¿Cómo afrontar el acoso laboral o “Mobbing”?

¿Te aterra la idea de volver al trabajo? ¿Crees que tu jefe y/o tus compañeros te hacen la vida imposible? ¿Estás pensando en dejar tu empleo para no tener que volver a ese ambiente laboral?

¡Cuidado! Puedes estar sufriendo acoso laboral o “mobbing

Después del nutritivo artículo sobre cómo superar la fobia social por Nuria Perez de Ziriza, volvemos a contar con su colaboración.nuria perez de ziriza2

En esta ocasión, Nuria nos explica cómo saber si nos encontramos ante una situación de acoso laboral y cómo enfrentarnos a ella.

Nuria es psicóloga por la Universidad de Valencia y especialista en terapia cognitivo-conductual, actualmente trabaja en atención psicológica en el ámbito privado.

¿Qué es el mobbing?

El término mobbing fue utilizado por primera vez por el científico sueco Heinz Leymann para referirse al acoso o asedio en el entorno laboral.

acoso laboralSe denomina mobbing a la presión o intimidación sistemática y prolongada ejercida por un hostigador (o varios) a una víctima (o un grupo de víctimas) infundiéndole desprecio, desánimo o miedo hacia su trabajo.

 

El acoso psicológico puede provenir de otros compañeros de trabajo, de sus subalternos o de sus superiores, y frecuentemente se da con el propósito u objetivo de conseguir que la víctima renuncie a su trabajo.

Además, este acoso psicológico puede provocar problemas de diversa índole en la víctima. La depresión y la ansiedad son algunos de los problemas emocionales más frecuentes, pudiendo llegar incluso al suicidio.

A pesar de que varios artículos de la Constitución Española amparan al trabajador víctima de acoso laboral, en la mayoría de los casos el desgaste emocional es tan grande que el afectado no encuentra como medidas legales, encontrando como única opción el abandono del trabajo.

Cómo saber si se es víctima de mobbing

  1. empleadaTe impiden expresarte. Te interrumpen, critican, ignoran o incluso amenazan.
  2. Te aíslan. Hay una exclusión clara hacia ti. No te hablan, no dejan que nadie te hable o te asignan un puesto de trabajo alejado del resto.
  3. Desacreditan tu trabajo. No te asignan tareas, te mantienen desocupado o con tareas insignificantes para humillarte o muy por encima de tus competencias para probar tu incompetencia. No se te tiene en cuenta para formación, promoción profesional o incrementos salariales.
  4. Te desacreditan frente al resto de trabajadores. Te ridiculizan, calumnian o se ríen de ti. Intentan desacreditar tu juicio o critican tus convicciones o creencias.
  5. Comprometen tu salud. Te exigen trabajos perjudiciales para tu salud, te amenazan o te agreden físicamente.

Problemas asociados al acoso laboral

Existen diferentes factores de vulnerabilidad que hacen que a cada persona le afecten las experiencias vividas de una manera diferente, pero hay dos problemas que se dan en la gran mayoría de las personas.

desmotivacion1. La ansiedad. Se caracteriza por un miedo desbordante hacia el trabajo acompañado de síntomas de malestar fisiológicos como taquicardia, hiperventilación, sudoración, estreñimiento o insomnio.

También son frecuentes los pensamientos anticipatorios acerca del trabajo, el recuerdo de situaciones o imágenes vividas. La ansiedad suele provocar conductas de evitación de la situación temida.

2. La depresión. Se caracteriza por un descenso radical en el estado de ánimo inducido por la falta de reforzadores en el trabajo y el aumento de situaciones aversivas.

Algunos síntomas que acompañan el bajo estado de ánimo son la desmotivación, las rumiaciones o pensamientos en bucle con formato de pregunta tipo “¿por qué?”, y las conductas de evitación.

Qué hacer si sufres acoso laboral

Recabar pruebas: Es importante guardar todo tipo de mensajes escritos, grabaciones si es posible, o cualquier tipo de prueba para luego poder tomar las medidas legales necesarias.

Es aconsejable llevar una agenda o diario personal desde el primer momento en que empezamos a sentirnos asediados, en el que podamos registrar hechos y fechas. Puede ser de gran utilidad para reforzar nuestro testimonio en el futuro.

Contactar a nuestro médico de cabecera: En caso de padecer ansiedad, alteración del estado de ánimo o cualquier otro problema asociado, debemos acudir a nuestro médico de cabecera.

El informe médico constituirá una prueba más para tomar medidas legales y además será quien nos dé (si lo considera necesario) el informe de baja laboral.

El médico de cabecera será quien nos remita a un psicólogo quién nos ayudará a recuperar la autoestima, superar el miedo o estrés relacionado con el trabajo, y a reparar cualquier tipo de daño emocional provocado por la experiencia laboral.

Tomar medidas legales: Existen varios organismos que pueden ayudarnos y guiarnos en el proceso legal respecto al acoso laboral.

Acudir a los sindicatos es la primera opción. Ellos nos informarán de manera personalizada sobre cómo actuar para tomar medidas legales y nos proporcionarán un abogado si es necesario.

También podemos acudir directamente a La Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) para presentar denuncia y ellos se encargarán de evaluar el caso y abrir un expediente a la empresa si lo consideran.

Nuestros consejos

cafe empresaToma medidas legales y defiende tus derechos ante el acoso laboral.

Utiliza la asertividad para manifestar tu postura acerca de la situación. Sin agresividad ni pasividad.

No te aísles, relaciónate con los demás. El colchón social es la mejor protección frente a los problemas psicológicos.

Pide ayuda a compañeros de trabajo, jefes, recursos humanos, familiares, pareja, amigos o incluso ayuda profesional.

Mantente activo/a. La activación conductual es una herramienta básica para prevenir y/o tratar problemas emocionales. Haz deporte, sal a pasear al aire libre.

Realiza actividades placenteras aunque hayas perdido las ganas. Al principio las harás a la fuerza, pero poco a poco volverás a disfrutar de tus hobbies.

Cuídate. Come sano, duerme bien, cuida tu aspecto personal y trabaja en tu autoestima.

zppsicologia

 

Suscríbete a nuestra web y no te pierdas ninguna publicación

7 comentarios
  1. Jose
    Jose Dice:

    Yo he estado y estoy en una situación que percibo como de acoso laboral de “libro”, es decir, no hay muchas dudas de que eso es así, pero debe determinarlo el Juez. Los problemas que tengo de baja laboral, vienen relacionados con causas de acoso laboral según dos informes, psiquiatra y psicóloga que me tratan, y otros dos de las mismas profesionales pero en calidad de perito forense. Se da completa veracidad a mi relato que apoyo con pruebas tangibles.

    La abogada lo tiene muy claro y yo también. Tengo bastantes pruebas entre grabaciones, informes con falsedades, medidas desproporcionadas, trato distinto a otros, ataques en prensa para desprestigiarme, insultos a través de un email dirigido a un montón de funcionarios, solicitud de medidas ilegales contra mí y un largo etcétera.

    Soy un funcionario y no cuento con los privilegios que el psicópata de mi jefe le da a los psicópatas que le ayudan en el trabajo sucio. Dicen a otros compañeros que estoy loco, pero los que no están psicológicamente bien son ellos. Lo mío tiene cura, pero ellos siempre estarán enfermos y dentro de un tiempo, sin trabajo.
    Un saludo

    Responder
    • Núria Pérez de Ziriza
      Núria Pérez de Ziriza Dice:

      Hola Jose:

      Efectivamente, en cuanto a medidas legales se refiere, es el juez quien debe determinar si es Mobbing o no. Desgraciadamente desde el punto de vista legal no es tan fácil determinarlo como lo es desde el punto de vista psicológico. Algunos de los casos que yo he tratado no han seguido adelante porque el acoso no había sido prolongado en el tiempo lo suficiente, pero en cambio la víctima se encontraba ya en tratamiento por depresión y sin poder trabajar.

      Espero que se resuelva tu situación lo antes posible. Te mando mucho ánimo.

      Un abrazo!

      Responder
  2. Mariana
    Mariana Dice:

    el problema del mobbing es que el trabajador no se queja..por miedo de perder el puesto de trabajo etc..por eso es necesaria, en mayor medida, la formación de jefes y lideres

    Responder
    • Nuria Pérez de Ziriza
      Nuria Pérez de Ziriza Dice:

      Estoy de acuerdo Mariana, por eso hay que concienciar a toda la comunidad al completo, para que nadie sea cómplice de ello. Y además, es importante que el/la afectado/a conozca las opciones y el respaldo social y legal que tiene.

      Un saludo!

      Responder
  3. Patricia
    Patricia Dice:

    Es abrumador por más q te esfuerces en hacer las cosas bien y llegar con la mejor actitud al trabajo .. te vas a pique solo de pensar de q manera tu acosador políticamente va a tratar de encontrar algo la más mínima cosa para hacerte sentir mal y por consecuente hacer de tu día un día miserable .. es muy triste ese sentimiento

    Responder
    • Nuria Pérez de Ziriza Guerrero
      Nuria Pérez de Ziriza Guerrero Dice:

      Así es Patricia. Es una situación verdaderamente dura. El tema del acoso (escolar y laboral) me tiene fascinada. Tantas víctimas y no avanzamos… Mi recomendación: Busca aliados en el lugar de trabajo, no te aísles. Apóyate en gente fuera del trabajo, y enriquece tu vida. Que el trabajo no sea “todo tu día”. Cuando salgas, haz cosas que te hagan sentir bien. Más allá de esto, pide ayuda más personalizada para poder afrontar la situación en el trabajo.

      Te mando un abrazo fuerte!

      Responder
  4. Jaime
    Jaime Dice:

    Excelente, muy buen tema, lo que menos quiero es abandonar mi trabajo, tengo 20 años de servicio y me siento parte del trabajo que se ha construido, especialmente en el cambio de enfoque con adolescentes infractores de ley, cualquier consejo se los agradecería.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *