LOS CELOS EN LA PAREJA: CUANDO LA MENTE NOS TRAICIONA

Todas las personas hemos experimentado celos alguna vez en nuestra vida. De hecho, los celos son una respuesta emocional natural, y tanto es así que niños, adultos y hasta algunos animales los experimentan en algunas ocasiones. Pero, ¿cuándo se convierten los celos en un problema?, ¿hasta dónde debemos considerar los celos como algo normal? Y, ¿qué podemos hacer para acabar con ellos?

También te puede interesar:

¿Por qué aparecen los celos?

Los celos pueden surgir en cualquier situación en la que una persona sienta una amenaza de perder aquello que le importa. De hecho, los celos tienen un valor adaptativo que es el de preservar la célula familiar. Pero existen algunos factores que facilitan la aparición de celos más que otros.

nuri1FACTORES DE LA PERSONALIDAD: Las experiencias que vivimos, la educación que recibimos y el carácter que tenemos hacen que ante una misma situación, cada persona reaccione de una manera diferente. Lo mismo ocurre en los celos. Ciertos factores de personalidad como ser posesivo, dependiente, tener baja autoestima, ser desconfiado, tener ciertas ideas preconcebidas acerca de las relaciones, o haber vivido una infidelidad nos hacen más vulnerables a experimentar celos


nuri11MOMENTOS ESPECIALMENTE PROCLIVES
: De la misma manera, hay momentos en la relación que son más sensibles a los celos, como por ejemplo el inicio de la vida en pareja. Cuando una pareja acaba de iniciar una relación todos los sentimientos están exaltados, y el miedo a perder lo que se tiene está más presente. Además no se conoce al otro lo suficiente como para haber construido unas bases de confianza y hay más incertidumbre.

Momentos de cambio en la rutina de la pareja, como un nuevo trabajo o un ascenso también suelen ser más vulnerables ya que entran nuevas personas en la vida de la pareja, nuevos horarios, y lo desconocido siempre asusta.

Para las mujeres, un momento especialmente proclive a sentir celos es después de dar a luz. En este periodo las mujeres pueden sentirse cansadas, físicamente desmejoradas y, mientras sus vidas están constantemente ligadas a su nuevo rol de mamá, el marido no se ve tan afectado pudiendo seguir haciendo vida normal.

GÉNERO: Si bien es cierto que la proporción de mujeres y hombres celosos está bastante igualada, la forma de manifestar los celos es bastante diferente. En términos generales los hombres suelen manifestar los celos en forma de enfado, en cambio las mujeres suelen sentir más tristeza o incluso culpa.

Tipos de celos

nuri3Podemos clasificar los celos en tres grupos diferentes: Los celos retrospectivos, hacen referencia a relaciones o personas del pasado, y aparecen en formato obsesivo. Los celos pasionales, los más comunes. Se dan en la relación actual cuando uno siente una amenaza que puede arrebatarle a su pareja. Y por último los celos delirantes, que, aunque en menor medida, también son algo frecuentes y se dan cuando hay un abuso de alcohol u otras sustancias, cuando hay ideas psicóticas, depresión severa o demencia. En este último caso hay un factor neurológico que está facilitando la respuesta emocional

¿Cuándo se convierten los celos en un problema?

nuri4Delimitar la línea entre lo normal y lo problemático es cada vez más complicado. Cada relación es un mundo, cada pareja tiene sus reglas y marcar  el límite de cómo debería ser una relación es una misión prácticamente imposible. No obstante, hay una clara señal que puede servirnos como indicador de que los celos se están convirtiendo en un problema, y es el hecho de que una de las partes note que los celos le impiden llevar una vida “normal” o lo que él o ella consideran “normal”, es decir, que los celos interfieran en su vida. El hecho de que tengamos que cambiar nuestro modo de comportarnos puede ser un indicador de que algo empieza a no ir bien.

Los celos en las redes sociales

Los problemas de celos son un clásico, no son nada nuevo, lo que sí es relativamente nuevo es compartir públicamente nuestras vidas, y es que con las redes sociales los problemas de celos han evolucionado a otro nivel.

Diversos estudios han demostrado que desde la llegada de las redes sociales cada vez hay más parejas sufriendo graves crisis por motivos de celos llegando incluso al divorcio o ruptura, y es que como dice la frase: Ojos que no ven, Facebook que te lo cuenta. Algunos de los detonantes de las discusiones de pareja son las “amistades” en facebook con parejas anteriores o personas que puedan suponer una amenaza en la relación, comentarios o likes       en fotos de facebook o Instagram y conversaciones de whatsapp entre otras.

Pero, ¿qué ocurre con los celos hacia exparejas?

nuriprinciGracias a las redes sociales ahora no sólo te enteras de todo lo que hace tu pareja, sino que además te enteras de todo lo que hace después de haber roto la relación. Romper una relación en estos tiempos es mucho más complicado que hace años. Antes rompías, cada uno seguía su camino y puede que no os volvierais a ver en años. Hoy en día tienes que

cambiar tu estado en Facebook, y seguir viendo todo lo que dice y hace. Ante esta situación hay mucho debate. Los hay que opinan que es mejor eliminar de tus redes sociales a tu ex para que puedas seguir adelante, como se hacía antes, y los hay que creen que es mejor no eliminarlo para así asimilar la realidad. Es por este debate por el que Mark Zuckerberg ha habilitado una nueva herramienta en la que podrás configurar una ruptura sentimental limitando las publicaciones y notificaciones de tu ex sin necesidad de eliminarlo.

¿Qué puedo hacer si soy celoso?

A| Habla con tu pareja. Una buena comunicación con tu pareja es imprescindible para mantener una relación sana. Habla de cómo te sientes y no asumas nada sin preguntar primero.

B| Empatiza. Es importante saber ponerse en el lugar del otro. A nadie le gusta ser investigado constantemente. Si conoces y quieres a tu pareja sabrás que habrá un motivo por el que actúa como lo hace. No todo el mundo se comporta como lo haríamos nosotros y eso es algo que tenemos que aceptar.

nuri6C| No busques. Quien busca encuentra. Si nos esforzamos en encontrar algo, al final lo haremos, y no es porque haya mucho que encontrar, sino porque ya estamos predispuestos a encontrar el pequeño error que calme nuestra ansiedad y fundamente nuestros celos. Si quieres estar en paz disfruta de tu relación y olvídate de buscar las taras.

D| Comprométete. En su momento decidiste estar con tu pareja por diferentes motivos. Si decidimos compartir una relación con alguien debemos confiar en esa persona y actuar en consecuencia. Si no puedes evitar la tentación de preocuparte intenta distraer tu mente quedando con un/a amigo/a, viendo una peli, leyendo o haciendo deporte. En frío todo se ve más claro.


E| Respeta su privacidad.
Una relación sana es aquella en la que cada una de las partes tiene también su espacio personal dentro de la pareja. Respeta ese espacio y respeta sus secretos. Todos tenemos derecho a guardarnos cosas en la intimidad y eso no significa que haya algo que ocultar.

¿Qué puedo hacer si mi pareja es celosa?

nuri8A| Respeta tu privacidad. El primero que debe respetar su privacidad eres tú. No puedes esperar que tu pareja deje de invadir tu espacio si tú le sigues abriendo las puertas para evitar conflictos. Si te molesta dar demasiadas explicaciones no lo hagas, pero no empieces a ceder para explotar dentro de un tiempo.


B| Habla con tu pareja.
De la misma manera que el que sufre celos debe hablarlo con su pareja, el que sufre los celos de su pareja debe hablarlo también. A menudo el celoso no se da cuenta de que está cruzando los límites, por eso es importante hacerle saber cuándo está comenzando a ser un problema, antes de que sea demasiado tarde.

nuriparejaC| Empatiza. Igualmente en este caso es importante saber ponerse en el lugar del otro. La persona celosa no ha elegido sentirse así, y puede que tú puedas ayudarle. No es necesario que cambies tu forma de actuar, pero si hay cosas que te puedes ahorrar, hazlo.

D| Estableced límites. Es importante que entre los dos se establezcan una serie de límites que estáis dispuestos a respetar. De la misma manera que el celoso debe esforzarse y respetar las acciones de su pareja, el otro debe respetar también y no someter a más presión de la necesaria. En las relaciones todos ceden un poco para llegar a un punto intermedio, y en temas de celos también.

nuri9Recuerda que los celos no son una señal de amor necesariamente. Son una reacción irracional que si se nos va de las manos puede envenenar nuestra relación de una manera irreversible. Para tener una relación de pareja saludable es imprescindible confiar en el otro.

Nuria Perez de Ziriza publica de manera mensual en nuestra web. Nuria es Psicóloga por la Universidad de Valencia y Especialista en Terapia Cognitivo-conductual, actualmente trabaja en atención psicológica en el ámbito privado. Puedes conocer más accediendo en su enlace.
Si te ha interesado este artículo, no te pierdas ¿Cómo superar la fobia social?3 Consejos para hablar en público: Cómo diferenciarte

La obligación postmoderna de la felicidad

También te puede interesar:

 

Felicidad plástica

La industria de la felicidad se ha convertido en uno de los negocios con más éxito y beneficios en la actualidad (libros de autoayuda, audios, etc.). Nos plantean que si no estás feliz con tu vida debes buscar todos los medios físicos posibles para ser feliz de forma rápida y programada; que si no eres feliz, no eres nadie en esta vida, no cumplirás tus metas y serás un ser marginal.

Es importante saber que la tristeza o la frustración son una parte sustancial para que se pueda desarrollar la felicidad, son complementarios y siempre están en interacción. Es la constante batalla de la condición humana.

La interacción entre  tristeza y  felicidad es de vital importancia para el ser humano, ya que nos enseña que el presente es lo que importa, que hay que darle significado tanto a las malas vivencias como a las buenas y que hay aprovechar al máximo cada momento que nos dé esa felicidad, que para cada persona es una cosa totalmente distinta.

La felicidad debería ser un estado de paz y autoconocimiento por el que pasan también la tristeza o la ira, aceptándose como partes de la vida y a veces hasta de sacrificio voluntario.

Yo te vendo felicidad, tú me la compras

felicidadLa presión del mundo capitalista conspira para que busquemos la felicidad como la aspiración más importante en nuestra existencia. Fuera de este sistema nos encontraremos ante un desierto de desesperación, pero dentro, el mejor de los mundos posibles.

Se administra la vida de los individuos para proporcionales una vida agradable en un mercado que puede ofrecerles todo tipo de satisfacciones para sus demandas. Se convierten en clientes y objetos pasivos de deseo de un sistema, que los manipula para gestionarles una vida “sana”.

El holograma de la felicidad

La concepción que tenemos de la felicidad es una vaga ilusión que nos impide realizarnos plenamente, ya que nos induce a no aceptar o ser totalmente intolerantes al sufrimiento y la desdicha.

El filósofo Kant hace una descripción de la felicidad desde el punto de vista de la razón. La felicidad formaría parte de una ecuación dónde están involucradas la racionalidad, la moralidad y la “sagacidad”.

La sagacidad sería la habilidad para elegir los medios que nos permitirían conseguir la mayor cantidad posible de bienestar propio. También es un talento natural para detectar los más sutiles indicios por los cuales puede rastrearse la verdad. La verdad nos hace libres y la libertad es uno de los principios fundamentales de la felicidad.

“Realmente no queremos aquello que pensamos que deseamos”

Lacan nos dice que la felicidad se sustenta en la incapacidad o falta de disposición del sujeto para hacer frente plenamente a las consecuencias de su deseo: el precio de la felicidad es que el sujeto se queda atrapado en la inconsistencia de su deseo. En nuestra vida diaria, deseamos (o pretendemos desear) cosas que no deseamos realmente, de modo que, en último término, lo peor que nos puede ocurrir es que logremos los que oficialmente deseamos.

Esto quiere decir que disfrutamos del proceso que nos lleva a esa felicidad, cuando obtenemos aquello que deseábamos, constatamos tristemente que ya no nos satisface de la manera idílica que imaginábamos. Por tanto, intentamos constantemente evadir nuestra realidad para ser felices, sin tener en cuenta, que la felicidad está en todas partes y en ninguna en concreto; solo depende del sentido que le damos a nuestra realidad.

En el video Slavoj Zizek , ““Realmente no queremos aquello que pensamos que deseamos”.

Un mundo feliz

En la obra “Un mundo feliz” (Aldous Huxley), se presenta un mundo que no da cabida al azar, donde las personas se producen en serie, tienen garantizado el confort y la satisfacción de los únicos deseos que están condicionados a experimentar, pero donde se ha perdido la razón para vivir.HUXLEY

Se producen seres humanos, en el sentido industrial del término, en fábricas especializadas (centro de incubación y condicionamiento), donde cada uno tiene tareas especializadas asignadas y que son indispensables  para una sociedad obsesionada con la estabilidad.

Se trata de un mundo en el que reina la felicidad y el aparente bienestar. El sufrimiento se ha erradicado de la sociedad, pero ha sido a costa de la libertad individual.

La felicidad prefabricada, producto de una mentira que oculta la realidad y embrutece la razón humana:

La gente es feliz; tiene lo que desea, y nunca desea lo que no puede obtener. Está a gusto; está a salvo; nunca está enferma; no teme la muerte; ignora la pasión y la vejez; no hay padres ni madres que estorben; no hay esposas, ni hijos, ni amores excesivamente fuertes. Nuestros hombres están condicionados de modo que apenas pueden obrar de otro modo que como deben obrar.

Carecer de algunas de las cosas que uno desea, es condición indispensable de la felicidad.

Bertrand Russell

Beatriz Duran atiende en los despachos de Psicología y Comunicación. Un nuevo artículo que nos regala nuestra compañera Beatriz Durán, psicóloga clínica. Cada mes, Beatriz, escribe una brillante publicación para nuestra web. Si te ha interesado esta publicación, os recomendamos: “Adicción a internet, ¿Invención o afición patológica?” y “¿Cómo afrontar los problemas? Claves de la Resiliencia“.
Actualmente, Beatriz trabaja en su proyecto Humans Psicología, del que podéis saber más accediendo al enlace. También podéis encontrarla clicando en el siguiente enlace de facebook.

Beatriz Duran atiende en los despachos de Psicología y Comunicación.

.

Referencias bibliográficas

Huxley, Aldous (1932). Brave New World. Harper Collins Publishers. London, 1998.

Kant, Immanuel (1785). Fundamentación mentafísica de las costumbres. Ediciones: Alianza editorial. Madrid, 2012.

Zizek, Slavoj (2005). Bienvenidos al desierto de lo real. Ediciones: Akal. Madrid, 2007.

Relación de pareja en el trabajo ¿Cómo llevarlo?

El trabajo, es en definitiva, uno de los ambientes más comunes para propiciar relaciones amorosas porque la cantidad de tiempo que se comparte es significativa. La relación de pareja en el trabajo, ¿cómo llevarlo? Se dedican muchas horas a reuniones, cafés, fiestas y se conoce mucho de las características de otras persona, de sus conocimientos técnicos y de sus habilidades frente al día a día laboral y de cara a situaciones de estrés.

Involucrarse con alguien en el ambiente laboral, es decisión personal. Para llevar adelante una relación de pareja en el trabajo y dejarse llevar (o no) por el enamoramiento y comenzar una relación de pareja en el trabajo,  quizá vale la pena considerar los pros y contras.

También te puede interesar

Ventajas de tener una relación de pareja en el trabajo:

A| Genera una gran motivación, sobre todo al inicio de la relación, puede tener un efecto parecido a una “inyección” de productividad que resultará muy favorable para lograr objetivos de la empresa y hará aumentar el rendimiento individual. La relación de pareja puede ser una ayuda para conseguir mayor eficiencia.

B| Trabajar en la misma área, o parecida, aumenta la complicidad de “la pareja” y ayuda a cultivar gustos u objetivos en común.

C| Tienen mayor oportunidad de pasar tiempo unidos.


Desventajas
de tener una relación de pareja en el trabajo:

oficina 9A| El rol laboral y el rol de pareja podrían mezclarse dentro y fuera de la oficina, borrando el límite entre el trabajo y lo personal. Esto impide desconectar y altera las relaciones con el entorno. Si la pareja no está ajustada y no tiene habilidades para gestionarlo, puede  haber conflictos, que además pueden acentuarse si existe alguna relación jerárquica en el trabajo.

B| Si ambos están en la misma empresa y esta pasar por un buen momento, genial, pero si el escenario es el opuesto, puede afectar la economía de ambos. Es oportuno considerar si diversificar las entradas de dinero ayudaría a proteger el patrimonio conjunto.

C| Si se experimentan celos, infidelidad o cualquier otro conflicto, puede contaminar el clima laboral y si no se es  cuidadoso, puede haber una exposición de la intimidad y perder espacios privados frente a compañeros/as de trabajo, arriesgándose a opiniones poco oportunas.


Más elementos a considerar 
una relación de pareja en el trabajo:

relación de pareja en el trabajo Psicología y Comunicación Cursos#1 Si se trata de una relación recreativa y esporádica, es mejor llevarla con perfil bajo para evitar inconvenientes, si toma luego otro rumbo, ya entre ambos llegarán a un acuerdo sobre como comunicar vuestra relación de pareja a sus superiores y/o colegas.

#2 Los aspectos operativos del día a día, como lograr descansos en fechas comunes serían más difíciles (más no imposible)  y la organización de vacaciones o permisos deberá ser mas planificada y menos improvisada.

3# Si se rompe la relación de pareja y aún se comparte espacio laboral, toca sacar las herramientas personales para poder lidiar con la situación. Aunque claro.. esto depende de las causas de la ruptura.

Una vez decides que quieres tener una relación de pareja en el trabajo

relación de pareja en el trabajoEl papel de RRHH

No existe ley que prohíba a 2 personas que trabajen en una misma empresa, establecer relaciones afectivas, porque esto vulnera el derecho a la intimidad que tiene los/as trabajadores/as.

Algunas empresas, consideran que si la relación de pareja en el trabajo es responsable y adulta, traerá mejor clima laboral, pues sus empleados/as se sienten a gusto allí y son más eficaces. Otras empresas, una vez reconocida la relación afectiva,  pueden intentar tomar medidas, como por ejemplo, realizar cambios o ajustes reubicando a alguno de los empleados/as sin que ello, afecte su estatus y sueldo.

Es también conocido, que ciertas empresas tienen códigos internos por escrito para tratar de evitar relaciones de pareja cuando hay diferencias jerárquicas e impedir así que fluya información confidencial. Aun cuando esto es difícil y poco realista, esta medida  es justificada para la compañía como un intento  de no generar situaciones de favoritismo, sospechas, chismes, etc. y que ello afecte negativamente el ambiente de trabajo.

Otro escenario, (muy común)  es que la empresa no contemple  ninguna política y se haga la “vista gorda” a las relaciones entre su personal. Suele estar rodeado de comentarios de pasillo hasta que la relación se estabilice. Una vez más, llevar la relación con cautela puede ser de ayuda

Gestión del “romance”

Informarse del protocolo de acción de la empresa  o de casos anteriores frente a estas relaciones de pareja.

Si la relación se estabiliza y se comparte mucho tiempo con esa persona, es adecuado cuidar la dinámica de pareja para no desgastarla, buscando actividades que les diviertan a ambos, creando espacios individuales y tratando así de alejar la rutina.

De igual forma, mantener cada espacio resguardado, es decir, salvo excepciones, evitar hablar de preocupaciones laborales en casa y al revés para no agobiar al otro y mantener la salud de la comunicación de pareja.

Si se tiene una relación de pareja, con relación de pareja en el trabajo, y se decide seguir adelante con una extra, una vez más, es importante la prudencia para que no existen situaciones incómodas, vergonzosas o dolorosas a futuro.

Datos de interés

Un estudio llamado:  “Women’s Experiences With Feelings and Attractions for Someone Outside Their Primary Relationship”, publicado en el Sex & Marital Therapy  reveló que:

  • El 22% de las mujeres con pareja estable suele sentir atracción por un colega de la oficina.
  • El 33,8% afirma que tontear en el trabajo no afecta su relación de pareja y
  • El 15% asegura que el coqueteo  mientras trabaja, aumenta el deseo por su pareja.

michelaEntonces… Te animas?

No olvides compartir el artículo si te ha gustado, y contarme tu opinión a través del tablón, o por medio de mis redes sociales:

Twitter Contact: @michelaguarente

Facebook Contact: Michela Guarente Sexologa