Entradas

Los 3 problemas más comunes de comunicación

En este artículo he decidido dar respuesta a los 3 problemas más comunes que me he encontrado en los ya 10 años de trabajo con particulares sobre la mejora de su comunicación. Cada persona es un mundo, pero estos son las 3 debilidades más repetidas y los primeros pasos que podamos dar para ponerle situación.

A -No estar cómodo y no dar tu opinión en grupos grandes.

B -O soy pasivo y me callo las cosas o soy muy agresivo.

C -Mis relaciones son superficiales y no me siento conectado a nadie.

¿Qué más se puede aprender sobre comunicación? ¿Para qué quiero mejorar mis habilidades sociales si ya tengo una vida hecha? Nuestra forma de relacionarnos con el mundo es lo que nos hace tener mayor o menor éxito en los distintos campos de nuestra vida. En cualquier dimensión, ya sea el afectivo, parejil, social, profesional, sexual…mi forma de relacionarme y mis recursos cómo comunicador serán lo que me haga estar satisfecho o no.

 

Pero antes de empezar a trabajar sobre esas tres situaciones;

¿Qué beneficios trae saberse comunicar de una manera atractiva?

Los obstáculos de la comunicaciónLa comunicación es la arquitectura de la realidad. Todas las dimensiones de nuestra vida quedan marcadas por nuestras habilidades sociales y de comunicación. Y lo más curioso es que en un elemento tan importante en nuestra vida cómo la comunicación nunca recibimos formación. Nos enseñan el significado de las palabras, pero nada más. No nos enseñan a utilizarlas en nuestro beneficio. ¿Qué ventajas tiene una persona que sabe utilizar bien su forma de comunicarse?

A| Seguro que muchas veces te has encontrado con personas que no desempeñan de una manera brillante su trabajo pero les ves ascender y cumplir objetivos y muchas veces piensas ¿Por qué? Si no es más trabajador que yo.

B| Otras veces te habrás cruzado con personas que en principio no deberían generar especial atracción en el sexo opuesto, pero ves que siempre tiene relación con gente atractiva y divertida. Quizá alguna vez hayas pensado ¿Por qué? Si no es más atractivo que yo.

C| Incluso alguna vez hayas conocido personas que sin tener experiencias especiales ni nada genial que contar consiguen captar la atención de los demás con tremenda facilidad sin esfuerzo. Seguro que te has preguntado alguna vez, ¿Por qué? Si no es más inteligente que yo.

D| Otro ejemplo, seguro que te has encontrado personas que sin ponerse rojo y sin vergüenza pueden hacer una exposición sin que les entre ansiedad y sin estar preguntándose que pensarán los demás de ellos. Indudablemente te habrás preguntado. ¿Por qué? Si no tiene nada que yo no tenga.

104La respuesta a todas esas preguntas es: Porque es un buen comunicador. ¿Cómo ser un buen comunicador? Más adelante en este artículo te daré algunos trucos y herramientas que pueden ayudarte a ser un mejor comunicador. Una persona con la capacidad de comunicar de una manera atractiva, de generar ambientes agradables, de hacer sentir cómodos a los demás, de persuadir, de conectar, de entretener y de entusiasmar a los demás, es muy posible que consiga sus objetivos. Sean estos cuales sean, puesto que en cualquier proceso que se te pueda ocurrir va a tener un peso fundamental mi forma de comunicarme.

Problemas de no dominar la comunicación

Muchas personas tienen desequilibrios emocionales a causa de no tener controladas o desarrolladas en plenitud sus habilidades sociales o de comunicación. El no desarrollar la asertividad o la capacidad de conocer gente nueva, por poner dos ejemplos relacionados con la comunicación, pueden ser motivo de una insatisfacción personal que desencadene en ansiedad, fobias, depresiones, etc…Será complicado desarrollar una buena autoestima o conseguir metas vitales si mi forma de comunicarme juega en mi contra o no me ayuda a crecer.

A| No estar cómodo y no dar tu opinión en grupos grandes.

5kikLas habilidades sociales están estrechamente relacionadas con la confianza en mi mismo. Si no me siento seguro de mi mismo voy a sufrir al sentirme observado. Voy a intentar exponerme lo menos posible. Y eso puede convertirse en ansiedad cuando tengo que hablar delante de un grupo grande, en inseguridad a la hora de dar mi opinión por miedo a que los demás piensen que es una tontería e incluso que no me atreva a hablar cuando los temas que se hablan no son los que domino.

