Entrevista Manuela Mártinez – Es posible conquistar la felicidad

Hoy entrevistamos a Manuela Martínez. Es doctora en Medicina y Cirugía, catedrática y directora del Departamento de Psicobiología de la Universitat de València. Es directora de estudios de postgrado en Neurocriminología y Neurofelicidad. Dirige un equipo de investigación sobre violencia y salud. Es editora del libro Prevention and control of aggression and the impact on its victims. Fellow del Churchill College de Cambridge, y presidenta de la Oxford and Cambridge Society of Valencia, así como presidenta del Membership Committee de la International Society for Research on Aggression.

En nuestra entrevista hablamos de su libro Escucha tu cerebro y de como puede el ser humano ser feliz independientemente del ambiente en el que viva, de como nos afecta nuestra herencia biológica y de algunos de los mitos sobre nuestro cerebro.

También te puede interesar:

mam6“Recientes descubrimientos en el campo de la neurociencia han demostrado la neuroplasticidad del cerebro; lo que significa que se trata de un órgano muy moldeable, tanto en su estructura como en su actividad. También se ha comprobado que la felicidad depende de unos circuitos cerebrales diseñados por la evolución para producir este estado de bienestar. El conocimiento sobre qué activa estos circuitos nos permite actuar, de forma voluntaria, en nuestro beneficio.


Tenemos, pues, la posibilidad de modificar nuestro cerebro, solo tenemos que escucharlo y hacer aquello que nos ayuda a sentir bien. Así, todos podemos aprender a ser más felices, más allá de nuestra genética y de nuestra situación personal y social. A partir de los últimos estudios en neurociencia, neuroplasticidad y epigenética, los autores han logrado elaborar una guía práctica para ser más felices. Escuchar conscientemente lo que nuestro cerebro nos dice es la clave de la neurofelicidad.”

Manuela Martínez

Manuela, muchas gracias por recibirnos. Vamos a empezar ¿Hay relación entre epigenetica, lo que pasa a nivel biológico y neurológico, y el camino que una persona hace para descubrirse y ser uno mismo? Su comportamiento, sus decisiones, lo que elige en su vida… ¿tienen también una estructura biológica?

La epigenetica no se ha planteado situar exactamente los cambios aún, pero si te corto la cabeza ¿puedes decidir? ¿Con que parte del cuerpo decides, sientes, piensas, planificas, almacenas las informaciones que vas recibiendo toda tu vida, tus experiencias, con que parte vas cambiando? Con el cerebro. Obviamente pueden cambiar tus músculos, tus vísceras, tus huesos, todo va cambiando, pero todo lo que es de tu “Yo” es del cerebro, todo esta ahí, puedes poner nombres a las funciones de ese órgano y luego todos los nervios que llevan ordenes y reciben informaciones, pero es el cerebro es la maquina central y desde ahí surge todo, ahí llega todo.

De alguna forma tu naces con un cerebro y ese cerebro empieza a captar la vida, ese cerebro vive la vida a su manera, procesa la vida a su manera. Por ejemplo ahora nosotros estamos en esta habitación y tu cerebro esta viendo unas cosas y el mio otras, tu cerebro a lo mejor esta a gusto o a disgusto, tiene calor o tiene frió y el mio siente cosas diferentes. Como esta formado el cerebro al principio obviamente depende de los genes que tu has heredado de tus padres y también de todo el ambiente en el útero durante el periodo embrionario. Después todo el ambiente a partir de cuando naces, todo lo que vas descubriendo va afectando a ese cerebro.

En cada momento de tu vida esa maquina tan perfecta que es el cerebro recibe la información de lo que le va ocurriendo con un filtro, el filtro de tu propio cerebro, entonces tu cerebro no vive igual que el mio, es diferente, el tuyo va cambiando a lo largo de tu vida y el mio va cambiando también, tu cerebro va cambiando en funcion de lo que le va ocurriendo pero también en función de como tu lo vas recibiendo, interpretando y memorizando, por ejemplo las mismas cosas no nos afectan a todos igual. Tú tienes una maquina y yo tengo otra.

¿Y eso lo descubre el individuo con el tiempo?

Los genetistas de la conducta es lo que mas han estudiado, como los genes influyen en como tu ves el mundo. Porque estos genes son los que han hecho esa maquina que es el cerebro y luego como las cosas te afectan y como tu buscas lo que necesitas también esta condicionado. No todos no necesitamos lo mismo, cada uno busca lo que le va gustando, lo que necesita su cerebro.

Tambien depende de las circunstancias donde vives, si vives en la edad media, tienes unas circunstancias diferentes de los del siglo veintiuno. Es decir, las necesidades de tu cerebro en la edad media y en el siglo veintiuno y tu máximo potencial para ti no es lo mismo; esa maquina se va modificando porque todo lo que nos va ocurriendo nos modifica el cerebro y todo el cuerpo claro, ahora que al final tu vida sea un destino no lo creo. Yo creo que tu vida es un caminar y dispones de unos elementos, dispones de un cerebro que manda, un cuerpo y con eso funcionas.

¿Por eso siempre necesitamos cambios o estímulos para desarrollarnos?

Sí y tú los vas buscando también, tu vas buscando estos cambios que vas necesitando a lo largo de la vida, por eso vamos cambiando, tú vas buscando el cambio, nadie te ha impuesto ese cambio, pero tu cerebro necesita un cambio y tú lo estas buscando, nadie te obliga, a lo mejor dentro de cinco años dices que ya no necesitas ese cambio, quieres volver a donde estabas y vuelves, pero de alguna forma tu cerebro ya no es el mismo.

mam3El cerebro es un instrumento con el que vives. No podemos separar quienes somos del cerebro, porque somos el cerebro, si te quito el cerebro tu no eres. Si te quito el brazo tu sigues siendo sin un brazo, una pierna, sin una mano, pero no sigues siendo sin el cerebro, luego tu eres tu cerebro. Eres la suma de como ha sido configurado por los genes y  como el ambiente ha ido modificandolo con lo que le va ocurriendo. Pero se modifica en función a como es.  Por ejemplo el mismo factor externo no modifica igual a todos los cerebros, hay cerebros que los deprimen y hay cerebros que los hacen mas fuertes, todo depende de como es el cerebro, como va viviendo y que va buscando toda la vida.

¿Y nosotros tenemos una parte de responsabilidad? Si podemos formarlo y moldearlo con nuestras experiencias debería ser así…

Totalmente, sí. Obviamente cada cosa que tu haces esta modificando tu cerebro, tu puedes decidir si te pasas todo el dia tomando alcohol, o tomando alguna otra droga que pueda destruirle o comiendo cantidades enormes de comida o si decides rodearte de belleza, de paz, de personas con quienes tienes unas relacion buena para tu vida.., Tú decides que le das a tu cerebro, pero en realidad esa decisión surge de ese cerebro, es decir, es el cerebro que quiere estar todo el dia bajo los efectos del alcohol.

¿A veces el ser humano, o su cerebro, elige aunque esa elección tenga consecuencias negativas?

Sí, claro, el cerebro puede querer tomar droga o subir el Himalaya… y a lo mejor te mueres en el Himalaya, o quiere llevar una vida muy tranquila y tienes que dársela, Tu antes decías que si puedes moldear tu cerebro, pero tenemos que preguntarnos hasta que punto tu eres libre para modificarlo. Posiblemente tu estas modificando tu cerebro con lo que tu cerebro te pide. ¿Cuando quiero modificarlo yo soy libre o en realidad yo dependo de ese propio cerebro, como se quiere modificar a si mismo?

Los genetistas de la conducta dicen que uno se busca las experiencias que necesita.  En un grupo de niños, los niños iguales se juntan, el niño que es muy activo busca amigos activos, el que es tranquilo busca amigos tranquilos, al final uno busca aquello que necesita según lo que es.

Sí, porque por ejemplo hay gente, con depresión o situaciones similares, que no sienten el poder de cambiar las cosas, como si en el mundo hay una fuerza mayor que le impide reaccionar. 

Cosas malas y cosas buenas le pasan a toda la gente, es difícil que a lo largo de la vida a uno no le acabe pasando de todo. Lo importante es como lo procesas y ahí viene todo el concepto de resiliencia y como te afecta según como tu lo procesas. Eso también afecta la epigenetica porque al final va a modificar como funciona tu cerebro y como funciona todo tu organismo. Una cosa que te ha ocurrido, puede ser una desgracia, si te lo tomas de una forma te destruye y si te lo tomas de otra te hace mas fuerte. La cuestión es si eres libre a la hora de procesarla de una forma buena para ti o mala para ti. Posiblemente no, puedes aprender, quizás sí, pero para aprender se necesita mucha voluntad.

 Responder de forma natural, sin esfuerzo, es muy fácil. Responder de una forma elegida o aprendida a lo que te ocurre en la vida requiere un gran esfuerzo, la primera vez, la segunda, la tercera… al final has creado el nuevo circuito en el cerebro, que ya son mas fáciles de activar porque ya hay un camino hecho poco a poco.

Esta seria como la aplicación practica de como construirse el propio carácter a lo largo del tiempo, ¿no?

Puedes modificar como reaccionas a lo que te ocurre si ya no te gusta como reaccionabas hasta ahora. Por ejemplo si antes una situación en una relación con una persona, que es un factor importante de estrés en la especie humana, puedes reaccionar de una forma que te perjudica o puedes cambiarla, pero con mucho esfuerzo.

Los estímulos no siempre puedes cambiarlos, tienes mas poder sobre como tu cerebro responde que sobre los estímulos.  Tú no controlas si llueve o hace sol, lo que tu controlas es si cuando llueve te deprimes o no; eso es un esfuerzo. La cuestión es que puedes estar huyendo todo el tiempo, hay ciertos estímulos que puedes cambiarlos, tu “yo” tu ahí no estaba bien, porque tu cerebro en ese ambiente no se puede desarrollar optimamente, así que te cambias de sitio. Pero posiblemente tendrás personas de tu familia que en ese ambiente están perfectas; ¿que hacemos? Siempre hay que elegir, además el cerebro necesita un ambiente en el que pueda elegir, porque al cerebro le gusta elegir.

mam4Recogiendo lo que hemos estado hablando…Entonces hay una relación y al mismo tiempo una diferencia entre lo que queremos, lo que podemos y lo que nos pide nuestro cerebro y no a todos nos pide lo mismo. 

Por ejemplo hoy en tu ciudad se permite que los cerebros que necesitan mas libertad puedan conseguirla y eso es maravilloso, pero tienes hermanos o primos que estan ahí y viven tranquilos, de tu misma edad, sin ningún esfuerzo, no tiene que tener nuevos retos, nuevos estímulos, nuevos aprendizajes, luchar todos los días y tienen una vida muy bonita, muy tranquila, de hábitos.

Una frase del refranero español dice que querer es poder, lo que pasa es que tu no eres libre para querer o no querer, eso no lo decides tú, lo que decides es obedecerte a ti misma, decir que quieres esto y ponerte en todas estas situaciones de riesgo para satisfacer al cerebro, porque tu cerebro tiene una ilusión y empieza a funcionar la dopamina, te motiva, te pone eufórico, optimista, pones todas tus energías para que luches por conseguir esto y eso es lo que te fortalece y te da felicidad, en tu caso por ejemplo, la lucha, si lo consigues es bueno, si no lo consigues te puede dar igual, pero lo que te ha divertido ha sido la lucha.

Al final importa el camino y no el destino.

Exacto. Es más, si tu empiezas a hacer algo y mientras que lo estas haciendo no disfrutas de eso, realmente no quieres conseguirlo y no lo vas a conseguir. O disfrutas del camino o no lo conseguirás.

¿Aunque la persona piense que lo quiere?

Si no disfrutas no. Si dices “Mira, he tocado el piano, he tocado una pieza de Chopin”. Si tú estas ahí estudiando y nota por nota no disfrutas, déjalo, no te gusta. Y si hay ilusión de poder tocar un nocturno de Chopin y esa ilusión es la que te hace sentarte ahí horas y horas delante del piano, a tu cerebro le gusta. Pero si a ti no te produce felicidad, no lo hagas.

Por eso el titulo del libro es “Escucha tu cerebro”, normalmente lo escuchamos pero el te va mandando señales, detectarlas a tiempo es vital, no pierdas tu tiempo. Tu cuerpo posiblemente no enfermó pero a lo mejor sí que tenias ciertos síntomas, como rigidez muscular, dolores de cabeza o problemas digestivos, et…, tendrías algo que el cuerpo te estaba diciendo “que estas haciendo conmigo?”.

mam2La otra pregunta era respeto a los hemisferios, si el derecho era mas creativo y el izquierdo mas racional.

Bueno, al derecho le atribuyen emociones negativas y a el izquierdo le atribuyen las positivas, de todas formas eso se esta devaluando. Empiezan a haber estudios que ya ponen un poco en entre dicho este reparto tan grande que es el que dice que el derecho es creatividad y mas tendente a depresión o lo negativo y el izquierdo es mas frió o mas positivo. Hay muchos estudios en neuroimagen que dicen que partes están activas cuando estamos contentos, cuando estamos tristes.

¿Y eso de que depende?

Distribución de funciones, conexiones, neurotransmisores, que parte se activa ante que… pero a nivel de investigación no se trabaja mucho en ello, yo creo que es un poco antiguo.

Cambiando un poco de tema, tenemos que rodearnos de estímulos positivos para sentir emociones y sensaciones positivas.  Pero muchas personas entienden esa premisa, pero sienten que no pueden ¿como se soluciona?

Por una parte elegir a que estímulos te expones, por ejemplo yo no veo las noticias en televisión y no veo imágenes desagradables. El telediario por ejemplo te pone una cantidad de imágenes desagradables de las que tu no tienes  el control sobre ellas y esas imágenes activan la amígdala.

Entonces lo que podemos controlar son los estímulos.

Los estímulos, sí, pero luego hay gran parte de la activación de la amígdala, lo que nos crea ansiedad, que no nace ante estímulos reales, sino ante pensamientos, recuerdos, temores…La principal fuente de activación de nuestra amígdala somos nosotros mismos, trayendo miedos del pasado, temores del futuro,ahí  puedes reprogramar tu propio cerebro. A lo mejor no puedes evitar este chispazo y se activa la amígdala, empiezas a sentirte mal, pero puedes activar la corteza prefrontal, que tiene una conexión directa con la amígdala y parar ese pensamiento con otro más elaborado.

Para eso tienes que hacer un esfuerzo consciente, un esfuerzo, repito, que al principio será muy fuerte, pero cada vez menos y ante ese ataque de ansiedad por la activación de la amígdala, si al principio vamos a decir que dura unos minutos este estado de ansiedad, poco a poco ese circuito, ese camino es mas rápido, porque ya lo vas recorriendo muchas veces y al final ante la detección de que te se ha activado la amígdala, lo detectas por los sintomas, la respiracion etc, tu lo puedes detectar y frenar más rápido. En conclusión hay que trabajar en las dos, controlando los estímulos y controlando tu propio cerebro.

Tenemos que rodearnos de elementos positivos que nos dan felicidad. Si nos pasa por ejemplo algo muy fuerte, un episodio muy negativo, ¿es inteligente no pensar en ello y centrarnos en otras cosas o reflexionarlo para darle una visión más positiva? 

Hay gente que ante la muerte de un familiar da por acabado su vida. ¿Por que? Ya no siguen, no hay nada mas en el mundo que lo único que han hecho con su cerebro es que lo han cerrado siempre mas y lo han dejado con poco espacio, han quitado esa variable, el resto no existe. Esa persona ha fallecido, puede ser desde el abuelo hasta un hijo, esta claro. ¿Que puedes hacer tú? ¿Llorarle?

mam5El otro día leí una cosa muy interesante, era un sabio que le cuenta un chiste a un grupo de gente, entonces se reían muchísimo, lo vuelve a contar y ya se reían menos, al final, después de contarlo varias veces, ya no se reía nadie.Ya no hace gracia el chiste. Entonces les pregunto ¿si no os seguís riendo del chiste, porque seguis llorando lo mismo tanto tiempo?”Si lo gracioso ya no te hace gracia… ¿porque lo triste te sigue entristeciendo? ¿No será porque tu lo estas nutriendo?

Tu asumes que el mundo ha desaparecido porque te ha pasado algo, los pajaritos ya no cantan, el sol ya no sale, las otras personas ya no te van a dar lo que te daba esa persona, tu ya no vas a poder crecer para nada, lo que te gusta ya no sirve, todo eso porque una persona ha desaparecido de tu vida.

¿Porque piensas que era una necesidad? Porque es difícil distinguir entre necesidades y deseos.

No hay ninguna persona que sea necesaria, ninguna, la única necesaria eres tú. A esa persona podrias tenerle amor, podrías haberte acostumbrado a tener una vida con ella o si son hijos tenias la ilusión de verle crecer. Pero mantener esa emoción de tristeza toda la vida… Esa es una decisión de tu cerebro.

¿Los problemas de comunicación entre hombres y mujeres también tienen base biológica neuronal?

Sí. Y cultural. En nuestra cultura a las mujeres se nos permite expresar muchas emociones y a los hombres menos y los modelos que nos ponen es de hombres duros y de mujeres muy tiernas, entonces puede haber obviamente que quien cría los niños son las mujeres, las madres en todas las culturas, porque son las que tienen que darle de mamar, el padre no tiene que criar a niños, esto no es un artificio.

Biologicamente el niño no puede sobrevivir sin la madre pero puede sobrevivir sin el padre y posiblemente a nivel biológico  hay que tener un cerebro que esta preparado para gestar y para amamantar y es un cerebro que esta preparado para cuidar. Tiene que cuidarle y mantenerlo con vida, entonces tu puedes estar mas atenta a una serie de señales porque tienes que mantener ese ser vivo.

La mujer no se va, el niño necesita ser cuidado, necesita leche y la productora de leche es la mujer, no es el hombre, culturalmente hoy día todo el mundo puede dar leche con los biberones, pero una cosa es lo que uno haga porque culturalmente se van estableciendo roles y otra cosa es lo que uno sienta, cuando se va el niño al colegio, hace frió y no le has puesto el jersey, la que sufre es la madre todo el día, es así porque, en cierto modo, biologicamente,  es tu responsabilidad mantener vivo este ser.

¿Que hay del mito cultural de que el cerebro femenino tiene mas empatía?

Hay que aclarar antes que es la empatía. Mientras el otro habla tú juzgas, recuerdas, piensas lo que vas a decir cuando acabe de soltar su rollo, pero no escuchas lo que la otra persona te esta expresando, solo escuchas si te esta atacando, si pone en duda cosas tuyas, que le vas a decir cuando acabe…

El otro día vi que hay una película muy simpática, creo que era de Woody Allen, me parece, era una pareja, un matrimonio, ya casados, viviendo en su casa. Entran los dos en el baño y empiezan a hablar y despues de unos minutos se dan cuenta de que ninguno esta respondiendo al otro sino a su propio dialogo interno.

Ese es un ejemplo exagerado porque habían dos conversaciones diferentes, pero normalmente dos personas están hablando en la misma conversación pero no están comunicándose, tu me cuentas que vas a Sevilla, que no me interesa en absoluto, yo te cuento que voy a Amsterdam y me tienes que oír, luego tu cuentas un poquito mas de Sevilla y yo un poquito mas de Amsterdam, pero no hemos hablado ni de ti ni de mi,  son dos monólogos, parece que se comunican pero no es comunicación. Escuchas lo que yo digo a traves de lo que tu piensas que yo digo. Pero eso no es lo que yo quiero decir, porque no escuchas lo que yo digo a través de mi y de lo que te estoy contando, pero lo juzgas a partir de ti, de tus pensamientos internos mientras escuchas mi historia.

Escuchar al otro es dejar tu cerebro en blanco, dedica cien por cien de tu cerebro a oír lo que la otra persona te esta diciendo. Normalmente no lo hacemos. Yo he hecho talleres y es muy gracioso que les puedes hacer la escucha activa y al principio solo se oye en cada grupo hablar una persona, a los cinco minutos ya esta hablando todo el mundo y nadie se escucha ya.

Porque interpreto en función de mi perspectiva.

Exacto, yo puedo tener una vida maravillosa y puedo ser triste pero tú haber decidido que mi tristeza es una tontería porque yo tengo una vida maravillosa. No estas hablando conmigo, estas hablando contigo, eso ocurre muy frecuentemente.

Muchas gracias por tu tiempo Manuela, hemos aprendido muchísimo en este rato.

Conferencia de “Neurofelicidad: cómo reprogramar tu cerebro para ser feliz” en Asnie (Asociación Nacional de Inteligencia Emocional).

COMO CONTROLAR LOS ATRACONES DE COMIDA POR ANSIEDAD.

Muchas veces nos preguntamos cómo  podemos controlar los atracones de comida en ciertos momentos del día y sobre todo, a que se debe esta enorme ansiedad que nos empuja a comer compulsivamente como si no hubiera un mañana, ganar peso y empeorar nuestro estado de salud. Esta ansiedad parece difícil de controlar, pero siguiendo varias pautas y escogiendo mejores alimentos podemos conseguir que el resultado no sea tan catastrófico.

También te puede interesar:

¿Hambre o ansiedad?

El principal problema que tenemos es que muchas veces no sabemos diferenciar si lo que nos empuja a abrir la nevera es hambre o ansiedad; y esto es lo primero que debemos aprender a diferenciar.

Generalmente cuando tenemos hambre sentimos cansancio, falta de concentración, notamos el estómago vacío, nos hace ruido o incluso podemos llegar a sentir molestias intestinales. Además, nos apetece cualquier tipo de comida y no sentimos un fuerte antojo hacia un alimento en particular.

En el caso de la ansiedad ocurre lo contrario. Solemos vernos inclinados a comer platos más grasos, dulces o alimentos procesados poco saludables, y tenemos antojo de algo en particular (y no suele ser una ensalada). En estos casos suele haber alguna causa emocional, algún  pensamiento o emoción que nos lleva a sentir esa ansiedad y a comer compulsivamente para calmarla y que acto seguido nos  hace sentir culpables.

Pautas a seguir para controlar la ansiedad, y evitar los atracones.

1 –Trabaja tu fuerza de voluntad

Cuando nos dicen que debemos seguir un plan dietético o nos dicen que no nos demos atracones es muy fácil contestar: “no tengo fuerza de voluntad”. Lo peligroso de esta afirmación es que cuando pronunciamos estas palabras nos las creemos  y pensamos que no seremos capaces.ans2

Por suerte, la fuerza de voluntad es algo que se trabajay aunque creamos que no tenemos, la podemos adquirir. Podemos decidir no levantarnos del sofá e ir a la nevera y podemos escoger comer una manzana en lugar de un donut. Claro que esto puede no conseguirse de la noche a la mañana, y hace falta adoptar otras pautas para reforzar esa fuerza de voluntad.

Debemos tener siempre en cuenta que “No comer lo que nos apetece en cada momento no supone una pérdida de libertad, todo lo contrario, comer lo que nos apetece  en cada momento supone ser esclavos de nuestros instintos”

ans3

2 – Aprende a identificar la causa emocional de esa ansiedad

Generalmente, la ansiedad es originada por una o más emociones. Es importante identificar que emoción (tristeza, enfado, rabia, ira, aburrimiento) es la que te genera ansiedad. Además esa emoción irá ligada a ciertos pensamientos (injusticia, culpabilidad, impotencia) que a su vez tendrán su origen en cierta situación de nuestra vida con la que no estamos cómodos.

Conociendo estas emociones, pensamientos y situaciones causantes de nuestra ansiedad, podremos convencernos a nosotros mismos de que la solución no es la comida, y reforzar de este modo nuestra fuerza de voluntad.

3 –Solucionar la causa emocional

En lugar de darnos atracones para “callar” esa ansiedad, la respuesta la encontraremos solucionando la causa inicial, llegando al origen de estas emociones; a la situación que la desencadena. Puede que nos aburramos por las tardes en casa porque no tenemos hobbies, puede que nuestra pareja no nos dedique el tiempo que a nosotros nos gustaría, o que nos hable mal, o puede que nos hayamos enfadado con algún amigo/a. En el momento que llegamos a este punto, en la mayor parte de los casos, basta con una conversación para solucionar el problema o con un cambio de perspectiva.

ans4

4 -Incluir alimentos en nuestra dieta que disminuyan la ansiedad

 Alimentos ricos en triptófano, vitaminas de tipo B, magnesio o zinc pueden mejorar nuestra ansiedad. Puedes obtener información más detallada sobre este tema en este enlace.

5 –Elegir alimentos menos calóricos

  • Opciones dulces: la mejor opción por excelencia sería la fruta; una manzana o una pera podría saciarnos bastante y es mucho más saludable que tomarnos una ensaimada o atiborrarnos de chocolate. Optar por yogur desnatado edulcorado también sería una buena opción.ans5

  • Opciones saladas: hay muchas verduras y hortalizas poco calóricas, fácilmente accesibles y apetecibles como los pepinillos, los palmitos o los espárragos de bote que  podemos considerar como aperitivos salado y que son poco calóricos.

ans6

Seguir estas pautas puede ayudarnos a controlar los atracones y la ansiedad cuando éstos son moderados, pero en muchos casos, sería conveniente contactar con un Dietista-Nutricionista Graduado, y en el caso de que la ansiedad sea severa, recurrir a un Psicólogo para que nos puedan ayudar.

Gloria García Gómez

Gloria García Gómez

Nutricionista y farmaceútica

Graduada en Nutrición Humana y Dietética y Licenciada en Farmacia por la Universidad de Valencia. Gloria trabaja por y para las personas que acuden a su proyecto, fomentando cambios alimenticios para el bienestar personal. Nosotros ya estamos en sus manos!

Leer es sexy, y ¿terapéutico?

Antes que antidepresivos, pseudoterapias y magia astral… Dadme un libro.

 

Las razones para justificar el uso y práctica de la lectura son infinitas y seguramente la mayoría de los lectores son conscientes de ello. Lo que si llama la atención de las generaciones actuales es que la lectura no es una costumbre acérrima en la vida diaria de las personas, sólo se utiliza, en muchas ocasiones, como una herramienta esporádica de consulta o para un fin en concreto, sin emanciparse más allá.

En muchos casos este hábito de lectura proviene de costumbres tradicionales a nivel familiar y en otros, de un descubrimiento autónomo de la literatura que se convierte en un pilar fundamental para el conocimiento de la existencia.

Es evidente que la literatura no tiene como finalidad encubrir la realidad, presentarla como algo que no ofrece peligro. Una de sus principales tareas es de la de plasmar y transmitir una posibilidad más allá de la realidad, la posibilidad de cambiarla y poder transformarla.

Leer no es solo una  apertura a la cultura, sino que ofrece experiencias, ideas y estrategias para lidiar con los desafíos emocionales que se nos presentan.

El estado de la lectura consiste en la eliminación completa del ego, que al mismo tiempo, promete una “unión perpetua” con otra mente.

 

Logoterapia y biblioterapia

La Logoterapia sostiene que el hombre es un ser libre, cuya motivación primaria no es el instinto de placer identificado por Freud,  ni el afán de poder que enunció Adler, sino la voluntad de sentido.

La logoterapia parte de la concepción de que el hombre es un ser “incompleto”, que lucha por completarse; especialmente a partir de vínculos que va constituyendo.

La biblioterapia sienta sus bases sobre la logoterapia, que la plantea como una técnica ordenada en torno a un recurso potencialmente terapéutico que es el libro y, por extensión, toda letra escrita que encierre un contenido convocante para la persona que lo recibe. La persona se apropia de este sentido y lo recrea.

El valor de la biblioterapia tiene dos sentidos. En primer lugar, “el libro como espejo”, se refiere a la facultad de los libros de proporcionar el descubrimiento y ayudar a buscar distintas formas de resolver problemas. En segundo lugar, “la palabra como certeza”, como función de la biblioterapia de permitir el acceso a ideas o mensajes personales que no son visibles, o necesitan una guía para poder tener conciencia de ello. Por último, por medio de las experiencias que se relatan, se pueden reforzar de manera positiva las estrategias o tomas de decisión del sujeto.

La historia de la muerte de Iván Illich, según la relata Tolstoi: la historia de un hombre que de pronto se enfrenta al hecho de que no va a vivir mucho y se da cuenta de que ha desaprovechado su vida; pero precisamente esta idea le hace superarse interiormente a sí mismo y es capaz de llenar de sentido la vida que aparentemente había estado tan vacía.

Colin Wilson Biblioterapia

Colin Wilson

 

Malas interpretaciones

La interpretación depende del criterio, el nivel de comprensión y la naturaleza de las  ideas de las que disponga un sujeto, pero hay un vínculo en común, un efecto y tendencia que es proporcionada por el autor y es la base y esencia del escrito.

El lector en un momento concreto puede que no entienda algo, pero lo que supone un riesgo real, es la mala interpretación que se le puede dar a un libro.

La mala interpretación puede llevar al sujeto a interpretarse mal a sí mismo, o que deforme la idea que tiene de sí mismo y de los demás como si se tratara de una verdad absoluta.

En Francia, por la publicación de “Sumisión” de Michel Houellebecq hubo una gran controversia y una sucesión de malentendidos que rodearon la publicación, incluso el primer ministro habló de su libro, como si fuera un asunto de estado. Muchas críticas retrataban el libro como un difusor de intolerancia, odio y miedo, además de ser subversivo para muchos medios de la opinión pública. Describe un mundo “donde falta el afecto, vida en la sociedad y tranquilidad”, lo hace de una manera tan brutal, que puede escandalizar.

Sumisión llegó a las librerías francesas el mismo día del trágico atentado contra Charlie Hebdo y Houellebecq, acusado de islamofobia o de dar alas a la extrema derecha, afirmó: <<No tomo partido, no defiendo ningún régimen. Deniego toda responsabilidad. He acelerado la historia, pero no puedo decir que sea una provocación, porque no digo cosas que considere falsas sólo para poner nerviosos a los demás>>. Más allá de la polémica, Sumisión es una novela de «política ficción», que se podría equiparar a “Un mundo feliz” en 1984, una fábula política y moral, en la que coexisten intuiciones poéticas, efectos cómicos y una melancolía fatalista.

Michel Houellebecq

Michel Houellebecq

 

La biblioterapia orientativa y resolutiva

La biblioterapia orienta al cambio en la conducta del individuo, pero su uso no se limita a los momentos en que una crisis se presenta. Es importante aclarar que no es un método efectivo para todas las dificultades con raíces psicológicas profundas, que tendrán que ser tratadas mediante intervenciones terapéuticas más específicas.

Es necesario no relativizar, ni tampoco generalizar, pero la literatura está al alcance de cualquier persona y como tal, puede convertirse en una estrategia terapéutica idónea y lo más importante una herramienta preventiva y profiláctica.

Los libros dan a los lectores una experiencia de transformación

Louis Brooks

Louis Brooks

 

Diez libros esenciales

Libros recomendados por librería “El Doctor Sax”:

  1. “Preguntale al polvo” John Fante.
  2. “Martin Eden” Jack London.
  3. “El gran Gatsby” Francis Scott Fitzgerald.
  4. “Poemas” Emily Dickinson.
  5. “El guardiàn entre el centeno” J. D. Salinger.
  6. “El bello verano” Cesare Pavese.
  7. “Maestros antiguos” Thomas Bernhard.
  8. “El banquero anarquista” Fernando Pessoa.
  9. “Todos tienen razón” Paolo Sorrentino.
  10. “El diablo en el cuerpo” Raymond Radiguet.

 

Esto es parte de la belleza de la literatura. Cuando descubres que tus deseos son deseos universales, que no estás solo y aislado del mundo. Tú perteneces.” 

Francis Scott Fitzgerald

Beatriz Durán

Beatriz Durán

Psicóloga Clínica

Beatriz es psicóloga clínica y actualmente se encuentra inmersa en su proyecto Humans Psicología en atención psicológica en el ámbito privado.