Resiliencia: Cómo aprender del fracaso

 

 

Cada día se nos abre la posibilidad de fracasar, estamos expuestos al fracaso porque no dejamos de cambiar y de crecer. Fracasar puede estar cargado de connotaciones muy negativas, pero nosotros en este vídeo queremos darle la vuelta, para que incluso le saques el beneficio al hecho de fracasar.
Es posible que las cosas no salgan tal y cómo nos gustaría. Además, habitualmente encontramos situaciones y emociones que nos hacen daño, alejándonos de la persona que creemos ser y que nos gustaría ser.
¿Que hacían los Vikingos? Vamos a aprender de ellos, vamos a encontrar la motivación del fracaso que nos haga más fuerte.
Tenemos que vivir el fracaso en función de tres fases: Primero aceptar la frustración como una sensación natural. La segunda fase será contestarnos y entender que las cosas no son como nos gustaría y no tienen que serlo. Si esto forma dentro de lo natural, vamos a aceptarlo.
“Los porqués” no tiene que ser perjudiciales. Ésta es la tercera fase, y atender a ésta nos permite crecer.
Cada situación de nuestra vida nos da información sobre nosotros. Vamos a aceptar que el fracaso quizás no esté siempre en mis manos, pero si el aprendizaje y la fortaleza que recojamos de ese fracaso. Eso si que está en nuestras manos.
Al final del vídeo Álvaro nos da un consejo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *