por la urgencia sexual, ya que destinan mucho tiempo en cubrir estas necesidades sexuales.

manos atadas¿Te preocupas a menudo con temas de orden sexual?

Vivimos en una sociedad dónde “el sexo vende” y está presente en muchos aspectos de nuestra vida, como en la televisión, internet, publicidad, comercios, etc. Seguramente, al ser testigos de un estímulo sexual (fotos, videos, objetos) evocaremos en nuestra mente imágenes sexuales; el problema aparece, cuando la persona sin ningún tipo de estimulación sexual, relaciona cualquier estímulo exterior con alguna actividad sexual. Por tanto, sus preocupaciones serán casi siempre de índole sexual.

¿Tienes miedo de que la gente se entere de tus actividades sexuales?

Las actividades como el fetichismo, consumo de pornografía o el sexo anónimo con múltiples personas, pueden ser vistas por otras personas como actividades sexuales fuera de lo común; las inseguridades en compartir estas experiencias, provienen del uso abusivo de estas prácticas.

cama deshecha¿Has abandonado pasatiempos o actividades placenteras con el objetivo de tener más tiempo para tus actividades sexuales preferidas?

Abandonar planes con amigos, actividades culturales, viajes o dejar de quedar con la pareja para dedicar todo el tiempo libre a actividades sexuales; puede ser un indicativo de un presunto problema de compulsión hacía en sexo.

Cuando no puedes llevar a cabo tu comportamiento sexual preferido, ¿te sientes ansioso, colérico o agresivo?

Ansiedad, estrés, angustia, o agresividad ante la situación de no poder llevar a cabo la actividad sexual deseada; puede ser indicativo de una posible dependencia.

Trailer de la película “Shame” de Steve McQueen sobre la vida de un adicto al sexo

¿Cómo se manifiesta la adicción?

La adicción puede mostrarse por medio de una sola conducta o puede implicar varias; además puede manifestarse de distintas formas como: masturbación compulsiva, relaciones sexuales con prostitutas, sexo anónimo con múltiples personas, consumo constante de pornografía, contacto por anuncios o abuso de líneas eróticas, vouyerismo y fetichismo.

Documental del canal odisea sobre un hombre adicto al sexo y el padecimiento de su familia

¿Qué hacer ante la posibilidad de padecer una adicción al sexo?

baile de mascarasMuchas personas que son adictos/as al sexo no admiten su problema hasta que sus vidas son incontrolables. La gran mayoría no recibe ningún tipo de tratamiento; o bien se niegan a hacerlo al considerar que no existe un problema real en sus vidas. Los adictos/as al sexo suelen pensar que al pedir ayuda serán juzgados por su problema, o coaccionados a ver el sexo de manera negativa. Si eres adicto/a al sexo, acude a un profesional especialista en adicciones sexuales y no olvides que tu problema tiene solución.

psicologia-valencia-formacion