Networking y comunicar mi marca

La comunicación es la base de cualquier esfuerzo en networking. Antes de ser profesionales, somos humanos, por lo que necesitamos poder transmitir ideas de forma clara para lograr nuestros cometidos y crear relaciones donde antes no existía nada. Para sacar el máximo beneficio de estas reuniones deberemos contar con unas buenas técnicas de comunicación. No basta solo con elaborar un buen mensaje, si no que este debe ir acompañado de nuestras habilidades sociales y un lenguaje no verbal coherente con él.

¿QUE ES EL NETWORKING?

 

El networking es el proceso de establecer relaciones mutuamente beneficiosas con otras empresas para realizar sinergias, o con posibles futuros clientes. Es una alternativa para dar a conocer los beneficios de  nuestro negocio o servicio y de esta forma encontrar nuevos colaboradores, socios e inversores. En definitiva, una forma de relación entre empresas, donde comunicar mi marca, mostrar qué ventajas puede representar para otras empresas, así establecer relaciones de colaboración.

¿POR QUÉ ES ÚTIL?

El networking es una oportunidad para incrementar las opciones de obtener beneficios tanto personales como laborales o empresariales. Algunos de ellos pueden ser los siguientes:

  • Nuevos contactos y referencias: el beneficio más directo es por ejemplo, conocer posibles nuevos clientes, identificar oportunidades de asociación con otras empresas o descubrir nuevas áreas de expansión para tu negocio.
  • Visibilidad: a través del networking podemos estar continuamente en contacto con potenciales socios o clientes para así mantener las relaciones.
  • Mantenernos al día: en un ambiente que está en constante cambio es importante estar al día de las condiciones de nuestro mercado y las nuevas tendencias que van surgiendo. Gracias a esto podremos actualizarnos para atender las necesidades emergentes.
  • Solucionar problemas: si por ejemplo, para nuestro negocio nos surge la necesidad de contratar un nuevo contable, o conseguir algún tipo de inversión, el networking nos ofrece la posibilidad de contratar a alguien conocido y con buenas referencias.
  • Compartir conocimientos y experiencias: conocer las experiencias o consejos que puedan aportarnos otras empresas puede ser muy beneficioso para nuestro negocio a la hora de tomar una mejor decisión.

Por todo esto va a ser muy importante cómo vamos a comunicar nuestra marca. Lo que comuniquemos nosotros personalmente tiene que estar alineado con la imagen de empresa que queremos transmitir, lo que nos llevará a establecer sinergias realmente beneficiosas. ¿Cómo conseguimos todo esto? Comunicándonos de una manera efectiva con unas buenas habilidades sociales.

Habilidades sociales en el networking

Damos por sentado equivocadamente el tema de la comunicación. Ni siquiera somos conscientes muchas veces de la importancia que tiene esa primera impresión que damos, por tanto ni siquiera nos cuestionamos si lo hacemos bien o mal. Sólo nos limitamos a pasar el “trago” de hablar en público. El nerviosismo se apodera de nosotros, el cual podríamos evitar si nos preparáramos nuestro discurso antes de acudir a dicho evento.  Pasa mucho que las personas que asisten a reuniones de networking no valoran previamente qué ideas quieren transmitir y cómo hacerlo. Sencillamente cuentan con que todo salga bien de forma natural.

En el networking, este enfoque no trae los frutos esperados. Entonces, ¿por qué es importante la comunicación en este aspecto? Porque ante todo está en juego nuestra imagen personal y profesional. Porque si no lo preparamos podemos desaprovechar un valiosa oportunidad de causar esa buena impresión que necesitamos para generar confianza. ¿Por qué deberíamos prestar más atención a cómo nos comunicamos durante las reuniones? Porque muchas veces tenemos una sola oportunidad de llegar a las personas del grupo de networking al cual asistimos por primera vez.

Dar la Impresión Correcta

Tanto en el networking como fuera de él, muchas relaciones son producto de buenas primeras impresiones. La forma en la que nos comunicamos en un primer contacto y nuestra capacidad para hacerlo efectivamente determinará la impresión que daremos.

Cuando se trata de hacer networking, no contamos con demasiado tiempo para convencer a la otra persona de que tenemos valor para aportar o que somos dignos de confianza. La primera impresión juega un rol fundamental y esta es solo favorecida cuando se emplea correctamente la comunicación.

 

Crear Confianza

Cuando se trata de la importancia de la comunicación en el networking, puede que crear las condiciones adecuadas para que la confianza nazca es un factor prioritario.

Al final del día, el networking tiene como finalidad conectar empresarios y profesionales, permitiéndoles emprender nuevos negocios. Por ende, desarrollar la confianza suficiente entre los involucrados es completamente necesario para obtener los resultados esperados.

 

Transmitir las Intenciones de la forma más adecuada

Comentábamos antes que la comunicación en networking es responsable de transmitir ideas de forma clara. Las intenciones que tenemos como profesionales durante una reunión de networking forman parte de estas ideas y solo nosotros somos responsables de transmitir dichas intenciones correctamente.

Cuando conectamos con alguien en networking, tenemos el deber de transmitir de forma clara cuáles son nuestras intenciones, nuestros deseos y peticiones. Esta es la única manera de que la otra persona esté en posición de ayudarnos, de aportar algún recurso o contacto de su valiosa red.

Aportar Valor a Todos los Involucrados

Probablemente lo que los participantes en networking más ignoran en el día a día sea una de las cosas más importantes que debemos tener presentes. El networking efectivo se trata de, como profesionales, aportar tanto valor como sea posible a otros miembros del grupo.

Sin embargo, la única forma de aportar valor, de compartir enseñanzas y experiencias, de crear confianza y aumentar exponencialmente la red de alguien más, es a través de la comunicación efectiva y consciente.

Cuando descuidamos la comunicación, cómo ser amables, profesionales, claros, accesibles y específicos, es imposible aportar algún tipo de valor a otros miembros. Al descuidar este aspecto fundamental en nuestra forma de actuar, nos inhabilitamos a nosotros mismos de poder conseguir los resultados que esperamos durante reuniones de networking y, al final, en todas las áreas de la vida.

 

Lenguaje no verbal en networking

En las reuniones de networking, somos nosotros los representantes y portavoces de nuestro negocio, por tanto para comunicar mi marca adecuadamente, mi imagen debe estar en consonancia con ella y lo que quiero transmitir. Puesto que, como hemos comentado anteriormente, no siempre contamos con todo el tiempo necesario para dar a conocer nuestro valor, potenciar los cuatro puntos mencionados anteriormente va a ser crucial. Es aquí donde entra en juego la importancia del lenguaje no verbal. Estudios determinan que en los primeros siete segundos de conocer a alguien, hacemos una valoración general que luego sesgará nuestra manera de percibir el resto de sus actuaciones.

Cuatro claves que pueden ayudarnos a crear una buena primera impresión y dar apoyo a nuestro mensaje son:

Contacto visual

Es importante centrarnos en las personas a las que nos dirigimos, y que ellas lo perciban. Esto lo conseguimos mirando a los ojos, no al suelo u otras partes ya que esto puede dar sensación de inseguridad y debilita nuestro mensaje.

 

El movimiento de los brazos:

Los brazos también revelan el grado de interés que mostramos en una conversación, por ejemplo mantenerlos cruzados durante una negociación da la impresión subconsciente de bloqueo o rechazo. Una buena forma de mostrar interés y apertura podría ser colocarlos tras la espalda.

 

Nuestra postura corporal:

Ser conscientes de si nuestra postura es abierta y receptiva o si por el contrario nos apoyamos en algún objeto como si estuviéramos cansados o aburridos.

 

Expresiones faciales:

Mantener una expresión facial que demuestre interés va de la mano con el contacto visual. Esto creará una sensación positiva en nuestro receptor. Si por el contrario bostezamos cuando nos hablan, lo más probable es que la otra persona pierda todo su interés.

 

Como hemos visto a lo largo del artículo, el objetivo principal del networking es  comunicar mi marca de una manera efectiva al resto de empresas, para así conseguir sinergias beneficiosas. Por ello, además de tener un buen mensaje, debemos prestar atención al cómo comunicamos ese mensaje. Es por esto que unas buenas habilidades de comunicación y prestar atención a nuestro lenguaje no verbal va a apoyar y reforzar nuestro mensaje, así como nuestra marca.

Doris Machado

Directora de Meetwork  www.meetwork.es

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *