Cómo Caer Bien a Las Personas en 3 Pasos Fáciles (Ejemplos Incluidos)

¿Quieres saber cómo caer bien a las personas? ¿Te preocupa caer bien a tu suegra? ¿A tu jefe o jefa? ¿A esos amigos de tus amigos que te presentan en la comida de los domingos? ¿Alguna vez has deseado hacer algo para causar una mejor impresión o mejorarla pero no sabías cómo?

Sigue leyendo y podrás dar respuesta a estas preguntas, aprender qué cosas valoran más las personas para considerar que alguien les cae bien, conocer herramientas útiles que poner en marcha para conseguirlo y saber por qué nos inquietan este tipo de cosas.

¿Por qué queremos caer bien (según la ciencia)?

Si estás aquí seguramente sea porque uno, te importan mucho las relaciones con las personas, y dos, dedicas tiempo a reflexionar en ello y en pensar cómo actuar.

Tienes que saber que es algo natural y que este interés atiende a una necesidad social de afiliación.

Ya lo recogía Johnmarshall Reeve, esta necesidad nos impulsa a elaborar conductas, pensamientos y emociones que tienen que ver con el acercamiento, establecimiento y mantenimiento de las relaciones sociales.

El acercamiento se basa, principalmente, en dos orientaciones, una más relacionada con aspectos positivos como la necesidad de participar en relaciones cálidas, cercanas y positivas; y otra con negativos, así como la necesidad ansiosa por establecer, mantener y restaurar relaciones interpersonales.

Es decir, no siempre nos acercamos a la gente desde la tranquilidad y el deseo de disfrutar de esa interacción, a veces podemos acercarnos para dar una buena impresión guiados por el miedo a ser rechazados, y a no dar la impresión a los demás que nos gustaría.

¿Estás pensando desde dónde te relacionas? ¿Más desde el deseo o desde la ansiedad?

¡Te felicito! Conocer nuestros puntos fuertes y no tan fuertes, nos hace ver un camino claro que tomar a la hora de poner el foco en las cosas que pueden mejorar y tener un camino claro para saber cómo conseguir nuestros objetivos.

Para que te hagas una idea, estas son algunas de las afirmaciones que caracterizarían esa parte más insegura desde la que nos podemos relacionar:

  • Temo que las demás personas me desaprueben
  • Me relaciono con la gente porque me da miedo quedarme solo
  • Busco que los demás reafirmen mis ideas
  • Tengo miedo a que me rechacen

Cuando nos acercamos a alguien desde este prisma negativo, solemos obsesionarnos porque las cosas salgan como queremos. Esta actitud de inseguridad y ansiedad puede ser notada por las personas a las que nos gustaría caer bien y tener el efecto contrario al que deseábamos al principio.

Sin embargo, solemos tener un efecto muy positivo sobre los demás cuando nos acercamos a ellos desde la seguridad y la confianza en nosotros mismos. Esto hace que lo que nos mueva sea sobretodo disfrutar de esas interacciones y aprovechar los beneficios que tienen por sí mismas, y no como forma de evitar algo desagradable como puede ser la desaprobación, el rechazo o la soledad.

Veamos una situación donde podríamos ver esta diferencia de aproximaciones:

Imagina que tu amigo te acaba de presentar a su familia y te dan a probar el pastel de fresa que han hecho especialmente para ese día y te desagrada bastante ese sabor.

En esta situación, podríamos adoptar una actitud pasiva, no decir nada y comernos el pastel, o podríamos decir de forma más asertiva que valoramos mucho que hayan horneado ese dulce para nosotros, pero que el sabor de fresa no es vuestro favorito.

Así expresamos de forma libre lo que queremos y aunque a priori puede parecer algo arriesgado, en general a la gente le gusta más alguien que es capaz de expresar sus deseos de esta forma, respetando al otro y siendo honesto, en lugar de por ejemplo mentir o no decir nada para agradar a las otras personas.

Para ser capaz de hacer esto, necesitas ser asertivo y defender tus intereses valorando y haciendo sentir entendida a la otra persona.

Si te interesa desarrollar más esta habilidad, aquí ampliamos  y te ponemos más ejemplos para que puedas practicar como ser asertivo.

Qué Tienen Las Personas Que Caen Bien

Quizás alguna vez te hayas preguntado por qué unas personas caen mejor que otras, ésta es una pregunta cuya respuesta incluye factores bastante diversos.

No existe un prototipo único de persona que da buena impresión a la gente. Somos seres únicos, con deseos, gustos, expectativas y valores diferentes, y por tanto, esperaremos y nos gustarán cosas distintas.

Pero no te preocupes, no todo escapa de nuestras manos. Existen también algunos patrones y características en las cuales coinciden las personas cuando les preguntan qué tiene alguien que les cae bien.

  • Honestidad: Ser trasparente, bondadoso/a, auténtico/a y sincero/a
  • Positividad: Ser sonriente, divertido/a, alegre, simpático/a
  • Calidez/cercanía:  Ser agradable, amable, atento/a, espontáneo/a
  • Carisma: Ser atractivo/a, seguro/a, interesante, creativo/a

Encontramos una gran variedad de estos atributos, que también tienen cosas en común y podemos agrupar con un sentido.

En definitiva, a la gente le gusta alguien que les transmite positividad.

No te agrada demasiado alguien que se está quejando constantemente, ¿verdad? Sin embargo, nos gusta estar cerca de las personas que nos hacen reír, que tienen un gesto entusiasta en su rosto y que por tanto nos hace experimentar emociones también positivas.

De esta forma, vamos asociando estas sensaciones a las personas y es más probable que volvamos a querer interactuar con ellas y sigamos estableciendo y manteniendo la relación social.

De igual forma, nos sentimos mejor con personas que consideramos cálidas, y agradables. La sensación de que el otro está pendiente de nosotros, nos tiene en consideración y se preocupa por lo que nos ocurra hace que percibamos a esa persona como confiable.

A parte, a las personas les parece más atractivo que alguien sea en cierto modo distinto, que marque la diferencia y sea de alguna forma sorprendente. De alguna manera, nos gusta que nos causen impacto y nos aporten algo nuevo y excitante.

Todo esto no se entiende sin un atributo clave: la honestidad.

Por mucho que nos esforcemos en sonreír, en lanzar mensajes positivos a los demás, en ofrecerles nuestra ayuda si la necesita; si esto no es percibido como verdadero, no vamos a causar ningún impacto positivo, de hecho puede ser contraproducente y hacernos ver como alguien falso y deshonesto.

Seguramente te habrás identificado más con algunos atributos que otros. No tienes que ir analizando uno a uno, explorando cuales ‘ te faltan’ para incorporarlos a tu vida y poder caer bien a las personas de tu alrededor.

Tómate esta información más como un mapa que te puede orientar para saber cuáles de tus recursos personales puedes desarrollar, mostrar y cómo. Porque aquí la clave no es ser más creativo, sino mostrar a los demás la creatividad natural que poseemos.

Porque al final para los demás somos lo que les comunicamos que somos.

Para conseguirlo, te propongo que pruebes a poner en marcha algunas sencillas conductas que tienen que ver con las características que hemos visto y que pueden hacerte más atractivo/a para el otro.

Este es el inicio, ¡y te animo a seguir y crear más!

  • Para ser más honesto/a: Revela algo sobre ti mismo/a a alguien que acabes de conocer.
  • Para ser más positivo/a: Desea un buen día a tu familia
  • Para ser más cálido/a y cercano/a: Ofrece un café a tu compañero/a de trabajo
  • Para ser más carismático/a: Enseña las fotografías (cualquier cosa artística) que haces a algún amigo/a. 

Cómo Marcar la Diferencia

Como hemos dicho anteriormente, el impacto, el marcar la diferencia es un factor importante a la hora de caer bien.

Todo el mundo puede dar los buenos días o preguntar por cómo ha ido el fin de semana pero,  ¿qué me hace único/a?

Para poder aprovechar al máximo esta cualidad, te planteamos un par de ejercicios súper útiles que te permitirán explorar dentro de ti y tu entorno, para poder descubrir cuál es tu marca personal, la esencia que te caracteriza y de la que podrás partir para causar más impresión a la gente, y poder así gustar más.

Conócete desde dentro: ÉXITOS

Haz una tabla con varias columnas que representen diferentes ámbitos de tu vida. Te proponemos que dividas por social/personal y laboral/formativo.

En la primera fase, escribirás los éxitos que hayas tenido en cada uno, más o menos costosos, hace 5 años o dos días, todo es importante y debes tenerlo en cuenta. Cuando decimos éxito, nos referimos a aquellas cosas que te hayan hecho experimentar emociones positivas y satisfacción.

Social/personal Laboral/formativo
Logré superar una enfermedad

 

(Valiente, capaz, fuerte, positivo/a, tener capacidad de superación)

Conseguí un ascenso

 

(Luchador/a, Exigente, Comprometido/a, inteligente, maduro/a, perseverante)

En la segunda fase, escribirás los atributos que piensas que te fueron necesarios para conseguirlos. No te quedes en los básicos, tienes que explorar concienzudamente qué te hizo impulsarte realmente y hacerte lograr tus objetivos para así conocerte de manera más profunda.

Conócete desde fuera: Atributos sociales

Por otro lado, haremos el mismo ejercicio de exploración pero esta vez poniendo el foco en la gente que nos rodea. Así, preguntaremos a 10 personas de nuestro entorno que nos definan con 5 atributos positivos en base a la experiencia que hayan tenido con nosotros.

Seguramente veamos que algunos se repiten. Bien, esto nos indica cómo nos proyectamos al exterior y nos da una pista sobre las razones por las que destacamos y somos más queridos por la gente.

Aprovechemos pues esta información para potenciar esos atributos e identificar otros con los que quizás también nos identificamos pero que no tienen el impacto que nos gustaría y favorecerlos también.

Las 3 claves para aprender cómo caer bien a las personas

PRIMERO. Invierte tú: Autorrevelación

Según la Teoría de la Penetración Social planteada por Altman y Taylor, una relación social se desarrolla conforme sus integrantes van intercambiando información sobre sí mismos.

Al principio, esta información es más superficial (no me gustan las lentejas) y con el tiempo y la confianza se acaba compartiendo también cuestiones más personales y privadas (me da miedo la soledad).

Además, existe evidencia de que las personas que revelan aspectos íntimos de sí mismos tienden a caer mejor a la gente y es probable que resulten personas más atractivas, que quienes revelan menos.

No sólo eso, gracias al principio de reciprocidad propuesto por Cialdini, será previsible que aquella persona a quien contamos algo sobre nosotros, también sienta el deseo de hacerlo, lo cual fomentará un tono positivo en la relación y la vinculación entre vosotros.

Teniendo en cuenta esto, te animamos  a compartir algo la próxima vez que estés con alguien a quien quieras caer bien.

Te planteamos algunos ejemplos que podrás tener en cuenta como guía orientativa porque, ¡recuerda! Es importante que atiendas y te adaptes al contexto en el que te encuentras y tengas en cuenta también las características de tu interlocutor/a a la hora de hacer alguna autorrevelación.

Persona desconocida Me da miedo volar

 

Amigo Me preocupa la enfermedad de mi padre

 

Pareja Estoy sintiendo esto por ti

 

Jefe/a Mi pasión es la psicología, cómo lo vivo

SEGUNDO. Invierte en el otro: Temas vinculantes

Nos gusta alguien que nos pregunta de forma sincera por nosotros e invierte tiempo en conocernos.

Aquí la clave es que la otra persona perciba que tenemos interés y queremos saber de ella, cómo es, qué piensa, qué le gusta, qué experiencias vitales ha tenido, por qué cosas siente ilusión, etc.

Aunque seamos seres únicos y hayamos vivido experiencias distintas en nuestra vida, existen una serie de temas que son relevantes para todo el mundo, sea por unas causas u otras. Te enseñamos algunos:

  • INFANCIA: Es inevitable no haber pasado por esta etapa. Y aunque las vivencias sean más o menos positivas, han sido importantes, para definir quién somos hoy en día y por tanto se convierten en algo relevante de lo que hablar y con lo que poder compartir momentos.
  • FAMILIA: De igual manera, la familia es un pilar fundamental en la vida de una persona. Sea en la ausencia o en la presencia, la familia ha sido la arquitectura.
  • AMISTADES: Suelen ser personas que cobran también mucha importancia en nuestra vida, decimos que es la familia que elegimos y nos suelen acompañar en momentos destacados de nuestra vida. Van evolucionando con los años y pueden ser distintos dependiendo de la etapa vital en la que nos encontremos. Por todo ello es algo interesante de lo que hablar que nos hará conocer más a los demás.
  • MIEDOS: Es una de las emociones básicas y ha formado parte de nuestra naturaleza humana mucho antes de que empezáramos a serlo. Todos sentimos miedo por algo y tenemos preocupaciones. Desde las más básicas como tener miedo a las abejas hasta las más existenciales como el miedo a la muerte. Por ello es un tema fascinante que tratar y con el que conocer más a alguien.
  • ILUSIONES: Quién no tiene sueños, piensa en el futuro y tiene planes que desea cumplir. Esta es la parte que nace desde nuestro yo más ambicioso, que nos hace fantasear y aspirar a cosas que son importantes para nosotros, algo que también nos podrá aportar mucha información sobre el otro.

Como podrás haber imaginado, al hablar de estos temas, las conversaciones tomarán un tinte emocional, y no nos centraremos meramente en cuestiones racionales.

Apelando a esta parte afectiva, estaremos mostrando partes de nosotros que seguramente serán recibidas por el otro como un tesoro y nos harán ser más deseados y valiosos para ellos.

TERCERO. Crear espacios comunes: La comunicación emocional

Muchas veces contamos nuestras vacaciones enumerando las cosas que hemos hecho, decimos lo que nos gusta, por ejemplo el básquet, contando las veces que lo practicamos a la semana. Hablamos de cómo somos haciendo alusión a lo que tenemos.

Aunque esto suponga enviar información a la gente con la que nos relacionamos, es complicado realmente calar en alguien con este tipo de mensajes basados en un contenido más racional. Además, es más difícil crear ese espacio dónde compartimos cosas y nos sentimos cerca, hablando por ejemplo de los coches que tengo.

También es útil compartir elementos más racionales, como podría ser buscar un hobbie en común cuando hablamos con alguien.

Esto hará que tengamos algo de lo que hablar y pueda surgir una conversación relativamente interesante pero es un recurso algo limitado y no podremos utilizarlo con todo el mundo, ya que no tenemos por qué coincidir en lo que hacemos con nuestro tiempo.

Por ello, la mejor baza con la que contamos, será apelar a la emoción. Puede que tú practiques básquet, y yo fotografía, pero ambos nos sentimos libres cuando lo hacemos. Esta y un sinfín más de sensaciones y afectos pueden ser compartidos por muchos de nosotros, siento fruto de actividades o pensamientos muy diversos.

De esta forma, crearemos un ahora especial, en el que nos podremos sentir cerca y aumentar nuestra confianza en el otro, lo que fomentará que se sigan compartiendo experiencias, sensaciones, incluso sobre ese mismo momento (me encuentro cómodo/a contigo), y por tanto, gustaremos más a esas personas.

Como hemos visto, se puede decir que tenemos una tendencia natural a vincularnos y a relacionarnos con los demás y por eso nos preocupa que las personas a nuestro alrededor tengan una concepción positiva de nosotros.

Aunque tenemos muchas cosas en común como seres humanos y nos parecen relevantes cosas similares, contamos con otras características y otros matices que nos hacen especiales y portadores de cosas muy valiosas a aportar a las personas de nuestro entorno.

En este punto, es muy importante no caer en la obsesión. Corremos el riesgo de creer que para conseguir dar una buena impresión debemos cambiar nuestra forma de ser, ser otra persona, forzar una serie de comportamientos que de otra manera no haríamos, adoptando así un rol que no encaja contigo.

La clave es trabajar desde nuestro propio potencial, desarrollar habilidades y aptitudes que creíamos que no teníamos, aprendiendo así nuevas destrezas, formas y caminos de conseguir nuestro objetivo de dejar huella en los demás, pero sin cambiar nuestra esencia.

Así, conseguiremos vivir siendo fieles a uno mismo y sintiéndonos coherentes con lo que hacemos y lo que somos.

No olvides los beneficios…

  • Lograr crear más impacto en quien conocemos
  • Relacionarnos desde el bienestar
  • Recrearnos disfrutando de nuestras relaciones sociales
  • Conocerte mejor, a través de ti mismo/a y de tu entorno
  • Conseguir unas relaciones sociales más profundas y ricas

Cómo pedir perdón: Una herramienta para disculparnos fácilmente

El perdón como herramienta de comunicación

¿Qué sientes cuando alguien te pide perdón? ¿Cuándo se exculpa asumiendo que ha cometido un error? ¿Cuándo incluso te anticipa y expresa honestamente su deseo de que algo irá mejor?

El perdón es un recurso, para nada supone situarte en un lugar inferior al otro, todo lo contrario.

En este artículo aprenderás cómo pedir perdón, conocerás como el perdón te ayuda a mejorar la calidad de tus relaciones personales y profesionales. Comprenderás los beneficios, conocerás los miedos que nos impiden pedir perdón,  identificarás tus estrategias de afrontamiento e incorporarás el perdón como una de ellas, y sobre todo, te llevarás una fórmula para pedir perdón de manera mucho más eficaz.

Continúa leyendo si quieres saber cómo sacarle provecho al perdón.

¿QUÉ SIGNIFICA PERDONAR?

Ante una situación negativa, donde reconocemos que las consecuencias son en parte “culpa nuestra”, podemos experimentar el arrepentimiento. Todo ello precede al acto, un  acto que nos habla de la capacidad de enmendar el error, cuya consciencia nos permite experimentar emociones positivas. Esto nos predispone al aprendizaje y nos hace poner en marcha conductas constructivas y eficaces las cuales terminan repercutiendo positivamente tanto en nosotros mismos, como en nuestro entorno.

Llegar a plantearnos el perdón supone que asumimos que las consecuencias negativas de una situación son en parte culpa nuestra.  Es cierto que hay situaciones donde asumimos culpas injustificadas, otras situaciones que aun habiendo sido protagonistas de las mismas no nos suscitan ningún tipo de remordimiento…

Para mucho de los sucesos que acontecen en nuestro día a día, los seres humanos elaboramos un procesamiento complejo evaluativo y en parte egocéntrico.

Por ello, una vez analizado el suceso desde el raciocinio, tendremos que plantearnos qué estrategia poner en marcha, dentro de las cuales, dependiendo de la situación, podría ser pedir perdón.

ayuda 1

¿QUÉ CONSIGO PIDIENDO PERDÓN? ¿ME SIRVE DE ALGO REALMENTE?

El perdón forma parte de los procesos que nos ayudan alcanzar la  madurez ya que nos permite percibir nuestros propios errores, sacar un aprendizaje de ellos y abrir una puerta al cambio y la mejora.

Este proceso nos ayuda a situarnos dentro del camino del crecimiento personal.

BENEFICIOS PARA MI

Cuando pedimos perdón nos invaden sentimientos de calma, de reconfort. Nuestra mente deja de ser presa de emociones y pensamientos negativos, en su mayoría intrusivos, que lo único que consiguen es entorpecer nuestro desempeño diario.

Cuando exteriorizamos  y comunicamos el perdón, inmediatamente nos invade la calma, entendida ésta como el estado de libertad respecto a alteraciones, problemas y turbaciones.

Nos encontramos serenos, sin nubes, sintiéndonos conformes con nosotros mismos. Alejamos al juez que tras haber realizado una “mala” conducta nos atormenta.

Se siembra la confianza, el optimismos y la positividad ante el porvenir.

Puede surgir el alivio, unido a un sentimiento pesado por enmendar el error. No tenemos que considerarlo negativo, pues es el que nos ayudará a elaborar conductas más pro-activas y constructivas.

Debemos entender este proceso como una oportunidad para mejorar, entendiendo también que el ser humano se equivoca, y que esos errores nos ayudan a crecer.

Entonces pedir perdón:

  • Ayuda a recobrar la calma
  • Logra que sentimientos y pensamientos negativos no se entrometan en otros desempeños ya sean profesionales o personales
  • Permite que desde el exterior se nos perciba como una persona atractiva, razonable y humilde
  • Facilita la elaboración de soluciones y planes futuros positivos
  • Precipita la adquisición de nuevos aprendizajes
  • Fomenta la autosatisfacción

BENEFICIOS PARA/CON MI ENTORNO

El simple hecho de verbalizar el perdón ya provoca un efecto positivo y tangible en el entorno.

¿Qué sientes cuando alguien acude a ti para pedirte perdón?  (Te invito a reflexionar sobre ello)

Sientes emociones positivas y anticipas situaciones favorables, comprendes y empatizas con la persona y con su situación.

Dependiendo de las situaciones que tengan que ser objeto del perdón, la persona necesitará más o menos tiempo para aceptar el perdón.  No siempre obtendremos  lo que deseamos tras pedir perdón, pero sí que estaremos más cerca de ese deseo, de que esa situación se solucione.  A mayor honestidad, mayor efecto tendrá el perdón.

Aun así, tendremos que asumir y aceptar que no siempre obtenemos lo que queremos.  Las herramientas de comunicación son eficaces, pero no dejan de ser aumentadoras de probabilidad.

Si hacemos algo, en nuestro caso, si pedimos perdón, lo que deseamos no siempre sucede tal cual esperábamos. Por eso tenemos que trabajar con las expectativas que proyectamos, intentando que éstas sean lo más realistas, ya que por el contrario, los sentimientos negativos que preceden al perdón se sustituirán por otro tipo de sentimientos, no menos negativos e intensos.

Lo que sí es seguro, es que si actuamos acorde al tipo de persona que queremos ser, acorde también a nuestros valores, estaremos más cerca de ese ideal de persona, y por tanto, mejor nos sentiremos.

Autores humanistas, como Carl Rogers decían que la persona es más feliz y se encuentra en un mejor estado de bienestar cuanto mayor congruencia y menor distancia haya entre el yo real (quien eres) y el yo ideal (quien te gustaría ser).

Entonces pedir perdón:

  • Permite denotar autoridad, pues podemos nombrar soluciones solventadas del pasado, de las cuales aprendimos
  • Facilita que se nos vea como personas con esperiencia
  • Proyecta una imagen e impresión segura y confiada, pues asumimos el error y dirigimos nuestra conducta hacia una meta y una mejora
  • Permite que se nos atribuya la capacidad de rectificar, la cual es vista como una fortaleza, donde precipita que se nos vincule inconscientemente con otros muchos atributos positivos.
  • Mejora la calidad de las relaciones interpersonales
  • Permite que otras personas nos comprendan y empaticen tanto con nuestra situación como con nuestra emociones.
  • Promueve la cooperación

Entender que son numerosas las consecuencias positivas que obtenemos del perdón. Un artículo de la Universidad Pontificia de Comillas en uno de sus artículos habla del perdón, entendido desde la psicología positiva  como una de las fortalezas humanas debido a sus efectos positivos sobre el bienestar y la felicidad humana.

Todos erramos, pero no todos asumimos ese error. La expresión de nuestros errores, la verbalización del perdón y la responsabilidad sobre actos futuros refuerzan la imagen positiva de otros hacia nosotros mismos, y logra también mejorar y objetivizar nuestro auto-concepto.

Quedarnos con la idea de que el perdón va de la mano del crecimiento y madurez personal, permitiéndonos el permiso de verlo como un recurso, que puede terminar siendo un aliado.

¿QUÉ HACES CUANDO EL PERDÓN NO TIENE LOS EFECTOS ESPERADOS?

Como dijimos antes, cuando pensamos en pedir perdón, deseamos que surja el efecto esperado, que en parte nos anima a elaborar ese perdón. Sin embargo, no siempre es así.

Una vez asumido el control y la responsabilidad respecto a una situación debemos elaborar tres procesos:

  1. Entender la situación y anticipar las emociones que puede sentir la persona/s a la que va dirigida el perdón. Para poder elaborar este primer proceso puedes describir la situación en tercera persona, así como las emociones de cada implicado en la escena.
  2. Reflexionar sobre lo mínimo que te gustaría que sucediese. Por ejemplo, a nivel interno desligarme verbalmente de esa culpa, y nivel externo expresarla.
  3. Anticipar que sería lo peor que podría pasar y “planear” que podrías hacer para gestionarlo.
  4. Dejar un espacio para reacciones u otros acontecimientos no controlables e impredecibles.

¿POR QUÉ NOS DA MIEDO PEDIR PERDÓN?

El perdón y el agradecimiento se pueden llegar a parecer, ya que ambos “parecen” situarnos en un lugar inferior respecto a otros. Esto puede llegar a repercutir negativamente en nuestro ego. 

Según la autora Melanie Klein cuando agradecemos algo “Nos encontramos en deuda con el otro”. Pues asumimos que esa persona ha hecho algo por nosotros, y que por lo tanto, nosotros tenemos que cumplir y actuar acorde al otro.

Con el perdón sucede algo similar. Pedir perdón significa asumir que hemos cometido un error.  La antesala del perdón es el arrepentimiento, y esta emoción está relacionada con la evaluación negativa de uno mismo. También nos hace sentir “en deuda”.

Dentro de la evaluación negativa de uno mismo, se agrupan emociones despertadas por esa conciencia más crítica y evaluativa. Se lleva a cabo un proceso donde se contrastan los actos y resultados con las expectativas que nosotros mismos elaboramos.  Además se une la exigencia o el deber, a lo que se suma un juicio social. Todo ello desemboca en un resultado negativo producto de la mera comparación respecto a cómo tienen o deben ser las cosas.

Tenemos la posibilidad (saludable) de entender el arrepentimiento, de aceptarlo, logrando transformarlo en un “lo siento”. Todo este proceso predispone al cambio, gracias al cual incluso anticipamos expectativas positivas frente a nosotros mismos.

Podríamos decir que la ira, la frustración, la decepción, la rabia, la preocupación y otros muchos sentimientos son  la antesala del perdón.Este bagaje de sentimientos que confluyen unos con otros nos hacen perder y creer que no tenemos el control sobre nuestro cuerpo, sobre las señales que este manda, y sobre nuestro entorno.

Perdemos las riendas del carruaje de nuestra mente y de nuestro cuerpo.  Colaboramos en que nos invada el sufrimiento tanto hacia dentro como hacia fuera.

En cambio, cuando somos consiente de esos sentimientos, prestándoles atención, empezamos a tener más control, planteándonos y visualizando miles de soluciones, entre las cuales, nosotros incluimos “pedir perdón”.

Para situaciones que puedan ser generadoras de sentimientos nombrados en párrafos anteriores, y trayendo la filosofía propia del Budismo a estas líneas, el perdón puede significar la habilidad de renunciar a la ira y al resentimiento, sin guardar rencor o heridas, viviendo en el presente, sin distracciones basadas en memorias del pasado ni proyecciones al futuro.

Por tanto, podemos entender el perdón, no tanto como un enemigo sino, como un aliado, ya que puede servirnos de estrategia de afrontamiento, gracias a la cual ganamos control, cogemos las riendas y comenzamos a ser protagonistas y directores tanto de nuestros actos como de nuestros sentimientos.

EL PERDÓN COMO ESTRATEGIA DE AFRONTAMIENTO

El afrontamiento se basa en el conjunto de estrategias que utilizamos para hacer frente a situaciones que nos acontecen, que nos desrregulan.

No significa que el problema se solucione. Por tanto afrontamiento no significa la solución de problemas.

Según Lazarus la situación no es lo desbordante, sino el cómo la persona utiliza sus recursos para afrontarla.  Los recursos como tal no se tienen, sino que se creen que se tienen. Esos recursos resultan de mayor valía en función de la calidad de los mismos, evaluándola como óptima y eficaz.

Lazarus y Folck hablan de lo que hacemos de forma consciente, reuniendo 8 estrategias.  Hemos querido traerlas a este artículo para que puedas identificar cuál es tu estrategia de afrontamiento y para que conozcas otras formas que puedan servirte.

  • Confrontación: Supone un estilo activo donde interviene un comportamiento.
  • Distanciamiento: Supone un estilo de evitación donde la estrategia es pensar y reflexionar.
  • Auto-control: Basado en un estilo pasivo, donde se intenta poner el foco de atención en el control emocional.
  • Apoyo social: Tipo de estilo activo, poniendo en marcha un comportamiento destinado a calmar las emociones con ayuda de otros.
  • Aceptación responsable: Tipo de estilo activo, promoviéndose la autonomía y aceptación desde un afrontamiento cognitivo.
  • Huida: Tipo de  estilo evitativo, donde se ponen en marcha comportamientos con el foco de atención en las emociones. La persona se aleja activamente y no se involucra en el conflicto.
  • Planificación: Estilo activo donde la estrategia es buscar la solución a través del análisis racional.
  • Reevaluación positiva: Supone un estilo activo donde se promueve la creatividad utilizando una estrategia cognitiva.

Según estilo de afrontamiento: 

  • Activo
  • Pasivo
  • Evitativo.

Según foco de atención:

  • Situación: Promoviéndose el análisis y comprensión de lo que está sucediendo.
  • Tarea – Solución: Se busca una manera de solventar el problema.
  • Emoción: La atención se centra en la emoción que se está experimentando sin poder cambiarla.

Según la actividad central:

  • Actividad: Qué hago…
  • Cognición: Piensas, analizas, ordenas…

El perdón se incluiría dentro de las estrategias de estilo activo, que permite y ayuda a poner el foco de atención en la situación pues se promueve el análisis y comprensión de lo que está sucediendo. Se pone el foco también en las soluciones, buscando la forma de solventar el problema o conflicto generado.  De igual forma el perdón se puede entender como una actividad comportamental, pues ponemos en marcha una verbalización y una actitud referente a la situación.

Para nosotros el perdón es una estrategia saludable de afrontamiento, tanto a nivel interno como externo, pues tiene tintes de confrontación, de aceptación responsable y de planificación.

 

CÓMO PEDIR PERDÓN: HERRAMIENTA PARA PEDIR PERDÓN DE MANERA EFICAZ

Te voy a poner un ejemplo para que te sea más sencillo entender la fórmula.

La situación es: Pedir perdón por solicitar de forma agresiva y poco comprensiva un favor a una compañera de trabajo, la cual había estado enferma por la mañana.

PRIMERO: EVALUAR Y ENTENDER LA SITUACIÓN

Considerar los precipitantes ajenos a la situación que han podido repercutir en mi actoMe condicionó el estrés del ambiente, que había gente delante, que iba además en un coche conduciendo.

Precipitantes internos donde identificamos las casas de porqué hemos actuado asíEl orgullo, mi estrés, que tenía que solucionar un problema, que además tenía sesión en 10 minutos. A lo sumo, la historia conjunta de que hay mucha confianza y que supongo que sabrá mis intenciones, donde pienso que al conocerlas no se sentirá mal. 

SEGUNDO: ASUMIR LA RESPONSABILIDAD

En base a la información anterior, reconozco que he actuado mal, apoyándome en los precipitantes externos e internos.

Asumimos la responsabilidad reflexionando sobre cómo hubiese sido ideal que actuase en dicha situación:

Ya que Laura se había quedado en casa porque se había levantado con el estómago revuelto, preguntarle primero cómo se encontraba, y preguntarle asertivamente si no le importaría dar la sesión, pidiéndoselo por favor y agradeciéndoselo después.

TERCERO: ENCONTRAR LAS BARRERAS DEL OTRO POR LAS QUE PODRÍA NO PERDONARNOS

Se ha sentido infravalorada y poco respetada respecto a sus necesidades.

CUARTO: VERBALIZAR EL PERDÓN Y NOMBRARLE CÓMO TE HUBIESE GUSTADO ACTUAR, ANTICIPÁNDOTE ADEMÁS A SUS BARRERAS.

Laura me gustaría pedirte perdón por cómo te he hablado antes, creo que no he respetado cómo te sentías. Además me he podido pasar con el humor, pudiendo llegar a infravalorar tus necesidades.  Me hubiese gustado preguntarte que tal te encontrabas y pedirte como un favor, que dieras tú la sesión y agradecértelo después.

QUINTO: GENERAR EXPECTATIVAS POSITIVAS SOBRE SITUACIONES FUTURAS PARECIDAS

Intentaré que no pase la próxima vez, ya que en realidad valoro y aprecio tu compromiso y cómo me ayudas a resolver los diferentes obstáculos del día a día. Y espero que siga siendo así, pues somos un equipo y me encanta lo que somos.

SEXTO Y ÚLTIMO PASO: PEDIR AYUDA PARA SOBRELLEVAR LA SITUACIÓN PREGUNTÁNDOLE COMO ENMENDAR EL ERROR

Si necesitas algo para perdonarme pídemelo.

INTELIGENCIA EMOCIONAL PARA COMPRENDERTE MEJOR

Las siguientes emociones, a pesar de la carga negativa de su definición, precipitan la elaboración de reacciones positivas por parte de la persona que las está experimentando.

Conocerlas nos ayudan a comprendernos mejor, acercándonos a un estado más de calma, donde además nos ayudan a poder identificar el perdón como una estrategia de afrontamiento ante diferentes situaciones.

Además, conociendo este tipo de sentimientos, podrás comunicarte de manera más eficaz.

  • Responsabilidad: Necesidad de responder de nuestros actos y consecuencias, dando la cara por ellos ( “a lo hecho pecho”) reparando la falta o daños ocasionados o cumpliendo con los deberes y compromisos.
  • Pesar: Malestar derivado de la acción, estado normalizador y natural, el cual habría que aceptar.
  • Remordimiento: Inquietud y guerra interior. Ansiedad que se tiene de separar lo ya irreparable y pasado
  • Arrepentimiento: Pesar unido al deseo de reparación, más propósito de no reincidir.
  • Lamento por equivocación: Dicha sensación es experimentada cuando la culpa es traducida al error.

La palabra y acción de perdonar tiene su origen en “per-donare”, que significa dar como regalo gratuitamente el perdón, renunciando al derecho a que se nos brinde un resarcimiento. Supone no guardar resentimiento ni responder con reciprocidad cuando se recibe un agravo.

Alcanzamos la amnistía cuando se une el perdón más el olvido del daño.

Termino recopilando unas conclusiones de una profesora, Teresa Sánchez, quien tuve el orgullo de tener como profesora, que a su vez recoge palabras de Ignacio Morgado.

El equilibrio emocional “no consiste tanto en victorias o imposiciones racionales, ni en la represión o el control de las propias emociones, como en el encaje o acoplamiento entre nuestras emociones y nuestro razonamiento, o sea, en un equilibrio entre diferentes procesos mentales”.

Las emociones sociales son útiles porque trasmiten un sentimiento de fiabilidad a los otros. La culpabilidad lleva a los otros a suponer que si cometemos una acción reprobable, la repudiamos y compensaremos, por lo que merecemos la confianza en posibles tareas futuras de cooperación.

El perdón es un acto que repercute en los sentimientos relacionados con la evaluación de uno mismo.  Y también, el perdón, es un acto hacia otros.  La mirada del otro sobre uno mismo es algo necesario, a la vez que aterrador. También es una expresión de comunicación y contacto, también de dominio.

Para pedir perdón, es necesario antes hacer un trabajo con nuestras propias emociones.

Hay una gran discrepancia en los beneficios de perdonar. Pues puede ser un factor que predispone a la victmización y a caer en tendencias de sumisión.

Por ello, nosotros, alejándonos de las discrepancias sobre los beneficios, queremos hablar del perdón, entendiéndolo como una forma de facilitar la relación de calidad interpersonal.

Cuando somos consciente de un fallo respecto a una situación o a otra persona sería idóneo desarrollar la capacidad de pedir perdón, asumiendo el error y redirigiendo el foco en el cambio positivo, en las mejorías.

Todo ello como precursor de una relación de calidad con tu entorno, y precursor también del crecimiento personal.

El perdón es un elemento por el cual te responsabilizas de tus propias acciones. Dicha acción supone asumir la controlabilidad de determinados factores externos e internos.

Ese control está estrechamente relacionado con el bienestar. La atribución interna de control predispone la experimentación de estados emocionales positivos.

Ser capaces de pedir perdón nos hace más fuertes.

¿Cómo pedir ayuda?

¿Cómo pedir ayuda? ¿Sabemos hacerlo?

Cómo pedir ayuda. El tema protagonista de este artículo va de algo tan sencillo y tan humano como es la petición de ayuda. Forma parte de nuestra naturaleza social, sin embargo muchas veces no le sacamos todo el partido que nos gustaría.  Tenemos que ser conscientes de los recursos que nos ofrece nuestro entorno, para así sacarles el máximo partido. Ser conscientes para no resultar ni pasivos ni agresivos, sino asertivos. Donde además ser conocedores de algunos elementos como la coherencia, reciprocidad, empatía y rechazo  y poder usarlos a nuestro favor en nuestras conversaciones. Como es habitual en PyC echaremos mano de las fórmulas para facilitar la puesta en marcha. 

 

LA NATURALIDAD DE PEDIR AYUDA

La petición de ayuda está adornada, entre otros, por componentes como la sociabilidad, el gregarismo o la tendencia afiliativa, cuyos términos refuerzan la naturalidad con la que la petición de ayuda puede surgir. Podemos describir  la solicitud de ayuda como una acción social que nos ha servido a lo largo de nuestra historia como especies, pero que también nos puede seguir ayudando, y de hecho lo sigue haciendo. En definitiva, nos facilita nuestro desempeño diario en diferentes actividades.

ayuda 1La ayuda puede encontrarse en conductas tan mínimas e imperceptibles como pedir fuego a alguien para que satisfaga esa apetencia de un cigarrillo hasta pedir auxilio porque tu casa se está quemando. Algunas de las acciones que llevamos a cabo pueden resultarnos inconscientes y no intencionadas, además de automáticas, pero a fin de cuentas esconden esa cooperación más social.  Sin embargo, en otras situaciones si vemos necesario pedir ayuda, esta forma más consciente de pedir ayuda nos resulta más complicada, debido a la planificación y la duda sobre la respuesta del otro.

Debemos tener en cuenta que el hombre es fundamentalmente un ser social que vive y sobrevive porque recibe beneficios y servicios de su comunidad. El hombre puede considerarse como un animal que funciona por necesidades, y que gracias a las relaciones humanas, gracias a ese intercambio de servicios, consigue satisfacer esas necesidades individuales y sociales que posee.  Esa colaboración nos ha facilitado nuestra adaptación y supervivencia a lo largo de nuestro pasado evolutivo.

 

¿Es bueno a nivel social pedir ayuda?

Giner en su manual sobre sociología dice que unas de las cualidades que tiene el ser humano es su necesidad de grupo, diciendo que si el hombre existe es por el hecho de  desarrollarse en función del grupo social al que pertenezca.  A sabiendas de que parte del comportamiento humano es instintivo, también  sabemos que ser humano tiene la capacidad de actuar de manera social, entendiendo que la dimensión social surge a través de toda actuación humana.  Podemos decir que la acción humana, como componente social del ser humano, mantiene un motivo subyacente como es el de la colaboración para luchar por la supervivencia de la especie y de la persona como ser individual.  Con ello se entienden que toda acción va dirigida a un fin.

a2

La acción de pedir ayuda aguarda la finalidad de mejorar, cambiar o eliminar un determinado estado actual por otro, con la ayuda de una o varias personas, quienes te ayudarán a conseguir un objetivo específico que tienes en mente.

No debemos rechazar o infravalorar la solicitud de ayuda, ya que ésta regula las relaciones que establecemos con otras personas, siendo un elemento primordial en dichas interacciones. Todo ello nace de la cooperación para hacer de la convivencia un lugar seguro y satisfactorio.   Que una persona en cuestión responda a nuestra demanda dependerá en gran medida de su conducta pro-social.  La conducta pro-social es cualquier comportamiento que beneficia a otros o que tiene consecuencias sociales positivas, ésta puede tomar muchas formas, incluyendo las conductas de ayuda, cooperación y solidaridad.

Principio de reciprocidad.

El motivo que subyace a todo esto es la reciprocidad de ayuda. El ser humano mantiene una creencia preconsciente, y es en parte la que nos motiva a responder a las demandas de una persona. Sabemos que cuando ofrecemos ayuda, es probable que en un futuro, más próximo que lejano, cuando nosotros necesitemos ayuda, esa persona a la que nosotros ayudamos, podrá también ayudarnos a nosotros. Esto está explicado por el principio de reciprocidad. Este principio resulta muy atractivo, cuando alguien nos hace una determinada demanda, nos es atractiva porque a corto/medio plazo nosotros también obtendremos un beneficio de ello.  Por un motivo o por otro el ser humano parte de una base de solidaridad, de ayuda mutua, la cual en un pasado fue útil para la supervivencia, y que ahora lo puede ser para paliar las dificultades que nos encontramos en nuestra vida cotidiana.

AUMENTAR PROBABILIDAD DE RECIBIR AYUDA, SABER PEDIR AYUDA

Como vemos son muchos los factores que nos hacen ser sociales, y que además recibamos alguna recompensa con esa faceta social.  Debemos utilizar esa sociabilidad para beneficiarnos o para paliar las contradicciones de nuestro día a día.

a 3

La ayuda que recibimos y que nosotros mismos le otorgamos a otras personas, con frecuencia, pasa por inadvertida, ya que nuestras acciones se automatizan y damos por hecho que esa ayuda debe ser bidireccional.

En algunas situaciones cuando somos conscientes de que necesitamos ayuda, teniéndola que expresar explícitamente no resulta fácil hacerlo, nos da reparo, o pensamos que obtendremos una negativa.. Otras veces, sin embargo, podemos solicitar esa ayuda exigiéndola, desembocando en una posible negativa ya que le coaccionamos y no respetamos su libertad.

El ser humano, por lo general, está receptivo ante la idea de ayudar al otro, pero la forma en la que formulemos la petición aumentara o disminuirá la probabilidad para recibir ayuda del otro.

¿Quieres mejorar tus habilidades sociales?

Estilo de comunicación: Influye a la hora de pedir ayuda

Con esto último, os queremos dar a entender que la reacción de la persona que tenemos enfrente, dependerá en gran medida de cómo realicemos esa petición.  Hay tres estilos principales para comunicar y por la tanto para pedir ayuda:

A| Utilizar el estilo asertivo es el más óptimo y el que más nos ayudará a conseguir lo que queremos realmente.

B| Si tu forma de pedir ayuda esconde un estilo agresivo de reproche puede provocar el efecto contrario a lo que deseas, que renieguen otorgarte esa ayuda. Por el contrario si rehúsas pedir ayuda obviamente no alcanzarás tu objetivo.

 

C| Quizás podamos pensar que pedir ayuda denota debilidad o falta de competencia. Pueden haber diferentes razonas por las que no se solicite ayuda, sin embargo es un aprendizaje importante obtener para sacarle más partido a la vida. Esta forma denotaría un estilo pasivo.

No podemos pecar y quedarnos callados, evitando que personas cercanas a nosotros nos puedan ayudar, y con ello, ofrecerles a ellos  en un futuro nuestra ayuda. Como tampoco podemos osar y exigir que nos ayuden, pues el efecto que conseguiremos será contrario al que nos moviliza para solicitar la ayuda al otro.

PEDIR AYUDA: EN TODOS TUS CONTEXTOS ES SALUDABLE

BANCO MEDIOLANUMLa petición de ayuda puede visualizarse y puedes fomentarla en diferentes contextos sociales. Estamos más acostumbrados a pedir ayuda en nuestras relaciones sentimentales, de amistad, familiares, quizás porque nos encontramos más cómodos, quizás porque anticipamos un sí, quizás porque a lo largo de nuestra relación con dichas personas, la ayuda mutua haya sido algo normal y natural… Sea por lo que sea, conociendo los beneficios de ello, también podemos saber utilizar ese recurso en otras situaciones.  Como por ejemplo que un compañero de trabajo te cubra en una reunión a la que por  X motivos  no puedes acudir, o por ejemplo, pedirle a alguien que te enseñe a hacer algo que no sabes hacer bien.  Estos dos ejemplos los desarrollaremos más adelante.

ELEMENTOS NECESARIOS PARA PEDIR AYUDA BIEN

  • COHERENCIA: Tras adoptar una determinada postura, resultaría difícil comportarnos de forma contraria. Estas presiones que nos nacen de forma innata nos harán responder de manera que justifiquemos nuestra decisión previa. ¿Qué queremos decir con esto? Si cuando realizas una petición de ayuda antes le comentas rasgos suyos como la solidaridad o el compañerismo será más probable que obtengamos un sí.

  • LA RECIPROCIDAD: Hablar de tal forma que a la persona que tengamos enfrente le resulte atractivo ayudarnos. ¿Por qué? Por la posible ayuda que él podría recibir en el futuro.

  • EMPATÍA: Ser capaz de ponerte en su lugar, de comprender que no pueda ayudarte, evitando malos entendidos o posibles conflictos. Que se propicie la empatía ayudará a ambos a desviar las sensaciones o emociones negativas que puedan surgir.

  • GESTIONAR EL RECHAZO: Ante la posibilidad del “no” que pueda aparecer, digerirlo de tal forma que no nos resulte dañina, evitando emociones de rabia, frustración, decepción… En este elemento resaltamos una técnica de Javi Santoro de www.egolandseduccion.com

El halago del no

Agradece la negativa de una persona ante tu propuesta. Hazle saber hay algo peor a que te diga que no respecto a una propuesta y es que esa persona haga algo que realmente no le apetece, a sabiendas que la vez que acceda a tu propuesta sea porque realmente quiera. Esta herramienta ayuda a transmitir confianza, además de aportarle a la persona que tiene delante la libertad de su decisión, lo cual no deja de ser gran atractivo.

Ejemplo: Me alegro de que me hayas expresado que no te apetece ayudarme en este nuevo proyecto que estoy emprendiendo, ya que la próxima vez que sí aceptes lo harás porque realmente quieres o te apetece

 

 

FORMULA MÁGICA PARA PEDIR AYUDA

 

  1. Concreta en términos operativos la ayuda que necesitas.

Necesitaría que alguien del equipo de trabajo me cubriese en una reunión para poder acudir una boda de mi familiar.

Necesitaría que alguna persona me ayudase a hacer esto,

  1. Recurre a una persona que tu creas que puede satisfacer esa ayuda
  2. Solicita su ayuda
  3. Háblale del problema y coméntale cómo esa persona podría ayudarte

Hola Joaquín, quiero pedirte un favor, creo que eres una persona solidaria que puede ayudarme, el mismo sábado que tengo la reunión se casa mi prima. ¿Te importaría cubrirme?

  1. Empatiza con esa persona, hazle entender que respetarás que no puedas cumplir con tu demanda.

Entiendo que puedas tener otras prioridades que atender, y comprendería que no pudieses ayudarme.

  1. Coméntale las consecuencias positivas y anticípale que tú podrías ayudarle también en un futuro.

Si me ayudas me sentiré en deuda contigo, cualquier ayuda que requieras podrás contar conmigo.

Uso de redes sociales y tu autoestima. ¿Hay relación?

¿Por qué el uso de las redes sociales pueden dejarte solo?

 

¿Puede algo creado por el ser humano volverse contra él? ¿Qué esa creación destruya los rasgos más intrínsecamente humanos como son la empatía o la capacidad y la apetencia para mantener el contacto social? ¿Podría la tecnología inundar y dominar por completo nuestras vidas, haciendo que dependamos íntegramente de ella? ¿Qué consecuencias tendría todo esto? ¿Cómo podemos evitar esta alienación tecnológica? ¿Cómo podemos mantener la distancia adecuada para no sucumbir al atractivo uso de la tecnología sin llegar a  despegarnos por completo de la sociedad actual? A fin de cuentas… ¿Cómo podemos ser más dueños de nuestra vida? Las redes sociales han supuesto un cambio en nuestra vida. Anticípate a los cambios. 

 

IDEAS ANTICIPATORIAS DE LA SOCIEDAD QUE AVANZA DE FORMA DESCARRILADA

 

Tras estas preguntas comienzo a escribir haciendo honor a un gran pensador, Zygmun Bauman. Éste autor se refería a la metáfora de la liquidez para dar cuenta de la precariedad de los vínculos humanos en una sociedad individualista y privatizada, marcada por el carácter transitorio y volátil de sus relaciones. “El amor se hace flotante, sin responsabilidades hacia el otro, se reduce el vínculo sin rostro que nos ofrece la web”.

imagen 1 laura

No quiero exponer una crítica devastadora de las nuevas tecnologías, es evidente el gran avance que se ha producido gracias a ellas. Sin embargo, busco que aflore en los lectores la preocupación por el uso de los medios que tenemos a nuestro alcance. Muchas veces pecamos por nuestra capacidad de control, de creernos dueños de nuestra vida, hasta tal punto de no creer que algunos factores de la sociedad actual puedan causar la dominación de nuestra propia persona. Podemos dejarnos llevar fácilmente con aquello que nos ofrecen las redes sociales.

Muchas autores hablan sobre ello, Bauman y Donskis (2015) recuerdan palabras de Malcolm Muggeridge y nombran “un cri du coeur”, diciendo que el corazón grita, reclama la búsqueda de la individualidad y significación. Con esta similitud  intentan definir al hombre, añadiéndole el apelativo de tecnológico, diciendo que sucumbe, como ya se dijo en la línea anterior, a la pelea incesante por encontrar y hacer consciente su esencia. La vía más accesible y fácil para conseguirlo dicen ser a través del mundo virtual, mediante el cual, la persona intenta eliminar el estado de abulia que su contexto le suscita, así como ese vacío mental que sutilmente avanza por la vida del sujeto.  Al mismo tiempo todo esto se ve propiciado por aquellos titulares llamativos, escuetos y alarmistas sobre lemas publicitarios los cuales inducen a la vacuidad moral. La persona necesita realizar declaraciones de la confabulación individual sobre la querencia de encontrar un espacio único y propio de la persona, donde está, se ve desprotegida físicamente, buscando esa protección virtualmente.

Las redes sociales, como instagram, twitter o facebook entre otras, simbolizan la lucha contra la inexistencia y la falta de presencia de cada cual en el mundo. El mundo virtual de forma ficticia reclama esa importancia y significación de la que se ven necesitadas aquellas personas reales que se esconden detrás del avatar que aparece en las redes sociales. A menudo, de manera inconsciente elaboran reproches por verse a sí mismas como personas carentes de existencia.

 

¿HACIA DÓNDE NOS ENCAMINAMOS? ¿QUÉ PODEMOS PERDER?

Lo que sucede en la actualidad con las redes sociales puede relacionarse con muchas novelas ya escritas. En “1984” de George Orwell se habla en su comienzo de “el gran hermano” como el ojo que todo lo ve, cuya visión limita las actividades interpersonales más humanas, así como cualquier actitud que caracterice y personalice a una persona, pudiéndola diferenciar del resto. El gran hermano controla y manipula todo, tanto vidas como realidades. De esta novela, podemos recoger algunas ideas extrapolables a la sociedad actual, donde toda acción será vista por el resto, debido al avance de las nuevas tecnologías y al apego que el ser humano desarrolla hacia ellas. Toda acción será juzgada, lo cual limitará la acción natural y personal.

imagen 2 laura

 

Es difícil, por no decir casi imposible, no permanecer al grupo de individuos tecnológicos, lo cual no es indiferente al estado de salud y bienestar. La hiper-conexión  no significa que se fomente la comunicación, ya que son relaciones principalmente superficiales. Estamos hiper-conectados pero infra-comunicados. La virtualidad ha sustituido a la realidad, hay una falta de contacto directo lo que propicia el surgimiento de patologías sociales como por ejemplo la fobia social.

imagen 5 laura

Lipovetski habla de la “era del vacío, de la ligereza”. Se ha perdido la noción de estabilidad y valor interno de las relaciones. El yo nunca consigue interactuar, solo actúa el avatar, aquel que ha inventado la persona llegando a confundirse con su identidad. Somos nativos digitales, dominados por las redes, especialistas en crear multitud de identidades.

La consistencia del yo está diluida. En consulta terapéutica se aprecian visibles consecuencias vinculadas con la ansiedad por la falta de comunicación y una idea de imposibilidad de vivir sin la información. El modelo de información se asemeja a la bulimia. Nos atracamos de información, que entra, pero no perdura, produciéndose una indigestión, la cual procesa una mínima parte de lo que en realidad podríamos procesar.

 

SIÉNTETE CONOCEDOR DEL PELIGRO AL QUE ESTAMOS EXPUESTOS…

Es evidente el atractivo de las redes sociales, obtenemos una respuesta rápida, llena de recompensas inmediatas, surgen múltiples ventanas con diferentes actividades, todo condicionado por la gran interactividad que ello supone.  El uso puede ser positivo, siempre y cuando no provoque el aislamiento, induzca ansiedad, afecte a la autoestima o haga perder al sujeto su capacidad de control. Incluso el uso que le damos a las redes sociales podría poner en juego la identidad, pudiéndose crear una ficticia, potenciada por el engaño, el auto-engaño, incluso la fantasía.

En este artículo nombraremos algunas de las consecuencias que pueden aparecer debido al mal uso de las redes sociales. Echeburúa dice que las nuevas tecnologías se transforman en el instrumento prioritario del placer, el ansia por estar a la última puede enmascarar necesidades más poderosas. El abusivo uso de las redes sociales esconde una baja autoestima; la necesidad de estima, de querencia; sentimientos de soledad, de tristeza, incluso depresión; falta de contacto social, el cual  no se logra tener en la vida “real”; déficit de habilidades sociales; Entre otras muchas. Según una investigación de la universidad  Católica de San Pablo, dice que las redes sociales suelen llenar un vacío existencial para la aceptación de las personas en la sociedad, siendo este uno de los factores primordiales para que la población sea dependiente de estas y no se puedan “desconectar” de ellas.

Asimismo las redes sociales pueden atrapar en algunos casos a cualquier persona ya que el mundo virtual contribuye a crear en él una falsa identidad y a distanciarle (pérdida de contacto personal) o a distorsionar el mundo real.

 

CONSECUENCIAS DE UNA SOCIEDAD TECNOLÓGICA

ADICCIÓN – DEPENDENCIA

Aparecen síntomas de ansiedad produciendo una ilusión de hiper-respuesta, esto surge por el miedo a la desvinculación. El no estar ligado a la tecnología sucumbe al miedo por el rechazo social y aislamiento.Actualmente se comienza a hablar de nomomanía (dependencia al teléfono móvil) o el síndrome fomo, definido como la incapacidad de desconectarse por miedo a perderse algo.

Unido a esto han creado el término de tecno-estrés producido por una exposición excesiva, lo cual impide separarnos de la tecnología a la que nos exponemos. Surge una necesidad constante de estimulación que provoca adicción y estrés. Necesitamos permanecer continuamente disponibles y localizables.

 

CREACIÓN DE RELACIONES SUPERFICIALES

Se propician multitud de relaciones sociales, pero éstas no surgen mediante una vinculación emocional ni estrecha. Únicamente son relaciones tras la pantalla, unidas por “me gusta”, que alardean más de la cantidad de relaciones que de la calidad.

DISTORSIÓN DEL AUTO-CONCEPTO – BAJA AUTOESTIMA

La presencia constante de modelos, de personas idílicas a las que debemos ajustarnos hace que el auto-concepto sufra. Esto está ligado a la instauración de determinadas creencias las cuales nos dicen cómo tenemos que ser. El cerebro compara la imagen de sí mismo con la de las personas del exterior. Todo ello hace que el auto-concepto esté distorsionado y que por la misma disminuya nuestra autoestima.

CONTACTO SOCIAL

Disminuye el contacto social pudiendo llegar a producirse un aislamiento por completo. Esto ahondaría en sentimientos de soledad y de privación de interacciones interpersonales reales. Incluso podría desembocar en una patología social, como la fobia social, surgida por esa falta de contacto directo.

MIEDO A DESAPARECER

Surge el miedo a desaparecer, necesidad de estar conectado las 24 horas, sino se tiene la sensación de que se está solo, de que no existes.

DESPRENDIMIENTO DE OBLIGACIONES

Produce un alejamiento de los quehaceres diarios y fomentándose la distracción en el desempeño de tareas propias al área laboral, académico u otras.

CIBER-PENSAMIENTO

El mal uso de la tecnología propicia el ciber-pensamientos, el cual moldea la forma de pensar, dificultando el establecimiento de un correcto pensamiento cognitivo, donde se reduce la capacidad de comparación, de exploración, de abstracción, además del estancamiento en el nivel de asimilación de imágenes.

PATOLOGÍA DEL ABURRIMIENTO

La misma habituación a los estímulos que se producen motivados por las redes sociales provoca un aumento en la necesidad de cambiar de estimulo. Aquí entra en juego la “patología del aburrimiento” donde las personas se encuentran en una sociedad de entretenimiento, en la que lo primordial es lo emocional, intercalando el ocio en todo (monocultivo del ocio).

TRASTORNOS DE IDENTIDAD

La consecuencia más grave y preocupante surgiría ante la aparición de un trastorno de identidad. Llegar a confundir al avatar que la persona crea en las redes con quien se es realmente. Llegar a vivir única y solamente para él, y hacia él.

No solo se aprecian consecuencias psicológicas, sino también físicas y orgánicas como:

  • Reducción de la capacidad exploratoria
  • Aumento  del sedentarismo, lo que predispone a hipertensión, obesidad, trastornos circulatorios, colesterol
  • Aparición de crisis de epilepsia

ANTICIPA LAS SEÑALES, ENCAMINA TU MEJORA

¿Cómo anticipar las señales que denotan que estas cerca de las consecuencias a las que estás expuesto por el mal uso a las redes? Contesta este pequeño test para conocer tu grado de relación con las redes sociales.

  • Te privas del sueño por permanecer conectado a la red? Además ¿aprecias que el tiempo de conexión es anormalmente alto?

  • ¿Descuidas otras actividades importantes como el contacto familiar, relaciones sociales, estudio, cuidado de salud…?

  • ¿Recibes quejas en relación con el uso de la red de alguien cercano, como padres o hermanos?

  • ¿Piensas en la red constantemente, incluso cuando no se estás conectado a ella?

  • ¿Te sientes irritado cuando la conexión falla o resulta muy lenta?

  • ¿Pierdes la noción del tiempo cuando están conectado?

  • ¿Puedes llegar a mentir sobre el tiempo que estás conectado?

  • ¿Puedes llegar a mentir sobre el tiempo que estás conectado?

  • ¿Te aíslas socialmente, mostrándote irritable?

  • ¿El rendimiento en el trabajo o estudios ha disminuido?

  • ¿Sientes euforia y activación anómala cuando estás delante de la pantalla que te facilita el acceso a redes sociales?

  • ¿Sientes la imposibilidad de salir de casa sin el teléfono móvil en el bolsillo?

  • ¿Te invade la tristeza, decepción o frustración cuando aquellas publicaciones no alcanzan un número de visitas o “me gusta” esperados?

  • ¿Sientes tristeza cuando no estás “en línea” (conectado)?

  • ¿Los sentimientos que proyectas en las redes sociales y aquellos que sientes cuando no estás conectado son contrarios o diferentes?

  • ¿No te sientes identificado con lo que, de manera externa, se visualiza en tu perfil

    imagen 6 laura

ADUÉÑATE DE TU PROPIA VIDA

¿Cómo prevenir las consecuencias del mal uso de las redes sociales además de conseguir sacarle mayor provecho?

Contáctanos

Cómo dice Campos (2013) para encaminar la conciencia del uso de las tecnologías que pueden ser absolutamente buenas, hace falta saber cómo usarlas.

  • Limita el uso de aparatos y pacta las horas en las que usarás las redes sociales. Por ejemplo antes de comer, y después de cenar.
  • Fomenta la relación con otras personas. Organiza quedadas con amigos, y reúnete más a menudo con tus familiares
  • Potencia aficiones como la lectura, el cine, deporte, actividades en equipo u otras a las que puedas ser más afín. Apúntate a un equipo de volley, cocina, etc.
  • Estimula la comunicación y el diálogo en la propia familia. Elabora conversaciones menos superficiales, más intensas.
  • La OMS habla de los beneficios de la siesta digital que trata de permanecer durante 3 horas diarias desvinculado de toda red social.
  • Pacta con tus amigos o familiares dejar todos los móviles en la mesa durante vuestros encuentros
  • Tener claro quiénes somos, objetividad en el auto-concepto.
  • Mejora tus habilidades sociales

DES-ESCLAVÍZATE

imagen laura 3

Aceptar que nuestra sociedad tiende a la tecnificación e informalización, viéndose controlada por la tecnología, para la que, a su vez, nos hemos vuelto dependientes, será el primer paso que debamos tomar para mantener intacta nuestra identidad; para ser conscientes del lugar real que nos corresponde en el mundo; para que al apagar las pantallas no nos inunda la soledad, como tampoco la incoherencia entre lo que muestro y lo que siento realmente; para lograr conocernos a nosotros mismos, valorándonos más allá del vinculo que establezcamos con las redes sociales; para que se propicie el contacto social más real, directo, logrando vincularnos más estrecha y emocionalmente con las personas de nuestro entorno. Para conseguir todo ello es necesario conocer las consecuencias, pudiendo anticipar aquellos efectos de los poco a poco, sin darnos cuenta, podemos ser esclavos, y con ello, buscar un cambio en el uso que hacemos de las redes sociales, desempeñando acciones para prevenir dichas consecuencias o para potenciar la parte positiva de las tecnologías.  Ante todo, fortalecer nuestros rasgos intrínsecamente humanos, ser responsables y mantener el control sobre nuestras vidas.

 

Introversión, descubre si eres introvertido y saca ventaja

Cuestionario para descubrir si eres introvertido y claves para usarlo a tu favor

Podemos identificar con facilidad los atributos positivos de una persona extrovertida, podemos también sacarle provecho a esas personas, podemos ser conscientes de aquello que aportan al mundo, también podemos recurrir fácilmente a la idea que tenemos de los introvertidos diciendo que son personas retraídas, antisociales, calladas, incluso aparentemente aburridas. Sin embargo no es tan fácil saber cuáles son sus potencialidades, como tampoco hablar de aquello que aportan al mundo. Si estuviésemos en oriente sería al revés, seríamos más conscientes y alardearíamos más de los rasgos de una persona introvertida, obviando aquellos rasgos más extrovertidos. La verdad es que en la sociedad ambas tipologías de personas tienen igual presencia, de hecho, la introversión y extroversión no es dicotómica, cada persona se encuentra en un determinado lugar  dentro del espectro de extroversión – introversión. Aún así, con este artículo, queremos hacerte llegar la verdad de la introversión, además de, ante la duda,  poder identificar mediante un cuestionario si eres o no una persona introvertida, todo ello con el objetivo de darte unas claves y pautas con las que potenciar esos rasgos que te definen como persona introvertida.

También te puede interesar

ENSÉÑALE AL MUNDO LO QUE PUEDES OFRECER SIENDO UNA PERSONA INTROVERTIDA

LAURA 1Nos encontramos en una sociedad donde se exalta la extroversión, llegando a pasar por alto la aportación que una persona introvertida puede hacer también a la sociedad. Por ello la persona introvertida puede llegar a tener ciertas dificultades para vincularse con el medio. Pero que unos rasgos de personalidad sean más o menos adaptativos dependerán de la visión que la cultura tenga de ellos. En una sociedad como occidente donde se valora la sociabilidad, la búsqueda de la novedad, la aventura… podríamos pensar que una persona introvertida sentiría cada interacción con el medio como un obstáculo. Nosotros queremos haceros ver que ser introvertido puede ser igual de provechoso y beneficioso que ser extrovertido. Antes de ofreceros las claves vamos a establecer la diferencia principal entre estos dos polos (introversión – extroversión), así como a diferenciar algunos matices entre introversión y otros conceptos como la timidez e inseguridad.

¿SOY UNA PERSONA INTROVERTIDA? Me suelen etiquetar de tímido, quizás sea inseguro… ¿qué soy?

Carl Jung, mediante su teoría de la personalidad, diferenciaba entre introvertidos y extrovertidos, diciendo que la persona no se posiciona en un extremo u otro, sino que tiene a favorecer una actitud u otra.

Las personas extrovertidas extraen y proyectan la energía en el exterior, mientras que las personas introvertidas lo hacen hacia el interior o desde éste.  El extrovertido mantiene su foco de interés  en aquellos aspectos más sociales, basados en la interacción con otros y en el contacto con el entorno que les rodea. El introvertido se interesará por aquellos pensamientos y sentimientos suscitados por su mundo interior, además tenderá a ser profundamente introspectivo.

Ambos rasgo de personalidad esconden su potencial enérgico, en lo que único que podríamos decir que se diferencian es en la inversión y dirección de la misma.

¿ES LO MISMO INTROVERSIÓN Y TIMIDEZ?

Al hablar de introversión podemos caer en la tentación de confundirla con la timidez, e incluso nos puede venir a la mente la relación que timidez e introversión pueden llegar a tener con conceptos como la inseguridad.

laura 2La timidez se define como la incapacidad de llevar a cabo cierta acción por el miedo a la evaluación negativa del resto. Por tanto impide que las personas establezcan con naturalidad y libertad relaciones sociales placenteras y estrechas. La timidez desemboca en sentimientos y sensaciones de malestar.

Seguir manteniendo la timidez, no derrotarla, intensifica el sentimiento de inseguridad. Sin embargo, esta relación no tiene porque ser bidireccional. Es evidente el lugar protagonista que adquiere la inseguridad dentro de una personalidad tímida, pero no al contrario. La inseguridad no tiene porqué denotar timidez

La timidez es una reacción específica que está limitada en el tiempo, donde su principal precipitante es la falta de vivencias sociales que se hayan tenido a lo largo de la historia personal. Además la timidez aguarda una serie de reacciones fisiológicas\somáticas como son el rubor, las palpitaciones, la sudoración, temblores, entre otros

La inseguridad, incluso, es más específica de determinadas situaciones, y  áreas  vitales (sentimental, laboral, profesional, personal). Además está íntimamente vinculada con el miedo y la baja autoestima. La inseguridad es un estado interno ligado tanto a la fuerza interna desarrollada a través del enfrentamiento a problemas vitales, como a la capacitación personal para responder a las demandas del día a día.

EN DEFENSA DE LA INTROVERSIÓN

laura 4Volviendo a la introversión, Susan Cain es una gran defensora de las personas introvertidas, dice que los talentos pueden maximizarse si se acude a la zona de estimulación adecuada. Puede resultar evidente que todo espacio está diseñado para la extroversión. Pero todo depende de qué recursos utilices y cómo los fomentes. Toda persona, independientemente de las características de personalidad que posea debe ser responsable de aceptar su forma de ser, de apreciar cuales son aquellas cosas que son susceptibles al cambios, cuales puede mejorar, cómo puede potenciar sus habilidades, consiguiendo minimizar la repercusión de aquellos déficits o carencias.

Galton fue uno de los primeros autores en hablar de fluidez, este concepto lo define como “aquella facilidad que un sujeto puede tener a la hora de aflorar las ideas pertenecientes a la antecámara de la conciencia”.  La persona introvertida puede realizar todas aquellas virtudes que la persona posea por el simple hecho de ser como es.

Más adelante os daremos unas claves para potenciar vuestra introversión. Antes de ello definiremos aquellas características o atributos con los cuales podáis identificar si sois o no una persona introvertida.  Paralelamente podréis ir realizando un cuestionario para que podáis identificaros con más facilidad

Rasgos generales de una persona introvertida

Una persona introvertida suele arriesgar menos, piensa detenidamente aquellos pros y contras antes de tomar cualquier decisión, miden las consecuencias, destacan por su prudencia.

Pueden fomentar con mayor facilidad su capacidad creativa, además se sienten atraídos por las actividades donde se fomente esa creatividad e imaginación.

Mantiene la habilidad de escuchar de manera activa, además les cuesta interrumpir las conversaciones

Son personas reflexivas, a menudo están en contacto con su mundo interno, tanto a nivel de pensamiento como de emociones. Incluso suelen dejarse llevar por esos pensamientos quedándose absortos con ellos

Evitan a menudo las multitudes sociales ya que les consume gran energía. Por lo que son propensos a buscar la soledad. Cuando llevan a cabo alguna actividad prefieren realizarlas en soledad o con un número mínimo de personas. Se sienten agotados con la excesiva interacción social.

