CÓMO SER UN BUEN JEFE

Buen jefe. Todos las personas que gestionan equipos ambicionan con serlo. Yo, además de ser psicólogo y formador de formadores y conocer la teoría al dedillo, llevo desde los 21 años liderando equipos y proyectos. En este mismo momento estoy dirigiendo el proyecto Psicología y Comunicación y soy el director de cuentas de Tejedorpublicitario.com Dos equipos en los que tengo que convertirme en líder cada mañana para que los objetivos se cumplan.  Creo que hasta el momento lo estoy haciendo bien y no niego que tengo miedos,  y mi equipo los conoce. Pero sobre todo, me dejo guiar por esas ilusiones y deseos que se esconden tras cada miedo.

Aquí en este artículo quiero exponeros el cómo mi forma de liderar hace que nuestro barquito lleno de ilusiones siga navegando y no se hunda por muchas turbulencias que puedan haber. Os quiero exponer mi forma de liderar y algunas claves para ayudaros a convertiros en un mejor jefe.

 

BUEN JEFE, VALE…¿QUÉ ES SER EL JEFE DE LA EMPRESA?

Las principales dos visiones tienen la principal diferencia en poner el foco en la funcionalidad o en la jerarquía. Es decir, si se trata de una cuestión de autoridad con respecto a un grupo o en si para que el resto de las tareas se lleven a cabo se necesita previamente su trabajo.

Ser el jefe de una empresa puede, principalmente, refugiarse en dos visiones. La principal diferencia de estas dos visiones dependerá de dónde se pone el foco, si en la funcionalidad o en la jerarquía.

Es decir, por un lado, la visión referente a la funcionalidad, donde el jefe lo es denotando autoridad con respecto a un grupo, encomendándole unas determinadas y específicas funciones. O por otro lado, la visión referente a la jerarquía, donde el jefe tiene que elaborar determinada actividad previa para que el resto de tareas también puedan llevarse a cabo posteriormente.

A fin de cuentas lo que sí que comparten todas las visiones es que un jefe será aquel que tiene responsabilidad con respecto a un resultado

Imagen relacionada

ERRORES COMUNES QUE COMETEN LOS JEFES

No conocer los problemas de sus trabajadores 

Es habitual que algunos directivos hayan llegado a sus puestos sin pasar previamente por realizar las tareas que hacen cada día sus trabajadores. Ese desconocimiento provoca siempre una mala dirección. El esfuerzo que conlleva una tarea, la cantidad de tiempo, la preferencia de tu equipo por unas tareas u otras sólo puedes conocerlas si las has ejecutado en algún momento, o si al menos tienes un conocimiento amplio sobre dicha tarea.

Uno de los principales errores a la hora de dirigir es no hacer el esfuerzo de conocer el trabajo de tu equipo. Si sólo diriges desde tu perspectiva de su puesto de trabajo, nunca vas a ser un buen líder, pues no conoces su mundo, sus dificultades, su percepción de su puesto y de su valoración de sus tareas y de su importancia en la empresa.

Cómo prevenir este error:

  • Un buen líder debe haber conocido los puestos a los que dirige.
  • Hacer un buen análisis del puesto de trabajo con las tareas, condiciones, dificultades y perfiles de los puestos a los que diriges.
  • Entrevistarse periódicamente con tu equipo para conocer sensaciones, mejoras y dificultades con la intención de la mejora constante del funcionamiento del equipo.

No saber motivar

En algunos sectores donde se necesita un conocimiento técnico muy elevado, se decide quien lidera un grupo por su capacidad técnica. El que más conoce de un determinado tema. Eso se convertirá en un problema, porque las personas no solo necesitan una motivación técnica para ver a alguien como una  autoridad sino también una motivación emocional y personal.

 

Un buen jefe debe tener la capacidad de conseguir compromisos de esfuerzo, de sacrificio, de creatividad, de respeto y de energía por parte de su equipo. Si tienes un perfil muy técnico y esa ha sido tu forma de convertirte en jefe tienes que recordar que tu desarrollo profesional no acaba con la parte técnica.

Cómo prevenir este error:

  • Elegir líderes por su componente personal y no técnico. Si por ejemplo promocionas al que más vende, puedes estar perdiendo un buen vendedor y adquiriendo un mal director.
  • Que él jefe pase tiempo con su equipo para poder conocer los matices personales y encontrar que motiva a cada uno de ellos. La motivación 1+1.
  • Formar en liderazgo a los perfiles técnicos que deban ocupar puestos de responsabilidad.
  • Se consciente de las fortalezas que el trabajador tiene, nómbraselas y coméntale cómo podría mejorar.
  • Pregúntales a los propios trabajadores sobre los problemas que ven en sus tareas o en los resultados e incentiva que piensen en soluciones.

Ser agresivo  o huir del conflicto

Ser jefe no tiene porque ser sencillo o un paseo en barca. De hecho asumir un compromiso con liderar es también asumir la certeza de que voy a vivir momentos incómodos, tensos y difíciles. Porque ser jefe es ser motor de cambio. Cambio en la manera de hacer las cosas, corregir conductas poco eficientes, dar pasos estratégicos distintos y mucho más.

Si mi manera de proponer cambios es desde la agresividad, o mi manera de corregir es agresiva el cambio no se va a consolidar porque mi equipo no se va a sentir motivado para ello. Si por el contrario no me siento cómodo en el conflicto y la tensión y lo evito, soy un mal jefe, pues tengo la obligación de generar esas mejoras y cambios. A ese punto intermedio se le llama asertividad.

Cómo prevenir este error:

  • Cambiando el paradigma de la comunicación. La tensión de dos opiniones contrarias, la incomodidad es algo positivo para ti y para tu equipo. Eso sí, desde la empatía y la valoración por el otro.
  • Preparando los mensajes importantes que quiera comunicar con tiempo y de manera estratégica usando esta fórmula.

No delegar

Muchas veces por el simple hecho de ser jefes asumimos muchas, por no decir todas las responsabilidades de nuestra empresa. Nos cargamos todo a la espalda, llenamos nuestra mochila de tareas, y tareas, y más tareas. Esa mochila se llena de las antiguas y de las nuevas.

Uno de los problemas de esto es que la calidad disminuye, otro problema es que por efecto “bola de nieve” las taras de cada actividad se van juntando y terminan convirtiéndose en un problema mayor, otro problema es la misma ansiedad que nos genera ser responsables de todas esas tareas, proyectando en muchas ocasiones esos estados negativos en el resto del equipo.

La falta de delegar muchas veces nace de la falta de confianza en nuestro equipo.  Si conocemos nuestro equipo, así como sus capacidades, nos será más fácil delegar.  Esta acción además ayuda a que cada trabajador se comprometa con sus labores se responsabilice de ellas y que se sienta motivado a hora de optimizar los resultados.

Imagen relacionada

Tenemos que aprender a delegar y a confiar en quienes delegamos, para mejorar la calidad de las tareas, los resultados de las mismas, para generar compromiso en nuestro equipo y para evitar invadirnos de la presión por las excesivas responsabilidades laborales.

Cómo prevenir este error:

  • Desglosar todas las actividades que se realizan en la empresa acompañado de otros trabajadores o del resto de compañeros de trabajo.
  • Asignar directores encargados de dirigir cada sector donde se desarrollen tareas específicas en función de su eficacia laboral y de sus características personales.
  • Establecer plazos para la entrega de cada tarea

Un jefe ausente

Si tu rol de líder se convierte en dejar de formar parte del equipo entonces la capacidad de liderar desaparecerá, tu misma figura se disipará.  Es difícil que los trabajadores se comprometan con los valores de la empresa o con sus propias tareas si la persona que las encomienda solo se conoce en mínimas ocasiones o a través de las palabras de otras personas.

Un jefe cobra fuerza cuando se involucra en sus proyectos, cuando se deja ver, cuando baila por todos los niveles de la empresa.

Un buen jefe es aquel que se comunica con sus trabajadores y el que tiene en cuenta todas las dinámicas que puedan surgir, que se preocupa visiblemente de los conflictos que surjan en el entorno laboral, y que deja que sus trabajadores puedan comunicarse.

Cómo prevenir este error:

  • Conoce las funciones de cada trabajador e interésate genuinamente por sus vidas
  • Realiza quedadas semanales, a poder fuera del entorno laboral.
  • Pregunta sobre la opinión que tienen de la empresa

Imagen relacionada

¿CÓMO SER UN BUEN JEFE?

EL PROYECTO ES DE TODOS

  • Usa el plural

La perspectiva del nosotros es una herramienta. Esta herramienta promueve que se tengan metas comunes, logrando que se quiera cooperar. Esto además de hacer partícipe al trabajador, hace que este se invada de emociones agradables.

Ejemplo: “Tenemos que solucionar el descenso de facturación que está habiendo, ¿qué crees que podríamos hacer?

  • Promueve la implicación de cada parte

Ellos son a tu proyecto lo mismo que tu proyecto a sus vidas. Si les das, darán.  Permítete confiar en tu equipo, y que ellos aprecian esa confianza que tú estás poniendo en ellos. Intenta verbalizar cuáles son tus expectativas respecto al trabajo que llevarán a cabo y anticipa las consecuencias y resultados positivos.

  • Asume alguna de las tareas menos agradecidas:

Quizás por el simple hecho de ser jefe te toque hacer un sobre-esfuerzo.  Además de asumir ese tipo de tareas, intenta verbalizar tus intenciones de porqué estas asumiendo esas actividades y los beneficios para ellos.

  • Democratiza alguna toma de decisiones:

Es muy saludable comunicar las decisiones para sopesar las consecuencias positivas y las negativas.

Si expones y anticipas las futuras acciones o los intentos para solucionar problemas, conseguirás que los trabajadores se sientan parte de esas acciones alimentando su motivación y compromiso porque los resultados sean positivos. Además si estos resultados terminan siendo positivos el equipo se sentirá identificado y les invadirán emociones positivas.

No solo será bueno para el equipo, sino para ti mismo, pues amplias la perspectiva. El brainstorming (lluvia de ideas) es una herramienta muy eficaz a la hora de tomar decisiones.

  • Delega

No tengas miedo de delegar, desglosa todas las actividades que se realizan en tu empresa, apreciando cuáles son posible delegar.

  1.  Primero observa tu plantilla de trabajadores, aprecia qué hacen, y en base a su forma de trabajar y a sus características de personalidad, asígnales determinadas tareas.
  2.  Reúnete con ellos, y antes de verbalizarles esa asignación, escúchales y déjales qué sean ellos los que decidan sobre las tareas que les gustaría realizar.
  3.  Si es la primera vez que pones en marcha la delegación, comienza por delegar tareas simples y alcanzables a cada trabajador, con la posibilidad de aumentar esa repartición en un futuro.

SE UNA AUTORIDAD

  1. Debes ser inspiración en actitud y aptitudes. No te duermas. Sólo seguirán a quien consideran que les puede llevar al éxito.
  2. Llega el primero. Vete el último. Si quieres que les haga ilusión venir al trabajo, debemos trasmitir la sensación de que nosotros estamos igual de ilusionados que lo que nos gustaría que ellos estuvieran.
  3. Trae ideas nuevas. Innova. No descuides tu talento. Mímalo y riégalo hasta convertirlo en tu principal arma para convertirte en un jefe.
  4. Corrige lo que consideres desde la asertividad. Tu equipo debe conocer que cosas son innegociables y cuando tu postura es firme.
  5. Atrévete a falla Comunica esos errores y comunica los aprendizajes que recoges de los mismos. Haz que ellos indirectamente aprendan de tus errores para evitar que los cometan. Tus aprendizajes les servirán de inspiración, como ejemplo también de superación.
  6. Fórmate. Sin inquietudes no eres admirable. La gente necesita admirar a un líder. Necesita que las directrices que reciba tengan cierta consistencia teórica y moral. El primer motivo de desmotivación en España es el conflicto con los superiores inmediatos.
  7. Asume tú las responsabilidades de los errores. Esto les ayuda a confiar y a sentirse seguros, con ganas además de probar y atreverse, a superar sus barreras, y a fin de cuentas, a crecer. Que los trabajadores sientan su lugar de trabajo como un espacio de crecimiento aumenta su motivación y su compromiso con ese espacio.

 

Imagen relacionada

AGRADECE

Sin tu equipo sólo serías una persona hablando sola. Imáginate a Guardiola gritando a un campo vacío de fútbol. Independientemente de lo gracioso de la imagen, no tiene ningún sentido. No pierdas esa perspectiva. Tu equipo hace realidad tu proyecto y te hace realidad a ti. 

Desarrolla la capacidad de admirarles. La sensibilidad se entrena. Del mismo modo que alguien que no entiende de arte va adquiriendo más perspectiva cuanta mayor es su experiencia, tu capacidad de identificar las cosas que te aportan será mayor cuanto más tiempo hayas dedicado a observar y encontrar lo que les hace únicos.

El agradecimiento es un refuerzo positivo básico que ayudará a que la conducta se afiance. ¿Te suena el perro de Pavlov?

El hecho de premiar a tus trabajadores por algo que hacen bien, promueve que realicen aquellos actos por los que han sido reforzados.

NO SEAS SOLO UN JEFE

Que conozcan a la persona.  Permite a tu equipo conocer quien se esconde tras esa versión tuya de trabajador.

Quizás hayan esquemas relacionales laborales lo suficientemente rígidos para que no resulte fácil cambiar el tipo de conversaciones. ¡pero no es imposible!

El simple hecho de preguntarles qué tal con la familia, o preguntarles porqué eligieron los estudios que le llevaron a estar ahora donde están permiten que se habrá una conversación mucho más nutritiva y vinculante. Y si además en las mismas preguntas añades tintes emocionales como qué le hace sentir ese trabajo O qué es lo que más le gusta de la labor que desempeña, lograrás vincularte de manera más rápido con ellos. Lograrás conocerlos.

Tienes dos opciones, preguntarles, intentando que sean ellos los que inviertan para conocerlos, o ser tú quien invierta y quien se de a conocer.

El intentar conocer a tus trabajadores y que estos te conozcan a ti no solo sirve para mejorar la calidad de las relaciones, sino para que el lugar de trabajo sea mucho más cómodo y brinde un espacio para alcanzar el bienestar intrapersonal.

No tengas un rol rígido de jefe. Eso está más anticuado que las coca-colas sabor mora.  Se ha comprobado que los jefes y líderes transformacionales son los que mejor funcionan en la empresa. Mejoran los resultados y beneficios, y aumenta la eficacia y eficiencia de los mismos trabajadores.

Así que te animo a que hagas actividades outdoor.  Sal del espacio habitual de trabajo, las emociones que afloran fuera del entorno laboral se extrapolan a ese espacio habitual de trabajo.  Si te resulta complicado salir con el equipo fuera del contexto de trabajo, te aconsejo que al menos dentro de la oficina realices otro tipo de actividad, que sirva de desconexión y de desahogo. Este tipo de actividades ligadas a un cambio de contexto va unido al consejo anterior, de permitir que te conozcan y de que tú mismo conozcas a tus trabajadores. En una actividad outdoor resulta más cómodo invertir emocionalmente para conocer a quien tenemos delante.

Unido también a lo anterior, comparte algún espacio personal con tu equipo. Invítalos a alguna fiesta, dando espacio para que no tengan que ejercer ningún rol.

Solemos tener preconcebidas algunas ideas de cómo un jefe debe ser, y muchas de esas ideas no son las más adecuadas, pues no se acomodan al tiempo actual, y porque además están invadidas por creencias distorsionadas.

Te animo a que pongas en marcha los consejos que te he dado en este artículo, los cuales no solo están fundamentados en base a mi experiencia, sino que están respaldados por otros estudios y por la observación de empresas que en la actualidad funcionan óptimamente.

Atrévete a romper esquemas y a intentar convertir tu lugar de trabajo en un lugar nuevo de crecimiento y transformación.

 Imagen relacionada

Caer bien a tu jefe | Claves para comunicarme mejor con mi jefe

Cómo caer bien a tu jefe

A sabiendas de que mucho de nuestro tiempo las pasamos dentro del entorno laboral, vamos a intentar que este tiempo, al menos, sea lo más positivo posible. Para ello, vamos a darte una de las claves más importantes, que giran alrededor del tema principal de este artículo: caer bien a tu jefe.

Sea como sea tu jefe,  este artículo te va a  ayudar a expresar tus opiniones, a relacionarte de forma más amena con tu jefe y a encontrarte más cómodo y satisfecho dentro de tu espacio de trabajo.

Un jefe, independientemente del rango que ocupe es un ser humano, por lo que entendemos que está dotado de lenguaje, por lo tanto entendemos, que puede comunicarse y escuchar.

Pero como todo ser humano, el jefe también reúne ciertas características que le hacen ser más receptivo a la hora de escucharte y de ponerse en tu lugar, además no hablamos solo de características personales, ya que las características contextuales también influyen en que puedas comunicarte peor o mejor con tu jefe.

Es cierto también que cada vez el tipo de jefe más predominante es aquel jefe transformacional, que busca propiciar el compañerismo y confianza entre sus trabajadores, el que se comunica con ellos, e incluso pide sus opiniones. Este jefe suele encontrarse en las nuevas empresas o en aquellas donde se están instaurando cambios o nuevos modelos centrados en la economía de la felicidad dentro del mundo laboral.

Sin embargo, es cierto que muchos jefes pueden estar “chapados a la antigua” con los cuales la relación entre éste y sus trabajadores es meramente existente.  Quien incluso puede llegar a tratar a sus trabajadores como subordinados en el sentido más negativo de la palabra, pudiendo hacer de tu lugar de trabajo un lugar que genere en ti cierta ansiedad y depresión.

CONFÍA EN TI PARA QUE TU JEFE PUEDA HACER LO MISMO

Aprende a confiar más en quien eres y en dónde estás

Antes de nada vamos a comenzar con las expectativas y con aquellos pensamientos que entorpecen la relación saludable que podamos tener con nuestro jefe.

Las expectativas frente a cómo el jefe pueda reaccionar o a cómo el jefe te pueda percibir condicionarán tu forma de enfrentarte a diferentes situaciones.  Hay una serie de creencias muy comunes que debes, primero identificar y después, intentar eliminar. Así generarás expectativas más fructíferas en tu interacción con tu jefe, encontrándote más cómodo y decidido a la hora de hablar con él.

 

El cómo te percibas a ti mismo, la valía que creas tener, también influirá en cómo te desenvuelves con tu jefe.

A continuación hemos recopilado algunas de las creencias más comunes que solemos tener y que dificultan el trato positivo con tu jefe:

  • No va a tener en cuenta lo que vaya a decir.
  • Soy inferior a él, soy uno más.
  • Se encuentra demasiado ocupado para prestarme atención.
  • ¿Qué pensamientos te afloran de forma casi automática cuando quieres o tienes que hablar con tu jefe?

Todos estos pensamientos que nos invaden a la hora de mejorar la relación con nuestro jefe nos impide actuar con naturalidad y vernos como un igual ante nuestro jefe.  

Para caerle bien a tu jefe primero debes eliminar esas creencias. Te animamos a generar confianza en ti mismo.

En nuestras sesiones solemos ayudar a que nuestros clientes mejoren la confianza y seguridad en ellos mismos. Para este artículo, hemos querido ofrecerte unas pinceladas recogidas de nuestras formaciones para ayudarte a conseguirlo, adaptándolo a la temática del artículo.

Te vamos a dar una herramienta para que seas consciente de las virtudes que tienes como trabajador, para que te sea más fácil concederte valía, y para que así, las expectativas sean más positivas a la hora de relacionarte con tu jefe, consiguiendo trasmitir seguridad y confianza.

 

En este ejercicio te animamos a que intentes pensar en diferentes situaciones, ajustando cada situación a lo que se te pida en cada una de las columnas correspondientes.

Te recomendamos que las situaciones en las que pienses tengan relación con tu trabajo y tu entorno laboral.

  • Dentro de la columna de metas tienes que expresar un plan a corto plazo, el cual sea realista, pro-activo, donde además exprese control interno. Es importante que la meta te permita adoptar una postura actitudinal, es decir, que suponga una acción. ¿Qué quieres conseguir en un periodo no muy largo de tiempo? Esa meta deberá depender de ti y de las estrategias que pongas en marcha.

 

  • La columna de agradecimiento sirve para premiar “hacia fuera” de manera mental, a personas, aspectos circunstanciales,  aspectos contextuales… Puedes apuntar cualquier cosa/persona/situación que te haya ayudado o haya contribuido a que esta situación de la que hablas haya podido ser posible.
  • La columna de orgullo de uno mismo es de gran importancia, la vista debes ponerla hacia dentro. Haciendo consciente aquellos atributos tuyos que te hayan permitiendo vivir esa experiencia/situación.

A continuación te dejamos un ejemplo para que no te surjan dudas y te resulte más fácil realizar este ejercicio:

 

Experiencia

/situación

 

Metas a corto plazo

 

Agradecimientos

 

Orgulloso de uno mismo

 

Estabilidad

económica

 

Aprender a disfrutar de esa estabilidad económica, me programo un viaje para el próximo mes.

 

A mis padres por ayudarme y haberme lanzado al mundo profesional, a las inversiones de calidad, a mi pareja por poseer también una estabilidad económica…

 

Ser una persona de confianza para mis clientes, capacidad de sacrificio, responsable…

 

Para seguir trabajando con tu confianza y seguridad te animamos a que des respuesta a las siguientes preguntas de manera reflexiva. El hecho de responderlas te permitirá experimentar emociones positivas y pensar de forma más generosa y realista contigo mismo.

Muchas veces nos dejamos llevar por el tiempo, por el ajetreo del día a día por los quehaceres, pensando que estamos en un lugar trabajando por mera suerte o porque nos tocaba y desechamos cualquier forma de responsabilidad respecto a nuestro momento actual.

Sin embargo, “Somos lo que hacemos para cambiar lo que somos” Si estamos en un sitio, es porque hemos ido tomando un camino, tomado unas decisiones para estar en el sitio en el que estamos. Es conveniente reflexionar sobre ello para ser más conscientes, dueños de nuestra vida y para sentirnos así más confiados con el lugar que actualmente ocupamos en el mundo.

Responde las siguientes preguntas para:

  • PRIMERO: Ser consciente de dónde estás y el porqué de ocupar ese lugar y no otro.

RESPONDE A: ¿Por qué creo que estoy aquí? 

  • SEGUNDO: Visualizar aquellas metas que te han ayudado a mejorar y a crecer dentro del ámbito laboral.

RESPONDE A: ¿Qué metas o retos he superado dentro de mi área profesional? 

  • TERCERO: Interiorizar las características que te definen como profesional y actúa en base a ellas.

RESPONDE A: ¿Cuáles son las características / atributos que me definen como trabajador?

 

 

  • CUARTO: Poner el foco en lo positivo de tu trabajo, independiente de que mantenga la etiqueta trabajo, intenta encontrar aquellas cosas que más te gusten ya sea del trabajo como tal o de la forma en la que tú te sientes cuando realizas ese trabajo, te ayudará a disfrutar más de tus horas laborales.

RESPONDE A: ¿Qué es lo que más me gusta de mi trabajo? ¿Cómo creo que podría gustarme más?

 

RASGOS QUE LE GUSTAN A LOS JEFES

En el apartado anterior trabajaste con la imagen que tenías de ti mismo para ganar confianza, ahora toca trasmitir esa confianza, la cual va de la mano de generar una buena imagen. Todo ello permitirá que tu jefe te vea con mejores ojos.

Después de investigar y de preguntar a jefes con diferentes características podemos decir que los rasgos que más valoran los jefes son:

  • La honestidad
  • La iniciativa y decisión
  • La disponibilidad
  • El compromiso con la empresa
  • La honestidad
  • La Buena predisposición
  • La Eficacia

Para alcanzar o poder detonar estos rasgos puedes actuar de diferentes maneras.

CÓMO CONSEGUIR ESOS RASGOS

La iniciativa y decisión se consigue:

  • Verbalizando las cosas que vayas a comenzar a hacer y verbalizando también las cosas que hayas concluido.
  • Dando soluciones ante los problemas que surjan, o incluso mostrando tu opinión. Hay veces que no se ven ciertas problemáticas que puedan haber, con un poco de astucia puedes tú mismo observarlas y nombrar formas de mejorarlas.
  • Ofreciéndote voluntario para realizar cualquier tarea, siempre y cuando no entorpezca tu trabajo.

La disponibilidad:

En tus ratos libres, dentro de tu horario laboral, muéstrate disponible para poder hacer cualquier otra tarea o incluso para ayudar a otros compañero.

Intenta venir diez minutos antes a trabajar o incluso irte (alguna vez) un poco más tarde.

El compromiso con la empresa:

  • Pregunta sobre el estado o cómo está la empresa funcionando
  • Muestra tu interés porque crezca y mejore
  • Pregunta a tu jefe cómo podrías mejorar tu labor

La honestidad:

  • Se capaz de reconocer fallos e intentar paliarlos
  • Muestra tus opiniones de forma sincera y asertivamente
  • Permítete decir que no.

A continuación te regalamos una herramienta para decir que no ofreciendo dos alternativas.

Esta herramienta se pone en marcha elaborando dos propuestas, una primera que sea visiblemente no interesante y otra que resalte por su atractivo. Al poner en la mesa estas dos propuestas, describiremos positivamente y sin que parezca que exageramos en qué consiste la buena, y expliquemos las consecuencias de la elección de ésta de forma más estimulante, haciendo todo lo contrario con la propuesta que no queramos que acepte.

Ejemplo: Alejandra me acabas de pedir que elabore un informe para esta tarde. Tengo dos opciones, (1) centrarme toda la mañana en elaborar el informe y entregarlo esta tarde. O (2) recibir a los clientes que tienen cita para hoy.  Si me centro en el informe tendría que aplazar las citas que tengo hoy con los clientes, y se acumularían con los clientes de mañana, lo cual supondría no centrarme de forma plena en cada uno de los clientes, evitando que recibiesen un trato personalizado. La otra opción es que le encomiendes el informe a Carlos, y yo ayudarle en los ratos que tenga libre después de las citas con cada uno de mis clientes. Yo opto por la segunda opción.

Buena predisposición:

  • Pide ayuda a tu jefe
  • Consulta las dudas que tengas.
  • No seas reacio a trabajar en grupo
  • Intenta elaborar comentarios positivos del resto de tus compañeros

Hay una serie de oraciones que te ayudan a resaltar rasgos como la iniciativa, disponibilidad, compromiso y buena predisposición:

  • Tengo una solución
  • Tengo una idea
  • Yo me encargo
  • Yo puedo hacerlo
  • ¿Puedo ayudar?

 

MÁS CLAVES SOBRE CÓMO CAER BIEN A TU JEFE

Además de lo dicho anteriormente, queremos enseñaros unos principios que influyen a la hora de generar una imagen más positiva y agradable de ti mismo. Esto conseguirá que tu jefe te perciba como una persona más agradable con la que le guste relacionarse.

  1. ATRACTIVO FÍSICO

Ya sabrás que el atractivo físico es una ventaja para las interacciones sociales, e incluso para gustarle más a cualquier persona. Por eso que en todos los anuncios salgan personas atractivas.

 

Hay un efecto, que recibe el nombre de efecto halo, el cual viene a decir que cuando una persona es atractiva, de forma inconsciente se le atribuyen otras características positivas. A esa persona que resulta atractiva le asignamos inconscientemente rasgos favorables como talento, honestidad e inteligencia.

Os aconsejamos cuidar vuestro aspecto físico y vuestra forma de vestir, pues aunque pueda parecer injusto, las impresiones son lo primero que nos impacta cuando conocemos a alguien.  Éstas ya nos transmiten información, la cual ayuda a que nuestro cerebro lleve a cabo unas acciones u otras.

 

 

  1. COOPERACIÓN

Alguien que tiene metas comunes, o que en cierta forma quiere cooperar es algo también causa agrado.

Una forma de denotar cooperación es sentarse, en lugar de enfrente, al lado de vuestro jefe.

Inconscientemente le estaréis enviando una información

 

  1. SIMILITUD

Nos gustan las personas parecidas a nosotros. Que tengan intereses, bagaje y estilo similares a los nuestros.

Un buen consejo sería vestir según la ocasión y sitio donde vayáis, y además intentar imitar y acercaros a la postura corporal, estilo verbal y tipo de humor de las personas a las que queréis gustar.

Es conveniente para todo ello observar y comunicaros en relación a vuestras necesidades y a las de los demás.

 

  1. CUMPLIDOS

Estamos acostumbrados a comunicar lo negativo, y no lo positivo. Sin embargo, sabiendo que tendemos a creernos los elogios, además de que nos gustan  las personas que nos los proporcionan, te animamos a que, de manera sincera, comuniques lo que te gusta de la persona que tienes delante.

Cuidado con sobrepasarse pues puede resultar contraproducente, resultando deshonestos y poco creíbles.

 

 

  1. FAMILIARIDAD

Hay varios estudios que han investigado esto, llegando incluso a concluir que nos gustan más las personas cuyo nombre nos suena familiar.

Además es importante que cuando estemos hablando con nuestro jefe, compartamos detalles sobre nosotros que nos hagan parecer más cercanos, agradables y honestos.

 

  1. CONDICIONAMIENTO Y ASOCIACIÓN

Nos suele gustar la gente que nos trae información agradable.

Os animamos a ser positivos. Contad anécdotas o traer experiencias positivas.

 

DEJA DE SER UN SIMPLE TRABAJADOR

Muchas veces nos olvidamos de que las personas son personas y no máquinas. Incluso nosotros mismos, vamos a trabajar, realizamos lo que nos encomienda o toca, dejando de lado las relaciones afectivas hasta que salimos del trabajo y llegamos a casa.

El entorno laboral también es un espacio para conocer a gente y para dejar que otros te conozcan. De hecho, que te permitas conocer a tu jefe y darte a conocer ayuda a crear una relación más cálida y positiva con este.

Te animamos a que busques espacios en común donde poder comunicarte con tu jefe, de tal manera que deje de verte como un trabajador, el cual se ciñe a trabajar, y pase a verte como “Carlota, la mujer que tiene una hija de la misma edad que la mía, que trabaja como contable en la oficina y que es muy cercana y agradable”.

Seguramente, sea en el trabajo donde se te ofrezca la oportunidad de conocer a tu jefe. Por ello, te aconsejamos que los temas con los que rompas el hielo estén, en cierta medida, relacionados con el entorno laboral.

Una forma de romper el hielo con mi jefe

“Siendo mi jefe, me parece increíble que nunca te haya preguntado cuándo y cómo llegaste a serlo”

Posibles preguntas para mantener una conversación atractiva

“¿Hace 20 años esperabas estar dónde ahora estás?

“¿Qué es lo que más te gusta del trabajo que desempeñas?

“¿Qué miedos e ilusiones tenías antes de emprender este proyecto? ¿Y ahora?

“¿Tu familia que piensa de lo que haces?

“¿Esto era lo que querías ser de pequeño?

“¿Hace 20 años esperabas estar dónde ahora estás?

“¿Qué es lo que más te gusta del trabajo que desempeñas?

“¿Qué miedos e ilusiones tenías antes de emprender este proyecto? ¿Y ahora?

“¿Tu familia que piensa de lo que haces?

“¿Esto era lo que querías ser de pequeño?

“¿Tienes algún amigo que haya seguido el mismo camino que tú?

Como habrás visto dentro de cada pregunta hemos incorporado una temática, la cual resulta vinculante. Y es que resulta que unos temas nos ayudan más que otros a vincular con la persona que tenemos delante. Por supuesto, cada ser humano es único y todos tenemos nuestras propias teclas, pero existen una serie de temáticas que a todos nos generan emociones generalmente positivas.

Esto nos ayuda a conocer y conectar con gente distinta a nosotros en estilo de vida y forma de ver el mundo.

FORMAS DE COMUNICARTE CON TU JEFE

 

En el punto anterior, hemos hablado del contenido de las conversaciones que puedes tener con tu jefe para establecer una comunicación emocional que te permita estrechar un vínculo con él, con la finalidad de que le caigas mejor.

Ahora vamos a hablar de la forma en la que es conveniente que te comuniques.

PRIMERO: Que tus mensajes mantengan una dirección positiva.

SEGUNDO: Que hables en términos subjetivos. Para ello puedes añadir frases como: bajo mi punto de vista, en mi opinión, para mi… O introducir verbos como intuyo, siento, creo opino, percibo, pienso, imagino…. Tanto las frases como los verbos nos sirven de herramienta para que el otro esté más receptivo a la hora escuchar nuestra opinión, pues trasmitimos emociones y no hablamos de una realidad inamovible, sino que permitimos que se genere un espacio en común.

TERCERO: Que los mensajes sirvan de algo, que guarden una utilidad. Sobre todo en el ámbito profesional pues el tiempo es escaso y las actividades que hay que hacer apremian.  Un mensaje siempre tiene que ser útil para la persona que tienes delante.

CUARTO: Cultivar el ingenio, nosotros en PyC al ingenio le brindamos el lugar que se merece pues pensamos que es una forma de trasformar la realidad y de resultar atractivo.

QUINTO: SE ASERTIVO

Estas claves, unidas a la honestidad son claves que ayudan a que los mensajes que realices sean indiscutibles y atractivos.

 

Es cierto que hay ciertos tipos de jefes que resultan más inaccesibles, pero creemos que en la manera en la que pongas en marcha lo dicho anteriormente, más fácil será que le caigas bien a tu jefe.

Como ya os hemos dicho, lo primero será coger confianza contigo mismo, para poder proyectarla en tu entorno, después ayudar a que tu jefe te vea como una persona con ciertas características las cuales le sean agradables, para ello, no podemos dejar la suerte en manos del destino. Creemos que cada uno es responsable y dueño de las relaciones que creas, incluso con su jefe.

 

 

Aprende a negociar: Todo lo que necesitas saber en 2018

Aprender a negociar es una cualidad necesaria. Para trabajar, para ligar, para quedar con amigos e incluso para elegir las temáticas de un blog. En este artículo vamos a darte las mejores claves y técnicas para empezar ya a trabajar en ello.

El principio de negociación es una estrategia que lo que busca es evitar la polarización entre dos partes. Se trata de encontrar la forma en que ambos vean satisfechos sus intereses mientras siguen manteniendo una buena relación. Una buena negociación significa que ninguno de los implicados se sentirá engañado, manipulado ni pensará que se han aprovechado de él.

El objetivo de una negociación no es conseguir todo lo que quieres. Una negociación se trata de cómo vas a comunicarte y cooperar con la otra parte de modo que entre vosotros se establezca una relación de igualdad. El resultado será una relación reforzada e igualitaria donde las dos partes ganan.

APRENDER A NEGOCIAR

La negociación como comunicación

Para comenzar una negociación, lo primero que debemos tener claro es que es una comunicación entre dos personas. La base de toda comunicación es el objetivo de comprensión entre ambas partes, por lo que la otra persona no es un adversario si no alguien a quien conocer más allá de los negocios y con quien cooperar, para poder llegar a un acuerdo que traiga beneficios para ambos.

Una negociación debería ser una comunicación en la que ambas partes realmente tienen en cuenta al otro, no lo ven como un objeto del que sacar un beneficio, si no como alguien con quien establecer una relación de verdad. Querer conocer y comprender al otro, entender su postura y respetarla, nos hace ver la negociación como una oportunidad y no como un momento de tensión que hay que atravesar para conseguir lo que quiero.

Entender la negociación como cooperación

Podemos ver una negociación como una interacción competitiva o cooperativa. En una relación competitiva, una de las partes gana mientras que la otra pierde. En cambio, si interpretamos el proceso de negociación como una relación de cooperación, el resultado final será que no hay un ganador y un perdedor, sino dos ganadores. Al fin y al cabo, ambas partes tienen un objetivo común: llegar a un acuerdo.

Aún así, el hecho de compartir una finalidad de cooperación, no implica que cada una de las partes pueda tener fines diferentes

Un ejemplo claro de esto podemos verlo en el Dilema del Prisionero, donde si cooperamos con la otra parte, quizás no consigamos nuestro máximo objetivo, pero sí una solución muy aceptable que nos de la seguridad de ganar con menos riesgo, tanto a nosotros como a la otra parte. Una solución en la que cooperando todos ganan.

4 ERRORES COMUNES QUE DEBEMOS EVITAR AL NEGOCIAR

 

¿Cómo tener una negociación exitosa? NO HAGAS ESTO

No tener un plan

Antes de iniciar una negociación, debemos tener un plan. Tener un plan significa que vamos a tener pensado exactamente qué queremos conseguir, así como tener bien claros los mínimos que vamos a aceptar. Establecer estos puntos nos da la seguridad de mantenernos entre ellos durante la negociación, para no dejarnos llevar en el momento por nuestras emociones o las posibles presiones de la otra parte.

No tener un plan significa que tendremos unas aspiraciones más bajas sobre lo que podemos conseguir, y las aspiraciones que tengamos van a afectar directamente a la negociación. Cuanto más alto esté nuestro punto de mira, mejores resultados podremos obtener, pero siempre siendo realistas.

También debemos, en la medida de lo posible, anticipar qué  objetivos tendrá la otra persona, esto nos facilitará que podamos ofrecer acuerdos acorde con sus intereses y aumenta la probabilidad de que los acepte.

Debemos por tanto tener en mente conseguir lo que queremos, pero no demos por hecho que ocurrirá. De esta manera podemos llevar preparadas soluciones alternativas que beneficien a ambas partes.

 

Tener prisa

Muchas veces las negociaciones son interpretadas como momentos de tensión, lo cual nos hace entrar en materia nada más empezar para acabar cuanto antes.

Este es un error muy común que puede llevarnos a aceptar la primera oferta que se nos pone sobre la mesa, y esto no es nuestra mejor opción por dos motivos:

El primero es que la primera oferta que nos va a hacer la otra persona no es todo lo que está dispuesto a conceder.

El segundo motivo es que a menudo se frustra a la otra persona si se acepta su oferta inicial; puede no sentirse muy bien por haber hecho una oferta demasiado generosa, y no queremos que la otra parte sienta que ha perdido o ha hecho un mal negocio.

Además, el hecho de hablar del negocio en sí nada más empezar, nos hace saltarnos un paso muy importante, el de conectar con la otra persona. Un buen negociador también sabe crear relaciones. Tenemos que tener en cuenta que si finalmente llegamos a un acuerdo, podemos acabar trabajando con la persona que tenemos delante, por lo que querremos que haya una buena relación. Debemos invertir tiempo en conocer de una manera algo más personal a la otra parte, y en darnos a conocer.

En definitiva, queremos construir una relación que sea fructífera para ambos, y no tratar la negociación como un mero trámite.

Es clave tomarse un tiempo para fortalecer conexiones personales, y dejar claro que no estamos solo interesados en sacar un beneficio de ellos, si no que realmente nos importan como personas y queremos colaborar con ellos.

 

No hacer concesiones

Nuestro objetivo a la hora de negociar es que las dos personas implicadas seamos ganadoras, y así terminar el acuerdo con una sensación de satisfacción.

Por tanto es importante realizar concesiones, porque no queremos que la otra parte se quede con la sensación de que ha perdido. La sensación que les produzca la negociación será la sensación que asocien tanto a nosotros, como a nuestro producto o servicio.

No olvidemos que al negociar, ambas partes deben sacar provecho y ambas partes deben ceder algo.

 

Ignorar el lenguaje no verbal

Un 55% de los mensajes que enviamos se transmiten de forma no verbal. Esto quiere decir que podemos pensar que lo que estamos diciendo nos hace parecer muy seguros y convincentes, pero si nuestro lenguaje no verbal no acompaña, el mensaje verbal se desmorona.

como negociar mejorSi estamos negociando en persona, prestemos atención a nuestros pies y nuestros brazos, si los cruzamos estamos comunicando una actitud defensiva y que estamos cerrados a negociar. Mover los pies o las manos repetidamente, tocarnos la cara o jugar con un bolígrafo nos hace parecer ansiosos y poco seguros. Es mejor mantener una postura abierta y tranquila, que muestre confianza, como permanecer erguidos, gesticular suavemente con las manos, etc.

Para transmitir más confianza, una buena táctica es la de imitar los gestos y poses de la otra persona, de una manera muy sutil. En caso de que la negociación sea telefónica, también podemos hacerlo, en este caso trataremos de transmitir una entonación y velocidad al hablar parecida a la suya.

4 HABILIDADES PERSONALES PARA MEJORAR UNA NEGOCIACIÓN

Un buen negociador, que conoce los mejores trucos para negociar, sabe moverse a través de todas las técnicas y rituales que conlleva una negociación para conseguir resultados satisfactorios, pero no solo consigue dominar este proceso, sino que además lo hace de forma que la relación con la otra parte sale fortalecida.

Por tanto, más allá de los conocimientos y la práctica, para conseguir buenas relaciones además de buenos resultados, van a ser necesarias algunas características más personales. Estas habilidades habrá quien las tenga de forma natural, y quien no, puede aprenderlas.

 

Paciencia

Una negociación es un proceso que lleva tiempo. No debemos quedarnos con la primera alternativa por que tengamos poco tiempo o por que la otra parte nos esté presionando. Si nos apresuramos podemos cometer errores de los que luego nos arrepentiremos. Es importante recabar toda la información posible antes de tomar una decisión.

La paciencia es la habilidad que nos puede ayudar a que ambas partes resolvamos los conflictos que pueden surgir y que entorpecen la negociación.

 

Persistencia

 Muy relacionada con la paciencia, la persistencia nos ayuda a no perder de vista nuestro objetivo, y seguir en la dirección correcta para conseguirlo. Esto no significa que solo nos conformemos con nuestro resultado óptimo y que no estemos dispuestos a negociar, pero si no ayuda a no perder el rumbo hacia lo que queremos conseguir, por mucha presión o manipulación que podamos recibir de la otra parte.

 

 

Escucha activa

La escucha activa es clave en cualquier tipo de comunicación, pero cobra especial relevancia en una negociación, donde nos interesa recabar toda la información posible de la otra persona y sus intereses.

Significa que no solo vamos a escuchar esperando que nos toque responder, si no que vamos a hacerlo con el objetivo de entender al otro y extraer información, de forma que podamos ofrecer alternativas que se adapten a sus intereses también. Sería imposible llegar a un acuerdo favorable para los dos si las partes no buscan comprenderse.

 

Flexibilidad

 Una de las claves más importantes para negociar es adaptarse constantemente a la persona que tenemos delante y a las demandas o condiciones que va ofreciendo, así como a sus ofertas. Debemos llevar nuestra estrategia preparada, nuestros límites bien definidos, y una idea sobre lo que la otra persona puede plantear, pero aun así, siempre surgirán situaciones que no habremos previsto y a las que tendremos que hacer frente de una manera creativa y beneficiosa para ambos.

Un negociador efectivo muestra flexibilidad proponiendo alternativas creativas a las propuestas que va realizando la otra persona; unas alternativas que además de ser útiles para los dos, supondrán el mínimo coste posible.

 

¿Cuál es la mejor manera de negociar? Las mejores técnicas para negociar

Hay principios psicológicos sobre persuasión que guían de forma inconsciente nuestras decisiones y nuestro comportamiento. Estos principios se basan en nuestros mecanismos innatos para tener algunos atajos a la hora de tomar decisiones de forma más eficaz. Conocer algunos nos puede ayudar tanto a persuadir como a identificarlos para no caer en ellos.

Principio de compromiso y coherencia

Cuando una persona se compromete con una postura, será más proclive a aceptar peticiones para realizar conductas coherentes con esa postura. 

La coherencia es una cualidad que se asocia a personas con gran personalidad, estables y racionales. A una persona poco coherente se le atribuye una personalidad débil. Por esto, necesitamos parecer coherentes ante los demás y ante nosotros mismos. Nuestra conducta compromete nuestros actos futuros, ya que nos incita a actuar en la misma línea para ser coherente.

El compromiso es el vínculo que existe entre una persona y sus actos. Los actos públicos nos comprometen de cara a los demás.

Estrategia ”pie en la puerta”: Se busca conseguir un compromiso inicial, aunque sea pequeño, una vez que la persona accede, será más fácil que vuelva a aceptar cualquier petición que vaya en la misma línea que el compromiso inicial. La petición inicial debe requerir un esfuerzo pequeño pero no tan mínimo que no se aprecie el compromiso.

 

En un experimento realizado en los años 60 en la Universidad de Stanford se preguntaba por teléfono a un grupo de personas qué tipo de limpiador utilizaban, para luego solicitar a esta persona que les abriera la puerta de su casa para comprobarlo en persona. Al otro grupo (el grupo de control) se le pedía directamente permiso para visitar su casa. Los resultados demostraban que era un 135% más probable que las personas del primer grupo abrieran la puerta de su casa al investigador que las personas del segundo grupo.

Si la persona con la q estamos negociando nos hace una pequeña concesión al principio, y además alabamos el gesto comentando que es buen negociador y una persona flexible, aumentamos en gran medida nuestra posibilidad de que haga más concesiones a lo largo de la negociación para ser coherente. Uno de los mejores consejos para negociar.

 

 

Principio de reciprocidad

 

Hay que tratar a los demás como ellos nos tratan a nosotros. 

 La reciprocidad es algo que está presente en todas las culturas. Es una norma que ha estado presente a lo largo de la evolución para permitir la adaptación y el buen funcionamiento de los grupos. 

La vemos en muchos comportamientos del día a día: contamos confidencias a quien nos contó una confidencia con anterioridad, no le negamos un favor a alguien que nos ha hecho uno antes, etc.

Estrategia ”esto no es todo”: Utiliza la estrategia de dar algo para posteriormente hacer alguna petición. Cuando se nos da un obsequio nos sentimos más atraídos hacia producto, y se establece un vínculo de agradecimiento hacia la persona que lo regaló, lo que nos hace proclives a corresponderlo accediendo a sus peticiones.

Según este principio, si realizamos una pequeña concesión a lo largo de la negociación, la otra persona se sentirá en la “obligación” de devolvérnosla; o si le invitamos a comer, es más probable que acepte nuestra petición. 

 

Principio de simpatía

 

Se es más proclive a acceder a peticiones de los amigos y de las personas que nos resultan agradables. La simpatía funciona a través del componente afectivo de las actitudes. La estrategia consiste en provocar un estado de ánimo positivo.

Con un solo dato que haga que una persona nos resulte agradable, su capacidad para convencernos va a aumentar considerablemente. Cuando una persona está contenta es más fácil persuadirla ya que tiende a ser amable con los demás. 

Semejanza: Tendemos a simpatizar con las personas que se parecen a nosotros. Por ello nos resultará más fácil llegar a un acuerdo con quien nos hemos preocupado de conocer antes, y teniendo este principio en mente, podremos haber tratado de establecer características comunes entre los dos. 

Si nos hemos caído bien en la conversación previa a la negociación, y además tenemos gustos en común con la otra parte, sumamos muchos puntos para que esté más dispuesta a ser abierta y flexible.

Networking y comunicar mi marca

La comunicación es la base de cualquier esfuerzo en networking. Antes de ser profesionales, somos humanos, por lo que necesitamos poder transmitir ideas de forma clara para lograr nuestros cometidos y crear relaciones donde antes no existía nada. Para sacar el máximo beneficio de estas reuniones deberemos contar con unas buenas técnicas de comunicación. No basta solo con elaborar un buen mensaje, si no que este debe ir acompañado de nuestras habilidades sociales y un lenguaje no verbal coherente con él.

¿QUE ES EL NETWORKING?

 

El networking es el proceso de establecer relaciones mutuamente beneficiosas con otras empresas para realizar sinergias, o con posibles futuros clientes. Es una alternativa para dar a conocer los beneficios de  nuestro negocio o servicio y de esta forma encontrar nuevos colaboradores, socios e inversores. En definitiva, una forma de relación entre empresas, donde comunicar mi marca, mostrar qué ventajas puede representar para otras empresas, así establecer relaciones de colaboración.

¿POR QUÉ ES ÚTIL?

El networking es una oportunidad para incrementar las opciones de obtener beneficios tanto personales como laborales o empresariales. Algunos de ellos pueden ser los siguientes:

  • Nuevos contactos y referencias: el beneficio más directo es por ejemplo, conocer posibles nuevos clientes, identificar oportunidades de asociación con otras empresas o descubrir nuevas áreas de expansión para tu negocio.
  • Visibilidad: a través del networking podemos estar continuamente en contacto con potenciales socios o clientes para así mantener las relaciones.
  • Mantenernos al día: en un ambiente que está en constante cambio es importante estar al día de las condiciones de nuestro mercado y las nuevas tendencias que van surgiendo. Gracias a esto podremos actualizarnos para atender las necesidades emergentes.
  • Solucionar problemas: si por ejemplo, para nuestro negocio nos surge la necesidad de contratar un nuevo contable, o conseguir algún tipo de inversión, el networking nos ofrece la posibilidad de contratar a alguien conocido y con buenas referencias.
  • Compartir conocimientos y experiencias: conocer las experiencias o consejos que puedan aportarnos otras empresas puede ser muy beneficioso para nuestro negocio a la hora de tomar una mejor decisión.

Por todo esto va a ser muy importante cómo vamos a comunicar nuestra marca. Lo que comuniquemos nosotros personalmente tiene que estar alineado con la imagen de empresa que queremos transmitir, lo que nos llevará a establecer sinergias realmente beneficiosas. ¿Cómo conseguimos todo esto? Comunicándonos de una manera efectiva con unas buenas habilidades sociales.

Habilidades sociales en el networking

Damos por sentado equivocadamente el tema de la comunicación. Ni siquiera somos conscientes muchas veces de la importancia que tiene esa primera impresión que damos, por tanto ni siquiera nos cuestionamos si lo hacemos bien o mal. Sólo nos limitamos a pasar el “trago” de hablar en público. El nerviosismo se apodera de nosotros, el cual podríamos evitar si nos preparáramos nuestro discurso antes de acudir a dicho evento.  Pasa mucho que las personas que asisten a reuniones de networking no valoran previamente qué ideas quieren transmitir y cómo hacerlo. Sencillamente cuentan con que todo salga bien de forma natural.

En el networking, este enfoque no trae los frutos esperados. Entonces, ¿por qué es importante la comunicación en este aspecto? Porque ante todo está en juego nuestra imagen personal y profesional. Porque si no lo preparamos podemos desaprovechar un valiosa oportunidad de causar esa buena impresión que necesitamos para generar confianza. ¿Por qué deberíamos prestar más atención a cómo nos comunicamos durante las reuniones? Porque muchas veces tenemos una sola oportunidad de llegar a las personas del grupo de networking al cual asistimos por primera vez.

Dar la Impresión Correcta

Tanto en el networking como fuera de él, muchas relaciones son producto de buenas primeras impresiones. La forma en la que nos comunicamos en un primer contacto y nuestra capacidad para hacerlo efectivamente determinará la impresión que daremos.

Cuando se trata de hacer networking, no contamos con demasiado tiempo para convencer a la otra persona de que tenemos valor para aportar o que somos dignos de confianza. La primera impresión juega un rol fundamental y esta es solo favorecida cuando se emplea correctamente la comunicación.

 

Crear Confianza

Cuando se trata de la importancia de la comunicación en el networking, puede que crear las condiciones adecuadas para que la confianza nazca es un factor prioritario.

Al final del día, el networking tiene como finalidad conectar empresarios y profesionales, permitiéndoles emprender nuevos negocios. Por ende, desarrollar la confianza suficiente entre los involucrados es completamente necesario para obtener los resultados esperados.

 

Transmitir las Intenciones de la forma más adecuada

Comentábamos antes que la comunicación en networking es responsable de transmitir ideas de forma clara. Las intenciones que tenemos como profesionales durante una reunión de networking forman parte de estas ideas y solo nosotros somos responsables de transmitir dichas intenciones correctamente.

Cuando conectamos con alguien en networking, tenemos el deber de transmitir de forma clara cuáles son nuestras intenciones, nuestros deseos y peticiones. Esta es la única manera de que la otra persona esté en posición de ayudarnos, de aportar algún recurso o contacto de su valiosa red.

Aportar Valor a Todos los Involucrados

Probablemente lo que los participantes en networking más ignoran en el día a día sea una de las cosas más importantes que debemos tener presentes. El networking efectivo se trata de, como profesionales, aportar tanto valor como sea posible a otros miembros del grupo.

Sin embargo, la única forma de aportar valor, de compartir enseñanzas y experiencias, de crear confianza y aumentar exponencialmente la red de alguien más, es a través de la comunicación efectiva y consciente.

Cuando descuidamos la comunicación, cómo ser amables, profesionales, claros, accesibles y específicos, es imposible aportar algún tipo de valor a otros miembros. Al descuidar este aspecto fundamental en nuestra forma de actuar, nos inhabilitamos a nosotros mismos de poder conseguir los resultados que esperamos durante reuniones de networking y, al final, en todas las áreas de la vida.

 

Lenguaje no verbal en networking

En las reuniones de networking, somos nosotros los representantes y portavoces de nuestro negocio, por tanto para comunicar mi marca adecuadamente, mi imagen debe estar en consonancia con ella y lo que quiero transmitir. Puesto que, como hemos comentado anteriormente, no siempre contamos con todo el tiempo necesario para dar a conocer nuestro valor, potenciar los cuatro puntos mencionados anteriormente va a ser crucial. Es aquí donde entra en juego la importancia del lenguaje no verbal. Estudios determinan que en los primeros siete segundos de conocer a alguien, hacemos una valoración general que luego sesgará nuestra manera de percibir el resto de sus actuaciones.

Cuatro claves que pueden ayudarnos a crear una buena primera impresión y dar apoyo a nuestro mensaje son:

Contacto visual

Es importante centrarnos en las personas a las que nos dirigimos, y que ellas lo perciban. Esto lo conseguimos mirando a los ojos, no al suelo u otras partes ya que esto puede dar sensación de inseguridad y debilita nuestro mensaje.

 

El movimiento de los brazos:

Los brazos también revelan el grado de interés que mostramos en una conversación, por ejemplo mantenerlos cruzados durante una negociación da la impresión subconsciente de bloqueo o rechazo. Una buena forma de mostrar interés y apertura podría ser colocarlos tras la espalda.

 

Nuestra postura corporal:

Ser conscientes de si nuestra postura es abierta y receptiva o si por el contrario nos apoyamos en algún objeto como si estuviéramos cansados o aburridos.

 

Expresiones faciales:

Mantener una expresión facial que demuestre interés va de la mano con el contacto visual. Esto creará una sensación positiva en nuestro receptor. Si por el contrario bostezamos cuando nos hablan, lo más probable es que la otra persona pierda todo su interés.

 

Como hemos visto a lo largo del artículo, el objetivo principal del networking es  comunicar mi marca de una manera efectiva al resto de empresas, para así conseguir sinergias beneficiosas. Por ello, además de tener un buen mensaje, debemos prestar atención al cómo comunicamos ese mensaje. Es por esto que unas buenas habilidades de comunicación y prestar atención a nuestro lenguaje no verbal va a apoyar y reforzar nuestro mensaje, así como nuestra marca.

Doris Machado

Directora de Meetwork  www.meetwork.es

 

Profecía autocumplida aplicada al entorno de trabajo

La Profecía Autocumplida o “Efecto Pigmalion”

Cuando una persona piensa intensamente acerca de una situación, su comportamiento cambia haciéndose coherente con lo que piensa, acabando por generarse o cumplirse  la predicción de este hecho, lo cual conlleva que ese pensamiento previo se asiente más firmemente en su sistema

A esta teoría la llamamos “Profecia autocumplida” o “autorealizada”.

En el trabajo, esta se puede traducir con el Efecto Pigmalion, es decir, si un lider o un jefe, tiene expectativas muy altas sobre uno o más de sus trabajadores, los desempeños de estos serán igualmente más altos.

La profecía que se autorrealiza es, al principio, una definición «falsa» de la situación que despierta un nuevo comportamiento que hace que la falsa concepción original de la situación se vuelva «verdadera»
Robert K. Merton

También te puede interesar:

 

Definición de Profecía Autocumplida

La profecia autocumplida, que en algunos casos se puede llamar Efecto Pigmalion, tiene sus raíces en la mitología griega.

La historia cuenta que Pigmalion era un escultor que a pesar de odiar a las mujeres, se enamoró de una escultura femenina. Estaba tan enamorado que fue por mucho tiempo a orar a Afrodita con el fin de dar vida a esa escultura y, finalmente,  Afrodita convirtió en realidad el deseo de Pigmalion.

Dejando atrás la mitología antigua, en la época contemporánea el primero en hablar de este hecho que sucede cada día en nuestras vidas fue el reconocido sociólogo estadounidense Robert K. Merton, en el 1948.

La profecía autocumplida se trata de un proceso dinámico un tanto particular, no significa que por desear algo en voz alta vaya a cumplirse, sino que de forma inconsciente, por el simple hecho de pensarlo, o creer firmemente en algo, ésto termina cumpliéndose, y teniendo un efecto visible en el entorno.

No se trata de pensar que cualquier cosa “falsa” vaya a realizarse de verdad. Sino que al estar tan relacionada esa profecía con las consecuencias a nivel contextual, esto termina conectándose con el pensamiento inicial. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los actores involucrados en este proceso, no son conscientes de que sus pensamientos ayudan a construir la realidad, debido al hecho de que estos pensamientos se vuelven realidad y se acaban atribuyendo finalmente a acontecimientos externos.

La profecía de un suceso lleva al suceso de la profecía
Paul Watzlawick

Profecía Autocumplida en el lugar de trabajo

El modelo de la profecía autocumplida en el trabajo se realiza comenzando por las expectativas de un líder o jefe en referencia al resto de los trabajadores.

Estas expectativas cambiarán el modelo de liderazgo, debido a que las expectativas positivas crearán un liderazgo positivo y de apoyo.

Por otro lado los trabajadores podrán tener expectativas más altas respectos a ellos mismos.

Los trabajadores también perciben estos pensamientos aunque no se les comuniquen.

Pueden sentirse más motivados y más comprometidos, lo que ayudará finalmente a generar un buen desempeño, así como a mejorar la autoestima y la autoeficacia.

efecto-pigmalion-esquema

Pero cuidado porque este método también puede traducirse en resultados finales negativos, es decir, si un líder, tiene expectativas muy bajas sobre uno o más de sus trabajadores, los desempeños serán igualmente más bajos.

En el entorno organizativo es posible e inteligente utilizar la profecía autocumplida para el beneficio de la propia empresa.

A través de técnicas y herramientas concretas se puede llegar a incrementar la productividad de los trabajadores y también mejorar su humor.

El secreto está en el estilo de liderazgo utilizado desde el director y/o jefe de empresa, de hecho es fundamental:

  • Tener una visión positiva de los subordinados
  • Dar confianza al personal
  • Reconocer que cada persona tiene un potencial y la oportunidad de mejorarlo
  • Saber transmitir los objetivos que persigue la empresa
  • Proveer consecuencias positivas cuando el staff trabaja bien. En el caso de que el staff no alcance sus objetivos, hacer críticas constructivas, saber escuchar y generar propuestas.

Si una situación es definida como real, esa situación tiene efectos reales
Teorema de Thomas

La utilidad de la Profecía Autocumplida

Este proceso puede suceder en todos los momentos de nuestras vida. Nosotros, como actores de nuestras vidas, podemos tomar conciencia de que estos pensamientos pueden ayudar a que se propicien situaciones venideras.

Se puede elegir la profecía autocumplida como una estrategia para ganar en la vida o en el trabajo, para obtener éxito.

Por lo tanto, debemos empezar por intentar ser más conscientes de los eventos  y creencias sobre nuestro entorno, y pensar si estos son totalmente externos a nosotros o afectados por nuestros pensamientos, deseos o miedos.

En un lugar de trabajo, este círculo “pensamiento-eventos  eventos-pensamiento” puede ser una llave de éxito para obtener más resultados (por ejemplo producción) por, para y de los trabajadores.

En definitiva, hay que poner especial atención a atraer aquello que deseamos en función del poder de nuestras expectativas y pensamientos.

 

La expectativa o la realidad anticipada del médico influye en la recuperación del paciente. Parece que el efecto placebo es más fuerte cuando la creencia en la efectividad del tratamiento es compartida en un grupo”
O’Regan, 1983

Laura XerraLaura Xerra es la nueva incorporación italiana al equipo de Psicología y Comunicación, que además colabora cada mes con una publicación para la web. Laura es Graduada en Ciencias y Técnicas Psicológicas, en Psicología Social, de el Trabajo y de las Organizaciones, y es Especialista en Gestión de Recursos Humanos, Trabajo y Organizaciones por la Università degli Studi di Palermo. 

Los 3 problemas más comunes de comunicación

En este artículo he decidido dar respuesta a los 3 problemas más comunes que me he encontrado en los ya 10 años de trabajo con particulares sobre la mejora de su comunicación. Cada persona es un mundo, pero estos son las 3 debilidades más repetidas y los primeros pasos que podamos dar para ponerle situación.

A -No estar cómodo y no dar tu opinión en grupos grandes.

B -O soy pasivo y me callo las cosas o soy muy agresivo.

C -Mis relaciones son superficiales y no me siento conectado a nadie.

¿Qué más se puede aprender sobre comunicación? ¿Para qué quiero mejorar mis habilidades sociales si ya tengo una vida hecha? Nuestra forma de relacionarnos con el mundo es lo que nos hace tener mayor o menor éxito en los distintos campos de nuestra vida. En cualquier dimensión, ya sea el afectivo, parejil, social, profesional, sexual…mi forma de relacionarme y mis recursos cómo comunicador serán lo que me haga estar satisfecho o no.

 

Pero antes de empezar a trabajar sobre esas tres situaciones;

¿Qué beneficios trae saberse comunicar de una manera atractiva?

Los obstáculos de la comunicaciónLa comunicación es la arquitectura de la realidad. Todas las dimensiones de nuestra vida quedan marcadas por nuestras habilidades sociales y de comunicación. Y lo más curioso es que en un elemento tan importante en nuestra vida cómo la comunicación nunca recibimos formación. Nos enseñan el significado de las palabras, pero nada más. No nos enseñan a utilizarlas en nuestro beneficio. ¿Qué ventajas tiene una persona que sabe utilizar bien su forma de comunicarse?

A| Seguro que muchas veces te has encontrado con personas que no desempeñan de una manera brillante su trabajo pero les ves ascender y cumplir objetivos y muchas veces piensas ¿Por qué? Si no es más trabajador que yo.

B| Otras veces te habrás cruzado con personas que en principio no deberían generar especial atracción en el sexo opuesto, pero ves que siempre tiene relación con gente atractiva y divertida. Quizá alguna vez hayas pensado ¿Por qué? Si no es más atractivo que yo.

C| Incluso alguna vez hayas conocido personas que sin tener experiencias especiales ni nada genial que contar consiguen captar la atención de los demás con tremenda facilidad sin esfuerzo. Seguro que te has preguntado alguna vez, ¿Por qué? Si no es más inteligente que yo.

D| Otro ejemplo, seguro que te has encontrado personas que sin ponerse rojo y sin vergüenza pueden hacer una exposición sin que les entre ansiedad y sin estar preguntándose que pensarán los demás de ellos. Indudablemente te habrás preguntado. ¿Por qué? Si no tiene nada que yo no tenga.

104La respuesta a todas esas preguntas es: Porque es un buen comunicador. ¿Cómo ser un buen comunicador? Más adelante en este artículo te daré algunos trucos y herramientas que pueden ayudarte a ser un mejor comunicador. Una persona con la capacidad de comunicar de una manera atractiva, de generar ambientes agradables, de hacer sentir cómodos a los demás, de persuadir, de conectar, de entretener y de entusiasmar a los demás, es muy posible que consiga sus objetivos. Sean estos cuales sean, puesto que en cualquier proceso que se te pueda ocurrir va a tener un peso fundamental mi forma de comunicarme.

Problemas de no dominar la comunicación

Muchas personas tienen desequilibrios emocionales a causa de no tener controladas o desarrolladas en plenitud sus habilidades sociales o de comunicación. El no desarrollar la asertividad o la capacidad de conocer gente nueva, por poner dos ejemplos relacionados con la comunicación, pueden ser motivo de una insatisfacción personal que desencadene en ansiedad, fobias, depresiones, etc…Será complicado desarrollar una buena autoestima o conseguir metas vitales si mi forma de comunicarme juega en mi contra o no me ayuda a crecer.

A| No estar cómodo y no dar tu opinión en grupos grandes.

5kikLas habilidades sociales están estrechamente relacionadas con la confianza en mi mismo. Si no me siento seguro de mi mismo voy a sufrir al sentirme observado. Voy a intentar exponerme lo menos posible. Y eso puede convertirse en ansiedad cuando tengo que hablar delante de un grupo grande, en inseguridad a la hora de dar mi opinión por miedo a que los demás piensen que es una tontería e incluso que no me atreva a hablar cuando los temas que se hablan no son los que domino.

Para desarrollar mis habilidades sociales tengo que empezar por trabajar mi autoestima y mi autoeficacia. Es decir, que tengo que sentirme cómodo conmigo mismo cómo persona para sentirme cómodo como comunicador. Responde a esta pregunta:

¿Qué tres cosas positivas te definen como comunicador?

Si no tienes clara la respuesta, es fundamental que reflexiones sobre ello, o incluso que le preguntes a personas de confianza. La seguridad y la confianza vienen del conocimiento. No puedo sentirme seguro si no tengo argumentos para hacerlo. Para confiar en mis posibilidades debo saber por qué puedo apostar por mí. Eso en cada ámbito de la vida, pero también en comunicación. Si trabajas tu confianza y te das cuenta que no eres menos que nadie, dejará de asustarte hablar en un grupo grande, porque confiarás en que lo que tienes que decir tiene, cómo minimo, el mismo valor que lo que que puedan decir los demás. Empieza por reafirmar  que 3 cosas buenas te definen cómo comunicador.

B| O soy pasivo y me callo las cosas o soy muy agresivo.

Muchas personas sienten que les pisan en terreno, que no les respetan como se merecen y se acostumbran a ello sintiéndose indefensos. Otras personas se arrepienten de cómo han dicho las cosas y pierden relaciones por su forma de comunicarse.

taller-6El sentir rabia pero no hacer nada, sentirse ofendido, tener ganas de venganza y una baja autoestima es algo bastante común en el estilo pasivo. Los gritos, las quejas, las advertencias, los resoplidos o las amenazas son muy comunes en el estilo agresivo. Si tuviésemos que simplificar mucho los estilos de comunicación podríamos clasificarlos en:

Estilo Pasivo

Estilo Asertivo

Estilo Agresivo

No tener el control de mi estilo de comunicación y no poder trasmitir de manera atractiva y serena mis ideas tiene el inconveniente de que mis mensajes generan rechazo en mi entorno o directamente no lleguen a decirse. Las personas que no tienen facilidad para modelar sus mensajes y acaban trasmitiendo sus deseos cómo quejas o como realidades inamovibles corren el riesgo de quedarse solos o de no ser valorados por su entorno.

Normalmente después de comunicarse de manera agresiva se sienten culpables y arrepentidos por la forma en la que lo han hecho, pero no son capaces de mejorar su forma de comunicarse. Para ese determinado perfil es fundamental trabajar la impulsividad desde la planificación.

A| Tratar de dedicar tiempo a reflexionar sobre cuales son los límites que quieren poner y elegir el MOMENTO ADECUADO para comunicar lo que quieren comunicar. En un estado fisiológico de relajación y serenidad. Donde el entorno te pondrá fácil mantenerte calmado y la persona que te va a escuchar está dispuesta a hacer un esfuerzo para entender y aceptar lo que estas comunicando.

B| Estructurar lo que vas a decir para que sea aceptado y atractivo aunque sea algo en principio negativo. Saber introducir la empatía, que se entienda bien lo que queremos, de manera clara, concluyendo las consecuencias.

                           FÓRMULA DE LA ASERTIVIDAD

 

1-     Afirmación real

2-     Indicio de empatía

3-     Porque es un problema

4-     Concretar qué es lo que quieres

5-     Explicar consecuencias positivas

6-     Explicar consecuencias negativas

 

 

C| Mis relaciones son superficiales y no me siento conectado a la gente

Mucha gente se siente sola y no sabe cómo incorporar gente nueva a su vida. Pueden incluso tener decenas de conocidos, de compañeros de trabajo o de equipo pero que esas relaciones no vayan más allá de “ser conocidos”. ¿Quieres saber que puede hacer la formación de la comunicación en este sentido?

luis alvaro entrevistaNuestra forma de comunicarnos con nuestro entorno es la que genera el tipo de relación que desarrollamos. Normalmente tratamos de comunicarnos de una manera objetiva, fría, intentando incluso esconder nuestras debilidades o emociones negativas. Pero sobre todo tratando de mantener esa “normalidad” que se presupone en cada situación. No arriesgamos. Hacemos lo que creemos que se espera de nosotros. Si mantenemos la “normalidad” las relaciones no pueden evolucionar porque para que algo evolucione necesitamos romper lo que se espera de nosotros y arriesgar.

Si yo os digo que me he comprado un coche rojo, con el maletero  ancho y las puertas delanteras blancas, vosotros probablemente penséis en un coche rojo, con el maletero ancho y las puertas delanteras blancas.

Del mismo modo, si yo os hablo desde una tristeza muy profunda la parte de vuestro cerebro que se activará para reconocer el mensaje es la de la tristeza profunda. En el caso de las emociones también entran en cuenta las neuronas espejo o neuronas de la empatía, ya que tendemos a sentir lo que nos están trasmitiendo. No es ninguna sorpresa saber que las mujeres son más sensibles a los sentimientos ajenos y por lo tanto tienen más neuronas espejo.

Contáctanos

Podemos hacer sentir a la gente cosas con el texto que utilicemos. Si yo hablo de dedales y alfileres, la persona va a visualizar dedales y alfileres y luego cuando me vaya, su cerebro me relacionará con dedales y alfileres.

Si mis mensajes tienen una carga positiva, la gente me relacionará con cosas positivas. Y por supuesto habrá también una intensidad. El impacto que hago en las personas puede ser mayor o menor depende de lo profundo que haya calado mi mensaje.

 

 

¿QUÉ TEMAS PUEDEN HACER QUE TENGA UN IMPACTO FUERTE EN LA OTRA PERSONA?

Existe algo que todos hombres y mujeres compartimos. Precisamente es lo más interno e intimo de cada uno de nosotros; nuestras emociones. Existen cinco emociones básicas.

   ALEGRÍA-IRA-TEMOR-SORPRESA-TRISTEZA

A partir de esas cinco básicas, cómo en la gama de colores, todas las demás se irán desarrollando y mezclándose. Así, paradójicamente, lo que creemos más único de nuestra existencia, nuestras emociones, será lo que nos podrá unir a todos y cada uno de los habitantes del planeta Tierra.

¿Cómo generar vínculos más sólidos?

Dirigiendo la conversación hacia lo que nos genera nuestro contexto, no hacia lo que lo compone. En otras palabras, hablar de cómo me hacen sentir las cosas, no de que cosas tengo. Si quiero vincularte a mí, diciéndote que soy estudiante de psicología sólo lo conseguiré si por algún motivo tienes algún interés en la psicología o eres estudiante.

En cambio, si te hablo de lo que me genera el hecho de estudiar psicología, la ilusión por acabar, las ganas de enfrentarme al reto de tener que cumplir con el rol social de un psicólogo, el miedo a acabar algo después de mucho tiempo formando parte de tu vida…

Hay algunos temas que consiguen unirnos más que años y años de pasar tiempo juntos. Infancia, viajes, familia, miedos, ilusiones, etc…Recordando que lo importante no es contar objetivamente datos sobre esas facetas de tu vida, sino cómo te has sentido con ello. Eso será lo que de verdad genere un vínculo.

Observar necesidades del receptor

En comunicación lo importante no es solo aprender a desarrollar y generar mensajes atractivos. Es igual de fundamental entender que necesita la persona para sentirse cómoda contigo. Sino que se lo pregunten a los políticos, no se trata de comunicar mis puntos fuertes sino de saber que es lo que la gente quiere oir.

Observar es una habilidad importantísima, con una alta capacidad de observación podemos partir siempre con una gran ventaja de cara a mejorar nuestras relaciones, pues empatizaremos con facilidad y podremos ofrecer a las personas lo que están buscando. Algunas de las consecuencias de convertirnos en buenos observadores serán:

-Encontrar que tiene de especial y única la persona o grupo que tiene enfrente.

-Precisar cuales son las necesidades que tiene que cubrir en la persona o grupo para conseguir sus objetivos.

-Definir los motivos de porque esa persona o grupo tiene esas necesidades.

-Concretar aquello que la persona o grupo valora más de sí mismo.

En mis formaciones trabajo profundamente sobre este tema, enfatizando que hay cinco grandes necesidades que hay que satisfacer en una persona en cualquier contexto y que en saber calibrar de manera gradual estará el éxito. Las 5 grandes necesidades no voy a incluirlas en este artículo porque sería un artículo demasiado largo.  Espero haber ayudado con este artículo. Si queréis hablar conmigo para trabajar juntos, aquí os espero, tanto igual para proponer temáticas para el videoblog o para artículos. Lo agradezco siempre mucho porque mi idea es que tanto la web como el videoblog sean lo más adaptados a lo que os interesa.

COMO MEJORAR LA CONFIANZA EN UNO MISMO

QUE ES LA CONFIANZA EN UNO MISMO

La confianza en uno mismo no es más que una creencia, una cuestión de expectativas. Si tengo expectativas de que seré capaz de tener éxito en los obstáculos que se me presenten, confiaré en mi mismo.

Por el contrario, si  creo que los problemas me van a superar, tendré baja confianza en mis posibilidades.

La confianza no será igual en todas las áreas de mi vida. Donde tenga una autoestima saludable y positiva será más fácil que confié en mi mismo. Quizá tengo mucha confianza jugando a baloncesto, pero muy poca como pianista.

O tengo mucha confianza como amante pero no como pareja. Todo dependerá de la interpretación que haya hecho de mis experiencias pasadas.

Para confiar más en mi mismo, por lo tanto tendré que reinterpretar de una manera más justa mis experiencias y de generar conductas que me reafirmen en una imagen mas positiva de mi mismo. No bastará con generar pensamientos nuevos, también es necesario construir conductas coherentes con esa nueva imagen.  

La confianza en uno mismo es la idea que tiene de si mismo cumpliendo objetivos.

La confianza en uno mismo es la idea que tiene de si mismo cumpliendo objetivos.

SIGNIFICADOS DE CONFIANZA EN UNO MISMO

La confianza en uno mismo es un concepto que tiene varios significados, como por ejemplo, autoaceptación, autosatisfacción, autoconciencia.

Es fundamental saber cuales son los propios limites y fallos, y también las fortalezas que tenemos, para apreciarlas (Forges), en definitiva, tenemos que aceptar cada elemento que nos pertenece (Goleman, test de los caramelos) y mirar hacia nuestro interior como si tuviésemos que encontrar un potencial.

Generalmente la persona presenta ante a si misma y los demás, una versión mejorada de si mismo y esa evaluación que cada uno hace sobre si mismo muchas veces es más generosa que una evaluación hecha por otros (Seligman).

Es un mecanismo para la supervivencia, la confianza en uno mismo representa la motivación necesaria para cumplir los objetivos, eso se obtiene gracias al fenómeno de la profecía autocumplida. Otras veces la imagen de uno mismo será demasiado injusta debido a una alta exigencia hacia uno mismo. 

La autoconfianza forma parte del ser humano, el resultado de la mezcla entre autoestima y autoeficacia; la autoeficacia es la impresión que tiene una persona de que es capaz de cumplir sus metas, la autoestima está más relacionada a la percepción que tiene una persona sobre sí misma y sus capacidades.

Bandura (1982) define la autoeficacia como: “el conjunto de creencias que una persona tiene respecto a su habilidad para realizar acciones con éxito, en función de estas creencias autoreferentes, la persona organiza sus acciones para lograr los objetivos, la autoeficacia ayuda a determinar las actividades en las que participar, además de proporcionar información sobre el esfuerzo que se necesita para lograr los objetivos y del tiempo que se está dispuesto a mantener ese esfuerzo”.

Una persona que confía en sí misma suele tener una opinión positiva de sí misma, está dispuesta a tomar riesgos para lograr sus metas (tanto personales como profesionales) y es optimista sobre su futuro. Debido a que se considera capaz de asumir riesgos. 

confi2

QUIEN HA HABLADO DE CONFIANZA EN UNO MISMO

Como dijo tambien E. Fromm, es importante mantener una buena consideración de nosotros mismos, sobretodo respetándonos:

“…El amor (a sí mismo o a los demás) es un arte o habilidad que puede aprenderse, y es la forma más sana de vivir y convivir e actitud habitual que implica la tendencia a: comprender, respetar, cuidar, ayudar a desarrollar lo mejor, en uno mismo y en los demás…”.

Un profesional de la educación ha hablado de la confianza en uno mismo, definiéndola como: “El montón de fichas que poseemos para jugar en el casino de la vida.

Cuantas más fichas acumulemos, más probable será que nos atrevamos a apostar; en cambio, si tenemos pocas fichas o nos cuesta mucho ganarlas, nos dará mucho miedo apostar, lo que dificultará que recuperemos nuestro saldo y lo incrementemos”.

confi3

LOS BENEFICIOS DE LA CONFIANZA EN UNO MISMO

Los beneficios de la confianza en uno mismo son muchos, primero el bienestar, luego la autorrealización, la autoeficacia, seguridad, etc..

Además, podemos crear una bidireccionalidad, o sea, dejar que nuestra confianza en nosotros afecte a los demás y dejar que la confianza que los demás tienen hacía ellos mismos nos afecte. Si los demás nos evaluan de forma positiva, la confianza en nosotros sube.

De hecho, algunas herramientas que trabajamos en nuestras sesiones son expresar emociones positivas hacía los demás de manera honesta, pedir a personas de nuestro entorno atributos positivos sobre nosotros que nos definan o exigirnos espacios para pensarse a uno mismo con actitud positiva y respeto reforzando las cosas positivas que hayamos conseguido últimamente.  

Las personas que hablan con seguridad y confianza demuestran que creen en sí mismas, creen que sus ideas y sus sentimientos son importantes.

Precisamente por eso desde PyC consideramos esencial trabajar la asertividad y las habilidades sociales para mejorar nuestra confianza. Si respetas tu opinión y tus deseos, te respetarás más a ti mismo. 

confi 4

ASERTIVIDAD Y CONFIANZA

Una persona que no confía en sí misma tiene mayores problemas para lograr sus metas y suele tener una opinión negativa sobre sí misma, la buena noticia es que en cualquier momento puedes desarrollar confianza en ti mismo. 

“La falta de confianza es como cruzar un puente, estas decidido a cruzar, pero por alguna razón sientes que no puedes llegar al otro extremo, entonces, prefieres quedarte en esa orilla segura (que ya conoces) y así, evitar el riesgo o simplemente ahorrarte la incomodidad de tal vez no poder lograrlo.”

La falta de confianza puede aparecer para cosas muy comunes, como viajar, aprender algo, decir algo a una persona.

El miedo forma parte del sistema de emociones preprogramadas en el ser humano, nuestros antepasados cavernícolas transmitían eso en sus genes, se necesitaba ser muy cauteloso para sobrevivir.

¿Somos conscientes de donde viene nuestra propia falta de confianza? La mayoría de las veces es porque tenemos pensamientos negativos:

“El humano tiene en promedio 50.000 pensamientos cada día, de los cuales más del 50% son negativos. Es decir que, más de la mitad de nuestros pensamientos son advertencias a uno mismo, estos pensamientos negativos provienen de experiencias pasadas, como parte de un mecanismo de supervivencia”.

Lo malo es cuando esto se pone en contra de la persona misma, porque solo pensamos en lo negativo que nos pueda pasar y dejamos de concentrar todas nuestras energías para que nuestros pensamientos sean realidad, entonces, no es el fracaso lo que te corta, es no intentarlo.

Lo más limitante no será por tanto, el desconocimiento sobre un tema cualquiera, o la carencia de experiencia, sino la creencia limitante de que no lograrás hacerlo bien, y que todo será un fracaso, porque no confías en ti mismo

Una investigación sugiere que el pesimismo minimiza tu rendimiento y al final obtienes resultados negativos, si crees que algo puede ir mal, tu rendimiento disminuye. 

TENER EL CONTROL DE LA PROPIA VIDA

El concepto de control se asocia con el “Locus de Control“, (Rotter, 1966) que refleja las expectativas de un individuo sobre las recompensas (o la falta de recompensas) en la vida. Es decir, de quien considera que es responsable ante los fracasos y los éxitos.

Es lógico que esto tenga una relación con la confianza en uno mismo. 

La persona que tiene un locus de control interno fuerte, cree que sus propias acciones determinan lo que le ocurre, el éxito o el fracaso se debe a sus propios esfuerzos

El control externo implica que la conducta propia no importa tanto y que las recompensas en la vida son controladas por la suerte. La importancia del control en la teoría psicológica también se nota en la Teoría de Acción Razonada.

La “autorregulación” o el “autocontrol” tienen efectos de largo plazo sobre el desarrollo (Mischel & Shoda, 1995; Shoda, Mischel, & Peake, 1990), una alta capacidad de autorregulación “mejora las oportunidades de éxito en casi cualquier empresa para la cual es relevante” (Baumeister, Gilbert, Fiske, & Lindzey, 1998).

confi 5

MOTIVOS POR LOS QUE TIENES BAJA CONFIANZA EN TI

Las razónes por las que no confiamos en nosotros mismos son debidas a la personalidad y a las experiencias que vivimos, incluso los comportamientos y actitudes que aprendemos en nuestro contexto más intimo, como la familia.

 Las personas con baja confianza en sí mismas se infravaloran, no creen tener cualidades, la falta de confianza les impide tomar iniciativas, no creen en lo que hacen y dejan de intentar, se pierden así muchas oportunidades.

A veces pueden interpretar un papel para sentirse más a gusto y construir una imagen que no es la suya, así que van a encontrar dificultades para reconocer el camino que les interese y así tener su vida bajo control.

LA DESCONFIANZA

Nos observamos a nosotros mismos y a los demás bajo una perspectiva de confianza o desconfianza y a partir de ésta definimos el tipo de relaciones que estableceremos.

La confianza o la falta de confianza nos llevan a obtener resultados distintos, nos abre o nos cierra posibilidades; no se trata de no sentirse nunca vulnerable.

Todos experimentamos vulnerabilidad ante ciertos acontecimientos, la falta de confianza es una señal de alerta, ya sea porque alguien me hizo algún daño o bien porque yo mismo fallé ante ciertas situaciones en el pasado, es así que genero el juicio de que podría volver a sucederme.

 De acuerdo con Echeverría, la desconfianza nos impulsa hacia a acciones de conservación, protección, dirigidas a incrementar nuestra seguridad y a reducir nuestra vulnerabilidad, la confianza sin embargo nos lleva a acciones transformadoras, de innovación, de invención.

La desconfianza puede ayudarnos a actuar con mayor cautela y disminuir riesgos ante las situaciones futuras, a partir de mis experiencias pasadas, la confianza no elimina los riesgos pero nos hace adquirir mayores recursos.

Confiar en todos es insensato; pero no confiar en nadie es neurótica torpeza”. Juvenal

¿CUAL ES TU ESTILO DE CONFIANZA?

¿Cual es tu estilo de confianza en ti mismo?

PASIVO

“Qué tipo de pizza te gustaría comer en ese momento?” podrías contestar así: “Yo no sé, ¿Y a ti?”. Además, tiendes a no ser tu el encargado a la toma de decisiones y después te arrepientes de no haberlo hecho y sientes que querías quejarte . Cuando tienes la posibilidad, no haces nada para que los demás te escuchen.

LOS RIESGOS DE UN ESTILO PASIVO SON:

Sentir que todo el mundo se aprovecha de ti o no sentirte comprendido. Eso es una consecuencia del no expresar tu opinión, así mismo, empieza ese circulo vicioso en el que no expresar lo que sientes te lleva a pensar en que tus emociones no tengan importancia alguna y disminuir la confianza en ti mismo.

AGRESIVO

No es difícil expresar tu opinión, lo que pasa es que lo haces como si tuvieses que atacar el receptor de tu mensaje con disgusto, como para dictar leyes, tiendes a adoptar el rol de dominador y a cortar tus interlocutores cuando hablan, por consecuencia, te resulta muy difícil escuchar activamente, la imagen que sale de ti es de una persona muy poco empática.

LOS RIESGOS DE UN ESTILO AGRESIVO SON:

Dificultad a mantener relaciones sociales, transmitir sensaciones de ofender a los demás, perder el respeto de tu alrededor.

SEGURO

Si hay que decir lo que piensas, lo que te empuja es la honestidad, incluso cuando no sientes lo mismo que siente la otra persona, porque tu forma de actuar es conseguir expresar lo que piensas sin hacer daño a nadie.

Así mismo, quien te escucha tendrá más probabilidades de prestar interés a lo que dices, en una comunicación donde lo que hay es bidireccionalidad, porque si tu das respeto, recibes respeto.

Practicar con seguridad significa adquirir una buena y sana confianza en ti mismo, estar convencido de que tus opiniones pueden ser importantes para ti y para tu entorno, que tienes derecho a expresarte, tienes capacidad de resistir a la frustración, respetar los demás.

CONFIANZA Y LENGUAJE DEL CUERPO

La falta de confianza se expresa incluso en el lenguaje no verbal, si estas en una reunión aburrida, tu postura demuestra que no quieres estar ahí, te encuentras encorvado en tu silla y con los brazos cruzados, no solo se siente sino que se ve y el lenguaje no verbal tiene influencia sobre tu humor, tu mente y tu cuerpo.

alvaro taller

“Una gran investigadora de Harvard, realizo un interesante experimento. Se les pido a 42 participantes que estuvieran en una postura de triunfo o en una postura de derrota durante 2 minutos.

Antes y después se les tomo una muestra de saliva. Los resultados mostraron que: las personas que tuvieron una postura de triunfo o de alegría disminuyeron sus niveles de cortisol. Esta es una hormona que se relaciona con el estrés.

Por el contrario, aquellos que mantuvieron una pose de derrota, aumentaron sus niveles de cortisol.”

“La misma investigadora, realizo un segundo experimento. En este se les pidió a algunos participantes que mantuvieran una pose de triunfo durante 2 minutos. Después de ese tiempo, todos los participantes (incluso los que no tuvieron la pose de triunfo) tuvieron una entrevista de trabajo.

Curiosamente los participantes que aprobaron la entrevista y fueron elegidos para el trabajo, fueron aquellos que tuvieron la postura de triunfo antes”.

La postura en si no crea cascadas hormonales o eventos positivos, pero tu cerebro se lo cree como si fuese un efecto placebo, son nuestros pensamientos y nuestra actitud corporal, los que pueden lograr cambiar nuestra mente y tu expresión corporal también influye en cómo te ven los demás.

Algo que te puede ayudar es por ejemplo abrir los brazos, antes de salir de casa, como si hubiera ganado un maratón o antes de llegar al trabajo tomar la pose de un superhéroe, etc. La buena experiencia será grabada en tu cerebro como positiva y la próxima vez que estarás en una situación similar tu confianza será más grande.

¿Y SI NO CONSIGO ANIMARME?

A veces nos cuesta reconocer nuestra falta de confianza en nosotros mismos y nos creamos una máscara de auto-engaño creándo un falso sentido de auto-confianza, si quieres cambiar la opinión que tienes sobre ti mismo no es suficiente repetir frases positivas, con estas frases, aumenta un poco tu motivación y positividad, pero será algo pasajero de minutos.

Sin embargo, un cambio verdadero empieza de tu forma de pensar. Somos lo que pensamos de nosotros, si no empiezas a creer de ser fuerte, no vas a poder tener autoconfianza.

Hasta un gato disfrazado de Superman sabe que se puede mejorar la confianza en uno mismo

Hasta un gato disfrazado de Superman sabe que se puede mejorar la confianza en uno mismo

QUE ES LO QUE NOS PUEDE AYUDAR A MEJORAR LA CONFIANZA

Lograr metas es fácil, todos tenemos la capacidad, depende de tener claro nuestros objetivos, saber que podemos cambiar o re enfocar nuestra perspectiva sin estrenarnos.

Lo que nos puede ayudar a mejorar la confianza en uno mismo son las habilidades sociales, que unen un sistema de pensamientos y emociones que desarrollan siempre más los niveles de bienestar, las capacidades de alcanzar los objetivos y crear una red de relaciones sociales que sean congruentes a nuestras metas.

Aquí tiene un rol importante la comunicación en sus varias formas y aspectos. Hay gente que por naturaleza, demuestra más habilidades y seguridad en si misma, otras necesitan practicar más, pero todos podemos mejorar.

  • Para mejorar la confianza en uno mismo, son necesarios como: aceptar tus opiniones o pensamientos.
  • La afirmación de uno mismo en las relaciones sociales, sin fingir, sino actuando con honestidad.
  • Proponerse metas, aunque sean muy simples en el día a día.
  • Enfrentarse a los desafíos con el objetivo de adquirir nuevas experiencias para, poco a poco, reducir las sensaciones angustiosas.

Primero, hay que ponerse un objetivo, por ejemplo “quiero mejorar mi forma de comunicarme al mundo

Segundo paso es identificar  muy bien y concretamente lo que te gustaría modificar de ti, buscando ejemplos de tu forma de actuar en la vida diária, para conseguir eso, es fundamental escucharte a ti mismo, tus emociones, sensaciones, pensamientos, y valorarlos. 

Cada situación que se te presenta delante es una ocasión para poner en práctica tus habilidades y las experiencias que vives te permiten de desarrollar la confianza en ti mismo, que es una actitud interna.

Por ejemplo, las personas más empáticas tienden a ser más predispuestas a ayudar los demás, porque se dejan llevar de sentimientos buenos hacía los demás, ahora pregúntate, ¿porque no hacer lo mismo contigo mismo?

Si puede hacerlo una persona diferente de ti, porque no puedes hacerlo tu, que eres la persona más importante de tu vida.

Todos necesitamos mejorarnos siempre, hasta el individuo que se sienta más a gusto consigo mismo y crear y mantener un sentido de confianza en ti mismo es un paso para mejorar y convertirte en quien deseas ser.

EJERCICIOS PARA SUBIR HOY MISMO TU CONFIANZA EN TI MISMO

1. Entiende cuales son los pensamientos malos que te acompañan:

Por ejemplo, pensar algo exagerado como “no puedo, no consigo, no soy capaz…” etc… Todo esto no te va a ayudar a mejorar la confianza en ti mismo.

2. Trasforma los pensamientos malos en buenos:

Cree en que puedes decir a ti mismo cada día que puedes intentarlo todo y que tienes la capacidad de conseguir si intentas todas las veces que sea necesario.

3. Abraza los pensamientos buenos y quita los pensamientos malos:

Los pensamientos positivos tendrán más espacio, y eso te permite de alcanzar tus objetivos más fácilmente.

4. Identifica tus puntos fuertes:

Es imposible que no tengas cosas buenas, es el momento de descubrir cuales son y desarrollarlas.

5. Escribe una carta a ti mismo que tenga una lista de tus fortalezas:

Para tener siempre presentes en tu mente los elementos de tu personalidad que son los pilares de tu fuerza interior y que te ayudan a conseguir los logros más grandes.

6. Cuídate:

Cuidarse significa practicar la higiene personal, comer saludablemente, descansar, cuidar tu apariencia, entrenarse (muchos estudios han demostrado que el ejercicio es esencial para tener una mentalidad positiva), duerme lo suficiente (tendrás más energía y por consecuencia una actitud más positiva, te ayudará mucho a controlar tus emociones y a combatir el estrés); dedicarle tiempo a tus necesidades hace que te creas en que mereces eso.

7. Busca una ocasión para sentirte orgulloso de ti:

Piensa en lo que sabes hacer mejor y tomate unos segundos para sentir la sensación de bienestar que eso lleva, tener una variedad de hobbies te ayudará a desarrollar la confianza en ti mismo, hacer algo que te apasiona tiene un efecto terapéutico, sentirte orgulloso de tus logros también te ayuda a creer en que algo de ti puede resultar atractivo, como el humor, tu capacidad de escuchar, etc.

8. Cuida a tus relaciones sociales:

Rodearte de gente que te quiere, para sentir siempre emociones positivas, pasar más tiempo con las personas que te apoyan y que te inspiran a ser mejor, es de gran ayuda, además, si estás creando la base para aumentar la confianza en ti mismo, o sea quererte, te darás cuenta más fácilmente de quiénes son las personas que te dan sensaciones negativas.

9. Ayuda a los demás:

Cuando seas amable y regales emociones positivas, te vuelves en una fuente de cambio en el mundo, te sentirás mejor contigo mismo porque tienes algo que ofrecer a los demás.

10. Acepta los cumplidos:

A veces un bajo nivel de confianza puede hacer que tengamos dificultad para aceptar los cumplidos y pensar que la otra persona está mintiendo, lo bueno sería tomarse los cumplidos en serio y reaccionar de forma positiva, en ese caso la persona entiende que su cumplido te ha hecho sentir bien y se va a sentir menos incómoda contigo, un cumplido es una información sobre tus cualidades positivas.

11. Rechaza los elementos de la vida que te lleva a sentir emociones negativas:

Aléjate de las cosas que te hagan sentir mal, sean sitios o objectos, no vas a borrar todo lo malo, pero por lo menos puedes dejar de sentirte incómodo en cada situación.

12. Identifica tus inseguridades:

Todas las personas van a sentir en algún momento de sus vidas que algo les falta, el camino de la vida tiene muchos obstáculos, dependiendo del lugar en donde estés, la compañía que tienes y cómo te sientes, pero las inseguridades no son constantes, y si no fuiste un buen empleado y por eso terminó tu última relación laboral, esto no significa que eres incapaz de cambiar y encontrar un nuevo trabajo en el futuro.

13. Acepta tus miedos:

Todos sentimos miedo, incluso quien tiene un alto nivel de confianza en si mismo, sentir miedo es una oportunidad para crecer en tu interior, porque es una señal que puedes desarrollar tus habilidades, cuando consigas enfrentar tus miedos, notarás una mejora en tu autoconfianza

14. Ten paciencia:

 Tener buena confianza en uno mismo no pasa de la noche a la mañana, pero los errores son una gran oportunidad para aprender algo sobre ti mismo, sobre lo que eres y lo que puedes cambiar, la confianza en uno mismo debe ser cultivada, poco a poco.

15. Agradece:

Las inseguridades surgen por una sensación de no tener lo suficiente, si aprecias lo que realmente tienes, encontrarás la confianza en ti mismo.

16. Deja el perfeccionismo:

Si deseas todo perfecto, solo terminarás poniéndote más obstáculos y nunca vas a disfrutár de los resultados que logras, es mejor aprender a estar orgulloso de lo que haces en lugar de anhelar a que que todo sea perfecto.

17. Busca poco a poco objetivos más difíciles:

No puedes llegar a lo alto de un castillo con un solo salto, sino subiendo uno a uno los peldaños, al final lo que vas a obtener es un objetivo grande, pero con pequeños pasos.

18. No temas lo nuevo:

Recibir una situación desconocida con actitud positiva te ayudará a sentirte en poder de controlar tu destino.

19. Cree en ti mismo:

La opinión que tu tienes de ti mismo es muy importante, si crees en ti mismo los demás también lo harán, es como un círculo de confianza.

confi 8

Además, cuando deseamos lograr una meta, una estrategia puede ser investigar y conocer la historia de quienes ya han logrado lo que deseamos, para tener un ejemplo de imitar cuando nos sentimos desconfiados y sin apoyos.

QUE COSAS EVITAR PARA CONFIAR EN UNO MISMO

Deberíamos evitar la autocrítica demasiado exigente, emociones negativas, miedo a la toma de decisiones, la hipersensibilidad, la falta de asertividad.  

Si esperamos al futuro para sentirnos “seguros” para intentar las cosas, acabaremos desilusionados, porque  el proceso debe ser el inverso, primero intentamos, luego conseguimos, y finalmente nos sentimos con confianza en nosotros.

No tener confianza en ti te lleva a tener demasiadas dudas con respecto a tus capacidades, decir “no puedo“, dejar que la gente te menosprecie y menospreciarte tú, o sea, auto sabotearte; eso a lo largo del tiempo se puede convertir en un complejo de inferioridad.

Por otro lado, reconocerte lo que has logrado y desde ahí ten en cuenta que si sucedió una vez, es posible otra vez más, es de ayuda para mejorar la confianza en ti.

La confianza en uno mismo incluso significa ser capaces de tener la certeza de que, pase lo que pase, seguiremos estando ahí para nosotros, que seguiremos apoyándonos,  a veces las personas no se tienen a sí mismos, no se perdonan, no son sus mejores amigos y eso, en la persona que nos acompaña las 24 horas del día, genera mucho sufrimiento.

confi 9

CUANDO ME SIENTO DEMASIADO CONFIADO

Cómo deciamos en el video sobre la arrogancia del principio el artículo, la confianza en uno mismo no es algo que sirva para contar una historia de vida personal que tenga solo èxitos, de hecho, A. Einstein dijo: “La imaginación es más poderosa que el conocimiento

Por otro lado, puede ser peligroso dejar que la imaginación funcione en modo automático y controlando todo lo que actúa la persona misma, generando una imagen demasiado positiva de nosotros, distorsionando nuestra relación con nosotros mismos. 

confi91

 NEUROCIENCIA Y CONFIANZA EN UNO MISMO

Manuela Martínez Ortiz nos propone una muy buena demostración de que el cerebro humano está predispuesto a sentir el placer, solo imaginando lo que queremos, en este modo la persona empieza a hacer todo para conseguirlo, el deseo determina una maximización de la dopamina.

Se dedica a motivarnos para alcanzar la autoconfianza, la ilusión por satisfacer nuestros deseos nos puede ayudar a conseguir nuestros proyectos.

“Estudios recientes sobre cómo responde el cerebro al hecho de anticipar, de imaginar conseguir un objetivo, han demostrado que el solo hecho de ilusionarnos con conseguir algo que nos gusta hace que empecemos a disfrutar de lo deseado, que empecemos a sentir el placer de su disfrute”.

También, siempre gracias a Manuela, sabemos que hay un estudio, condupto en las universidades de Londres, Connecticut y Harvard (Sharot et al, 2009) que nos informa que:

La cantidad de dopamina en el cerebro influye en las expectativas que tenemos de ser felices haciendo algo que nos gusta”.

confi92

EMPODERAMIENTO Y CONFIANZA

Un psicólogo comunitario llamado Julian Rappaport desarrolla, desde la Universidad de Illinois, la teoría del empowerment o “empoderamiento”. 

El término empoderamiento está relacionado con la palabra empowerment”, que es la habilidad del ser humano de tener el poder de decidir y controlar sobre su propia vida, por lo tanto, empoderarse, significa aumentar las fortalezas y disfrutar de ellas, la consecuencia de este proceso es un aumento de la autoestima, y la consecuencia de un aumento de la autoestima es un aumento de la autoconfianza.

La discrepancia entre el Yo ideal y el Yo real da un tipo determinado de autoestima, cuanto menos distancia exista entre cómo te percibes y cómo te gustaría ser, tendrás un mayor nivel de autoestima, eso permite de empoderarte y ganar confianza. 

La confianza en uno mismo actúa sobre tres aspectos: sentimientos, pensamientos y acciones, que se retroalimentan mutuamente, potenciando o debilitando la autoconfianza.

EMPODERAMIENTO EN TODAS LAS ESFERAS DE LA VIDA

Clara Murguialday, Karlos Perez de Armiño y Marlen Eizagirre han definido el empoderamiento como: “proceso por el cual las personas fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven”.

Isabel Mendoza Sierra, estudiando Rappaport, en la Universidad le Huelva, nos habla del empowerment psicologico.

El concepto de empowerment (cuya traducción al castellano es potenciación) tiene una doble lectura: por un lado se refiere al sentido psicológico de control personal o influencia, y por otro lado a la influencia social (Rappaport, 1987).

El empowerment a nivel individual (empowerment psicológico), se diferencia entre tres componentes: el intrapersonal, de interacción y de conducta.

Zimmerman, 1995 señala que el empowerment psicológico incluye aspectos intrapersonales, pero también componentes de interacción y de conducta. El componente intrapersonal se refiere a lo que la gente piensa de sí misma e incluye control percibido en ámbitos específicos, autoeficacia, motivación por el control y competencia percibida.

PORQUE ES IMPORTANTE EMPODERARSE:

Un estudio de el Interamerican Journal of Psychology destaca la importancia del desarrollo humano, por ello es necesario contar con las capacidades que permitan fomentar su crecimiento, los conceptos de agencia personal y empoderamiento son centrales.

El concepto de agencia personal se ha definido en la literatura psicológica, filosófica y del desarrollo social, como: “una manera de explicar aspectos del funcionamiento humano autónomo” (Alkire, 2002; Archer, 2003; Bandura, 1996; Kabeer, 1999a; Kagitcibasi, 2005; Little, 2000; Sen, 1985; 1999).

Este concepto se refiere a la competencia personal, enfocándose principalmente en el individuo como un actor que opera en un contexto social.

La OMS y el Banco Mundial consideran la agencia como la transformación de vidas y factores contextuales que facilitan o inhiben la acción (Labonte, 1994; Sen, 1997).

CURIOSIDAD:

La filosofía del empoderamiento tiene su origen en el enfoque de la educacion popular desarrollada a partir del trabajo en los años 60 de Paulo Freire, estando ambas muy ligadas a los denominados enfoques participativos, presentes en el campo del desarrollo desde los años 70:

 Su aplicación a éstas fue propuesta por primera vez a mediados de los 80 por Dawn (1985), una red de grupos de mujeres e investigadoras del Sur y del Norte, para referirse al proceso por el cual las mujeres acceden al control de los recursos (materiales y simbólicos) y refuerzan sus capacidades y protagonismo en todos los ámbitos“.

QUIEN HABLA DE EMPODERAMIENTO RELACIONADO A EL SENTIDO DE AUTO-CONFIANZA

Friedman (1992) señala que:

el empoderamiento está relacionado con el acceso y control de tres tipos de poderes: el social, entendido como el acceso a la base de riqueza productiva; el político, o acceso de los individuos al proceso de toma de decisiones, sobre todo aquellas que afectan a su propio futuro; y el sicológico, entendido en el sentido de potencialidad y capacidad individual”.

Rowlands (1997) señala tres dimensiones:

la personal, como desarrollo del sentido del yo, de la confianza y la capacidad individual; la de las relaciones próximas, como capacidad de negociar e influir en la naturaleza de las relaciones y las decisiones; y la colectiva, como participación en las estructuras políticas y acción colectiva basada en la cooperación”.

Keller y Mbwewe en Moser, 1991, dijeron que el empoderamiento es:

el proceso mediante el cual las personas llegan a ser capaces de organizarse para aumentar su propia autonomía, para hacer valer su derecho independiente a tomar decisiones y a controlar los recursos que les ayudarán a cuestionar y a eliminar su propia subordinación”.

En su libro, La Empresa Emergente, Rafael Echeverría define la confianza como:

el fundamento de toda relación social que no esté sustentada en la fuerza”.

Para Zimmerman (1995, 2000), el empoderamiento, en su componente intrapersonal, comprende atributos del self como sentido de competencia, de influencia y de autoeficacia.

Varios autores (McMillan, Florin, Stevenson, Kerman, & Mitchell, 1995; Rich, Edelstein, Hallman, & Wandersman, 1995; Zimmerman, 1995) postulan que estos son recursos psicológicos que posibilitan realizar comportamientos orientados al logro de resultados y metas determinadas.

CONFIANZA EN EL MUNDO LABORAL

La creciente necesidad de flexibilidad, rapidez y funcionalidad que tiene que tener un ser humano para sobrevivir al día de hoy, incluso en ambito laboral, han puesto en un estado de revolución a las personas, esto sugiere que el tipo de auto-administración funcional en esta vida en este siglo sea el empoderamiento, lo cual es, en otras palabras, el sentido de auto-confianza traducido en la esfera del trabajo.

Eso implica una potenciación de uno mismo, algunas de las posibles traducciónes en el lenguage concreto son: dar o conceder poder a si mismo, capacitar, potenciar, permitir. El empoderamiento  se convierte incluso en la herramienta estratégica que fortalece el liderazgo, que da sentido al trabajo y que permite el desarrollo de una filosofía motivacional.

En definitiva, ya habéis podido ver que la confianza nace de nuestra historia personal y del impacto que experiencias pasadas hayan tenido en nosotros. Sin embargo, nuestro pasado no es determinante. Cada día tenemos la responsabilidad de tomar un papel activo  en nuestras vidas, instaurando un diálogo interno saludable, modificando las creencias que nos limitan e intentando además poner el foto en lo positivo. Ser consciente de las fortalezas que tenemos, manejar nuestras debilidades, y en resumen, crecer desde la satisfacción.

La comunicación atractiva como clave del éxito

La comunicación sigue siendo importante para mantener y enriquecer las relaciones en todos los ámbitos de nuestra vida. Nos ayuda a mostrarnos interesados cuando tratamos de seducir a una persona, y nos permite conseguir un puesto trabajo durante una entrevista laboral. ¿Se puede convertir nuestra comunicación en comunicación atractiva?

Cuando hay problemas de comunicación en el trabajo, con la pareja o con los amigos la buena comunicación diferencia entre éxitos y problemas. Descubramos más sobre su origen y aprendamos a utilizarla de forma positiva.

También te puede interesar

Comunicación en sus orígenes

¿Hasta dónde son comparables lenguaje humano y sistemas de comunicación animal?
Delfines, perros y leones realizan actos sociales de comunicación. Uno de los ejemplos más estudiados en intercambio de información en el reino animal es el de la comunicación entre las abejas. Se ha descubierto que la abeja exploradora informa a sus compañeras sobre la localización de una fuente de alimento por medio de patrones rítmicos sistemáticos, lo que se conoce como “la danza de las abejas”. En función del trazo de su vuelo y sus movimientos vibratorios indican la orientación y la lejanía de la fuente del alimento.

primitive comunicacionNo mucho más lejos en el tiempo, nuestra vida social se vió, indudablemente, favorecida con el lenguaje como instrumento de comunicación, permitiendo no solo diferenciar entre “el mamut está detrás de la roca” de “la roca que está detrás del mamut”, para mejorar la caza; sino también entre “dame moras y te doy carne” o “dame moras porque te di carne”, intercambio y trueque; e incluso “creo que le gusta la que lleva el hueso en la oreja”, cotilleo y seducción.

Lenguaje en sus orígenes

Es gracias a capacidades neurofisiológicas y físicas por las cuales se desarrolla nuestra capacidad de habla. Sin embargo, el lenguaje no se desarrolla si la persona no está expuesta desde niño al uso de la lengua.
Es el caso de los “niños salvajes” que han vivido aislados del contacto humano en su infancia, apenas son capaces de aprender el idioma una vez que la etapa natural de adquisición ha sido superada.

Lenguaje y Comunicación

El gesto, la expresión facial, la mirada… son instrumentos de interacción con los demás, y sin embargo, no son manifestaciones lingüísticas.
Ni la comunicación exige del uso de lenguaje, ni todo lenguaje es comunicativo. Diferenciando estos términos, en nuestra interacción con los demás debemos dar importancia al lenguaje por un lado, y la interacción social por otro, vinculándolos de la mejor manera para que nuestro mensaje sea lo más atractivo y claro posible.

emoticonos comunicación y lenguajePor ejemplo, la expresión facial y el tono de voz son señales que indican cómo hay que entender los contenidos que expresamos. La importancia de estas señales es tan grande que cuando no se puede acceder a ella, como en un SMS o en correos electrónicos, recurrimos a iconos especiales (emoticonos) para matizar o aclarar el sentido que hay que dar a las palabras.

Si eliges cualquier frase (por ejemplo, No puede ser) y la combinas con los emoticonos siguientes, verás que su interpretación va cambiando.

comunicacion atractivaCaracterísticas de la comunicación atractiva

La buena comunicación es indispensable para entablar vínculos con las personas y desarrollar nuestra capacidad de comprensión. Te ayudará a tener una vida más feliz y consciente en tus relaciones personales, y a mejorar la huella que dejes en los demás.
También, a nivel laboral sus consecuencias pueden hacerte conseguir el trabajo que estás buscando o permitir que cierres un negocio con un cliente.
Estas son algunas de las claves que te permitirán comunicarte de manera más atractiva:

Interés por la persona

Evidentemente hay una cosa previa y muy importante, y es escuchar. Si no escuchas a la otra persona, no le estarás prestando atención ni dando el valor que merece.

Y por otro lado, reaccionando adecuadamente a los mensajes del otro estaremos otorgando el interés que se espera. Cuanta mayor importancia tiene el mensaje para la persona que lo emite, mayor es la expectativa de una reacción por parte del oyente. No espero la misma o ninguna reacción si te cuento que se me ha caducado el bono del metro, que si te cuento que un familiar ha fallecido.

Mostrar interés ayudará generar vínculos, además de enriquecer y fortalecer la relación.

Positividad

Comunicándonos mediante un lenguaje positivo generamos buen clima. Medir nuestras palabras puede ser algo desproporcionado, pero sí debemos cuidar el vocabulario y formas de expresión para transmitir el menor nivel de negatividad posible.

Recuerda que las emociones se contagian, expresando emociones positivas generaremos emociones positivas.
Esto puede resultar fundamente en el momento de elección de un candidato como seleccionado para un puesto de trabajo, si el entrevistador recuerda que le hiciste sentir bien tienes más probabilidades de salir con éxito.

Sinceridad

La sinceridad implica tener una actitud congruente como persona, actuar según nuestra manera de ser y de pensar.

Recuerda que no comunicas lo que quieres, sino lo que la otra persona recibe. Puedes vestirte muy elegante para una cita tratando de transmitir respeto y elegancia, y que la otra persona te perciba como aburrido y clásico. En  la comunicación todas las claves suman.

Asertividad y Subjetividad para comunicarme mejor

 

La subjetividad nos ayudará a construir un estilo de comunicación más flexible y que hará que la gente sienta su opinión valorada y respetada. Con eso estaremos ayudando y mucho a que nuestra comunicación atractiva sea aún más atractiva.

La asertividad es la capacidad de expresarnos con claridad y sinceridad sin manipular ni provocar a los demás. El estilo de comunicación asertiva se caracteriza por defender nuestras ideas sin la intención de perjudicar a los demás y a la vez, sin someternos a la exigencias del resto. Saber decir NO, saber pedir ayuda y tener derecho a decidir cuando prestar atención y cuando no, sea esto lo correcto o no. Todos tenemos derecho a equivocarnos.

Contáctanos

.

.logo-psicologia-comunicacion

Asertividad, 8 consejos prácticos para desarrollar la asertividad en el trabajo

Este artículo es una colaboración de Pau Navarro, especialista en marketing y comunicación, sobre las consecuencias de la presencia o ausencia de asertividad en el entorno laboral, así como una recopilación de las estrategias más adecuadas para desarrollarla correctamente.

Si después de leerlo quieres ampliar más información, puedes echar un vistazo al artículo sobre la asertividad en nuestro blog amigo Habilidad Social. Y si buscas formación en competencias profesionales para ti o tu organización, consulta nuestra sección de cursos.

La importancia de la asertividad en el trabajo

Uno de los dilemas más habituales a los que nos enfrentamos como empleados de una organización es encontrar el grado adecuado de asertividad que debemos usar en nuestras relaciones profesionales.

Pasamos muchas horas al día rodeados de la misma gente por lo que pueden llegar a establecerse vínculos sociales profundos. Y eso es un arma de doble filo: crear una mala relación con alguien puede tener consecuencias nefastas ya que difícilmente os podréis evitar si trabajáis en el mismo sitio.

La asertividad en el trabajo ayuda a poder comunicar lo que piensas de una manera atractiva

La asertividad en el trabajo ayuda a poder comunicar lo que piensas de una manera atractiva

De la misma forma, el hecho de que en un entorno laboral exista una escala jerárquica jefe-subordinado implica que algunas personas estén en una posición de mayor poder que otras, por lo que hasta cierto punto resulta de sentido común que tomemos ciertas precauciones para no hacerlas enfadar.

Por todos estos motivos seguramente te identifiques con varias de las siguientes situaciones:

– ¿Alguna vez no has dicho lo que estabas pensando en una reunión de trabajo y te has limitado a asentir y mostrar tu conformidad?

– Cuando en un equipo de trabajo hay un compañero que no cumple con sus responsabilidades, ¿se lo haces saber o no dices nada para no herir sus sentimientos?

– ¿Crees que te mereces un incremento de sueldo pero no te atreves a pedírselo a tu jefe porque ahora no es el momento?

Comunicarte con asertividad te permitirá hacer valer tus derechos y opiniones en este tipo de situaciones. Sin embargo, la verdadera dificultad radica en encontrar el delicado equilibrio entre ser demasiado asertivo o quedarte corto.

Los beneficios de ser asertivo en el trabajo

Seguramente conozcas muchos de los beneficios de usar la asertividad en tu entorno laboral: menor nivel de estrés, mayor rendimiento y creatividad al encontrarte libre para expresarte,  sentirte respetado, reforzar tu autoestima, etc.

Sin embargo también hay un beneficio más “material”. Resulta que los trabajadores que defienden sus intereses y no aceptan de entrada un no por respuesta también ganan más dinero.

Un estudio de la Universidad George Mason demostró que los trabajadores asertivos podían llegar a ganar más de 600.000 dólares durante una carrera profesional de 40 años.

Aquellos trabajadores que esperaban que les llegaran los aumentos de sueldo por méritos propios, casi nunca terminaban consiguiéndolos.

El prototipo del empleado trabajador y esforzado que nunca abre la boca para quejarse o pedir algo puede ser útil para la organización, pero no es la actitud que más conviene a su economía.

Cuidado con pasarte… y con quedarte corto

En varios estudios sobre las competencias de los líderes y empleados más respetados se ha comprobado que un exceso de asertividad, entendido como la tendencia a hacer valer sus derechos en cualquier situación, puede ser perjudicial.

Si bien la asertividad es una habilidad que puede aprenderse, algunos trabajadores, en su intento por ser más asertivos, pueden terminar pisando el terreno de la agresividad.

En una investigación del año 2007 se determinó la importancia de encontrar un equilibrio en el grado de asertividad en un entorno profesional, como se puede observar en el gráfico adjunto:

Un déficit de asertividad conduce a una impotencia funcional para dirigir equipos y personas por no ser capaz de infundir respeto, mientras que un exceso implica prestar poca atención a las necesidades de los demás, con lo que socialmente nos convertimos en seres agresivos e insoportables.

Encontrar el equilibrio adecuado de asertividad, respeto por los demás, e inteligencia es lo hace a un gran líder. Pero a menudo encontrar ese balance es una tarea complicada.

No es fácil encontrar el punto justo de asertividad

Aunque la clave del éxito sea ser asertivo en su justa medida, la realidad es que resulta difícil determinar por nosotros mismos cuál es nuestro nivel de asertividad.

En otro estudio de la Universidad de Columbia quedó claro que mucha gente es totalmente ciega a cuán asertiva es a ojos de los demás.

En esta investigación se observó que mucha gente cree que está siendo perfectamente asertiva cuando  en realidad es percibida por los demás como demasiado agresiva o excesivamente dócil.

Y eso acarrea una conclusión bastante dura: probablemente conozcas ese tipo de personas insufribles que no tienen ni idea de la imagen que proyectan, ¡pero este estudio sugiere que a menudo esas personas somos nosotros mismos!

El aprendizaje es que si realmente quieres valorar tu conducta, no debes fiarte de tu propia opinión. Deberás conocer la opinión de los demás.

Para los jefes esto puede ser complicado (¿qué subordinado se atreve a decirle a su jefe que es insoportable?), pero sólo de esta forma sabrás si tu nivel de asertividad es el adecuado o si, por el contrario, pecas por exceso o por defecto.

8  consejos prácticos para desarrollar la asertividad en el trabajo

A continuación verás un listado de técnicas para ajustar tu nivel de asertividad en el trabajo.

La clave es que vayas practicando cada uno de los puntos poco a poco para interiorizarlos y encontrar el equilibrio.

1. Plantéate un objetivo definido

bienestar laboralA menudo, cuando alguien decide ser más asertivo, comete el error de empezar a decir “no” a cualquier tipo de petición porque cree que así parece más duro.

Muchos otros también se lanzan a defender sus derechos sin ni siquiera saber qué quieren decir.

¡Pero la asertividad no se trata de ganar todas las batallas! Antes de ser asertivo es crucial que conozcas qué quieres conseguir.

Piensa tus objetivos antes de una conversación. ¿QUÉ es lo que realmente quieres conseguir? De esta forma te será más fácil planificar CÓMO vas a decirlo. Y una vez finalice la discusión, evalúate: ¿realmente has logrado lo que querías o te has dedicado a luchar por batallas irrelevantes?

2. No te olvides de los derechos de los demás

Otro error común de la gente que decide ser más asertiva es la de olvidarse de escuchar a los demás, emprendiendo una cruzada con el único fin de proteger sus necesidades. Y entonces es cuando empiezan a convertirse en trabajadores egocéntricos y molestos.

Cuidado por lo tanto con no balancear bien tu grado de asertividad, ya que un exceso puede interpretarse fácilmente como arrogancia, y en un ambiente profesional difícilmente alguien podrá advertirte.

asertividad en el trabajo 2

Por eso es importante que intentes empatizar con los demás y entender también qué tratan de defender con sus argumentaciones. Sólo entonces podrás encontrar puntos en común con tu postura (si los hay) y mostrarte asertivo pero también comprensivo.

3. Pregunta a tus compañeros cómo te ven

Quizás el punto más importante de todos los que hay en esta lista. Las personas somos bastante malas evaluando nuestro nivel de asertividad en nuestra comunicación, y por esto es importante que conozcas la imagen que proyectas en los demás.Como tener éxito en el trabajo

Si bien en nuestro círculo social cercano resulta relativamente fácil pedir la opinión de nuestros amigos, en un ambiente laboral es más complicado. Pero aún así debes hacerlo o estarás totalmente ciego a la impresión que causas en los demás.

Coge aquellas personas con las que tienes más confianza (incluso tu superior) y pídeles que de forma honesta describan tu estilo de comunicación.

Con esto no sólo conseguirás entender qué puntos debes mejorar o gestionar, sino que probablemente aquellas personas a las que se los has consultado agradezcan tu confianza y honestidad. Y prepárate porque luego ellas te preguntarán lo mismo a ti 😉

4. Ve al grano con lo que quieres comunicar

Es también muy habitual que, en un esfuerzo por quitar agresividad a nuestro mensaje y camuflarlo un poco, lo revistamos de información adicional innecesaria.

Esto lo único que logra es que los demás dejen de prestar atención a lo que realmente queremos decir o incluso se aburran.

Cuanto antes llegues al núcleo de tu mensaje y te centres en él, más convincente resultarás. Si quieres quitar agresividad no te andes por las ramas y utiliza lo que viene en el consejo siguiente.

5. Usa la comunicación subjetiva

Cuando expreses tus opiniones o necesidades te recomiendo que utilices la comunicación en primera persona para hacer saber a tu interlocutor que lo que estás diciendo es una expresión de tus pensamientos.

“Me gustaría hablar sobre mi sueldo” es bastante menos agresivo que “Hay que hablar sobre mi sueldo”. Utilizar la comunicación subjetiva, además de respeto, añade sinceridad e importancia a tus palabras.

Usar la comunicación subjetiva significa expresar las cosas como tú las sientes sin culpabilizar a nadie. No implica que debas abrir tu corazón y exponer tus emociones desnudas, sino hablar sin emitir juicios ni personalizar críticas.

6. No disminuyas la importancia de tu mensaje

Uno de los peores errores que puedes tener en tu comunicación asertiva para expresar tus argumentos es la de devaluar tu propio mensaje reduciendo la importancia de lo que estás diciendo.