Para desarrollar mis habilidades sociales tengo que empezar por trabajar mi autoestima y mi autoeficacia. Es decir, que tengo que sentirme cómodo conmigo mismo cómo persona para sentirme cómodo como comunicador. Responde a esta pregunta:

¿Qué tres cosas positivas te definen como comunicador?

Si no tienes clara la respuesta, es fundamental que reflexiones sobre ello, o incluso que le preguntes a personas de confianza. La seguridad y la confianza vienen del conocimiento. No puedo sentirme seguro si no tengo argumentos para hacerlo. Para confiar en mis posibilidades debo saber por qué puedo apostar por mí. Eso en cada ámbito de la vida, pero también en comunicación. Si trabajas tu confianza y te das cuenta que no eres menos que nadie, dejará de asustarte hablar en un grupo grande, porque confiarás en que lo que tienes que decir tiene, cómo minimo, el mismo valor que lo que que puedan decir los demás. Empieza por reafirmar  que 3 cosas buenas te definen cómo comunicador.

B| O soy pasivo y me callo las cosas o soy muy agresivo.

Muchas personas sienten que les pisan en terreno, que no les respetan como se merecen y se acostumbran a ello sintiéndose indefensos. Otras personas se arrepienten de cómo han dicho las cosas y pierden relaciones por su forma de comunicarse.

taller-6El sentir rabia pero no hacer nada, sentirse ofendido, tener ganas de venganza y una baja autoestima es algo bastante común en el estilo pasivo. Los gritos, las quejas, las advertencias, los resoplidos o las amenazas son muy comunes en el estilo agresivo. Si tuviésemos que simplificar mucho los estilos de comunicación podríamos clasificarlos en:

Estilo Pasivo

Estilo Asertivo

Estilo Agresivo

No tener el control de mi estilo de comunicación y no poder trasmitir de manera atractiva y serena mis ideas tiene el inconveniente de que mis mensajes generan rechazo en mi entorno o directamente no lleguen a decirse. Las personas que no tienen facilidad para modelar sus mensajes y acaban trasmitiendo sus deseos cómo quejas o como realidades inamovibles corren el riesgo de quedarse solos o de no ser valorados por su entorno.

Normalmente después de comunicarse de manera agresiva se sienten culpables y arrepentidos por la forma en la que lo han hecho, pero no son capaces de mejorar su forma de comunicarse. Para ese determinado perfil es fundamental trabajar la impulsividad desde la planificación.

A| Tratar de dedicar tiempo a reflexionar sobre cuales son los límites que quieren poner y elegir el MOMENTO ADECUADO para comunicar lo que quieren comunicar. En un estado fisiológico de relajación y serenidad. Donde el entorno te pondrá fácil mantenerte calmado y la persona que te va a escuchar está dispuesta a hacer un esfuerzo para entender y aceptar lo que estas comunicando.

B| Estructurar lo que vas a decir para que sea aceptado y atractivo aunque sea algo en principio negativo. Saber introducir la empatía, que se entienda bien lo que queremos, de manera clara, concluyendo las consecuencias.

                           FÓRMULA DE LA ASERTIVIDAD

 

1-     Afirmación real

2-     Indicio de empatía

3-     Porque es un problema

4-     Concretar qué es lo que quieres

5-     Explicar consecuencias positivas

6-     Explicar consecuencias negativas

 

 

C| Mis relaciones son superficiales y no me siento conectado a la gente

Mucha gente se siente sola y no sabe cómo incorporar gente nueva a su vida. Pueden incluso tener decenas de conocidos, de compañeros de trabajo o de equipo pero que esas relaciones no vayan más allá de “ser conocidos”. ¿Quieres saber que puede hacer la formación de la comunicación en este sentido?

luis alvaro entrevistaNuestra forma de comunicarnos con nuestro entorno es la que genera el tipo de relación que desarrollamos. Normalmente tratamos de comunicarnos de una manera objetiva, fría, intentando incluso esconder nuestras debilidades o emociones negativas. Pero sobre todo tratando de mantener esa “normalidad” que se presupone en cada situación. No arriesgamos. Hacemos lo que creemos que se espera de nosotros. Si mantenemos la “normalidad” las relaciones no pueden evolucionar porque para que algo evolucione necesitamos romper lo que se espera de nosotros y arriesgar.

Si yo os digo que me he comprado un coche rojo, con el maletero  ancho y las puertas delanteras blancas, vosotros probablemente penséis en un coche rojo, con el maletero ancho y las puertas delanteras blancas.

Del mismo modo, si yo os hablo desde una tristeza muy profunda la parte de vuestro cerebro que se activará para reconocer el mensaje es la de la tristeza profunda. En el caso de las emociones también entran en cuenta las neuronas espejo o neuronas de la empatía, ya que tendemos a sentir lo que nos están trasmitiendo. No es ninguna sorpresa saber que las mujeres son más sensibles a los sentimientos ajenos y por lo tanto tienen más neuronas espejo.

Contáctanos

Podemos hacer sentir a la gente cosas con el texto que utilicemos. Si yo hablo de dedales y alfileres, la persona va a visualizar dedales y alfileres y luego cuando me vaya, su cerebro me relacionará con dedales y alfileres.

Si mis mensajes tienen una carga positiva, la gente me relacionará con cosas positivas. Y por supuesto habrá también una intensidad. El impacto que hago en las personas puede ser mayor o menor depende de lo profundo que haya calado mi mensaje.

 

 

¿QUÉ TEMAS PUEDEN HACER QUE TENGA UN IMPACTO FUERTE EN LA OTRA PERSONA?

Existe algo que todos hombres y mujeres compartimos. Precisamente es lo más interno e intimo de cada uno de nosotros; nuestras emociones. Existen cinco emociones básicas.

   ALEGRÍA-IRA-TEMOR-SORPRESA-TRISTEZA

A partir de esas cinco básicas, cómo en la gama de colores, todas las demás se irán desarrollando y mezclándose. Así, paradójicamente, lo que creemos más único de nuestra existencia, nuestras emociones, será lo que nos podrá unir a todos y cada uno de los habitantes del planeta Tierra.

¿Cómo generar vínculos más sólidos?

Dirigiendo la conversación hacia lo que nos genera nuestro contexto, no hacia lo que lo compone. En otras palabras, hablar de cómo me hacen sentir las cosas, no de que cosas tengo. Si quiero vincularte a mí, diciéndote que soy estudiante de psicología sólo lo conseguiré si por algún motivo tienes algún interés en la psicología o eres estudiante.

En cambio, si te hablo de lo que me genera el hecho de estudiar psicología, la ilusión por acabar, las ganas de enfrentarme al reto de tener que cumplir con el rol social de un psicólogo, el miedo a acabar algo después de mucho tiempo formando parte de tu vida…

Hay algunos temas que consiguen unirnos más que años y años de pasar tiempo juntos. Infancia, viajes, familia, miedos, ilusiones, etc…Recordando que lo importante no es contar objetivamente datos sobre esas facetas de tu vida, sino cómo te has sentido con ello. Eso será lo que de verdad genere un vínculo.

Observar necesidades del receptor

En comunicación lo importante no es solo aprender a desarrollar y generar mensajes atractivos. Es igual de fundamental entender que necesita la persona para sentirse cómoda contigo. Sino que se lo pregunten a los políticos, no se trata de comunicar mis puntos fuertes sino de saber que es lo que la gente quiere oir.

Observar es una habilidad importantísima, con una alta capacidad de observación podemos partir siempre con una gran ventaja de cara a mejorar nuestras relaciones, pues empatizaremos con facilidad y podremos ofrecer a las personas lo que están buscando. Algunas de las consecuencias de convertirnos en buenos observadores serán:

-Encontrar que tiene de especial y única la persona o grupo que tiene enfrente.

-Precisar cuales son las necesidades que tiene que cubrir en la persona o grupo para conseguir sus objetivos.

-Definir los motivos de porque esa persona o grupo tiene esas necesidades.

-Concretar aquello que la persona o grupo valora más de sí mismo.

En mis formaciones trabajo profundamente sobre este tema, enfatizando que hay cinco grandes necesidades que hay que satisfacer en una persona en cualquier contexto y que en saber calibrar de manera gradual estará el éxito. Las 5 grandes necesidades no voy a incluirlas en este artículo porque sería un artículo demasiado largo.  Espero haber ayudado con este artículo. Si queréis hablar conmigo para trabajar juntos, aquí os espero, tanto igual para proponer temáticas para el videoblog o para artículos. Lo agradezco siempre mucho porque mi idea es que tanto la web como el videoblog sean lo más adaptados a lo que os interesa.

Cómo ayudar a alguien deprimido

¿Crees que alguien cercano está pasando por un momento difícil y no sabes cómo ayudarle? ¿No sabes qué debes decir y qué omitir? En este artículo pretendemos darte algunas pautas para que puedas ayudar a ese familiar, esa pareja o ese amigo que te necesita porque quizás este deprimido.

También te puede interesar:

zaTodos pasamos por momentos difíciles en nuestra vida, pero como ya sabemos, “el tiempo lo cura todo”. Ya sea con paciencia y tiempo, con ayuda de amigos o familiares, o por uno mismo, solemos dejar atrás esos momentos y seguimos adelante. Pero, ¿qué ocurre cuando una persona no es capaz de seguir adelante? En algunas ocasiones, las personas no somos capaces de salir adelante por nosotros mismos, ni con la ayuda de los demás. Las experiencias y los consejos que nos dan no son suficientes para superar lo que estamos viviendo. Si conoces a alguien que se encuentra en esa situación y ya no sabes cómo ayudarle, quizás este artículo te dé algunas pistas.

 

Señales de depresión

De ahora en adelante hablaremos de depresión para referirnos a cualquier momento de intenso malestar y falta de felicidad prolongado en el tiempo.

El primer paso para poder ayudar a una persona que se encuentra deprimida es poder detectar las señales. En muchas ocasiones la persona deprimida hace todo lo posible por seguir adelante por sí misma, y en su intento oculta las señales más evidentes de la depresión.

Generalmente, las personas se deprimen porque en su vida hay un desequilibrio entre sucesos positivos y negativos. Cuando hay una pérdida de reforzadores o de “positivo”, y un aumento de “negativo”, podemos entrar en un estado vulnerable emocional. Además, de situaciones o sucesos individuales, podemos detectar señales generales que se dan en algunas personas deprimidas:

z2Disminución y/o eliminación de conductas agradables: ha dejado de hacer cosas que antes le gustaban

Evitación de situaciones sociales: no le apetece estar rodeado/a de personas

Discurso negativo: visión pesimista de las cosas

No se ríe: hace tiempo que no se le ve feliz, se encuentra apático/a y sin vitalidad

Disminución del deseo sexual

Descuida la imagen personal: se arregla menos que antes

Rumiaciones: se obsesiona con determinados pensamientos negativos y no puede dejarlos ir

Victimización: se siente víctima de los demás y se ofende con facilidad

z3Bebe más que antes o en circunstancias diferentes: algunas personas tienden a beber cuando sienten malestar, les ayuda a olvidar o a distraerse de sus problemas

Conductas nuevas: ha comenzado a tener un comportamiento extraño, diferente

Cómo puedo ayudar…

Ayúdale a pedir ayuda.

Pedir ayuda es quizás el paso más difícil de todo este proceso. Ayúdale a encontrar ayuda, investiga y recomiéndale algunas opciones. Hazle el camino lo más fácil posible. Cuando estas deprimido lo más difícil es reconocerlo.

Escucha.

z4Deja que te explique lo que está viviendo. No es necesario que digas nada, no juzgues, no opines, no compares, simplemente escucha, haz preguntas y hazle ver que estás ahí, no para solucionar sus problemas, pero sí para acompañarle en estos momentos difíciles para él/ella.

Sin tapujos.

Habla de lo que está pasando por su cabeza sin miedo. Haz que se sienta en confianza para expresar sus pensamientos más drásticos. El hecho de decir ciertas cosas en voz alta no va a hacer que se sienta peor, ni que sus temores se hagan más reales. De hecho, estudios han comprobado que hablar de los pensamientos de suicidio no sólo no aumenta las probabilidades de hacerlo, sino que puede ayudar a ver las cosas desde otra perspectiva.

Distráele

z5De vez en cuando está bien hablar de las preocupaciones de uno, pero si lo único que hacemos es hablar de cosas negativas no podremos salir adelante. Debemos ayudar a la otra persona a salir del bucle en el que se ha metido y la mejor forma de hacerlo es actuar con normalidad. Planea alguna actividad, háblale de cosas agradables, haz que se arregle un poco y salga de casa, consigue que se distraiga y sin darse cuenta empezará a sentirse mucho mejor y a volver a ser la persona que era. Los problemas no van a desaparecer por mucho tiempo que les dediquemos

Ten paciencia.

z6Después de unos días de buenos, es posible que vuelva al estado inicial de ánimo por los suelos. Ten paciencia, no es una recaída, es un pequeño tropiezo. Nadie se deprime por placer. Un mal día lo tiene cualquiera, se trata de levantarse y hacer que el día siguiente sea mejor.

Recuerda:z7

La depresión es un problema muy serio. Las pautas comentadas en este artículo son meramente informativas y generalizadas, para dar algunas pistas a aquellas personas que quieren ayudar a alguien y no saben cómo. La mejor forma de tratar la depresión es con terapia y para eso es necesario contactar con                      un especialista.

Nuria Pérez de Ziriza

Nuria Pérez de Ziriza

Psicóloga y terapeuta cognitivo-conductural

Nuria Pérez de Ziriza es psicóloga por la Universidad de Valencia y especialista en terapia cognitivo-conductual, actualmente trabaja en atención psicológica en el ámbito privado.
No dudes en contactar con Nuria si deseas mejorar la calidad en algún aspecto de tu vida, es realmente buena!

Como funcionan el placer y la dopamina (o el circuito de la recompensa)

 

justina 0

Aquí estamos, tu y yo, uno enfrente del otro, se me empieza hacer agua la boca, trago la saliva, suspiro profundamente, cierro los ojos, abro la boca lentamente y doy un suave mordisco. El chocolate cruje y se empieza a derretir dentro de mi boca… ¡Oh Dios, que placer!
¿Pero a qué se debe esta agradable sensación, y estas ganas de volver a consumir una y otra vez? Pues bien, se debe a la activación del famoso neutrotransmisor dopamina y su circuito de la recompensa.

También te puede interesar:

DOPAMINA: EL CIRCUITO DE LA RECOMPENSA

La dopamina es un neurotransmisor que se encuentra en las regiones del cerebro que regulan el movimiento, la emoción, la motivación y los sentimientos de placer. Tanto el exceso como la deficiencia de esta sustancia química vital son la causa de varias enfermedades. El Parkinson y la adicción son algunos ejemplos de problemas asociados a niveles anormales de la dopamina.

como funciona el placer

El circuito de la dopamina

Se trata de un circuito cerebral existente no sólo en el ser humano sino compartido con la gran mayoría de los animales. Es, por tanto, un sistema primitivo. De manera natural, este circuito es básico para la supervivencia del individuo y de la especie, ya que de él dependen actividades placenteras como la alimentación, la reproducción, etc. La activación del circuito de recompensa facilita el aprendizaje y el mantenimiento de las conductas de acercamiento y consumatorias, en principio, importantes y útiles para la adaptación y la supervivencia.

El consumismo también activa el circuito de la dopamina.

El consumismo también activa el circuito de la dopamina.

DOPAMINA Y CONSUMO DE DROGAS

De alguna manera, el consumo de sustancias secuestra, piratea, dicho circuito del placer, y consigue que el sujeto aprenda y tienda a realizar conductas de consumo de la sustancia, así como a mantener en su memoria estímulos contextuales que posteriormente pueden servir de desencadenantes del consumo. Así, el circuito de recompensa es una vía común de reforzadores tanto naturales como artificiales (como las drogas).Esta misma vía, parece ser común para otro tipo de adicciones, conductuales, como son la adicción al juego (ludopatía), el uso de Internet, adicción a las compras, sexo, etc.

justina 3El objetivo último del sistema de recompensa es perpetuar aquellas conductas que al sujeto le proporcionan placer. El consumo de sustancias, ya sea de manera directa o indirecta, supone un incremento del neurotransmisor básico de este circuito, la dopamina, por lo que el efecto hedónico aparece amplificado. El hecho de que la dopamina esté aumentada parece ser que es lo que refuerza el deseo de consumir la droga. Las drogas como: los opiáceos, etanol, nicotina, anfetaminas y cocaína provocan una acumulación de dopamina en el núcleo accumbens, por ejemplo la cocaína mantiene niveles elevados de dopamina al inhibir la recaptación del neurotransmisor, y esto produce una acumulación de la dopamina en niveles exagerados.

¿POR QUÉ LAS DROGAS SON MÁS ADICTIVAS QUE LAS RECOMPENSAS NATURALES?

Cuando se toman algunas drogas adictivas, pueden liberar de 2 a 10 veces más la cantidad de dopamina que las recompensas naturales, como comer y tener sexo. Cuando las drogas se fuman o se inyectan, esto ocurre casi de inmediato y los efectos pueden durar mucho más que los producidos por las recompensas naturales. Los efectos resultantes sobre el circuito de recompensas del cerebro son gigantescos en comparación con los producidos por los comportamientos naturales de placer. El efecto de una recompensa tan poderosa motiva fuertemente a la gente a consumir drogas una y otra vez.

¿QUÉ PASA AL CEREBRO SI SEGUIMOS CONSUMIENDO DROGAS?

Para el cerebro, la diferencia entre las recompensas naturales y las recompensas producidas por las drogas se puede describir como la diferencia entre alguien que susurra al oído y alguien que grita con un micrófono. Así como rechazamos el volumen demasiado alto de una radio, el cerebro se ajusta a las oleadas abrumadoras de dopamina (y otros neurotransmisores), produciendo menos dopamina o disminuyendo el número de receptores que pueden recibir señales. Como resultado, el impacto de la dopamina sobre el circuito de recompensas del cerebro de una persona que abusa de las drogas puede llegar a ser anormalmente bajo, y se reduce la capacidad de esa persona de experimentar cualquier tipo de placer.

justina4

Así, una persona que abusa de las drogas eventualmente se siente aplacada, sin vida y deprimida, y es incapaz de disfrutar de las cosas que antes le resultaban placenteras. Ahora, la persona necesita seguir consumiendo drogas una y otra vez sólo para tratar de que la función de la dopamina regrese a la normalidad—, lo cual solo empeora el problema, como un círculo vicioso. Además, la persona a menudo tendrá que consumir cantidades mayores de la droga para conseguir el efecto deseado y que le es familiar que resulta, un fenómeno de la dopamina alta, conocido como tolerancia.

¿QUÉ PUEDO HACER SI TENGO BAJOS NIVELES DE DOPAMINA?

Varios estudios confirman que la depresión está relacionada con niveles bajos de dopamina en varias zonas del cerebro. Los resultados sugieren que no sólo la depresión podría estar unida a niveles anómalamente bajos de dopamina, sino que el grado de depresión está inversamente ligado a los niveles centrales de dopamina

Una persona que deja de consumir drogas, se encuentra en unos niveles muy bajos de la dopamina, por lo tanto tiene mismas síntomas que una persona que padece una depresión. Para aumentar los niveles de la dopamina se aconseja hacer ejercicio, meditar, dormir bien, una alimentación saludable, aprender nuevas cosas y evitar el estrés.

Deporte

Haz ejercicio. Los niveles de transmisores, incluyendo la dopamina, se elevan después de un ejercicio vigoroso, lo que ayuda a aumentar la sensación de calma y capacidad de concentración.

Meditación

La meditación aumenta la liberación de dopamina. El yoga también tiene algunos movimientos que ayudan a aumentar el flujo sanguíneo al cerebro. Junto con el aumento de sangre vienen oxígeno y glucosa, que son los componentes básicos de los neurotransmisores como la dopamina.

Dormir

Duerme bastante. Una de las mejores formas para sentirse listo y con energía es dormir lo suficiente. La dopamina se asocia a la sensación de vigilia, así que duerme entre 7 a 8 horas diarias para conseguir esta sensación.

Aprender

Aprender cosas nuevas es mucho más seguro y gratificante. Tocar un instrumento, realizar actividad física, o simplemente escuchar música interviene en el sistema que produce la dopamina, en parte porque al hacerlo se aprende algo y hemos evolucionado de tal manera que gozamos al adquirir nueva información.

Dietas

Aliméntate con comidas ricas en tirosina, como las bananas, especialmente si están bien maduras, son un alimento excepcional para la regulación de la dopamina porque tienen una alta concentración de tirosina. Otras fuentes alimenticias de tirosina incluyen almendras, manzanas, sandías, cerezas, yogur, frijoles, huevos y carnes.

Justina Kucinskaite

Justina Kucinskaite

Psicóloga y especialista en patologías asociadas en Drogodependencias

Nuestra compañera Justina es psicóloga especialista en Investigación, Tratamiento y Patologías Asociadas en Drogodependencias. A centrado su formación en la evaluación e intervención terapéutica a nivel individual y grupal en las conductas adictivas. Actualmente sigue formándose como profesional, y participa en varios proyectos.
Cuando Justina está en el despacho, no se fuma!