Mantienen pocas relaciones sociales, pero cercanas y sinceras. En ellas buscan conversaciones profundas, no tanto superficiales.  Además el contacto con las personas suele basarse en la oportunidad para conocer “nuevas mentes” diferentes a la suya,  pudiendo contrastar distintas perspectivas.

Se distraer con facilidad, siendo sensibles a mínimos cambios en su entorno o interior, llegándose a percatar de aquellos pequeños detalles.

Sienten la necesidad de proteger sus espacios personas, su intimidad (por ejemplo mantener la puerta cerrada), incluso les puede resultar dificultoso compartir sentimientos.

No suelen alardear ni presumir de aquellos logros que han conseguido o de los conocimientos que tienen.

La persona introvertida puede llegar a ver a su opuesto como una persona cálida y divertida, incluso pueden quedar prendados de tales personas, por el contraste e interés que despierta esa persona. Sin embargo, en ocasiones, puede llegar a resultarse entrometido, y un tanto indiscreto.

Evaden ser el centro de atención

CUESTIONARIO

Detecta tu introversión

El cuestionario ayudará a identificar si quien lo realiza es o no una persona introvertida.

 

¿Huyes de las multitudes?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

 

 

Antes de tomar una decisión, ¿Mides con prudencia los pros, los contras y las consecuencias?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿Sueles elegir actividades donde se fomente tu creatividad e imaginación?

. Normalmente
. Raramente
. No sabe / No contesta

¿crees que eres una persona que escuche con detenimiento y que además te guste hacerlo?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿Sueles quedarte absorto en tus sentimientos y pensamientos?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿Te agotan las interacciones o contextos sociales?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

A la hora de elegir una actividad, ¿ Prefieres realizarla en soledad o con pocas personas?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿ Crees que tienes pocas relaciones sociales, pero consideras que son cercanas sinceras,donde además percibes que son suficientes?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿te distraes con facilidad, siendo sensible a mínimos cambios?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿Sientes la necesidad de proteger tu intimidad y espacios personales?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿ te cuesta alardear de aquellos logros que has conseguido, así como de los conocimientos que tienes?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

¿Evitas ser el centro de atención?

. Si
. No
. No sabe / No contesta

Ver Resultados

El artículo contiene 12 ítems, si has respondido con un “sí” a más de 10, puedes considerarte introvertido o al menos con rasgos característicos de una personalidad introvertida

APROVECHA TUS CUALIDADES

¿Has conseguido detectar si eres o no introvertido? Si lo eres puedes seguir leyendo, y compartir con nosotros el objetivo principal de este artículo. Os introduciremos unas claves para aprovechar y sacarle el mayor partido posible a tu introversión.

Cómo sacarle partido a tu introversión

1| Las personas introvertidas están acostumbradas a reflexionar sobre aquellas cosas que perciben ya sea de la interacción con otras personas, viendo, películas, leyendo algún libro… Utiliza esto a tu favor: Durante un debate, argumenta tus ideas y opiniones utilizando perspectivas que conozcas de otras personas e incorporando citas.

Ejemplo: La última película que viste fue “hacia rutas salvajes” en ella se nombró una frase de Tolstoi, este autor dijo: “lo único que nos brinda el mar son golpes duros y, a veces, la posibilidad de sentirnos fuertes”. Ahora imagina que un conocido tuyo está hablando sobre la visión que tiene del mundo, diciendo que constantemente está recibiendo malos tratos por parte de él, tu puedes recurrir a esa frase que escuchaste en la película para reforzar tu idea.

LAura 5

2| Ya hemos hablado de la habilidad que una persona introvertida puede tener a la hora de atender a diferentes estímulos de su ambiente. Puedes anticiparte y prevenir el inicio de una situación conflictiva recurriendo a tu facilidad para distraerte, redirigiendo la atención a otro foco de atención más saludable. Con ello podrás evitar conflictos innecesarios.

Ejemplo: Te encuentras en un parque, reunido con varios amigos. Dos de ellos comienzan hablando de la anterior vez que estuvieron allí, recordando una discusión que allí afloró. Tu puedes interrumpir dicha conversación compartiendo con ellos lo que más os guste de ese lugar.

3| Otra característica a destacar de las personas introvertidas es su dificultad para alardear de sus conocimientos y logros,  aun siendo protagonista de muchos de ellos. No subestimes la utilidad que puedes hacer de ellos, puedes utilizar la sub-comunicación para expresarlos de manera implícita. Para ello puedes hablar de tus experiencias relacionadas con dichos logros o conocimientos.

Ejemplo: Mantente en la tesitura de que hace años trabajaste para la editorial BerkleyBooks en nueva York.  Ahora buscas trabajo en España y te sería muy beneficioso que tus amigos ofreciesen tu contacto a sus conocidos. Te encuentras tomando unas “cañas” con ellos y no ves la ocasión de comentar ese logro. Puedes introducir la información hablando de la ciudad de Nueva York, de lo que más te gusta de ella. Seguramente tus amigos te preguntarán más sobre el tema.

4Se sabe que grandes personajes que han hecho historia como Bill Gates, Mark Zuckerberg, Larry Ellison, Gandhi, Warren Buffet… abarcaban una personalidad introvertida la cual les hizo convertirse en grandes líderes. Tu puedes ser un jefe o líder utilizando tu prudencia, escucha activa, autocontrol y calma. Esto ayudará acomprender a los trabajadores, pudiendo además generar un buen clima laboral. Si eres una persona introvertida nombra dichas características para acceder a ese puesto de líder y/o  jefe.

Ejemplo: Supón que en tu empresa busca candidatos para ascender al puesto de director, las personas encargados de ello os preguntan a varios trabajadores, dentro de los cuales tú te encuentras, sobre las cualidades que poseéis que más se adaptarían a dicho puesto. En el caso de que quisieras optar al puesto de director habla de las características que te definen como persona introvertida: paciente, comprensivo, prudente, con habilidad para escuchar, auto-control…

Te ayudamos a mejorar tus habilidades

Aún más claves para sacarle partido a tu introversión

5| Una persona introvertida se agota fácilmente debido al contacto continuo con personas de su entorno, esto puede propiciar en la búsqueda de su soledad, eliminando la oportunidad de que otros lo conozcan. Aprovecha las redes sociales para darte a conocer sin tener que gastar tu energía estableciendo contacto social.

Ejemplo: Mantén activo tu facebook, comparte todo aquello referente a temas de tu interés, escribe en tu muro tus opiniones sobre cualquier cuestión, verbaliza tus pensamientos.

6Las personas introvertidas conservan muchos rasgos atractivos como su independencia, su capacidad para actuar por sí mismo, así como de seguir sus convicciones. En las relaciones sentimentales puedes expresar explícitamente que eres una persona independiente y confiada, utilizando esto para que aflore el interés en la otra persona.

Ejemplo: Imagina que estás conociendo a una chica/chico, te gusta lo suficiente como para llegar a establecer una relación con ella/él. Comenta tus atributos personales, destaca tu independencia, la confianza que tienes en ti mismo, y explícale que significa para ti.

Colin Wilson Biblioterapia7| Una persona introvertida también es una persona introspectiva donde con normalidad recurre a sus sentimientos y emociones para comprenderse y conocerse. Suele evitar temas superficiales, interesándose por temas más recónditos. Logra generar vínculos más estrechos y emocionales  aprovechando tu facilidad para mantener conversaciones más profundas.

Ejemplo: Supón que hace tiempo que no ves a un familiar, hace unos días volvió a tu ciudad para comenzar a trabajar allí, te gustaría volver a retomar la relación con él. Háblale de tus vivencias, de lo que ha significado para ti estar lejos de él, que sentimientos te despierta, que supone la distancia…

 

Los 3 problemas más comunes de comunicación

En este artículo he decidido dar respuesta a los 3 problemas más comunes que me he encontrado en los ya 10 años de trabajo con particulares sobre la mejora de su comunicación. Cada persona es un mundo, pero estos son las 3 debilidades más repetidas y los primeros pasos que podamos dar para ponerle situación.

A -No estar cómodo y no dar tu opinión en grupos grandes.

B -O soy pasivo y me callo las cosas o soy muy agresivo.

C -Mis relaciones son superficiales y no me siento conectado a nadie.

¿Qué más se puede aprender sobre comunicación? ¿Para qué quiero mejorar mis habilidades sociales si ya tengo una vida hecha? Nuestra forma de relacionarnos con el mundo es lo que nos hace tener mayor o menor éxito en los distintos campos de nuestra vida. En cualquier dimensión, ya sea el afectivo, parejil, social, profesional, sexual…mi forma de relacionarme y mis recursos cómo comunicador serán lo que me haga estar satisfecho o no.

 

Pero antes de empezar a trabajar sobre esas tres situaciones;

¿Qué beneficios trae saberse comunicar de una manera atractiva?

Los obstáculos de la comunicaciónLa comunicación es la arquitectura de la realidad. Todas las dimensiones de nuestra vida quedan marcadas por nuestras habilidades sociales y de comunicación. Y lo más curioso es que en un elemento tan importante en nuestra vida cómo la comunicación nunca recibimos formación. Nos enseñan el significado de las palabras, pero nada más. No nos enseñan a utilizarlas en nuestro beneficio. ¿Qué ventajas tiene una persona que sabe utilizar bien su forma de comunicarse?

A| Seguro que muchas veces te has encontrado con personas que no desempeñan de una manera brillante su trabajo pero les ves ascender y cumplir objetivos y muchas veces piensas ¿Por qué? Si no es más trabajador que yo.

B| Otras veces te habrás cruzado con personas que en principio no deberían generar especial atracción en el sexo opuesto, pero ves que siempre tiene relación con gente atractiva y divertida. Quizá alguna vez hayas pensado ¿Por qué? Si no es más atractivo que yo.

C| Incluso alguna vez hayas conocido personas que sin tener experiencias especiales ni nada genial que contar consiguen captar la atención de los demás con tremenda facilidad sin esfuerzo. Seguro que te has preguntado alguna vez, ¿Por qué? Si no es más inteligente que yo.

D| Otro ejemplo, seguro que te has encontrado personas que sin ponerse rojo y sin vergüenza pueden hacer una exposición sin que les entre ansiedad y sin estar preguntándose que pensarán los demás de ellos. Indudablemente te habrás preguntado. ¿Por qué? Si no tiene nada que yo no tenga.

104La respuesta a todas esas preguntas es: Porque es un buen comunicador. ¿Cómo ser un buen comunicador? Más adelante en este artículo te daré algunos trucos y herramientas que pueden ayudarte a ser un mejor comunicador. Una persona con la capacidad de comunicar de una manera atractiva, de generar ambientes agradables, de hacer sentir cómodos a los demás, de persuadir, de conectar, de entretener y de entusiasmar a los demás, es muy posible que consiga sus objetivos. Sean estos cuales sean, puesto que en cualquier proceso que se te pueda ocurrir va a tener un peso fundamental mi forma de comunicarme.

Problemas de no dominar la comunicación

Muchas personas tienen desequilibrios emocionales a causa de no tener controladas o desarrolladas en plenitud sus habilidades sociales o de comunicación. El no desarrollar la asertividad o la capacidad de conocer gente nueva, por poner dos ejemplos relacionados con la comunicación, pueden ser motivo de una insatisfacción personal que desencadene en ansiedad, fobias, depresiones, etc…Será complicado desarrollar una buena autoestima o conseguir metas vitales si mi forma de comunicarme juega en mi contra o no me ayuda a crecer.

A| No estar cómodo y no dar tu opinión en grupos grandes.

5kikLas habilidades sociales están estrechamente relacionadas con la confianza en mi mismo. Si no me siento seguro de mi mismo voy a sufrir al sentirme observado. Voy a intentar exponerme lo menos posible. Y eso puede convertirse en ansiedad cuando tengo que hablar delante de un grupo grande, en inseguridad a la hora de dar mi opinión por miedo a que los demás piensen que es una tontería e incluso que no me atreva a hablar cuando los temas que se hablan no son los que domino.

Para desarrollar mis habilidades sociales tengo que empezar por trabajar mi autoestima y mi autoeficacia. Es decir, que tengo que sentirme cómodo conmigo mismo cómo persona para sentirme cómodo como comunicador. Responde a esta pregunta:

¿Qué tres cosas positivas te definen como comunicador?

Si no tienes clara la respuesta, es fundamental que reflexiones sobre ello, o incluso que le preguntes a personas de confianza. La seguridad y la confianza vienen del conocimiento. No puedo sentirme seguro si no tengo argumentos para hacerlo. Para confiar en mis posibilidades debo saber por qué puedo apostar por mí. Eso en cada ámbito de la vida, pero también en comunicación. Si trabajas tu confianza y te das cuenta que no eres menos que nadie, dejará de asustarte hablar en un grupo grande, porque confiarás en que lo que tienes que decir tiene, cómo minimo, el mismo valor que lo que que puedan decir los demás. Empieza por reafirmar  que 3 cosas buenas te definen cómo comunicador.

B| O soy pasivo y me callo las cosas o soy muy agresivo.

Muchas personas sienten que les pisan en terreno, que no les respetan como se merecen y se acostumbran a ello sintiéndose indefensos. Otras personas se arrepienten de cómo han dicho las cosas y pierden relaciones por su forma de comunicarse.

taller-6El sentir rabia pero no hacer nada, sentirse ofendido, tener ganas de venganza y una baja autoestima es algo bastante común en el estilo pasivo. Los gritos, las quejas, las advertencias, los resoplidos o las amenazas son muy comunes en el estilo agresivo. Si tuviésemos que simplificar mucho los estilos de comunicación podríamos clasificarlos en:

Estilo Pasivo

Estilo Asertivo

Estilo Agresivo

No tener el control de mi estilo de comunicación y no poder trasmitir de manera atractiva y serena mis ideas tiene el inconveniente de que mis mensajes generan rechazo en mi entorno o directamente no lleguen a decirse. Las personas que no tienen facilidad para modelar sus mensajes y acaban trasmitiendo sus deseos cómo quejas o como realidades inamovibles corren el riesgo de quedarse solos o de no ser valorados por su entorno.

Normalmente después de comunicarse de manera agresiva se sienten culpables y arrepentidos por la forma en la que lo han hecho, pero no son capaces de mejorar su forma de comunicarse. Para ese determinado perfil es fundamental trabajar la impulsividad desde la planificación.

A| Tratar de dedicar tiempo a reflexionar sobre cuales son los límites que quieren poner y elegir el MOMENTO ADECUADO para comunicar lo que quieren comunicar. En un estado fisiológico de relajación y serenidad. Donde el entorno te pondrá fácil mantenerte calmado y la persona que te va a escuchar está dispuesta a hacer un esfuerzo para entender y aceptar lo que estas comunicando.

B| Estructurar lo que vas a decir para que sea aceptado y atractivo aunque sea algo en principio negativo. Saber introducir la empatía, que se entienda bien lo que queremos, de manera clara, concluyendo las consecuencias.

                           FÓRMULA DE LA ASERTIVIDAD

 

1-     Afirmación real

2-     Indicio de empatía

3-     Porque es un problema

4-     Concretar qué es lo que quieres

5-     Explicar consecuencias positivas

6-     Explicar consecuencias negativas

 

 

C| Mis relaciones son superficiales y no me siento conectado a la gente

Mucha gente se siente sola y no sabe cómo incorporar gente nueva a su vida. Pueden incluso tener decenas de conocidos, de compañeros de trabajo o de equipo pero que esas relaciones no vayan más allá de “ser conocidos”. ¿Quieres saber que puede hacer la formación de la comunicación en este sentido?

luis alvaro entrevistaNuestra forma de comunicarnos con nuestro entorno es la que genera el tipo de relación que desarrollamos. Normalmente tratamos de comunicarnos de una manera objetiva, fría, intentando incluso esconder nuestras debilidades o emociones negativas. Pero sobre todo tratando de mantener esa “normalidad” que se presupone en cada situación. No arriesgamos. Hacemos lo que creemos que se espera de nosotros. Si mantenemos la “normalidad” las relaciones no pueden evolucionar porque para que algo evolucione necesitamos romper lo que se espera de nosotros y arriesgar.

Si yo os digo que me he comprado un coche rojo, con el maletero  ancho y las puertas delanteras blancas, vosotros probablemente penséis en un coche rojo, con el maletero ancho y las puertas delanteras blancas.

Del mismo modo, si yo os hablo desde una tristeza muy profunda la parte de vuestro cerebro que se activará para reconocer el mensaje es la de la tristeza profunda. En el caso de las emociones también entran en cuenta las neuronas espejo o neuronas de la empatía, ya que tendemos a sentir lo que nos están trasmitiendo. No es ninguna sorpresa saber que las mujeres son más sensibles a los sentimientos ajenos y por lo tanto tienen más neuronas espejo.

Contáctanos

Podemos hacer sentir a la gente cosas con el texto que utilicemos. Si yo hablo de dedales y alfileres, la persona va a visualizar dedales y alfileres y luego cuando me vaya, su cerebro me relacionará con dedales y alfileres.

Si mis mensajes tienen una carga positiva, la gente me relacionará con cosas positivas. Y por supuesto habrá también una intensidad. El impacto que hago en las personas puede ser mayor o menor depende de lo profundo que haya calado mi mensaje.

 

 

¿QUÉ TEMAS PUEDEN HACER QUE TENGA UN IMPACTO FUERTE EN LA OTRA PERSONA?

Existe algo que todos hombres y mujeres compartimos. Precisamente es lo más interno e intimo de cada uno de nosotros; nuestras emociones. Existen cinco emociones básicas.

   ALEGRÍA-IRA-TEMOR-SORPRESA-TRISTEZA

A partir de esas cinco básicas, cómo en la gama de colores, todas las demás se irán desarrollando y mezclándose. Así, paradójicamente, lo que creemos más único de nuestra existencia, nuestras emociones, será lo que nos podrá unir a todos y cada uno de los habitantes del planeta Tierra.

¿Cómo generar vínculos más sólidos?

Dirigiendo la conversación hacia lo que nos genera nuestro contexto, no hacia lo que lo compone. En otras palabras, hablar de cómo me hacen sentir las cosas, no de que cosas tengo. Si quiero vincularte a mí, diciéndote que soy estudiante de psicología sólo lo conseguiré si por algún motivo tienes algún interés en la psicología o eres estudiante.

En cambio, si te hablo de lo que me genera el hecho de estudiar psicología, la ilusión por acabar, las ganas de enfrentarme al reto de tener que cumplir con el rol social de un psicólogo, el miedo a acabar algo después de mucho tiempo formando parte de tu vida…

Hay algunos temas que consiguen unirnos más que años y años de pasar tiempo juntos. Infancia, viajes, familia, miedos, ilusiones, etc…Recordando que lo importante no es contar objetivamente datos sobre esas facetas de tu vida, sino cómo te has sentido con ello. Eso será lo que de verdad genere un vínculo.

Observar necesidades del receptor

En comunicación lo importante no es solo aprender a desarrollar y generar mensajes atractivos. Es igual de fundamental entender que necesita la persona para sentirse cómoda contigo. Sino que se lo pregunten a los políticos, no se trata de comunicar mis puntos fuertes sino de saber que es lo que la gente quiere oir.

Observar es una habilidad importantísima, con una alta capacidad de observación podemos partir siempre con una gran ventaja de cara a mejorar nuestras relaciones, pues empatizaremos con facilidad y podremos ofrecer a las personas lo que están buscando. Algunas de las consecuencias de convertirnos en buenos observadores serán:

-Encontrar que tiene de especial y única la persona o grupo que tiene enfrente.

-Precisar cuales son las necesidades que tiene que cubrir en la persona o grupo para conseguir sus objetivos.

-Definir los motivos de porque esa persona o grupo tiene esas necesidades.

-Concretar aquello que la persona o grupo valora más de sí mismo.

En mis formaciones trabajo profundamente sobre este tema, enfatizando que hay cinco grandes necesidades que hay que satisfacer en una persona en cualquier contexto y que en saber calibrar de manera gradual estará el éxito. Las 5 grandes necesidades no voy a incluirlas en este artículo porque sería un artículo demasiado largo.  Espero haber ayudado con este artículo. Si queréis hablar conmigo para trabajar juntos, aquí os espero, tanto igual para proponer temáticas para el videoblog o para artículos. Lo agradezco siempre mucho porque mi idea es que tanto la web como el videoblog sean lo más adaptados a lo que os interesa.

Cómo mejorar la confianza en uno mismo | Caso clínico

Bienvenidos todos a otra entrega más de esta serie de casos clínicos que estamos analizando en Psicología y Comunicación. Como hemos venido haciendo, vamos describir un nuevo caso, con el objetivo de plantearnos qué pasos deberíamos seguir sesión a sesión para alcanzar las metas correspondientes.

En este caso, nuestro paciente viene con la intención de aprender cómo confiar más en sí mismo, cómo ganar confianza. De esta forma, en primer lugar vamos a pasar ya a recopilar algunos datos relevantes para entender el contexto.

También te puede interesar:

Aprender a hablar en público

Descripción del sujeto

Iván, cerca de cumplir 40 años,  quiere entender por qué se siente vacio, quiere conseguir tener relaciones con las chicas que le gustan y en definitiva aprender a ganar confianza en si mismo.

ivan-1Es hijo de una familia de clase media, de padres divorciados. Con su padre, la comunicación emocional ha sido escasa y en ocasiones han llegado a las manos. Con la madre tiene una relación más protectora.

En el colegio siempre fue atractivo, pero sus relaciones nunca han sido escogidas por él. Mantuvo una relación de varios años, donde más de la mitad del tiempo quiso terminarla pero no encontró la manera.

Por último a nivel laboral la gente le percibe como alguien exitoso, pero él no se siente así.

DIFERENCIA ENTRE SEGURIDAD Y ARROGANCIA

Sesión a sesión para aumentar confianza

Primera sesión

En primer lugar, y dado que como vemos hay un tema, que es el familiar, que puede haberle influido en el resto de áreas de su vida, vamos a realizar una historia de vida. Esta herramienta nos permitirá acceder de forma más directa a puntos de inflexión relevantes en su vida, de tal manera que empecemos a identificar posibles causas de los síntomas que nos describe.

Seguidamente, y dado que nos habla de una sensación de vacío y se pregunta cómo ganar más confianza en si mismo, vamos a utilizar el dibujo de los miedos. Esta técnica nos permite dar forma a expresiones quizá un poco abstractas como las que acabamos de comentar. Además podemos intuir que para Iván, dado su contexto y su educación puede resultar complicado identificar sus emociones, así que esta puede ser una buena manera no solo de recabar más información, sino de empezar a aportarle recursos para entender mejor cómo se siente y por qué: algo fundamental para ganar confianza.

ivan-2Por último, y como tarea para realizar en casa, utilizaremos “La carta”. Inicialmente vamos a tantear, que esta forma de descarga emocional, se dirija hacia la persona que a priori podría haber causado más mella en él, su padre. Pero tenemos que contar con que quizás y dependiendo de en que fase se encuentre Iván, pueda resultar demasiado intenso. Por lo tanto, podríamos plantear como alternativa la elaboración de dicho texto centrándonos en aquellas cosas que le hacen sentir mal y las que le hacen sentir bien. El objetivo será seguir indagando en el aspecto emocional, para desgranar esa descripción suya de la sensación de vació y ganar confianza en si mismo.

Segunda sesión

Para empezar, cómo es obvio, analizaremos esa carta, tratando de concluir con él que aspectos parece que a su modo de entender su vida, necesitamos gestionar para alcanzar un mayor estado de bienestar.

Seguidamente, y dado que las peticiones de Iván parecen muy orientadas al desarrollo personal, utilizaremos la herramienta del símbolo. Aquí vamos a desarrollar qué aspectos debería tener Iván para sentirse bien consigo mismo. Aunque inicialmente pueda sonar utópico el objetivo es establecer una meta general a alcanzar, la cual nos sirva para incentivar la puesta en acción de determinadas tareas con la “excusa” de alcanzar dicha meta, qué no es más que la proyección de si mismo después de ganar confianza.

Por último, y tomando esta técnica del terapeuta americano Nathaniel Branden, utilizaremos la técnica de completar oraciones. Esta técnica consiste en proponer principios de frases a los que el paciente tiene que añadir en torno a diez finales, de forma rápida y espontánea. El objetivo es sacar pensamientos y emociones, qué en casos como este, donde nos encontramos con elementos razonablemente abstractos como la sensación de vacío nos pueden servir para seguir “operacionalizando” los síntomas.

Esta técnica podrá tocar temas como: para ganar confianza en uno mismo necesito…si hay algo que necesito decir a mi padre es…si pudiera pedir lo que fuese a mi familia seria…para sentirme un poco menos vacio yo tendría que…si quisiera tener un poco más de control sobre mis relaciones, yo…

Como vemos, es una técnica que sirve más para una introspección pura y dura, que para una intervención. Aún así puede ser realmente útil para que también el propio Iván empiece a comprenderse mejor, tomar las riendas de determinadas situaciones y así ganar confianza en sí mismo.

Tercera sesión

ivan-3Toca dar cierta tregua al asunto familiar, y por eso en esta ocasión, vamos a volver a indagar en su historia de vida, pero centrándonos en las relaciones de pareja que ha tenido Iván. Sabemos que tuvo una relación más importante, en la cual durante más de la mitad del tiempo no se sintió a gusto. Vamos a intentar saber por qué, qué acciones llevó a cabo, qué le hizo sentir mal etc.

Después, y daros cuenta de que intentamos usar bastantes técnicas dinámicas con Iván, puesto que parece ser que el trabajo emocional e imaginativo puede ser clave en función a lo que sabemos de él, utilizaremos una técnica del dibujo, adaptada. Esta vez, reforzando la idea de que el símbolo ha creado un nuevo Iván, dibujaremos al antiguo.

A partir de ahí dirigiremos una conversación consigo mismo, donde trataremos de que tome conciencia de qué cosas funcionaron mal en él, qué podemos cambiar, qué no fue culpa suya etc. Seguimos por lo tanto dirigiendo tareas a cómo ganar confianza, esta vez reinterpretando su pasado, sacándole lo positivo.

Cuarta sesión

En esta nueva sesión, trataremos de potenciar la imagen que tiene Iván de sí mismo en cuanto a las relaciones. Para ello primeramente vamos a realizar un inventario de autoconcepto, con el objetivo de sacar a la luz sus virtudes, y que se percate como cualquiera de ellas  puede tener utilidad dentro del mundo de las relaciones.

En una segunda parte, vamos a innovar y utilizar la metáfora de cómo cada uno de nosotros, a efectos prácticos es un “producto” dentro de las relaciones, y que en función de cómo comuniquemos ese producto, atraeremos a un tipo de persona u otra. De esta forma, utilizaremos una adaptación de un análisis DAFO , dónde trataremos de desgranar fortalezas, debilidades etc. De Iván, con el objetivo de seguir identificando potencialidades y cosas a mejorar.

Por  último le encargaremos dos tareas con el objetivo de mejorar su concepción de sí mismo. La primera desde el punto de vista interno, será escribir la carta de por qué cosas me siento agradecido por mi vida, una técnica bastante útil en estados de ánimo bajos. En segundo lugar, tendrá que pedir a cinco personas cercanas a él, que le digan 5 rasgos positivos de su forma de ser y de su físico.

Sumado esto, al trabajo que hacemos con él como “producto” en la sociedad, trataremos de ir encajando unas piezas con otras, de cara a que transmita esa información de forma más congruente y pueda ayudarle a relacionarse con personas más afines a él.

Te ayudamos a mejorar tu confianza!

Quinta sesión

El primer movimiento será revisar las tareas, de cara a seguir sacando cosas a la luz sobre el tema que tratamos. Después durante esta sesión vamos a utilizar una visión más práctica de todo lo que hemos estado analizando hasta ahora en cuanto a las relaciones.

En primer lugar, entrenaremos con él un ejercicio de presentación. Es decir, prácticaremos de que formas podemos transmitir información adecuada, relevante y útil sobre nosotros mismos durante 50 segundos. Lo que trataremos de conseguir es una forma de comunicarse más eficaz y congruente a su forma de ser.

Seguidamente llevaremos a cabo un role playing, en el que durante 20 minutos, Iván conversara con una persona desconocida. En dicha conversación el objetivo será aprender y entrenar, cómo se puede redirigir conversaciones, ajustarte a tus objetivos, y por supuesto, escuchar y aprender cosas nuevas sobre la persona que se tiene delante.

Por último, como tareas, le propondremos hacer una tabla de éxitos personales, divididos a su vez en distintas áreas de su vida: laboral, académica, familiar, relacional etc. Seguimos como veis, aumentando la motivación y la autoestima, para tratar de compensar esa sensación de vacío, ganar confianza y a su vez fomentar una personalidad más rica que facilite relaciones más intensas.

Sexta sesión

Cómo confiar más en uno mismo, es una tarea compleja, incluso holística. Como os habréis dado cuenta, tratamos de mejorar distintas áreas de su vida, de diversas formas. En este caso, utilizaremos una técnica habitual en personas con dificultades para relacionarse. Si bien no es el caso de Iván exactamente, si nos sirve para potenciar la nueva imagen que estamos intentando que adquiera de si mismo para aumentar su confianza.

Así, grabaremos un video-presentación de sí mismo. Pero en este caso, hablaremos de qué siente desde que trata de ser de esta nueva manera (el símbolo) y también de sus emociones en general: miedos, tristezas etc. Esta herramienta puede tener utilidad en esos momentos de vacío, tratamos de que su vulnerabilidad sea algo positivo para él.

ivan-4En segundo lugar, vamos a pedirle que relate su “vida ideal”. A veces, la simple visualización de forma nítida de ciertas escenas, facilita su aparición. En este caso tratamos de potenciar la creencia de que Iván puede tener el tipo de vida que ha ido buscando. Vamos a pedirle detalles, incluso podemos complementarlo con cuál sería su “día ideal”.

En definitiva, seguimos tratando de aumentar su confianza. Para confiar más en uno mismo, necesitamos que la persona como concepto global se siente integra, y estas técnicas desde distintos puntos de vista nos van ayudando a conseguirlo.

Séptima sesión

Seguimos trabajando holísticamente con Iván. Por eso es importante no solo que apliquemos técnicas orientadas a las distintas áreas de su vida, sino que le ayudemos a comprender que ésta funciona así. La técnica del “corazón dibujado”, nos sirve para representar en una metáfora como necesitamos mantener un sano equilibrio en todas las partes que nos conforman y nos rodean, y justificar el hecho de que trabajando en el área familiar por ejemplo, podamos conseguir una mejora en el resto de relaciones sociales.

El mapa del señor X, es una técnica que consideramos bastante útil en las partes finales de las terapias. Y dado que en este artículo sobre como confiar más en uno mismo, llegaremos a diez sesiones, es un buen momento para utilizarla. ¿El objetivo? Hacer a Iván más consciente de su cambio, conseguir que se sienta parte activa del mismo, ganar en confianza y motivarle a continuar implicándose en mayor medida si cabe en las tareas pertinentes.

Octava sesión

Al principio del artículo hablábamos de cómo era la relación con su padre especialmente, marcada por una escasa comunicación emocional. Es curioso que todas sus demandas se orienten hacia las emociones: la sensación de vacío, las relaciones de pareja, y cómo confiar más en uno mismo.

Por eso esta sesión la dedicaremos a un taller de empatía. En él, tendremos dos partes: una primera de educación en ciertos temas fundamentales para entender mejor qué es y para que nos sirve. Y por otro lado, una segunda donde a través de role playing, muy orientado a situaciones familiares y de pareja, trataremos de crear nuevas formas de comunicación que puedan generar mejoras.

Como vemos, no solo trabajamos la parte del pasado, tratando de reinterpretar algunos episodios. Sino que también dotamos de nuevas herramientas y estilos de comunicación a Iván para crear una nueva serie de resultados que produzcan sensaciones y recuerdos positivos a largo plazo.

Novena sesión

Complementariamente, si en la sesión anterior trabajamos cómo entender mejor a los demás, ahora trabajaremos cómo crear una comunicación más efectiva.

A través de un nuevo taller, esta vez sobre la asertividad, vamos a entrenar formas ya no solo de entender mejor a los demás, sino de comunicarnos haciendo explicita esa predisposición a comprenderles, y dejando clara también nuestra postura. El formato será similar.

ivan-5En conclusión, las dos últimas sesiones crean un fuerte entrenamiento en comunicación emocional, que va a conseguir aumentar la confianza de Iván tal y como nos pedía.

Para confiar más en uno mismo, necesitamos no solo trabajar el aspecto de la autoestima o el autoconcepto. También precisa de un desarrollo y aumento de la autoeficacia, y eso lo conseguimos aumentando los recursos internos y externos para gestionar distintas situaciones que podemos encontrarnos en la realidad como éstas.

Décima sesión

Vamos a cerrar con una sesión dónde trataremos de consolidar un nuevo “espíritu”. Si os dais cuenta toda la terapia se ha centrado en el desarrollo de la capacidad emocional de Iván. Lo hemos hecho tanto a nivel de cómo sentir más, cómo comprender mejor a los demás, cómo confiar más en uno mismo o cómo expresar mejor nuestros sentimientos.

Para empezar, dialogaremos sobre qué le hace sentir libre y qué le hace sentir débil. Queremos seguir saliendo un poco del plano racional, y meternos en esas sensaciones positivas para llenar ese “vacio” del que nos hablaba.

Y en segundo lugar elaboraremos con él su “marca personal”. La terapia se acaba y es momento de plantearse cuál es el objetivo a largo plazo. Crear un eslogan, y hacer una profunda descripción sobre lo que dicho eslogan significa puede permitirnos enfocar el futuro hacia ciertos objetivos y actitudes que sigan produciendo una mejora personal.

Y hasta aquí este nuevo artículo sobre cómo confiar más en uno mismo. Nos veremos pronto en el próximo artículo de esta saga.

fer“Fernando es un psicólogo abulense  graduado en la Universidad Pontifica de Salamanca. Actualmente cursa el máster en psicología general sanitaria en el mismo lugar. Ha sido ponente de TEDx con “5 Pasos más allá de la fobia social” y alumno de prácticas en Psicología y comunicación y Egoland seducción. Por último, también es redactor en Menteca.org y fundador de Psicorockgia.”

6 Claves para superar la timidez e iniciar una conversación

¿Cómo empezar una conversación con un completo desconocido?

Efectivamente, acercarse a esa persona anónima de manera imprevista puede resultar intimidante y generar mucha timidez. Y, efectivamente, puede que sintamos que no tenemos las habilidades necesarias en ese momento para lograr que la situación vaya a buen puerto.

Afortunadamente nuestras habilidades no son lo único que definen quienes somos, sino nuestras elecciones. Es decir, la manera en la que ejercemos nuestras habilidades.

O dicho de otra manera, no hace falta ser un actor, un humorista o la persona más ingeniosa de la tierra para hablar con un desconocido, hace falta tener coraje y unas nociones básicas a seguir.

A continuación os ayudo con las nociones, el coraje os lo dejo a vosotros.

3 claves para iniciar una conversación con un desconocido y superar la timidez

A| Capta su atención

De la misma manera que no expondrías en tu  clase de la universidad o en tu trabajo hasta que todo el mundo te esté mirando y prestando atención, no tendría sentido empezar a hablar con un desconocido si no está tomando en consideración lo que estamos diciendo.

Por tanto, no empezaremos a decir nada hasta que tengamos la atención de la otra persona.

¿Cómo? Con educación y empatía.  Un : “hola”, “disculpa”, “Perdona un momento” y demás variantes nos permiten que la otra persona entienda que nos estamos dirigiendo a ella, nos mire y esté abierta a escuchar lo que queremos decir.

conversacion 1

Y ahí y solo ahí, es cuando empezaremos a comunicar nuestro mensaje.

Recordad, primero la atención y luego la intención.

B|  Entiende que no hay un momento perfecto.

Puede que veamos que esa persona va con prisa, o que está escuchando música, o que está comiendo y no quieren que la molesten y eso nos supone una limitación.Todos tenemos limitaciones, todos sentimos nervios a la hora de afrontar situaciones que escapan de nuestro control y nos exponen al juicio de los demás.

Y aquí viene la gran noticia, esa sensación no desaparece.

Por lo tanto, lo que desarrollamos con la experiencia es la capacidad de gestionar esos nervios y convivir con ellos, de manera que no condicionen nuestra predisposición a comunicar nuestros deseos.

Siempre hay “un mejor momento”, una frase “más ingeniosa”, una situación “más propicia”. Pero afortunadamente, socializar no requiere perfección. Si no acción. Por lo tanto, vamos a usar esas dudas, esas inquietudes y que nos despierta la situación, a nuestro favor, actuando. Verbalizándolas.

marca personalSi vemos una situación donde creemos que la otra persona puede estar ocupada, empecemos diciendo “Se que…” y a continuación comunicamos lo que nos apetecía hacer en un principio:

  • Sé que estás trabajando, pero…
  • Sé que estás leyendo, pero…
  • Se que estoy interrumpiendo una conversación, pero me ha llamado la atención lo interesante que parecía y me ha apetecido venir a descubrir de qué iba, soy Yago”

De esta manera logramos varias cosas:

  1. Conseguimos que la otra persona vea que somos conscientes de la situación y no estamos locos. Pero que a pesar de ello hemos tenido que ser valientes porque nos apetecía comunicar nuestro deseo.
  1. Nos liberamos de la presión que nos supone el pensar “¿estaré molestando?” “¿estará ocupada?”. Si lo comunicamos desde un principio y nos dan pié a seguir, ya lo hacemos con su consentimiento e interés.

C| Sé genuino y positivo

No hay mejor manera de empezar una conversación que con honestidad y positividad.

Y la mezcla de ambas cosas es un cumplido auténtico. Por norma general, si comunicamos algo positivo, recibimos algo positivo.  Por lo tanto, ofrezcamos positividad. Sonriamos, estemos con una postura corporal abierta y comuniquemos lo positivo que nos transmita la otra persona y nos llame la atención. Imaginemos que estamos tomando algo en una cafetería y notamos que la camarera está con una sonrisa constante en el rostro, yo comunicaría:

Me gusta que estés sonriendo a pesar de estar trabajando.

Para empezar, estamos valorando algo que no es habitual y que vemos reflejado en esa persona. Tener una actitud optimista en el trabajo.

Por tanto, empezaremos favorecidos y despertando algo positivo en la otra persona.

Y, por otro lado una norma muy humana  es que de lo bueno queremos más.

Regular people hanging out in a coffee shop, having drinks, doing work, meeting friends, etc.

La timidez la superamos con nuestras elecciones. Desarrollando nuestras habilidades y aumentando la autoestima.

Así que perfectamente podemos decir a continuación

¿Siempre sonríes tanto en general o es que te gusta especialmente tu trabajo?

Así podremos continuar la conversación de manera natural, encontraremos más cosas que nos gusten de la otra persona a medida de que la conozcamos y ya estaremos en plena charla, disfrutando. Y como nuestra cabeza no puede estar a dos cosas a la vez, nos olvidaremos de la timidez.

Por supuesto, esto es solo un ejemplo, el ser genuino invalida el uso de fórmulas pre-practadas o frases guionizadas.

Por lo tanto, mientras sea en positivo y sea auténtico…

¡Sentíos libres de comunicar lo que os apetezca!

¿Qué es la timidez?

cabeza pensanteEs fácil confundir el concepto timidez con otros cómo puede ser la introversión. Es necesario distinguirlos y separar lo que es un rasgo intrínseco de nuestra personalidad y lo que es un obstáculo a la hora de comunicarme con los demás.  La introversión es tan positiva como la extroversión. Es una inclinación hacia buscar los estímulos dentro de nosotros mismos.

La timidez, por otra parte, bebe de nuestros miedos y de la falta de recursos y habilidades a la hora de comunicarnos con los demás. Dejar que la timidez forme parte de nuestra vida es renunciar a una parte de nuestra libertad, ya que nos impide evolucionar como personas y nos encierra en un mundo de falsa comodidad donde lo que deseamos que suceda siempre resulta bloqueado por nuestra falta de seguridad y autoestima a nivel social.

Contáctanos

¿Cómo surge la timidez?

exito-laboral-consejosNuestras actitudes surgen de nuestra experiencia y educación. Tengamos un carácter introvertido o extrovertido, nuestra seguridad personal y nuestros recursos comunicativos van a ser causa y consecuencia de nuestra timidez.

Nace de una inseguridad personal provocada generalmente por dos posibles motivos:

1-Un entorno que no ha valorado la forma de expresarte ni ha facilitado una comunicación con libertad.

2-Un carácter introvertido sumado a una baja autoestima que ha acabado por dominar la conducta social.

Cualquiera de los dos motivos  provoca una falta de hábito que oxida nuestras habilidades comunicativas tales como iniciativa, ingenio, empatía, asertividad y un largo etceterá. El verse sin estas habilidades optimizadas provoca una renuncia a crear hábitos sociales.

El circulo vicioso de la timidez

La consecuencia de mantenerte siempre encerrado en esa zona de confort es que tú mismo limitas tu vida. Bloquea dos actitudes, con consecuencias poco saludables para el bienestar humano:

-Expresar lo que sientes

-Seguir tus impulsos

consejos-entrevista-trabajoCon respecto a los desconocidos, la timidez impide que nos comuniquemos con fluidez delante de las personas que no son de nuestra confianza. Y genera un alto miedo al fracaso social, debido a que la falta de práctica inhibe el desarrollo de nuestras habilidades sociales.

Además existe otro inconveniente al ser tímido, el resultado de que dejemos que la timidez domine nuestras relaciones es que cada vez nos cuesta más sentir esa confianza hacia nuestro círculo cercano.

Sintomas

-No sentirse comprendido.

El hecho de no expresar tus impresiones y tus sentimientos hacen que la gente sepa de menos de ti. Las relaciones se tienen que nutrir de intimidad, cuando renuncias a comunicarte por miedo, estas alejando a las personas que te importan y estas dando pocas facilidades para que te conozcan más y mejor.

-No conocer gente nueva.

La falta de recursos y de habilidades sociales provoca que nuestras interacciones con personas nuevas no sean como nos gustaría. La falta de experiencia y seguridad nos impide comunicar nuestra identidad de manera natural y tendemos a bloquearnos y ceder la iniciativa.

– Miedo a fracasar o no cumplir las expectativas.

La asertividad en el trabajo ayuda a poder comunicar lo que piensas de una manera atractiva

El miedo al fracaso social es el principal nutriente de la timidez

La timidez viene provocada como decíamos antes, por experiencias que han impedido que se desarrolle una autoestima y seguridad fuertes, por lo que en la mayoría de casos se traslada a todas las dimensiones de nuestra vida y nos hace tener miedo a fallar o a equivocarnos delante de los demás.

El primer paso para superar la timidez es conocerla. En este artículo se ha presentado la timidez, su singularidad, sus orígenes y algunos de sus síntomas. En artículo “Cómo superar la timidez (II) Los primeros pasos” se dan las primeras claves para enfrentarse a ella de una manera activa. No te lo pierdas.

LOS PRIMEROS PASOS PARA SUPERAR LA TIMIDEZ

A | AUTOESTIMA Y TIMIDEZ

En el artículo anterior observamos la relación entre una baja autoestima social y la timidez. La falta de confianza y el miedo a ser rechazado socialmente impiden que nos comuniquemos con naturalidad. Al tener una visión poco positiva de nosotros mismos se genera una freno automático que nos dificulta ser conocidos y comprendidos por los demás.

¿Cuál es el primer paso?

Si queremos comunicarnos con mayor libertad debemos conseguir aumentar nuestra confianza y nuestra seguridad. Voy a presentarte 4 ejercicios prácticos para empezar a subir tu autoestima desde ahora mismo.

  1. Genera cambios posibles: Empecemos por el horario

A la hora de generar cambios debemos ser conscientes de cuales son nuestros recursos. Uno de los recursos que más van a condicionar la posibilidad de plantearme un cambio es el TIEMPO.

crisis entorno laboral habilidades¿De cuánto tiempo dispones para generar un cambio en tu vida? Durante el día tendremos que cumplir con ciertas obligaciones, el trabajo, los estudios, la pareja, hacer deporte. Es esencial que para afrontar un cambio hagas una evaluación de cuanto tiempo tienes para generar ese cambio.

Una vez hayas evaluado el tiempo del que dispones , debes analizar cuales de las cosas de las que ahora haces son prioritarias y cuales de las que ya haces no te llenan o satisfacen y, si se diera el caso y fuese posible, eliminarlas de tu semana.

¿Cuántas horas te quedan a la semana?

  1. Utiliza el tiempo nuevo de manera constructiva

Para aumentar la autoestima no son suficientes técnicas cognitivas de reinterpretación, debes también actuar de manera diferente e incorporar nuevas conductas a tu vida. Elegir aquellas cosas que creas que te van a ayudar a sentirte mejor. Busca actividades caben dentro de tu disponibilidad de tiempo y de tu capacidad económica. Algunas veces no elegimos hacer lo que realmente nos haría felices por miedo, comodidad o pereza. No puedes dejar que esos sentimientos sean las motivaciones que dirijan tu vida.

asertividad en el trabajo 2Cuando adquieras esos nuevos hábitos, estas generando una nueva visión de ti mismo. En definitiva, generar conductas nuevas ya es una meta por si misma y todo cumplimiento de metas acaba reflejándose en nuestra autoestima.

¿Por qué aumenta tu autoestima además de por conseguir esas pequeñas metas? Aumentará en ti la idea de cambio y de compromiso contigo.

  1. Construye la nueva visión de ti en positivo.

Otro ejercicio sencillo y de resultados rápidos. Se centra en alimentar nuestra visión de nosotros mismos con la visión de los demás. Nuestra autoestima tiene un elemento fundamental de proyección de la imagen que creemos que tienen los demás de nosotros mismos.

Pregunta a 10 personas de tu círculo cercano qué 3 adjetivos positivos te podrían definir. Cuando tenemos una imagen de nosotros mismos poco positiva tendemos a ser injustos al valorarnos o sencillamente no sabemos ver las cosas buenas que nos definen.

Esos treinta adjetivos positivos sobre ti son algo que la gente de tu alrededor percibe y es real; comienza a valorarlas como tus recursos y como lo que te convierte en una persona con cosas que aportar al mundo.

Si quieres seguir investigando sobre como puedes aumentar tu autoestima puedes leer un artículo que escribí con estas y otras claves en nuestra web amiga.

 B | RELACIONES Y TIMIDEZ

Una vez comprendida la relación entre autoestima y timidez y dados los primeros pasos para generar una visión más positiva de nosotros mismos, debemos dirigirnos a la dimensión que más afecta la timidez; la dimensión social de nuestra vida.

coaching-profesionalLa timidez es un obstáculo que sobre todo afecta a la hora de profundizar en nuestras relaciones y de generar nuevas. Además tiene repercusión en situaciones concretas que se dan en el mundo laboral o académico como cuando tienes que exponer un trabajo o en una entrevista de trabajo. También te ofrecemos soluciones para esas situaciones, pero en este artículo nos centramos en el apartado social.

RELACIÓN ENTRE TIMIDEZ Y PERFECCIONISMO

Un porcentaje muy alto de lo que se diagnóstica como timidez es realmente perfeccionismo. Muchas personas sufren por no alcanzar las expectativas de los demás (o suyas propias) y renuncian a algunas relaciones.

¿Cual es el papel del psicólogo en estos casos?

Tu misión con los ejercicios que te voy a proponer va a ser ganar calidad en tus relaciones a base de dar pequeños pasos que pueden cambiar tu forma de sentirte delante de los demás, y que te van a ayudar a afrontar la superación de la timidez de una manera más constructiva.

Ten en cuenta que la calidad de las relaciones se mide por las emociones que se sienten. La diversión, la intimidad, la confianza o la alegría son difíciles que encontrar si no asumimos como una necesidad el comunicarnos con libertad (sin timidez)  y ser capaces de seguir en algunas ocasiones nuestros impulsos.

1-NUESTRO CIRCULO MÁS CERCANO

Es probable que la timidez haya provocado que no dispongas de un circulo excesivamente grande, pero seguro que cuentas con un grupo de gente, ya sea familiares, amigos de mucha confianza o incluso tu pareja con los que te sientes más a gusto.

hacer-mas-amigos-cursoEste ejercicio es muy sencillo. Habla sobre tu timidez con tu círculo más cercano y cuentales lo que sientes al respecto. A veces nos cuesta abrirnos delante de la gente que nos quiere, pero debemos ser conscientes de la importancia de hacerlo. Como resultado te sentirás escuchado, comprendido y probablemente apoyado.

2-NUESTRAS AMISTADES Y CONOCIDOS

Afrontar un cambio a nivel de conductas sociales exige al principio un esfuerzo que tiene su recompensa a medio plazo. Ahora viene la parte más complicada, cuando se empiezan a generar cambios que chocan directamente con tu timidez. Y para hacerlo, es mejor elegir el camino más fácil.

Entrevista Luis Tejedor

Entrevista con el psicólogo, sexólogo, escrito y director de Egoland Seducción Luis Tejedor, que nos habla de las diferencias entre hombres y mujeres a la hora de ser seducidos, de la posibilidad de cambio y de psicoanalisis.

En este ejercicio vas a adquirir una conducta que te va a hacer salir de tu zona de confort. Premia algo que te guste de tus amigos o conocidos una vez al día. La exposición de tener que decir a alguien que valoras en positivo algo suyo te va a venir bien para afrontar una nueva forma de relacionarte con los demás.

Otro punto positivo es que es un ejercicio donde no existe ningún riesgo, ya que a nadie le va a molestar que le digas algo positivo. Da igual que sea que te gusta mucho su pañuelo nuevo, su sonrisa, su tipo de humor o cualquier cosa que valores de quien tienes delante.

Este cortometraje que os dejo a continuación es para mi muy inspirador y clarificante. Un pequeño cocodrilo simboliza la timidez, que como comente en el artículo Como superar la timidez (I) ejerce de falso amigo y frena la vida de la protagonista.

La ansiedad, ¿Enemiga o aliada?

Beatriz Duran atiende en los despachos de Psicología y Comunicación.

Recibimos hoy en nuestro blog a Beatriz Durán, psicóloga clínica. Actualmente Beatriz trabaja en su proyecto Humans Psicología, del que podéis saber más accediendo al enlace. También podéis encontrarla clicando en el siguiente enlace de facebook.

¿Qué es la ansiedad? ¿Es necesaria para afrontar una amenaza? ¿Cómo afrontar una tarea cotidiana sin ser victimas de esta? Os dejamos con Beatriz para conocer qué factores nos llevan a la ansiedad y cómo afrontarla y disminuirla. ↵

También te puede interesar

-La obligación postmoderna de la felicidad

-Consigue que tu curriculum sea sobresaliente

 .

Claves para actuar frente a la ansiedad y razonamientos para conocer su procedencia

El mundo en la actualidad está marcado por la psicologización del medio, es decir, estamos viviendo una era psicológica. Por tanto, muchas interpretaciones que se hacen del mundo y de las personas son desde una perspectiva psicológica o  se sustentan en razonamientos emocionales.

La ansiedad y el estrés no son patrimonio exclusivo de ejecutivos, trabajos en cadena o conductores de vehículos, sino que afecta en menor o mayor medida a la mayoría de la población.

que es ansiedad¿Qué es la “ansiedad”?

La ansiedad es una manifestación afectiva; se trata de una vivencia, de un estado subjetivo o de una experiencia interior que podemos calificar como emoción.  En el proceso de la ansiedad se ponen en marcha mecanismos que controlan la vigilancia, en otras palabras, el estar en alerta.

.

flechas ansiedadAnsiedad adaptativa vs ansiedad negativa.

La ansiedad adaptativa sería aquella que nos ayuda a enfrentarnos (si la intensidad no es excesiva) a ciertas exigencias específicas de la vida. Nos impulsa a hacer frente a una situación difícil, reto o desafío. Por tanto, es una tensión emocional que lleva a una persona a mejorar, a sacar lo mejor de sí mismo y evolucionar personalmente.

La ansiedad no adaptativa o “negativa” provoca respuestas de evitación o inhibición, manteniendo un estado de alerta prolongada, sin que sea realmente necesario. Esto quiere decir que ante una situación difícil, este tipo de ansiedad inducirá a huir o no enfrentarse a esa situación para sentir alivio; el problema es que cuando se repita una situación difícil, la ansiedad será más elevada que en la situación anterior.

factores ansiedad¿Cuál es la diferencia entre el miedo y la ansiedad no adaptativa?

El miedo es un temor específico, concreto y objetivo ante algo que, viene fuera de nosotros y se nos aproxima trayéndonos inquietud, alarma y desestabilización. Por tanto, el miedo es una emoción negativa que se vive como un temor concreto ante algo específico.

Por otra parte, la ansiedad no adaptativa es una vivencia de temor ante algo difuso y indefinido. Los temores en la ansiedad vienen de todas partes y de ninguna en concreto.

hedonismo¿Qué factores externos nos inducen a la desestabilización previa a la ansiedad?

Hay factores que forjan poco a poco una red de problemas, tensiones y conflictos, como si estuvieran conectados por medio de una cadena dónde se canaliza la ansiedad.

#Las zonas de confort.

La zona de confort puede ser muy cómoda y placentera, pero puede tener varias consecuencias negativas que afectan a la capacidad para aceptar cambios, para valorar las nuevas oportunidades, aumentar el temor a los cambios, limitar la visión a largo plazo y evita que se evalúen riesgos adecuadamente. Como consecuencia, cuando las cosas cambian, nunca se está preparado. No estar preparado para los cambios es un acontecimiento casi siempre catastrófico.

#El hedonismo.

El culto a lo superficial empobrece a la persona y la incapacita para el sufrimiento. Por tanto, la ansiedad brotará ante la menor amenaza, incomodidad, fracaso o pérdida.

#El consumismo.

La sociedad está condenada a consumir compulsivamente: objetos, cosas superfluas, información, revistas, viajes, relaciones, etc. Todo se traduce a  tener cosas, la pasión por consumir. De aquí surgen personas repletas de cosas, pero vacios interiormente.

masificacion#Masificación o gregarismo.

Esto se basaría en el seguimiento servil de las ideas o iniciativas ajenas. No exteriorizar las ideas propias y dejarse llevar la mayor parte del tiempo por la multitud, puede crear un conflicto de intereses que puede llegar a desestabilizar.

#Contradicciones.

La sociedad actual vive en una permanente contradicción; se dice una cosa y se hace la contraria; se predican unas teorías y en la práctica se ponen en juego otras muy distintas.

#La socialización de la inmadurez.

Se define por la desorientación, es decir, el carecer de criterios firmes, el no saber a qué atenerse o en otras palabras, ir a la deriva.

#La falta de comunicación.

Esta es otra de las paradojas relacionadas con la ansiedad hoy en día.  En la era de la tecnología y los medios de comunicación (radio, televisión, teléfono, etc.), las personas se sienten más solas e incomunicadas que nunca. Estos medios de comunicación han ido sustituyendo los enriquecedores diálogos cara a cara, además a veces se limita a ser una mera recepción de información sin ningún tipo de retroalimentación.competitividad

#La competitividad.

En muchas ocasiones, la competitividad sustituye a la colaboración. A veces se puede llegar a pensar que no es necesario hacer las cosas bien, sino mejor que otros. Esto puede ser dar lugar a una profunda insatisfacción y frustración que aumenta la ansiedad.

Métodos breves y sencillos para disminuir la ansiedad.

 

∇Toma de decisiones.

Ante una situación difícil, evalúa las alternativas y selecciona la mejor y la más eficaz para ese momento. Dejarse llevar por la angustia, no es útil, ni práctico; por tanto, la mejor estrategia es hacer un trabajo de reflexión y valorar las mejores opciones.

“Aceptar el hecho de que vivir es sinónimo de tener problemas, y que uno puede hacerles frente de forma activa y eficaz”

 

∇Resolución de problemas.

resolucion de problemasEs importante reconocer la situación problemática con rapidez y ser conscientes de que los problemas son fugaces o permanentes en la medida en que nosotros mismos los liberemos o los alimentemos con miedos e ideas irracionales.

¿Te culpas a ti mismo por un problema?   Versus    El problema es producto de una combinación de factores ambientales y personales

El problema se percibe como una terrible amenaza, se exageran los perjuicios en caso de no solución    Versus   El problema se considera como un reto o oportunidad de crecimiento personal.

Debería encontrarse soluciones rápidas a los problemas   Versus   Solucionar un problema exige tiempo y esfuerzo.

∇Autoinstrucciones.

El objetivo es modificar el diálogo interno de la persona para facilitar el afrontamiento de una determinada tarea, situación o acontecimiento.

  1. Definición del problema: ¿Qué tengo que hacer? He de conocer que tengo que hacer exactamente.
  2. Aproximación al problema. ¿De cuantos elementos dispongo para realizar esta tarea? He de tenerlos todos en cuenta cuando comience a trabajar.
  3. Focalización de la atención: Tengo que prestar atención únicamente a lo que estoy haciendo en estos momentos y procurar no distraerme con ninguna otra cosa.
  4. Auto-refuerzo: Tengo que felicitarme por las cosas que voy haciendo bien

. 5. Verbalizaciones para hacer frente a los errores: Si comento un error puedo intentar corregirlo, y si no lo consigo, la próxima vez que lo intente, procuraré que me salga mejor.

  1. Auto-evaluación: Tengo que fijarme en cómo voy haciendo las cosas.
  2. Auto-refuerzo: Tengo que felicitarme cuando he realizado bien el trabajo.

∇Relajación.

Hay diversos tipos de relajación, aunque en el caso de la ansiedad las que pueden ser más prácticas son la respiración diafragmática y la relajación muscular breve.

La respiración diafragmática lleva gran cantidad de aire a la zona baja de los pulmones, que es la que tiene más capacidad, por ellos garantiza una mejor ventilación, captación de oxígeno y limpieza de los pulmones con la exhalación.

La relajación breve se basa en aprender a discriminar las sensaciones de tensión muscular, de las de relajación. Progresivamente, el individuo podría llegar a una relajación profunda no solo muscular, sino también mental.

∇Exposición.

exposicionHay que afrontar progresivamente aquellas situaciones, pensamientos o sensaciones que elevan los niveles  de ansiedad hasta dominarlas y comprobar que no hay riesgo en ellas.

 

 

 

“La forma de superar tus temores es enfrentarte a ellos“

 

 

Referencias bibliográficas

-Becoña, E. (2008). Técnicas de solución de problemas. En F.J. Labrador, J.A. Cruzado y M. Muñoz (Eds.), Manual de técnicas de modificación y terapia de conducta (pp. 710-743). Madrid: Pirámide.

-Caballo, V. (2005). Estrategias de evaluación en psicología clínica. En V. Caballo (Ed.), Manual para la evaluación clínica de los trastornos psicológicos: estrategias de evaluación, problemas infantiles y trastornos de ansiedad. Madrid: Pirámide.

-Caballo, V. (1988). Teoría, evaluación y entrenamiento de las habilidades sociales. Valencia: Promolibro.

-Davis, M. et al. Técnicas de autocontrol emocional, Martinez Roca, Barcelona, 1988.

 -Nezu, A.M. y Nezu, C.M. (1996). Entrenamiento en solución de problemas. En V.E. Caballo (Comp.), Manual de técnicas de terapia y modificación de conducta (pp. 527-553). Madrid: Siglo XXI.

 -Rojas, Enrique. (2010). Cómo superar el estrés, las crisis de pánico y las obsesiones. Madrid: Planeta.

¿Cómo superar la fobia social?

nuria perez de ziriza2

Hablar en público, levantar la mano en clase para resolver una duda, llamar por teléfono o asistir a un evento social, son algunas de las situaciones que te hacen pasar un mal trago. ¿Por qué te ocurre esto? ¿Por qué a pesar de tus esfuerzos no consigues superar el miedo? ¿Tienes fobia social?

Contamos con la colaboración de Nuria Perez de Ziriza que nos dará las claves para aprender a cómo superar la fobia social. Nuria es psicóloga por la Universidad de Valencia y especialista en terapia cognitivo-conductual, actualmente trabaja en atención psicológica en el ámbito privado.
Os dejamos con Nuria:

 También te puede interesar

-¿Que es la timidez?

-Los 3 problemas de comunicación más importantes

-3 pasos para empezar a enfrentarse a la timidez

-3 claves para iniciar una convervación

Fobia social, el reto de conocer gente nueva

 

¿Qué es la fobia social?

El primer paso para resolvier cualquier problema es entender el problema en sí mismo y su origen. El concepto de fobia social es a menudo simplificado al hecho de padecer ansiedad al hablar en público, pero la realidad es que la fobia social se manifiesta en gran cantidad de situaciones y grados diferentes. De hecho, es probable que muchas de las personas que se consideran “tímidas” padezcan, en realidad, fobia social.

microA nivel emocional, la fobia social se caracteriza por miedo irracional a enfrentarse a situaciones sociales por temor a la opinión que los demás puedan tener de uno mismo. Las personas que la padecen suelen convertirse en evitadores profesionales, ya que tienden a evitar, por sistema, acudir a cualquier tipo de evento que implique contacto social, como podrían ser cenas o fiestas entre otros congéneres. Como hemos dicho anteriormente, existen grados diferentes de fobia, por lo que habrá una serie de parámetros que influirán en el nivel de ansiedad según el público al que nos enfrentamos. Como por ejemplo, el sexo del público, el tamaño del grupo o el hecho de que sean figuras de autoridad.

Nosotros podemos ayudarte

 

A nivel fisiológico, al igual que en otros tipos de ansiedad, la fobia social puede provocar reacciones como taquicardia, hiperventilación, sudoración o incluso sensación de mareo. Es muy importante entender que la ansiedad es, en realidad, una respuesta adaptativa. La ansiedad es un mecanismo que nuestro cerebro pone en marcha cuando percibe una situación de peligro. Todas y cada una de las reacciones fisiológicas que provoca la ansiedad nos ayudan a prepararnos para luchar o escapar de un peligro: el corazón bombea más rápido para enviar oxígeno a los músculos (taquicardia), al necesitar más oxígeno respiramos más rápido (hiperventilación), lo que puede provocar un exceso de oxígeno en sangre, ya que en realidad, no estamos usando ese oxígeno extra, y todo esto puede provocar mareos. En este caso, nuestro cerebro está percibiendo erróneamente una situacion social como peligrosa.

Convertir un miedo en un deseo

¿Por qué aparece la fobia social?

niño fobia socialEl origen de una fobia varía de unas personas a otras. Pero como en todos los problemas de ansiedad, la fobia social es un miedo que suele ser aprendido. Hay personas que se han educado en un contexto en el que la evaluación social es muy importante, otras personas pueden haber tenido una mala experiencia en un contexto social, o pueden haber presenciado una mala experiencia en tercera persona.

Algunos investigadores creen que la fobia social es fruto de la no-superación de la timidez característica de la adolescencia.

Cómo superar la fobia social paso a paso

La única forma de superar un miedo es enfrentándose a él. Pero, ¿cómo?

La investigación nos dice que los problemas de ansiedad en general, y las fobias en particular, se deben tratar con terapia cognitivo-conductual. Es decir, nuestro objetivo debe ser aprender otras formas de evaluar una situación social, y cambiar nuestra forma de actuar ante ella. Con el fin de proporcionar unos consejos que puedan servir de guía, veremos a continuación unos pasos que pueden ser útiles para seguir uno mismo, teniendo en cuenta siempre que éstos no sustituyen en ningún caso una terapia psicológica:

PASO 1: Entrena tus habilidades sociales

socializarEl primer paso para conseguir enfrentarnos al miedo de interactuar socialmente es entrenar nuestras habilidades sociales.

En nuestro videoblog puedes ver muchos más videos sobre como mejorar como comunicador. Siguenos en facebook o en Youtube

Aprender a comunicarnos con los demás, saber qué decir, cómo decirlo, y usar el lenguaje no verbal nos proporcionará la primera herramienta. La consecución de habilidades sociales aumentará la seguridad en nosotros mismos, nuestra autoestima, y proyectará una imagen de seguridad a las personas que tenemos delante.

 

PASO 2: Elimina los pensamientos catastróficos

Las personas que padecen ansiedad social suelen tener una línea de pensamientos común entre ellos. Estos pensamientos nos predisponen a encontrarnos en situación de ansiedad desde antes de encontrarnos en la situación temida.

bocadillosDebemos aprender que la probabilidad de que esos pensamientos se cumplan es muy escasa. El objetivo es restar importancia a los pensamientos catastróficos y hallar alternativas más realistas a éstos. Cambia los “seguro que” por los “puede que.

Por ejemplo, ¿cuál es la probabilidad de que al entrar en un bar todos me miren?, si me miran, ¿cuál es la probabilidad de que me noten nervioso?, si me notaran nervioso, ¿cuál es la probabilidad de que piensen que soy tonto?.

Cuanto credibilidad le demos a un pensamiento, menor será su efecto sobre nosotros.

PASO 3: Sé objetivo al evaluar la situación

Ante una misma situación, diferentes personas hacemos diferentes interpretaciones. ¿El motivo? Nuestra historia de aprendizaje.

Por ejemplo, Ana saca un 7 en un examen, y eso le hace entristecerse; en cambio Lucas saca un 7 en el mismo examen, pero está dando saltos de alegría. ¿Qué es lo que hace que una misma situación pueda provocar diferentes emociones en las personas? La interpretación de la situación. Ana ha pensado cosas como “me salió muy bien el examen, estaba segura de que sacaría un 10”, en cambio Lucas ha pensado “creía que iba a suspender, ¡un 7 es una nota buenísima!”. Es la interpretación que hacemos de la situación lo que provoca nuestra respuesta emocional.

Las personas que sufren fobia social suelen hacer interpretaciones como avergonzado“me están mirando todos porque me tiembla la voz”, “esas dos chicas están hablando mal de mí” o “si piensan mal de mí me voy a morir”.

¿Cómo cambiamos nuestra forma de interpretar? Tratando de ser lo más objetivos posible. Debemos basar nuestra interpretación en pruebas objetivas y fiables. Mientras no tengamos pruebas irrevocables de que nuestro pensamiento es certero, deberemos considerar todas las alternativas posibles. Por ejemplo: “Puede que me miren porque me tiembla la voz, o porque están interesados en la presentación”, “esas dos chicas puede que hablen de mí, o puede que hablen de sus asuntos”, “si piensan mal de mí, probablemente me va a doler, pero se me pasará”.

PASO 4: No evites las situaciones sociales y no escapes de ellas

Como decíamos al principio, para superar un miedo hay que enfrentarse a él. Y puede que algunas personas piensen yo me he enfrentado muchas veces y aún así no consigo superarlo. Enfrentarse a una situación es lo que llamamos en psicología “exposición”. Y es, según estudios científicos, la técnica más eficaz para superar la ansiedad.

¿Por qué a pesar de enfrentarnos a las situaciones temidas, la ansiedad continúa? La respuesta es sencilla: Porque no te has expuesto.

woman violenceLa exposición es una técnica realmente efectiva, pero debe realizarse correctamente. Debemos enfrentarnos a la situación, sentir la ansiedad, y comprobar que ésta, tal y como sube, baja. La ansiedad no es ilimitada, siempre disminuye, pero debemos esperar a que lo haga de forma natural. En el momento en que utilizamos “trucos” como pensar en otra cosa, distraernos o escondernos para que no se nos vea mucho, estamos utilizando escapes que nos impiden exponernos al miedo. Es decir, cuando utilizamos trucos para pasar el momento de malestar, estamos de cuerpo presente, pero nuestra mente se evade, por lo que es como si no estuviéramos ahí.

La técnica de exposición consiste en mantenerse ante la situación temida, vivir la experiencia, sentir que el miedo acaba disminuyendo, y repetir el proceso tantas veces como sea necesario, hasta que eventualmente, nuestro cerebro se acostumbrará a esas situaciones y podremos afrontarlas sin sentir ansiedad desde el principio.

Es importante recordar que los pasos anteriores en ningún caso sustituyen una terapia psicológica. Si padeces fobia social y a pesar de estos consejos no consigues mejorar, no dudes en pedir ayuda a un profesional.

Ziriza Psicología

Suscríbete para no perderte ninguna publicación.