Expresiones como “Quizás me equivoque pero…” o “Sé que parecerá una tontería…” o “Esto es sólo una idea…” no son buenas aliadas para defender una postura, ya que tienen la connotación de que la persona que lo está diciendo no confía demasiado en su idea.

Este tipo de expresiones alertan a los oyentes de que lo que viene a continuación no es demasiado importante y les dan motivos para buscar la confirmación de que tu idea es una tontería. Intenta evitarlas.

7. Evita hacer de abogado del diablo

Comunicación asertiva en el trabajo

Saber usar herramientas de comunicación en el ámbito laboral

Otra manera bastante habitual de intentar expresar tus pensamientos sin parecer que te estás oponiendo a las ideas de tus compañeros o superiores es la de hacer de abogado del diablo.

Aunque pueda parecer una buena estrategia para evitar generar conflictos o herir los sentimientos de nadie (“Estoy de acuerdo, pero haciendo de abogado del diablo…”).

En una investigación se pudo comprobar como esta estrategia  habitualmente tiene el efecto contrario al esperado: ¡refuerza la opinión del grupo sobre el argumento original!

8. Si eres mujer, evita parecer demasiado dura

Un estudio de la Universidad de Stanford ha demostrado que en el mundo laboral, aquellas mujeres que pueden combinar la asertividad con la confianza y seguridad en sí mismas, y que adaptan estas habilidades a su entorno, consiguen más promociones que el resto de hombres y mujeres.

La flexibilidad de las mujeres en adaptar su comportamiento parece ser uno de los mayores indicadores de éxito profesional, hasta el punto que algunas de ellas están consiguiendo posiciones de mucha responsabilidad utilizando este enfoque estratégico.

Sin embargo, este y otros estudios, determinan que aquellas mujeres que tienen un comportamiento más agresivo en el trabajo, (más masculino en palabras de los propios autores),  y que no saben regularlo, no alcanzan tantos logros profesionales.

Las conclusiones de los estudios sugieren que no comportarse de forma más femenina cuando la situación lo requeriría puede obstaculizar su carrera profesional en comparación con sus colegas masculinos.

Estos estudios concluyen que para que las mujeres tengan mayor éxito en el mundo laboral deben ser asertivas y confiadas, pero si traspasan la línea de la agresividad y se comportan en desacuerdo con los estereotipos femeninos, pueden ser penalizadas por ello.

La recomendación de los autores es que las mujeres deben elegir cuidadosamente cuándo usar mayor fuerza y agresividad y cuándo no.

Adapta tu conducta al contexto

Independientemente de estas recomendaciones, la clave es adaptar tu conducta al entorno y el contexto. Cada vez menos, pero todavía hoy en día es posible encontrarse con organizaciones que no valoran que sus empleados sean gente asertiva que defiende sus derechos.

También en algunas situaciones no será posible expresarse con la asertividad que sería necesaria.

Si tienes un jefe excesivamente autoritario, o justo acabas de incorporarte a una empresa, tu posición de poder frente tu superior todavía es muy desigual, por lo que seguramente podrás empezar a decir No después de una temporada diciendo Sí.

 

Tampoco se debe mitificar la asertividad. No es el remedio a todos los males en el ambiente laboral. Pese a ser muy útil en un entorno laboral estándar, en situaciones de acoso laboral o de baja autoestima probablemente sea necesaria otro tipo de intervención más fuerte.

En un entorno normal, si bien hay que ser consciente de su papel y de su importancia, la clave realmente está en ser flexible y adaptable ya que no todas las circunstancias exigirán el mismo nivel de asertividad.

En algunas situaciones deberás ser más inflexible y en otras ceder totalmente a los intereses de los demás, pero lo importante es que mantengas un equilibrio que te permita mantener unas relaciones profesionales correctas con la gente de tu entorno.

Se ha demostrado que los líderes más preciados son aquellos que saben modular su comportamiento a la situación, a veces presionando de forma inflexible a su equipo y otras veces cediendo completamente a sus demandas.

Saber cuándo corresponde un tipo u otro de conducta es lo que permite a los buenos líderes mantener sus equipos motivados y competitivos.

 

psicologia-valencia-formacion

 

 

Cómo relacionarse mejor con los demás| Caso clínico

Bienvenidos a todos a la penúltima entrega de esta serie de artículos sobre casos clínicos de Psicología y Comunicación. Dejando atrás ya a Eva e Iván, hoy tenemos el caso de Eneko, dónde trataremos un tema muy habitual en la sociedad actual: cómo relacionarse mejor. Además veremos cómo este tema se compaginará con el hecho de reducir la ansiedad, un aspecto que ya hemos tratado indirectamente en alguno de los casos anteriores.

También te puede interesar:    

Descripción

Rondando la treintena de años, Eneko es un alto directivo de una empresa. Ya desde joven estudia y trabaja a la vez, es una persona muy autoexigente, esto provoca que solucione cosas complejas con relativa facilidad. Tanto en su entorno laboral como académico siempre se ha sentido mejor que los demás.

eneko1Sus relaciones no le llenan, cambia habitualmente y no sabe identificar si esta enamorado del todo. Le ascienden a CTO y se da cuenta de que ha llegado a un punto en el que por mucho que mejore no disfruta de su trabajo. Solo se centra en cómo ser más efectivo.  Asume las relaciones sociales como una obligación. Además, manifiesta que siente ansiedad en reuniones, en conversaciones con jefes etc. Pero lo refiere más bien a una falta de disfrute, no al hecho de pasarlo mal.

Él quiere hablar en público de forma más cómoda, reducir esa ansiedad de la que habla, y disfrutar de las relaciones en general.

Objetivos

Se pueden intuir algunas hipótesis dentro de este caso. Como siempre, el trabajo del terapeuta será discriminar unas opciones de otras, hasta dar con la que sea coherente a la realidad objetiva.

Vemos que desde luego Eneko parece presentar algunos puntos clave: la autoexigencia, la ansiedad y la carga de trabajo. Tanto es así que si observamos con detenimiento, no parece haber un malestar explicito sobre ansiedad, o sobre una falta de enamoramiento por ejemplo. Más bien, da la impresión de que esas emociones aparecen cuando no es capaz de alcanzar unas expectativas muy altas, bien en el trabajo, en las relaciones etc.

Sesión a sesión: cómo relacionarse mejor

Primera sesión

Primeramente, y dado que el aspecto de la ansiedad cojea un poco, vamos a indagar en ese tema. Empezaremos con un test, dónde trataremos de aclarar si dicha ansiedad es general, si se da solo en ocasiones como hablar en público, o si es algo distinto de esa emoción, que también podría ser.

Acto seguido, psicoeducaremos en lo que es el proceso de ansiedad, tomando como referente esa gráfica al estilo de campana de Gauss, para que Eneko integre como esta emoción es limitada, y qué actitudes suyas pueden estar influyendo en ese manejo.

eneko3En segundo lugar trataremos de explicarle a su persona como un conjunto de sistemas. Esto lo hacemos, porque como hemos visto en la descripción, Eneko parece ser una persona muy volcada en su trabajo, tanto que una de sus peticiones es cómo aprender a relacionarse mejor, algo que da a entender que está tan implicado en esa área, que está descuidando otras.

Por último, y dado que hemos visto que tiene un nivel de autoexigencia muy alto, pasaremos un cuestionario de ideas irracionales. A priori, parece ser que en dicho cuestionario deberíamos percatarnos de que tiene una forma de concebir su vida, y unas expectativas poco adecuadas para una vida de disfrute.

Por lo tanto, terminaremos esta sesión con un entrenamiento en manejo de ideas irracionales, ya que por lo que parece, Eneko es una persona que tiene que librarse un poco de esas expectativas de perfección y de esa necesidad de ser efectivo en cualquier área de su vida, para empezar a disfrutar de sus relaciones, sentir menos ansiedad, o hablar en público más cómodamente.

Segunda sesión

No obstante, un psicólogo debe saber jugar también desde la posición de la otra persona. Cada paciente viene con unas demandas, y si nos centramos solo en satisfacer aquello que vemos “oculto”, la persona puede sentirse ignorada.

Eneko nos hablaba de controlar la ansiedad, así que la técnica de relajación de Jacobson, será una forma muy útil de satisfacer dicha demanda. Como siempre, trabajaremos reduciendo el número de grupos de músculos: 16, 8 y 4, para generalizar esta técnica.

eneko2Si os dais cuenta, y dado que Eneko es una persona autoexigente y también inteligente, estamos trabajando con técnicas muy formales, muy mecánicas y que pueden exigir al paciente ciertas capacidades. Esto se ajusta al perfil de Eneko, y puede provocar que se sienta valorado e implicado en la terapia.

Por último, revisaremos los primeros ejercicios de ideas irracionales, tratando de empezar a sacar algunas distorsiones en su pensamiento, para ponerlas en duda de cara a aprender como relacionarse mejor, o cómo hablar en público reduciendo la ansiedad.

Mejora tus habilidades sociales

Tercera sesión

Seguimos tratando de ver qué aspectos clave son útiles trabajar con él. La empatía es uno de los pilares de la capacidad de relacionarse cómodamente.  Por lo tanto comenzaremos por pasar un cuestionario, con el fin de identificar en qué punto está él.

Hablaba de la dificultad para saber si está completamente enamorado, y también para disfrutar de las relaciones. Esto puede ser algo meramente cognitivo, pero también puede tener este componente emocional.

Este trabajo lo uniremos con una historia de vida, dirigida a todas las áreas de su vida excepto la laboral. Queremos conocer su lado emocional, salir de esa autoexigencia laboral, y ver bajo que patrones y valores se mueve en su vida relacional.

Por último, y como será habitual, volveremos a tratar las ideas irracionales; seguimos trabajando sobre su flexibilidad a la hora de entender el mundo, las personas y a si mismo.

Cuarta sesión

En sesiones anteriores hemos trabajado con la técnica de relajación de Jacobson. Pero si recordáis hablábamos de ir reduciendo grupos de músculos. Eso es lo que haremos en este caso, dado que es una técnica que lleva prácticamente una sesión entera realizarla, y que necesita trabajo añadido.

Unido a esto, y como seguimos trabajando con el aspecto emocional para trabajar sobre cómo relacionarse mejor y cómo disfrutar más de esas relaciones, utilizaremos la técnica de la carta: por qué me siento agradecido. Ésta se utiliza sobre todo en personas con un estado de ánimo bajo, pero puede sernos útil como complemento a ese trabajo en ideas irracionales (qué volveremos a revisar al final de la sesión), dado que nos permite seguir valorando las cosas que Eneko ya ha conseguido, o tiene en su vida: es decir, cumplir con un nivel de expectativas inferior, más adecuado.

Quinta sesión

Tanto para hablar en público, como para aprender a relacionarse mejor, una de las claves es la práctica. Esta sesión tendrá ese carácter en todas sus tareas. Comenzaremos con la técnica de los 50 segundos, dónde trabajamos la forma de presentarnos a nosotros mismos, y lo haremos desde un punto de vista emocional, y de forma que podamos llegar a los demás a través de este lado de la persona, y no de lo objetivo y de lo que debería ser.

20 minutos hablando, será el siguiente paso. Subiremos el nivel y ahora trataremos de que Eneko también sea capaz de interesarse por otra persona, de entender que información está transmitiendo y porqué, y de dirigir la conversación hacia el disfrute y no hacia su antiguo estilo de comunicación.

eneko4¿Por qué tener un pingüino en casa?, es el culmen llevado a lo absurdo de esta sesión. Introduciremos el humor, para completar un ciclo dónde trataremos de mostrar a Eneko cómo progresivamente podemos comunicarnos de forma más divertida, emocional, entretenida y por lo tanto como aprender a relacionarse mejor y a disfrutar más haciéndolo.

Sexta sesión

Si os dais cuenta llevamos varias semanas trabajando con ideas irracionales. Éstas habitualmente son pensamiento más o menos amplios, ideas generales. Por eso ahora vamos a avanzar y a concretar un poco más. El trabajo en distorsiones cognitivas se dedica un poco más al lenguaje concreto que utilizamos cognitivamente para dirigirnos a nosotros mismos.

De hecho hay una relación muy estrecha entre las ideas irracionales que tenemos y las distorsiones cognitivas de nuestros pensamientos, por eso, será útil trabajar esta área.

En segundo lugar, la técnica del desapego de las emociones parece idónea para Eneko. Alguien tan centrado en cumplir con las más altas metas existentes, parece que emocionalmente también tiene que aprender a restar importancia a ciertas emociones, esta técnica además nos permite trabajar de forma dinámica. Seguimos alimentando por lo tanto un Eneko más desapegado, valga la redundancia, y más centrado en el disfrute y la autenticidad, y menos en el deber y la exigencia.

Séptima sesión

Aprender a relacionarse mejor, sentirse más cómodo relacionándose, hablar en público con mayor facilidad etc. Tienen una influencia muy grande de nuestro autoconcepto autoestima.

Aunque parezca que no, ya hemos ido mejorando la autoestima a través de la reducción de expectativas respecto a los demás y  respecto a uno mismo. Pero ahora parece sensato ver cómo se valora Eneko, sobre todo en áreas distintas de la laboral.

Relacionarse mejor, implica saber identificar y transmitir con precisión y efectividad aquello que somos.

Por lo tanto en esta sesión combinaremos tres técnicas. La primera tendrá que traerla hecha de casa: preguntar cinco rasgos positivos de personalidad y del físico a cinco personas cercanas.

eneko5La segunda será un inventario de autoconcepto, que al final compararemos con esa primera tarea, para establecer diferencias y similitudes entre quién es Eneko y lo que está transmitiendo realmente.

Por último, después de esa comparación el símbolo nos permite decir: bien, ahora que sabemos quién y qué transmites, si conseguimos que ambas cosas se unan y aplicamos las mejoras que consideres oportunas, ¿quién es el nuevo Eneko?

Se trata de adquirir un compromiso firme con la imagen de la persona que queremos alcanzar, ya no solo nosotros como terapeutas, sino también él como paciente.

Octava sesión

Un taller de empatía podría ser idóneo para este caso. Previamente habíamos diagnosticado su nivel mediante un cuestionario, pero ya no solo nos referimos al hecho de que tenga capacidad o no, sino de que también vea su utilidad a la hora de aprender cómo relacionarse mejor.

Trabajaremos en él con distintos role playing, que se adaptaran a las situaciones de su vida que a lo largo de la terapia hayamos identificado relevantes: laboral, pareja, familia etc.

Por último, seguiremos revisando tanto ideas irracionales como distorsiones cognitivas. Cómo podéis apreciar, estamos complementando un trabajo dinámico-emocional con un trabajo cognitivo. Es decir, lo que vemos que flojea en su forma de ser, con su aparente fuerza primaria que es la capacidad intelectual.

Novena sesión

Volvemos a aportarle otra herramienta: taller de asertividad. Previamente pasaremos un cuestionario para medir su nivel. En este caso el objetivo es que aprenda no solo una forma de comunicación habitual más útil, sino una herramienta eficaz a la hora de expresar sentimientos y de tener en cuenta los de los demás.

La asertividad es también un estilo de comunicación con uno mismo, este será el momento de enlazarle el concepto con el trabajo cognitivo que venimos haciendo; para hacerle entender que no solo podemos hacer sentir mejor a los demás, y llegar a puntos de utilidad comunes con la asertividad. Sino que es algo que también funciona con nuestra propia mente, para aumentar el bienestar y el disfrute.

Cabe apuntar por último, que este estilo al ser eficaz para gestionar críticas, crear relaciones sanas etc. También nos permite reducir niveles de ansiedad, por el mero hecho de adquirir recursos para multitud de escenarios.

Por lo tanto como vemos, todo lo que trabajamos sigue satisfaciendo sus demandas: cómo relacionarse mejor, cómo hablar en público más cómodamente y cómo reducir su ansiedad.

Décima sesión

Última sesión, y lo cerramos con algo que le haga pensar: qué te hace sentir libre y qué te hace sentir esclavo. Una forma dinámica, y con un lenguaje distinto de seguir tratando expectativas, distorsiones etc.

Tratamos de que Eneko siga intentando tener en cuenta que su vida como conjunto de sistemas necesita, que tolere cierta reducción de nivel en cuanto a sus resultados laborales y su efectividad como trabajador y como persona. Y que aumente el sistema que compone el disfrute, la diversión, la contemplación, la tolerancia al fracaso, el humor etc.

Después corregiremos por última vez los ejercicios cognitivos que veníamos realizando y lo asociaremos con el ejercicio anterior, dejando claro, cómo bien a nivel más experiencial, o bien a nivel teórico, todo el rato estamos hablando de lo mismo.

Terminaremos la terapia con el mapa del señor X, una técnica muy habitual en estos artículos, dado que nos permite decir: este eras tú, este eres tú ahora, y todo ese camino lo han recorrido tus pasos, ¡enhorabuena!

fer“Fernando es un psicólogo abulense  graduado en la Universidad Pontifica de Salamanca. Actualmente cursa el máster en psicología general sanitaria en el mismo lugar. Ha sido ponente de TEDx con “5 Pasos más allá de la fobia social” y alumno de prácticas en Psicología y comunicación y Egoland seducción. Por último, también es redactor en Menteca.org y fundador de Psicorockgia.”