Atracones de alcohol o “Binge Drinking” y sus consecuencias

A lo largo de la historia, el consumo de alcohol siempre ha sido asociado con diferentes eventos y celebraciones, dependiendo de cada cultura. En la actualidad, el consumo de alcohol se convirtió en un importante problema de salud pública a nivel nacional e internacional. Entre otros, hoy se presentan importantes cambios en la modalidad y patrón de consumo, que se manifiestan en una edad de inicio cada vez más temprana. La moda anglosajona de binge drinking o atracón, ha cambiado nuestro modo de beber. Lo que antes era el perfil tradicional mediterráneo de beber en el momento de la comida, y a pocas cantidades, va desapareciendo. Hoy en día no se suele consumir alcohol a diario, sino más bien, los fines de semana, pero a cantidades muy excesivas (binge drinking).

También te puede interesar:

¿En qué consiste el binge drinking?

binge drinkingEl consumo intensivo de alcohol o binge drinking es un patrón que implica la ingesta de grandes cantidades de alcohol en un corto tiempo, habitualmente en días de fin de semana, que se ha extendido entre adolescentes y jóvenes en España.

Tomar más de 4 consumiciones en pocas horas (más de 3 si es una mujer y más de 2 o 3 si es un adolescente) es un patrón de consumo perjudicial de alcohol, que puede producir consecuencias negativas inmediatas, tanto para la persona que ha bebido como para las personas de su entorno.

Un camino hacia la adicción

El binge drinking produce consecuencias negativas inmediatas, tanto en las personas que sufren una adicción al alcohol, como en las que no. La mayor parte de las personas que hacen atracones de bebida o binge drinking, no sufren una adicción al alcohol, pero el consumo excesivo y continuado de alcohol produce cambios en el funcionamiento del cerebro, que puede contribuir a desarrollar una adicción.alcohol y cerebro

Si una persona ha desarrollado una adicción al alcohol, es probable que sus atracones de bebida sean más frecuentes y de mayor gravedad y que sus consecuencias sean todavía más perjudiciales. La persona que tiene una adicción al alcohol no puede controlar su consumo. Está abocada, por tanto, a beber en exceso (en repetidas ocasiones), a pesar de que la bebida ya le haya producido consecuencias negativas y a pesar de que se haya propuesto seriamente beber menos.

Las personas que han desarrollado una adicción al alcohol suelen hacer atracones de bebida porque no pueden evitarlo. Pueden empezar tomando una copa, con la intención de tomar una pequeña cantidad de alcohol, sentir después la imperiosa necesidad de seguir bebiendo y no poder detener su consumo, hasta haber ingerido una importante cantidad que impacta sobre el normal funcionamiento de su cerebro, produciendo una grave alteración de su comportamiento, de manera que pueden llegar a causar graves accidentes.

¿Cuáles son las consecuencias negativas del “Binge Drinking”?

A pesar de que beber es una conducta socialmente aceptada, el alcohol es un tóxico. A medida que es absorbido por el sistema circulatorio, va afectando tanto nuestros órganos como a nuestro estado mental. Unas cuantas copas eleva la frecuencia cardíaca y la presión sanguínea, nos hace sentir relajados, perdemos la inhibición y la coordinación motora. Esta sensación es el resultado de acciones químicas dentro del cerebro. El alcohol causa una reacción química en las neuronas, mientras en unas sinapsis la señal discurre con fluidez en otras quedan bloqueadas. Y cuanto más bebemos o hacemos atracones de alcohol más afecta a la sinapsis. Los principales efectos negativos que produce el alcohol en un consumo continuado o de atracones son los siguientes:

Alteraciones del estado de ánimo

El alcohol provoca un aumento en la liberación del químico natural que regula las emociones llamado serotonina, el cual también aumenta otras sustancias naturales que provocan el sentirse relajado y eufórico, llamadas endorfinas. Con la presencia de alcohol, el cerebro libera estos químicos para mantener un equilibrio. Sin embargo, beber regularmente desciende los niveles de serotonina en el cerebro, el neurotransmisor que regula el estado de ánimo. El cerebro comienza a quedar afectado y las sensaciones de placer se pueden convertir en sensaciones de ansiedad, agresividad o depresión. Si se bebe en exceso, existe más probabilidad de desarrollar síntomas depresivos.


Perdida del tejido neuronalconsecuencias del binge drinking

El consumo excesivo de alcohol, incluso en una sola ocasión, puede afectar el delicado equilibrio de las neuronas y su curso. A largo plazo, el consumo excesivo de alcohol provoca alteraciones en las neuronas. Se reduce el tamaño de las células cerebrales, la masa cerebral y crece la cavidad interior del cerebro. Estos cambios pueden afectar a una amplia gama de habilidades, incluyendo la coordinación motora, la regulación de la temperatura, el sueño, el control de la agitación y del estado de ánimo, y diversas funciones cognitivas, como el aprendizaje y pérdida de memoria.

Efectos negativos cerebrales en adolescentes

Frente al Binge Drinking o Consumir grandes cantidades de alcohol en la adolescencia pueden resultar en grandes dificultades para que el cerebro se desarrolle correctamente. Los déficits más notables son dificultades en la recuperación de la información verbal y no verbal (comprensión del lenguaje) y el funcionamiento visual-espacial. Los adolescentes están mucho más predispuestos a desarrollar déficits cognitivos como dificultades de aprendizaje y en la memoria.  Esto es debido a que aún no han desarrollado completamente el cerebro, y en esa etapa el cerebro se está remodelando con cambios en la conectividad neuronal de distintas partes cerebrales.

Síndrome de Wernicke-Korsakoffalcoholismo

La encefalopatía de Wernicke y el síndrome de Korsakoff son afecciones diferentes que se deben al daño cerebral causado por la falta de vitamina B. La falta de vitamina B es común en personas que padecen el alcoholismo. También es común en personas cuyos cuerpos no absorben los alimentos apropiadamente (malabsorción), como ocurre algunas veces con una enfermedad crónica o después de una cirugía para la obesidad (bariátrica).

-Los síntomas de la encefalopatía de Wernicke abarcan:

  • Confusión y pérdida de la actividad mental que puede progresar a coma y muerte.
  • Pérdida de coordinación muscular (ataxia) que puede causar temblor en las piernas.
  • Cambios en la visión como: movimientos oculares anormales (movimientos de un lado para otro llamados nistagmo), visión doble, caída de los párpados.
  • Abstinencia alcohólica.

-Síntomas del síndrome de Korsakoff:

  • Incapacidad para formar nuevos recuerdos
  • Pérdida de la memoria que puede ser grave
  • Inventar historias (confabulación)
  • Ver o escuchar cosas que realmente no existen (alucinaciones)

Quieres saber sí, ¿tu consumo de alcohol es preocupante?

¿Tu consumo de alcohol o el de alguien que conoces te preocupa? Te proponemos el siguiente test de riesgo de alcoholismo que se ha diseñado en base al test AUDIT (The Alcohol Use Disorders Identification Test) de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

 

¿Qué puedo hacer?

salida del binge drinkingSi tienes problemas con el control de consumo de alcohol, o tienes algún familiar, amigo que lo sufre, lo mejor es pedir ayuda a los profesionales. En cada municipio existen varios centros especializados en conductas adictivas donde ofrecen ayuda psicológica, médica y apoyo social. Muchos de estos centros ofrecen centros de día o comunidades terapéuticas de larga duración. El equipo profesional suele ser formado por varios psicólogos, psiquíatras, médicos, enfermeros y trabajadores sociales, quienes están debidamente formados en el campo de las adicciones. También existen consultas privadas de psicólogos especializados en conductas adictivas.

Si uno está en un callejón sin salida, sólo, vacío e hundido en un vaso de alcohol, aún no está nada perdido, siempre hay una salida.

Justina Kucinskaite

Justina Kucinskaite

Psicóloga y especialista en patologías asociadas en Drogodependencias

Nuestra compañera Justina es psicóloga especialista en Investigación, Tratamiento y Patologías Asociadas en Drogodependencias. A centrado su formación en la evaluación e intervención terapéutica a nivel individual y grupal en las conductas adictivas. Actualmente sigue formándose como profesional, y participa en varios proyectos.
Cuando Justina está en el despacho, no se fuma!

logo-psicologia-comunicacion

Referencias:

Corral-Varela M., Cadaveira F. Aspectos neuropsicológicos de la dependencia del alcohol: naturaleza y reversibilidad del daño cerebral. Rev Neurol 2002; 35 (7): 682-687

Soler González C., Balcells Oliveró M., Gual Solé A. Alcohol related brain damage. State of the art and a call for action. Adicciones, 2014 · vol. 26 núm. 3

https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000771.htm

http://www.saludhealthinfo.com/es/INVIERNO/EL%20ALCOHOL%20Y%20SU%20CEREBRO.pdf

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *